miércoles, 20 de noviembre de 2019

NO CONSTRUYAS UNA TORRE DE BABEL PARA ACERCARTE AL PADRE


Predica; 11 de AGOSTO de 2019
NO CONSTRUYAS UNA TORRE DE BABEL PARA ACERCARTE AL PADRE
Muchos construimos torres como la Torre de Babel, para gloria personal. A Jehová Dios, no Lo invitamos para que Él sea el constructor de nuestros sueños y proyectos en la vida. (Salmos 127:1-2) “1 Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia. 2 Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar, y que comáis pan de dolores; Pues que a su amado dará Dios el sueño”. Lo que Jehová Dios, nuestro Padre Celestial, construye es hermoso, lo que nosotros hacemos es un caos. ¿Sabes por qué tantos trabajan en la vida en vano? ¿Por qué tantos se esfuerzan en vano? ¿Sabes por qué a muchos su salario se les va en saco roto? ¿Sabes por qué muchos viven sin descansar en la vida? Porque terminamos siendo esclavos de nuestros proyectos, si los proyectos que hacemos en la vida y lo que emprendemos está en el corazón y el diseño de Jehová Dios, esto significa que nosotros somos sus trabajadores y Jehová Dios, es el Arquitecto. Si hacemos esto significa que son proyectos para honrarlo a Él. Y si son proyectos para Su GLORIA, Lo honraremos con nuestras primicias. (Proverbios 3:9,10) “9 Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; 10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto”. En nuestros proyectos se reflejará Su Gloria y no la mía. Lo honramos con lo que hacemos, no somos esclavos de los proyectos, ni nos hacemos matar por los proyectos. De esta manera No trabajaré en vano, viviré con sentido de logro y satisfacción en la vida. Siempre tengo que recordar que No son mis proyectos sino Sus proyectos y esto produce descanso. Sueño y descanso es el regalo que Dios da a Sus amados que construyen, emprenden y levantan proyectos para la gloria de Él. Que tu casa, tu trabajo y tus proyectos reflejen el Arquitecto del Universo para que así, experimentes el descanso y la libertad que produce edificar con Jehová Dios.
Tengo la seguridad gracias al discernimiento que nuestro Padre Celestial me ha dado que todos tenemos, uno o más familiares muy cercanos, tan cercanos que pudieran ser nuestros padres, esposo, esposa o hijos que se resisten a no tener a Jehová Dios comoAMO”, porque ellos quieren gobernarse a sí mismos, por lo tanto, han levantado murallas fortificadas alrededor de sus vidas, veamos este mismo ejemplo en el pueblo de Jericó. Jericó se encerró poderosamente fortificada por la técnica y la naturaleza. Así de necios eran y endurecieron el corazón para destrucción de ellos; Es el caso miserable de todos los que se hacen los fuertes contra el Todopoderoso: (Josué 6:1) “Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; Nadie entraba ni salía”. El Libro de Josué hace un trabajo maravilloso retrato de nuestras batallas espirituales con realidades físicas. Jehová Dios decide que Israel sea el amo y pronto. No había que hacer preparativos bélicos. Por el método nada corriente de dar vueltas alrededor de la ciudad, Jehová Dios honró el arca como símbolo de su PRESENCIA, y demostró que todas las victorias eran suyas. En esta batalla que estás pasando en este momento es importante, porque todos están mirando. Los demonios miran para ver si serás derrotado. Como león rugiente el diablo está esperando para que tú le des la oportunidad para destruirte. El mundo mira, y del resultado de tus acciones otros se pueden salvar. Aunque pienses que a la gente del mundo no le importan los resultados de tu fe, ellos están mirando para ver si tu Dios es Poderoso. Los Ángeles del cielo miran, están a la expectativa de que va hacer Jehová Dios con la creación que más ama, cada uno de nosotros su nuevo pueblo. Porque tú eres una importante parte del PLAN Celestial. Vamos a ver que nos dice nuestro padre Celestial en: (Números 14:8,9) “8 Si Jehová se agradare de nosotros, EL nos llevara a esta tierra, y nos la entregara; Tierra que fluye leche y miel. 9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; Porque nosotros los comeremos como pan; Su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros esta Jehová; NO los temáis”. Aunque tu hermano o hermana no lo puedas entender en este momento, Dios tiene un PLAN Perfecto de victoria para sus vidas. Así nuestro Dios tubo un plan perfecto de victoria para el pueblo que conducía Moisés en el desierto. Pero todo lo que hablaba Jehová Dios por medio de Moisés, les provocaba más enojo e ira: (Números 14:10-12) “10 Entonces toda la multitud habló de apedrearlos. Pero la Gloria de Jehová se mostró en el tabernáculo de reunión a todos los hijos de Israel, 11 y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo me ha de irritar este pueblo? ¿Hasta cuándo no me creerán, con todas las señales que he hecho en medio de ellos? 12 Yo los heriré de mortandad y los destruiré, y a ti te pondré sobre gente más grande y más fuerte que ellos”. Y también tus familiares más cercanos quisieran apedrearte; Cuantas veces tus mismos hijos, o tu esposo o esposa, llenos de ira te dicen que ya no les hables tanto de Dios. Lo más importante no perder la fe en Dios y reconocer contra quien es nuestra guerra. (2 Corintios 10:3-5) “3 Pues, aunque andamos en la carne, NO militamos según la carne; 4 Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el Conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”. La guerra no es contra una persona. No es a la persona a la que tenemos que destruir. Las batallas espirituales se luchan en cielo. (Efesios 1:17-23) “17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de Gloria, os de espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de ÉL, 18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cual es la esperanza a que ÉL os ha llamado, y cuales las riquezas de la Gloria de su herencia en los santos, 19 y cual la Supereminente Grandeza de su PODER para con nosotros los que creemos, según la operación del Poder de su Fuerza, 20 la cual opero en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, 21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no solo en este siglo, sino también en el venidero; 22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo”. Cuando meditamos en Él, ora, busca Sabiduría Celestial en su Presencia, los problemas se van cayendo. Cuando realizamos una guerra espiritual delante de quien nos encontramos el poder se empieza a manifestar, y no hay principado que pueda seguir peleando contra ti. Debemos ver nuestra batalla del punto de vista del cielo. (Efesios 3:20) “Y a Aquel que es Poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros”. Si dependiéramos de nuestra sabiduría, poco seria lo que podría deducir y planear. Pero cuando nos acercamos por medio de la oración, y saber que estamos juntamente con Jesucristo sentados en LUGARES CELESTIALES y entonces le estoy dando lugar para que su grandeza se mueva a mí alrededor, entonces ¿Podrá acaso alguna cosa resistirse a su fuerza y sabiduría? (Efesios 2:4-9) “4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por Gracia sois salvos), 6 y juntamente con EL nos resucito, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes Riquezas de su Gracia en su Bondad para con nosotros en Cristo Jesús. 8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; Y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 NO por obras, para que nadie se glorié”. Si dependiéramos de nuestras fuerzas para hacer las cosas, muy poco seria lo que podríamos hacer. Lo importante de esta predicación es saber cómo derribar las barreras y murallas fortificadas de nuestros familiares cercanos. Por esta razón volvamos al ejemplo de Jericó y la vida de Josué. Los israelitas han obedecido hasta este punto todo lo que Jehová Dios les ha mandado, se han mostrado obedientes, por ello han cruzado el rio Jordán. Ahora, deben enfrentar la primera ciudad Jericó, una ciudad amurallada, según las Sagradas Escrituras: (Josué 24:11) Pasasteis el Jordán, y vinisteis a Jericó, y los moradores de Jericó pelearon contra vosotros: los amorreos, ferezeos, cananeos, heteos, gergeseos, heveos y jebuseos, y YO los entregué en vuestras manos”. Llena de refuerzos ¿Cómo es que llegaron a vencer? Vencieron porque, tenían un Capitán: (Josué 5:13–15) “13 Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un Varón que estaba delante de él, el cual tenía una Espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia ÉL, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos? 14 El respondió: No; Mas como Príncipe del Ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; Y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo? 15 Y el Príncipe del Ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo”. No olvidemos el encuentro de Josué y el Príncipe del Ejército de Jehová quien según sus mismas palabras venía a tomar el mando del ejército. Está en realidad fue la clave de la victoria, el compañero de guerra que tenían. Mientras que Jehová Dios por medio de Jesucristo, este de nuestra parte ¿Quién contra nosotros? Sin embargo, no es solo tener Jehová Dios de nuestra parte, puede que tengamos a nuestro Padre Celestial, en nuestro equipo, pero si no hacemos otras cosas, perderemos muchas batallas. Por favor hermanos este es un ejemplo para que cada uno de nosotros aprendamos de este ejemplo, cómo luchar a favor de nuestros familiares que quieren gobernarse solos y han levantado murallas muy fuertes a su alrededor, que no admiten nada de nuestro Dios, como el pueblo de Jericó, pero aprendamos del pueblo que dirigía Josué, ellos tenían una Palabra de promesa a la cual depositaron toda su fe: (Josué 6:2-6) “2 Mas Jehová dijo a Josué: Mira, YO he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra. 3 Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días. 4 Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; Y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas. 5 Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; Entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante. 6 Llamando, pues, Josué hijo de Nun a los sacerdotes, les dijo: Llevad el ARCA del PACTO, y siete sacerdotes lleven bocinas de cuerno de carnero delante del ARCA de Jehová”. Jesucristo, El Príncipe del Ejército de Jehová habla a Josué sobre una acción que ya ha sido realizada y es la conquista de Jericó. Jehová Dios ya le ha entregado Jericó en sus manos, esto es una promesa. En Las Sagradas Escrituras contienen promesas como estas para nosotros, y están allí con el propósito de ayudarnos a sobreponernos a las situaciones que se nos presenten, aun cuando visiblemente vemos que hay murallas en nuestros familiares más cercanos, y están allí para darnos esperanza, consuelo y fe. No solo habían promesas sino también instrucciones, la estrategia de guerra, esta consistía en que: Tanto el ejército como los sacerdotes con el Arca en medio debían dar una vuelta a la ciudad durante 6 días, al séptimo día darían siete vueltas y después de oír sonar las trompetas ellos gritarían, de este modo la ciudad les sería entregada. Este Plan es Perfecto, notemos que: Son siete días, al séptimo día, siete sacerdotes, siete trompetas. El siete es el número de la perfección, de lo completo y tal número abunda en la estrategia. Otra cosa que tenemos que aprender es que ellos a pesar que era quizás muy absurdo par los que observaban, pero para ellos era su muy segura Esperanza: (1 Corintios 2:14) “Pero el hombre natural NO percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y NO las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”. Así que el pueblo de Dios que dirigía Josué, TENÍAN OBEDIENCIA: (Josué 6:8–20)8 Y así que Josué hubo hablado al pueblo, los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, pasaron delante del arca de Jehová, y tocaron las bocinas; y EL Arca del Pacto de Jehová los seguía. 9 Y los hombres armados iban delante de los sacerdotes que tocaban las bocinas, y la retaguardia iba tras el Arca, mientras las bocinas sonaban continuamente. 10 Y Josué mandó al pueblo, diciendo: Vosotros no gritaréis, ni se oirá vuestra voz, ni saldrá palabra de vuestra boca, hasta el día que yo os diga: Gritad; Entonces gritaréis. 11 Así que él hizo que el Arca de Jehová diera una vuelta alrededor de la ciudad, y volvieron luego al campamento, y allí pasaron la noche. 12 Y Josué se levantó de mañana, y los sacerdotes tomaron el Arca de Jehová. 13 Y los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, fueron delante del Arca de Jehová, andando siempre y tocando las bocinas; y los hombres armados iban delante de ellos, y la retaguardia iba tras el Arca de Jehová, mientras las bocinas tocaban continuamente. 14 Así dieron otra vuelta a la ciudad el segundo día, y volvieron al campamento; y de esta manera hicieron durante seis días. 15 Al séptimo día se levantaron al despuntar el alba, y dieron vuelta a la ciudad de la misma manera siete veces; Solamente este día dieron vuelta alrededor de ella siete veces. 16 Y cuando los sacerdotes tocaron las bocinas la séptima vez, Josué dijo al pueblo: Gritad, porque Jehová os ha entregado la ciudad. 17 Y será la ciudad anatema a Jehová, con todas las cosas que están en ella; Solamente Rahab la ramera vivirá, con todos los que estén en casa con ella, por cuanto escondió a los mensajeros que enviamos. 18 Pero vosotros guardaos del anatema; Ni toquéis, ni toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel, y lo turbéis. 19 Mas toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová. 20 Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó.  El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron”. En estos versículos se nos muestra la OBEDIENCIA de los israelitas, si leemos nos damos cuenta que ellos hicieron todo tal cual lo ordeno Jehová Dios.
Debemos buscar las directrices de Dios, pues Él dijo yo entregado a Jericó con sus varones de guerra. Primero Josué era un joven hijo de Nun y servidor de Jehová, bajo la cobertura de Moisés, fue preparado y preparado. Moisés tuvo hijos, pero Josué no fue un hijo de Moisés que salió; Ser hijo de líder no asegura nada, es un privilegio, pero no garantiza nada. Los Josué surgen de procesos, si le has sido fiel a Dios en lo poco en lo mucho te pondrá, a veces queremos vino nuevo, pero somos odre viejo, el vino nuevo se tiene que poner en odre nuevo; pidámosle eso a Jehová Dios que nos haga odre nuevo. ENTONCES SE MUERE MOISÉS Y QUEDA JOSUÉ COMO SUCESOR. (Josué 1:2) Mi siervo Moisés ha muerto; Ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que YO les doy a los hijos de Israel”. Oigamos como habla Jehová Dios, y aprendamos el idioma de Dios, (Rom 4:17) “(como está Escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes). delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen”. Una de las cosas importantes es la comunicación, aprendamos como habla Dios. (Josué 1:3) “Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie”. Jehová Dios dice  YO he entregado, no dice entregaré, EL llama las cosas como si fuesen, Ya Dios tenía la promesa dada; Dios no habla en futuro, en ese instante Josué no tenía bajo sus pies la tierra prometida,  pero si la promesa es dad y cuando creemos en la promesa de Dios el futuro se nos vuelve presente, porque Dios es el mismo de ayer, de hoy y de siempre, y allí es cuando uno vive en el tiempo de Dios;  Él dice les entregué a Jericó, a su rey, porque toda Jericó tiene una potestad, un principado que les ayuda, pero a nosotros ya nos entregaron la victoria de Cristo, porque en la Cruz del Calvario anuló cartas o decretos contrarios contra nosotros. Aquí viene algo importante, Josué se perfilaba a ser el sucesor, pero Josué no se colocó en el lugar, sino que el espero que Dios lo llamara, ni aun Jesús se llamó a sí mismo, El espero que el Padre lo llamara y le dijera mi Hijo eres Tú. Esto no es asunto del que tenga más cualidades, del que más corre sino es asunto del que Dios tiene misericordia. ¿Dios le sigue diciendo que sigan a la tierra que YO les doy a los hijos de Israel, aquí habla Dios en presente, hay gente que habla del pasado y se quedan en el pasado anhelando las condiciones del pasado, pregúntese en qué idioma habla usted?  o ¿en qué idioma piensas? hay personas que se quedan viendo el pasado y estancados en los errores del ayer y de otros. Jehová Dios entonces dice a Josué que entrego todo lo que pise la planta de los pies, pero no es en la carne, es que ya Dios te dio una promesa. (Josué 1:5,6)5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; Como estuve con Moisés, estaré contigo; NO te dejaré, ni te desampararé. 6 Esfuérzate y sé valiente; Porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos”. La promesa anterior era para todo el pueblo; Pero esta era personal. Dios da promesas personales, aquí Dios ha dado promesas que levantara mujeres y hombres para predicar en muchos lugares. Jehová Dios dice como estuve con Moisés, eso quiere decir que la promesa que dio a nuestros antecesores se traslada si continuas en la línea, pero no se quedó Josué sin hacer nada, sino que Jehová Dios le dijo esfuérzate y se valiente, Josué era valiente, pero Dios le dice que se esfuerce y sea valiente. El esfuerzo nuestro va a ser de bendición para otros, cuando nos esforzamos en lo que Dios nos ha dado no es solo para nosotros, es para los que están alrededor nuestro. (Josué 1:7) “Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; NO te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas”. Hay una valentía para enfrentarnos a un mundo que le está diciendo a lo malo bueno: (Isaías 5:20-25)20 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! 21 ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos! 22 ¡Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida; 23 los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho! 24 Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel. 25 Por esta causa se encendió el furor de Jehová contra su pueblo, y extendió contra él su mano, y le hirió; y se estremecieron los montes, y sus cadáveres fueron arrojados en medio de las calles. Con todo esto no ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida”. Están en lamentable condición los que cometen pecado y se ejercitan en gratificar sus lujurias viles. Son osados en el pecado y andan tras sus propias lujurias; con burla llaman a Dios el Santo de Israel. Confunden y descartan las distinciones entre el bien y el mal. Prefieren sus propios razonamientos a las revelaciones divinas; Sus propios inventos a los consejos y mandamientos de Dios.
Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor Preciado. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).

No hay comentarios.: