martes, 8 de enero de 2019

LAS ACTITUDES DEL CRISTIANO FRENTE A LAS SITUACIONES CRÍTICAS DE LA VIDA

Predica; 06 de Enero de 2019
LAS ACTITUDES DEL CRISTIANO FRENTE A LAS SITUACIONES CRÍTICAS DE LA VIDA
Enfocando las cargas. la tragedia, la ansiedad y la angustia para que a pesar de todo le demos la Gloria de Dios. Sería importante que tengas en tu mano las Sagradas Escrituras, así podrá seguir en cada versículo de las Sagradas Escrituras, el desarrollo de esta predicación para que tengas una comprensión mejor de la misma. ¡Ay Dios mío! ¡¿Dónde está Dios, en mi momento de ansiedad y angustia?! Esta es una exclamación y una pregunta que quizás, casi todos, nos hemos planteado en algún momento de nuestra vida ante situaciones y presiones internas en las que sentimos intensa carga, ansiedad y angustia: (Mateo 11:28 al 30)28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y YO os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de MÍ, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”. Suele suceder que el nivel de intensidad con el que nos afecta la ansiedad y la angustia depende más de la consideración y el valor que nosotros le damos a una situación que del significado y el valor que realmente tiene: (1 Pedro 5:7 al 10) 7 echando toda vuestra ansiedad sobre ÉL, porque ÉL tiene cuidado de vosotros. 8 Sed sobrios, y velad; Porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 10 Mas el Dios de toda Gracia, que nos llamó a su Gloria Eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, ÉL mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca”. Lo que quiero decir es que nosotros mismos, la mayoría de las veces, somos los que magnificamos el sufrimiento, la ansiedad y la angustia que sentimos, porque la situación que consideramos y valoramos como causante de tales sentimientos no tiene realmente la importancia o el enfoque que nosotros le damos.

Vemos ejemplos en las Sagradas Escrituras, muchas personas solo se acuerdan de que Dios existe cuando están en problemas y claman y le piden a Dios cuando confrontan su fragilidad y limitación ante situaciones tan graves y dramáticas como es la enfermedad y la muerte, también podemos oír muchas veces decir pues ahora no nos queda otra más que orar…!!! Tal es el ejemplo que nuestro Padre Celestial usa para nuestras vidas, por medio de la vida de Job: (Job 4:5)Más ahora que el mal ha venido sobre ti, te desalientas; Y cuando ha llegado hasta ti, te turbas”. Y en este otro ejemplo en el capítulo nueve, Job 9:16 al 35, donde Job expresa su pequeñez e insignificancia con relación a la Majestuosidad y Poder de Dios. Ahora abramos el Libro de: (Salmo 22:1) “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?”; (Salmo 69:1 al 3) 1 Sálvame, oh Dios, porque las aguas han entrado hasta el alma. 2 Estoy hundido en cieno profundo, donde no puedo hacer pie; He venido a abismos de aguas, y la corriente me ha anegado. 3 Cansado estoy de llamar; Mi garganta se ha enronquecido; Han desfallecido mis ojos esperando a mi Dios. Este planteamiento se fundamenta en una realidad central; El creyente tiene que interiorizar en su conciencia que Jehová Dios, como nuestro Padre Celestial se interesa en ayudarnos a solucionar nuestras situaciones difíciles de la vida. Para la persona no creyente, quizás esta afirmación no sea considerada como unarealidaden su vida, sin embargo, no deja de seruna posibilidadque tiene aún por descubrir y que más adelante pueda constituirse también enrealidad centralparea su vida. De hecho, así ha sucedido para muchas otras personas, en un momento de su vida no creyentes ni esperanzadas en el amor y el Poder de Dios, que viéndose ante su debilidad e impotencia por solucionar sus situaciones críticas han confiado en Dios como último recurso, por ejemplo: Los apóstoles se veían impotentes para alimentar a la muchedumbre que seguían a Jesús y a ellos y quedaron asombrados ante la misericordia y el Poder de Jesús, por ejemplo cuando le trajeron al paralítico que fue llevado por sus amigos ante Jesús para ser sanado, etc.: (Mateo 14:14) “Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos”. Además, con esta exposición, se pretende aprender y Enseñar a superar las dificultades y las presiones que tenemos en la vida, guiado por los principios de la Palabra de Dios, en las Sagradas Escrituras.

La situación crítica que la familia de Lázaro, tuvo que afrontar, que no deja de ser muy cotidiana hoy en día, quizás sea una de las tragedias que más nos espantan y que más nos hacen sufrir cuando nos toca vivirla, y que muy pocos pueden evitar el tener que afrontarla tarde que temprano. Una de las cosas más importantes en estas situaciones es controlar y enfocar nuestro sufrimiento y nuestra ansiedad de forma positiva: (Juan 11:1,3,4) “1 Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana. 3 Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo. 4 Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la Gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea Glorificado por ella”. Como puede ser cualquier otra circunstancia en la vida que nos produce angustia y ansiedad, quizás sea la enfermedad, propia o la de nuestra familia, una de las que mayor sufrimiento nos produce y mayor desequilibrio emocional nos proyecta, sobre todo cuando se trata de una enfermedad terminal y nos anuncia la llegada de una muerte más o menos próxima. La inquietud y el desasosiego que se produce en nosotros, nos induce a enfocar nuestro pensamiento, de forma compulsiva, hacia el “objeto” productor de tal ansiedad (en este caso, la enfermedad y la muerte), no permitiéndonos ver más allá de lo que significa “sentir sufrimiento y angustia”.

Esto es lo que nos pasa a la mayoría de nosotros; Ante estas situaciones solamente vemos nuestra situación de angustia, y esto nos impide ver con claridad los propósitos de Dios. Porque Jesús veía el propósito de Dios en la situación de Lázaro más allá de la enfermedad y la muerte. Jesús sabía que la situación de Lázaro tenía el propósito de manifestar “la Gloria de Dios”, porque era el preludio de su propia “resurrección”. Jesús no se estaba refiriendo a la muerte física, que tanto atormentaban a las hermanas de Lázaro, se estaba refiriendo a la muerte como algo final y definitivo, luego Jesús diría; “Lázaro, duerme”, dejando constancia de que en Jesús la muerte es transitoria (yo diría cualquier tipo de circunstancia que nos produce aflicción, angustia y ansiedad extrema): (1 Tesalonicenses 4:13,14) “13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen Esperanza. 14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en ÉL”. Así como creemos que Jesús murió y resucitó, así también creemos que Dios resucitará juntamente con Cristo Jesús a los que murieron creyendo ÉL. Y en (1 Corintios 15:51) “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; Pero todos seremos transformados”. Esto no quiere decir que sea fácil para nosotros, ya que entre otras cosas no tenemos la capacidad de Jesús para prever el futuro, pero sí viene a enseñarnos que en las situaciones de angustia dolor, hay más enfoques y formas de interpretarlas, y no solo la del sufrimiento y la ansiedad. Y que, como hijos de Dios que somos y que puedes ser si quieres y depositas tu fe en Él, debemos estar seguros y confiar que para nuestra vida, se encuentre en la situación que se encuentre, Dios mira nuestra condición de otra manera y con otro enfoque al nuestro. Dios siempre tiene un propósito que es el que hay que buscar y enfocar nuestra atención y esperanza en las situaciones de crisis. Una vez que hemos controlado nuestra propia zozobra, necesitamos aprender a manejar el amor en las presiones y conflictos. Para el desarrollo de este punto, vamos a seguir leyendo en (Juan 11:2 y 5) “2 (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos. 5 Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro”. En medio de los momentos más turbulentos y angustiosos, como los que pueden ser una enfermedad terminal, no existe un recurso o un consuelo mayor, tanto para los que la sufren como para la familia que se conduelen con el enfermo, que el del amor.

La familia de Lázaro y Jesús vivían un amor que hacía posible superar aquella situación tan trágica para ellos; Sabemos que Marta se desvivía por atender y disponer todo para que Jesús estuviera confortable (Lucas 10:40) “Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude”. Por su parte Jesús amaba a esta familia hasta el punto de arriesgar su vida para atender sus necesidades: (Juan 11:7,8) “7 Luego, después de esto, dijo a los discípulos: Vamos a Judea otra vez. 8 Le dijeron los discípulos: Rabí, ahora procuraban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá?”. Incluso sólo nuestra presencia vale más que nuestras palabras cuando lo único que podemos hacer es estar con ellos, tomar sus manos y aún compadecernos con ellos y con ello le habremos confirmado que les amamos y compartimos su sufrimiento de verdad. (Juan 11:31,33)31 Entonces los judíos que estaban en casa con ella y la consolaban, cuando vieron que María se había levantado de prisa y había salido, la siguieron, diciendo: Va al sepulcro a llorar allí. 33 Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió”. Es importante para el manejo de estas situaciones descubrir la comprensión de Jesús: (Juan 11:38) “Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima”. Un aspecto que siempre debemos tener en cuenta cuando nos encontramos en situaciones críticas y sufriendo tanto, es que Jesucristo nos comprende. Jesucristo comprende y sabe lo que estamos sufriendo cuando afrontamos la enfermedad y la muerte, o cualquier otra circunstancia crítica en nuestra vida, esto nos ha de llenar de gozo y tranquilidad saber que nuestro Salvador, el único que puede obrar en estas situaciones, nos va a asistir de acuerdo a la realidad de nuestro sufrimiento.

Cuando se llega a este punto, se experimenta el Poder de Jesucristo: (Juan 11:39 al 44)39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días. 40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la Gloria de Dios? 41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. 42 Yo sabía que siempre me oyes; Pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. 43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! 44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir”. En la respuesta que Jesús da a Marta y en la manera que el resucitó a Lázaro hay dos principios profundos que servirán a las personas que estén llevando el peso de grandes aflicciones:
LA NECESIDAD DE CREER. (v40) Jesús mismo, le dice a Marta que es necesario creer para ver la Gloria de Dios. Y Jesús se estaba refiriendo a un cumplimiento pronto e inmediato de las promesas que anteriormente le había hecho (Juan 11:25) “Le dijo Jesús: Yo Soy la resurrección y la vida; El que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá”. Y, lo que es más importante, a la promesa de la “vida eterna” (Juan 11:26) “Y todo aquel que vive y cree en Mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?”. Lo que Jesús le dijo a Marta y nos dice a nosotros es que la Gloria de Dios se manifiesta y se siente en cualquier momento, al percibir su Presencia y acción en nuestras vidas; Pero hay un sentido especial por el cual se ve la Gloria de Dios, y es cuando nos aproximamos a cualquier aspecto de la resurrección (Romanos 6:4) “Porque somos sepultados juntamente con Él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la Gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva”, o a su victoria final sobre la muerte (Romanos 8:17,18)17 Y si hijos, también herederos; Herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con Él, para que juntamente con Él seamos glorificados. 18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse”, o sobre satanás (Apocalipsis 19:1 al 7) “1 Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro; 2 Porque sus juicios son Verdaderos y Justos; Pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella. 3 Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos. 4 Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya! 5 Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes. 6 Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina! 7 Gocémonos y alegrémonos y démosle Gloria; Porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado”.

Si podemos creer que Jesucristo está actuando y no está lejos de nosotros cuando pasamos aflicciones, podemos esperar bendiciones que sólo vienen a aquellos que ponen su esperanza en Dios (Job 19:25 al 27) 25 Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; 26 Y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios; 27 Al cual veré por mí mismo, y mis ojos lo verán, y no otro, aunque mi corazón desfallece dentro de mí”. (1 Pedro 1:3 al 9) 3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 5 que sois guardados por el Poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. 6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, 8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; 9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas”.

LA NECESIDAD DE ORAR. Orar a Dios es lo mejor que podemos hacer en situaciones críticas. (Juan 11:41,42)41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. 42 Yo sabía que siempre me oyes; Pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado”. Jesús en esta situación tan trágica ante la tumba de Lázaro lo hizo (v: 41) con la seguridad, de antemano de que Dios le iba a oír, por lo que le dio gracias. Esta misma confianza la tenía Marta (Juan 11:22) “Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará”.

Lo más apropiado en situaciones de ansiedad y aflicción es orar a Dios y esperar de ÉL, el alivio y ayuda en él, Salmo 34 (nos habla de las evidencias de la bondad de Jehová). Sin embargo, siguiendo el ejemplo de Jesucristo no debemos esperar a que nos sobrevenga la crisis para comenzar a establecer una relación de intimidad y confianza con Jehová Dios, como nuestro Padre Celestial, sino mantenernos en comunión con ÉL, para que en medio de la crisis la angustia y la ansiedad no nos confundan y enfríen nuestra confianza y esperanza en su manera de actuar para con nosotros.

El (Salmo 32:6,7) “6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado;
Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él. 7 Tú eres mi refugio; Me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás. Selah=(Siempre)”.


Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Raúl. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).

martes, 1 de enero de 2019

LAS SAGRADAS ESCRITURAS CONTRA RAZONAMIENTOS DE ERROR


Predica; 30 de Diciembre de 2018
LAS SAGRADAS ESCRITURAS CONTRA RAZONAMIENTOS DE ERROR
Cuando tú sabes que alguien cometió un error lo que más te molesta no es el hecho de que lo haya cometido, pues cualquiera puede errar, sino el que te quiera ver la cara de tonto y te quiera convencer de que no lo ha cometido. Imperfectos, , hipócritas, NO. Es por esta razón que puedo entender al padre de familia que le promete a su hijo infractor que no lo va a castigar a cambio de que le diga la verdad y esté dispuesto a reconocer su fallo y a pedir perdón. ¿Por qué? Porque valora la sinceridad, porque rechaza la mentira, porque repudia la hipocresía y porque desea enseñarle a su hijo lo valioso que es reconocer las faltas y enmendarlas. A nuestro Padre Celestial, Jehová Dios tampoco quiere que se le trate como a un tonto. Él no desea gente que come a escondidas, se limpia la boca y luego pone cara seria y dice que no ha comido nada. Jehová Dios desea que seamos sinceros y que reconozcamos que hemos fallado y le pidamos perdón y la fuerza sobrenatural que Él nos puede dar para no reincidir. Por esta Razón, Jesús exhortó a sus seguidores a NO ser como los actores griegos de su época, que usando máscaras y haciendo cambios de vestuario y apariencia asumían una personalidad que no era la de ellos, sino la del personaje que representaban. (Proverbios 30:20) “El proceder de la mujer adúltera es así: Come, y limpia su boca y dice: No he hecho maldad”; (Mateo 6:2, 5, 16) “2 Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 5 Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 16 Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa”. (2 Corintios 10:5,6) “5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta”. Razonamientos incorrectos que parecen correctos. Tanto en la política como en religión y mercadotecnia  se usan argumentos que parecen validos pero que realmente tienen el propósito escondido de engañar. Sabemos que Satanás es el padre de la mentira y del engaño (Juan 8:44) “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; Porque es mentiroso, y padre de mentira”. Por esta razón es vital que identifiquemos los argumentos de error. Solo mediante la VERDAD podemos ser libres (Juan 8:32) “Y conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres”. El creyente debe desarrollar a través de la Sana Doctrina de Cristo el discernimiento para distinguir los argumentos verdaderos de los falsos, así también debe saber refutar los razonamientos engañosos por medio de defender las Enseñanzas de Jesucristo. Sino santifiquemos a Jehová Dios y a Jesucristo nuestro Señor en nuestros corazones cómo dicen las Sagradas Escrituras: (1 Pedro 3:14-16) “14 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia,  bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, 15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; 16 teniendo buena concienciapara que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo”. Un consejo de parte de nuestro Padre Celestial nunca debemos de pasarlo por alto, y en esta oportunidad nos habla por medio del apóstol Pablo en este Libro de: (2 Timoteo 2:22-26) “22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor. 23 Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas. 24 Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; 25 que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, 26 y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él”. Los creyentes siempre debemos estar preparados para derribar los argumentos que se levantan contra la única verdad que nos trajo Jesús por medio de establecer su Iglesia en la Sanidad de su Sana Doctrina como lo dice este pasaje: (2 Juan 1:9) “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la Doctrina de Cristo, NO tiene a DiosEl que persevera en la Doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo”.

ARGUMENTO DE LA AUTORIDAD. Este argumento de error consiste en considerar que algo es verdad solo porque alguien importante o prestigioso lo dice, sin considerar el argumento mismo no a la persona. La validez y veracidad debe estar en el argumento no en quien lo sustenta. En el siguiente texto se pretende desacreditar a Pedro y Juan tratando de mostrar que ellos no tenían autoridad conferida por los escribas y doctores de la ley. (Hechos 4:7-10) “7 y poniéndoles en medio, les preguntaron: ¿Con qué potestad, o en qué nombre, habéis hecho vosotros esto? 8 Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: Gobernantes del pueblo, y ancianos de Israel: 9 Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera éste haya sido sanado, 10 sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el Nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano”. También en: (Mateo 21:23-27) “23 Cuando vino al templo los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo se acercaron a él mientras enseñaba, y le dijeron: ¿Con qué Autoridad haces estas cosas? ¿Y quién te dio esta Autoridad? 24 Respondiendo Jesús, les dijo: Yo también os haré una pregunta, y si me la contestáis, también yo os diré con qué autoridad hago estas cosas. 25 El bautismo de Juan, ¿de dónde era? ¿Del cielo, o de los hombresEllos entonces discutían entre sí, diciendo: Si decimos, del cielo, nos dirá: ¿Por qué, pues, no le creísteis? 26 Y si decimos, de los hombres, tememos al pueblo; Porque todos tienen a Juan por profeta. 27 Y respondiendo a Jesús, dijeron: No sabemos. Y ÉL también les dijo: Tampoco YO os digo con qué Autoridad hago estas cosas”. En el siguiente texto se pretende que la validez de un mensaje depende del prestigio de (Autoridad) que tienen una persona o grupo en vez de la veracidad de la Palabra Escrita. (Juan 7:43-49) “43 Hubo entonces disensión entre la gente a causa de ÉL. 44 Y algunos de ellos querían prenderle; pero ninguno le echó mano. 45 Los alguaciles vinieron a los principales sacerdotes y a los fariseos; y éstos les dijeron: ¿Por qué no le habéis traído? 46 Los alguaciles respondieron: ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre! 47 Entonces los fariseos les respondieron: ¿También vosotros habéis sido engañados? 48 ¿Acaso ha creído en él alguno de los gobernantes, o de los fariseos? 49 Mas esta gente que no sabe la ley, maldita es”.
ARGUMENTO DE  LAS MAYORÍAS. Este argumento de error se basa en que tanta gente no puede estar equivocada”. Si las mayorías aprueban una aseveración debe ser correcta. La refutación es muy simple. Hace mucho tiempo atrás, en tiempos de Colón, la mayoría pensaba que la tierra era plana y una minoría creía que era redonda. (Isaías 40:22) Él está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; ÉL extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar”. (1 Juan 5:19) “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno”. Los católicos son la mayoría en muchos países y eso no convierte sus errores en verdad. La mayoría de los alemanes apoyaron a Hitler pero eso no lo hacía correcto. Donde están las mayorías a menudo están equivocadas.
ARGUMENTO DE LA ANTIGÜEDAD. Esta mentira asume que las causas que dieron lugar al comportamiento en la antigüedad continúan siendo válidas; Sin embargo, si las circunstancias han cambiado el razonamiento no es válido, además el único que tiene razón es Jesucristo aun cuando la mayoría no esté de acuerdo. Este mismo argumento de la antigüedad fue usado por la mujer samaritana para demostrar que el monte Gerizim era el lugar donde se debería adorar basada en que en ese lugar se adoraba aún antes de que el templo de Jerusalén fuese edificado. (Deuteronomio 11:29) “Y cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra a la cual vas para tomarla, pondrás la bendición sobre el monte Gerizim, y la maldición sobre el monte Ebal”. (Juan 4:20-24) “20 Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. 21 Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; Nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos. 23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en Verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”. La iglesia CATÓLICA es la más antigua por eso es la iglesia verdadera, dicen algunos, sin ver que aunque sea muy antigua dejó de ser parte de la iglesia verdadera y se convirtió en una iglesia ramera y apostata. Apelación a la tradición (siempre se ha hecho así) y la apelación a la práctica común (todo el mundo hace lo mismo).  Por ejemplo: (Mateo 15:1-6) “Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianosPorque no se lavan las manos cuando comen pan. Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradiciónPorque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición”. Siempre hemos celebrado la navidad. Todos los cristianos la celebran. Esta afirmación no cuestiona la validez escritural de tal celebración solo se limita a  aceptar una celebración precristiana de origen pagano.
ARGUMENTO DE LO NUEVO. Este argumento sostiene que lo nuevo es mejor. Sabemos por experiencia que esto no es necesariamente cierto. Un modelo más reciente de computadora no es necesariamente mejor. (Hechos 17:18 al 21) “Y algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos disputaban con él; Y unos decían: ¿Qué querrá decir este palabreroY otros: Parece que es predicador de nuevos dioses; Porque les predicaba el Evangelio de Jesús, y de la resurrección. Y tomándole, le trajeron al Areópago, diciendo: ¿Podremos saber qué es esta nueva Enseñanza de que hablasPues traes a nuestros oídos cosas extrañas. Queremos, pues, saber qué quiere decir esto. (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo)”. 
ARGUMENTO DE LA FALSA ANALOGÍA (falsa similitud). Argumento parecido que no se apoya en una semejanza notable u olvida diferencias que impiden la conclusión. MUCHOS CATÓLICOS DICEN QUE ELLOS NO ADORAN LAS IMÁGENES. Ellos dicen que solamente las veneran porque le recuerdan a Jesús, a María etc. Así como nosotros recordamos a nuestros seres queridos lejano. Este argumento se basa en una aparente semejanza. Nosotros tenemos esas fotos porque nuestros seres queridos están lejanos o muertos, pero nuestro Dios está cercano y vivo. Sería tonto recurrir a imágenes de nuestro Padre cuando lo tenemos presente. Además Dios prohíbe tajantemente postrarse ante imágenes de lo que este arriba en el cielo o abajo en la tierra (Éxodo 20:4) “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra”. El elemento que hace inválido el argumento de los opositores de nuestro Salvador es precisamente considerar similares la vida antes y después de la resurrección. (Lucas 20:28-38) “Diciendo: Maestro, Moisés nos escribió: Si el hermano de alguno muriere teniendo mujer, y muriere sin hijos, que su hermano tome la mujer, y levante simiente a su hermano. Fueron, pues, siete hermanos: y el primero tomó mujer, y murió sin hijos. Y la tomó el segundo, el cual también murió sin hijos. Y la tomó el tercero: asimismo también todos siete: y murieron sin dejar prole. Y a la postre de todos murió también la mujer. En la resurrección, pues, ¿mujer de cuál de ellos será? porque los siete la tuvieron por mujer. Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Los hijos de este siglo se casan, y son dados en casamiento: Mas los que fueren tenidos por dignos de aquel siglo y de la resurrección de los muertos, ni se casan, ni son dados en casamiento: Porque no pueden ya más morir: Porque son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, cuando son hijos de la resurrección. Y que los muertos hayan de resucitar, aun Moisés lo enseñó en el pasaje de la zarza, cuando llama al Señor: Dios de Abraham, y Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Porque Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para ÉL todos viven”. 
ARGUMENTO DEL ORIGEN. Consiste en juzgar las cosas de hoy en razón del valor que concedemos a su origen del exponente y no a la veracidad del argumento mismo. (Mateo 13:54-57) “Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que ellos estaban atónitos, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría, y estas maravillas? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Jacobo y José, y Simón, y Judas? ¿Y no están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas? Y se escandalizaban en él. Mas Jesús les dijo: No hay profeta sin honra sino en su tierra y en su casa”. (Juan 7:49) “Mas esta gente que no sabe la ley, maldita es”. 

ARGUMENTO PARA DESACREDITAR A UN HOMBRE. En vez de probar o refutar un argumento busca atacar desacreditar a quien sostiene dicho argumento. (Hechos 17:5,6) “5 Entonces los judíos que no creían,  teniendo celos, tomaron consigo a algunos ociosos, hombres malos, y juntando una turba, alborotaron la ciudad; y asaltando la casa de Jasón, procuraban sacarlos al pueblo. 6 Más no hallándolostrajeron a Jasón y a algunos hermanos a los gobernadores de la ciudad, dando voces: Estos que alborotan el mundo, también han venido acá”. Poner en alternativa u opción. Razonamiento que partiendo de una división y, como segunda proposición, se afirma uno de los dos componentes de la división, se concluye la negación del otro componente. (Mateo 22:16-22) “16 Y le enviaron los discípulos de ellos con los herodianos,  diciendo: Maestro, sabemos que eres amante de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios, y que no te cuidas de nadie, porque no miras la apariencia de los hombres. 17 Dinos, pues, qué te parece: ¿Es lícito dar tributo a César, o no? 18 Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas? 19  Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario. 20 Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción? 21 Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. 22 Oyendo esto, se maravillaron, y dejándole, se fueron”.  La apelación falsa a la lealtad supone que uno debe estar de acuerdo con los intereses del grupo al que pertenece, independientemente de que dicho grupo tenga razón o de que sus intereses estén justificados. (Juan 19:10-12) “ENTONCES LE DIJO PILATO: ¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para crucificarte, y que tengo autoridad para soltarte? Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba; por tanto, el que a ti me ha entregado, mayor pecado tiene. Desde entonces procuraba Pilato soltarle; pero los judíos daban voces, diciendo: Si a éste sueltas, no eres amigo de César; todo el que se hace rey, a César se opone”. 

ARGUMENTO DIRIGIDO A LAS EMOCIONES. Es cuando se manipula las emociones del individuo en vez del razonamiento. Este argumento es usado hoy en día tanto por sectas cristianas como no cristianas que basan su fe en las emociones en vez de basarla en las Santas Escrituras. (Hechos 19:33-39) “Y sacaron de entre la multitud á Alejandro, empujándole los Judíos. Entonces Alejandro, pedido silencio con la mano, quería dar razón al pueblo. Mas como conocieron que era Judío, fué hecha un voz de todos, que gritaron casi por dos horas: ­Grande es Diana de los Efesios! Entonces el escribano, apaciguado que hubo la gente, dijo: Varones Efesios ¿y quién hay de los hombres que no sepa que la ciudad de los Efesios es honradora de la gran diosa Diana, y de la imagen venida de Júpiter? Así que, pues esto no puede ser contradicho, conviene que os apacigüéis, y que nada hagáis temerariamente; Pues habéis traído á estos hombres, sin ser sacrílegos ni blasfemadores de vuestra diosa. Que si Demetrio y los oficiales que están con él tienen negocio con alguno, audiencias se hacen, y procónsules hay; acúsense los unos á los otros. Y si demandáis alguna otra cosa, en legítima asamblea se pueda decidir”.

CONCLUSIÓN: Nuestro Salvador fue frecuentemente acosado con preguntas y argumentos manipulados para sorprenderlo en algún error de modo que pudieran destruir su ministerio. Nuestro Salvador siempre derribó estos argumentos. Los apóstoles y discípulos pasaron por semejantes situaciones. Debemos estudiar la Escritura y pedir sabiduría  como lo hizo Salomón. (Efesios 4:11-16) “11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros,  profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministeriopara la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrinapor estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor”. (Efesios 4:29) “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes”. Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).

viernes, 28 de diciembre de 2018

TIENES QUE CERRAR CICLOS PARA AVANZAR EN ESTE AÑO 2019


TIENES QUE CERRAR CICLOS PARA AVANZAR EN ESTE AÑO 2019
Es muy importante que en este año 2018, es que dejemos todo y rompamos con todo, cerrando el ciclo 2018, para poder empezar un nuevo ciclo prometedor del 2019, es necesario no cargar con ninguna aflicción pues lo de atrás ya no hay remedio pero lo que está enfrente de ti será con la Misericordia de Dios y todas las añadiduras que Él ya tiene preparadas para ti; Avanza en la dirección de la tierra prometida sin mirar atrás: (Eclesiastés 1:4 al 11) “4 Generación va, y generación viene; Más la tierra siempre permanece. 5 Sale el sol, y se pone el sol, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta. 6 El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; Va girando de continuo, y a sus giros vuelve el viento de nuevo. 7 Los ríos todos van al mar, y el mar no se llena; Al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo. 8 Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar; Nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír. 9 ¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; Y nada hay nuevo debajo del sol. 10 ¿Hay algo de que se puede decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido. 11 No hay memoria de lo que precedió, ni tampoco de lo que sucederá habrá memoria en los que serán después”.
Cuando observamos las escrituras encontramos que los Libros de los Proverbios tienen mucha sabiduría. Pero el Libro de Eclesiastés es un Libro de lamentaciones humanas. Es un Libro que relata la queja y las frustraciones de un hombre sabio en su propia opinión.
En el Libro de Eclesiastés registra cuando Salomón cambio su mirada de ver a Dios en su noticia a ver la vida con los ojos naturales. Eclesiastés define la vida con los ojos naturales. Eclesiastés analiza las cosas de la vida de una posición totalmente humanista aunque dice realidades no son verdades divinas, son verdades circunstanciales y temporales pero no verdades eternas. Esto es bien importante porque tú puedes escoger este Libro para establecer cosas que en el Espíritu y en la Mente de Dios no son congruentes con su carácter Ahora! Salomón en estos versos que leímos está diciendo que no hay legado, está diciendo que vivimos en ciclos de acuerdo a lo que está ya establecido en la tierra. Esta es su opinión humana. La vida es fatigosa. Salomón dice no hay nada nuevo debajo del sol, debajo de los cielos, todo es lo mismo, esto es cansado, fatigoso y aburrido, Pero vine a decirte amado que por arriba de los cielos todo es nuevo, en la mente, en la voluntad y los propósitos de Dios, en el ambiente de Dios, en su presencia hay cosas nuevas.

Lo único que va poder romper nuestros ciclos, es cuando empecemos a ver la vida de la perspectiva de Dios y no de acuerdo a lo que la tierra nos dicte. Jesús dijo: en el mundo tendréis afiliación pero confiad yo he vencido, y la palabra dice y esto es lo que ha vencido al mundo vuestra fe. Oh! Amado Dios tiene un día nuevo para ti, Dios tiene cosas nuevas para nosotros, pero tenemos que apreciar la vida en base al Reino y la intención de Dios, romper los ciclos que nos han estado fatigando y aburriéndonos y comenzar a elevar nuestra mirada en base a lo divino, a lo eterno y no en base a lo terrenal y a lo temporal de este mundo. (Isaías 42:9) “He aquí se cumplieron las cosas primeras, y yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a luz, yo os las haré notorias”. Nota que en el ambiente de Dios, en la atmósfera del cielo todo es nuevo. De hecho el apóstol Pablo dice; hay cosas que no ha subido ni a visto el hombre que Dios tiene preparadas. Tenemos que entender si vamos a decidir ver las cosas con los ojos naturales, en base al análisis humano o en base a la intención de Dios para nosotros de darnos cosas nuevas. Tú puedes verlo en base a tu pasado o en base a tu destino profético en Dios. Oh amado entienda esto bien claro: Que es por eso que una de las revelaciones más grandes nuevo testamentaria es que ahora estamos en Cristo, porque de otra manera no hubiera cambiado el ciclo, el tiempo y la temporada de nuestra vida. En Cristo estamos en otra etapa, las cosas Viejas pasaron y he aquí, y he aquí, y he aquí, todo, todo, todo es nuevo. Nota que hay un antes “de cosas Viejas” pero hay un después “de cosas nuevas”. Nuestros ciclos, nuestros hábitos, nuestras malas costumbres Dios las ves a través de la Cruz como cosas viejas, y las cosas Viejas se botan, porque ahora en Cristo todo eso ya pasó. Lo que hiciste ayer ya pasó, lo sufriste ayer ya pasó, lo que te hicieron ya pasó, la culpa que sentías, ya paso, la vida pecaminosa ya pasó, tu dilema ya pasó. Lo único que le está dando vida a eso es, como tu te estás viviendo hoy? ¿Estas repitiendo ciclos? Si es así, hoy Dios quiere que rompas los ciclos de tu vida y comiences a caminar en un día nuevo, en una visión nueva, en una experiencia de vida nueva. Mira, mira, mira….

En la carne todo es Viejo, pero en el espíritu todo es nuevo. No podemos filtrar en nuestra mente las cosas de Dios con nuestro previo conocimiento sino poseemos una revelación fresca y nueva de ÉL, que es aquello que todavía no has visto, ni has oído y que no ha subido a corazón de hombre dice la Palabra. Entienda algo que como hijos de Dios usted puede estar repitiendo ciclos, círculos viciosos, conductas aprendidas no originales, cosas habituales que te drenan la vida, o podemos decidir firmemente vivir lo nuevo de Dios cada día en nuestra vida. Cuando hablo de ciclos me refiero a experiencias que se repiten una y otra vez, hay gente que son tan rutinarios que aunque se encuentre entre gente distinta, tiempos distintos, situaciones diferentes sin embargo puede estar viviendo el mismo ciclo. Quiero que veas la diferencia bajo la persona que vive en ciclos o viven bajo cielos abiertos con lo nuevo de Dios. Creo con todo mi corazón que Dios nos destinó para vivir en lo nuevo de él. De hecho la palabra declara que su misericordia son nuevas cada mañana. He aquí yo hago cosa nueva, Isaías declara. Dios es un Dios de novedades y no de ciclos. Todo lo que se hace debajo del cielo no hay nada nuevo, está limitado todo esta prefijado, PRE ordenado, todo está en moción, en movimiento, en sincronización en base a tiempo, ciclos y estaciones. Esa era la analogía de Salomón y es verdad, tenía razón pero, todo lo que se hace arriba del cielo es eterno, no tienen límites, transciende lo temporal, está más allá de lo que podamos entender o concebir, Por eso es que Dios puede interrumpir al reino de los hombres y alterar todas las leyes de tu pasado presente y futuro. Dios está interesado traer su Reino del Cielo a la tierra para  romper lo siclos de los hombres, darles una nueva forma de vida para que ellos puedan dominar y no ser dominado por el espíritu que opera en el mundo. Por eso es que estamos en el mundo aunque no somos de este mundo, nuestra ciudadanía es de arriba no de aquí abajo.

Por esto es que tu yo podemos soltar una palabra que procede de la eternidad de Dios por nuestra boca e interrumpir nuestra vida y cambiar todo un pasado con una confesión de salvación y de perdón nuestro presente o nuestro futuro es cambiando por el poder del decreto de nuestra boca y el milagro de Dios ocurre y cambia todo mi entorno de una manera radical. Ahora cuando tu comienzas a ver la vida bajo la perspectiva de Dios, tienes que prepararte para ver lo nuevo de Dios manifiesto, para algo que tu no conoces, para lo que tú no puedes controlar y que debes permitirte ver lo que Dios quiere manifestar en tu vida. Entiende algo que lo nuevo de Dios está armonizando y equilibrando tu vida de acuerdo a su Perfecta Voluntad, esto te traerá una vida planificada por Dios, y tenemos que salir de la rutina y comenzar a vivir bajo la guía de nuestro Padre Celestial. Su Palabra dice que si vivimos por el espíritu andemos en el espíritu y esto ocurre cuando decidimos caminar en una prontitud de espíritu para conocer lo nuevo de Dios.

Creo que Dios nos está invitando a salir de los ciclos, romper con todo eso que nos limita y nos mantiene en un círculo vago y perezoso que hemos perpetuado, y debemos hoy entrar a una experiencia nueva con ÉL. Tú puedes estar circulando en cosas muy fatigosas para ti. Ideas que no son de Dios, planes, sueños, deseando cosas que no son parte del plan de Dios para ti. Y en vez de sentir paz lo que sientes es incertidumbres, ansiedad, depresión, decaimiento, cansancio y pesadumbre. Pablo nos dice; que desechemos todo peso que nos asedia y que corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Ahora! Mira lo que Dios piensa de cosas nuevas (Isaías 43:18,19) “18 No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. 19 He aquí que YO hago cosa nueva; Pronto saldrá a luz; ¿No la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad”. Fíjate que; Dios dice no sigas perpetuando tus ciclos. No sigas hablando de lo que viviste en el pasado, no sigas pensando de la crisis que ya pasaron, ¿Tu sabes que gente que le gustan rendir tributo a su experiencias del pasado, por eso es que nos tenemos que cuidar de la conversaciones vanas que corrompen las buenas costumbres? Si no sabes borrar, perdonar y olvidar el asunto, tu seguirás viviendo en ciclos. Deja de hablar lo que era, para que no sigas perpetuando ciclos y aprendas a vivir en lo nuevo de Dios.

Deja de hablar lo que fue, atrévete a entrar a nuevos territorios en Dios. Comienza a verte como Dios te ve hoy. Yo quiero caminar y vivir en lo que Dios ha diseñado para mí, sino todo lo demás sería repetir y vivir bajo ciclos de opresión, esclavizándome otra vez en las mismas experiencias del pasado, en un día diferente. Yo no sé usted pero yo no quiero más vivir bajo ciclos, y hábitos destructivos, yo quiero romper con mis ciclos y comenzar a caminar en lo nuevo que Dios ha preparado para mí, para mi familia, mi iglesia, mis hermanos en la fe. Is 43:19 Dios dice; otra vez abriré. Otra vez quiere decir que Dios está dispuesto a hacer cosas nuevas cuando estemos dispuestos a buscar cosas nuevas. En otras palabras Dios puede llevarnos a cosas nuevas cuando tú y yo se lo permitimos. (Isaías 48:6,7) “6 Lo oíste, y lo viste todo; ¿y no lo anunciaréis vosotros? Ahora, pues, te he hecho oír cosas nuevas y ocultas que tú no sabías. 7 Ahora han sido creadas, no en días pasados, ni antes de este día las habías oído, para que no digas: He aquí que yo lo sabía”. Fíjate como Dios prepara las cosas nuevas. Ahora han sido creadas. Dios vive en un eterno ahora. Dios le escribe a Israel así porque ellos era un pueblo idolatra. Entiende algo: que la idolatría nace de las cosas que no cambian y no se mueven, cosas que no hacen nada nuevo. Hay cosas en nuestras vidas que no se están moviendo, están estancadas, son estatuas e ídolos en nuestra vida que nunca cambiaran a menos que tu yo rompamos el ciclo. Dios quiere llevarnos a lo nuevo y sacarnos de lo mismo. Te pregunto; ¿Que realidad dirige tu vida? La perspectiva de las cosas cíclicas o la vida de la progresión, de la revelación continua y de la novedad de Dios. Salomón estaba harto de la vida y lo que vio fue un concepto de vida cíclica.

Salomón se cansó de lo mismo. Se cansó de coexistir, se fatigó con lo mismo de siempre y a pesar de su abundancia y prosperidad, callo en hábitos, rutinas, ciclos por no ver la vida conforme a lo que está por encima del sol de donde provienen todas las cosas. La Biblia dice que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía. Pablo dice no pongamos la vista en la cosas de abajo porque son temporales, perecen y acaban contigo, más bien poned la mirada en las cosas de arriba que son eternas y que permanecen para siempre. Vivir en ciclos es vivir sin rumbo, sin deseos, con apatía a la vida, porque nada cambia. Todo es rutinario. Si tú no cambias, nada cambia. Yo te invito a romper tus ciclos, cree que hay algo más allá de lo que tú ves con tus ojos naturales. Hay eternidad en ti, Dios ha puesto eternidad en ti, para que entiendas lo eterno de él y no te dejes llevar por lo temporal. Es fastidioso y deprimente. Diga conmigo; Rompiendo los ciclos. Oiga esto: Tú y yo establecemos cuanto tiempo hemos decidido vivir bajo ciclos. La vida nos está diciendo que si no salimos de los ciclos y los perpetuamos una otra vez causaremos más estrago, fatiga y cansancio personal. Escucha bien: Lo nuevo de Dios tiene que cambiar lo que está debajo del cielo. Cuando tú recibes una revelación fresca de Dios eso causa impacto en tu mundo personal. Los ciclos son trabajosos. Maneras de hablar pueden ser cíclicas, maneras de pensar, ciclos, maneras de vivir son ciclos, hábitos pueden ser cíclicos. Deseos incorrectos pueden ser ciclos en tu vida, el trabajo puede convertirse en ciclo. Hay ciclos necesarios pero hay ciclos destructivos. Hay algunos ciclos que tú tienes que tener cuidado que no se repitan en tu vida una y otra vez. Ideas, pensamientos, deseos, actitudes indiferentes etc... Aprenda a apreciar la vida en la perspectiva de Dios. No se afane tanto.

domingo, 23 de diciembre de 2018

“UN NIÑO NOS ES NACIDO, HIJO NOS ES DADO”

Predica; 23 de Diciembre de 2018
“UN NIÑO NOS ES NACIDO, HIJO NOS ES DADO”
EXÉGESIS Y SU CONTEXTO DE: (Isaías 9:1-3) “1 Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pues al fin llenará de gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. 2 El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos. 3 Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan cuando reparten despojos”. Los Capítulos 7 y 8 de Isaías, relatan la relación entre Isaías y el Rey Acaz en una época cuando el Rey Rezín de Siria y el Rey Peca de Israel se unieron para atacar a Jerusalén (Isaías 7:1) “Aconteció en los días de Acaz hijo de Jotam, hijo de Uzías, rey de Judá, que Rezín rey de Siria y Peka hijo de Remalías, rey de Israel, subieron contra Jerusalén para combatirla; Pero no la pudieron tomar”. (Isaías 7:2) “Y vino la nueva a la casa de David, diciendo: Siria se ha confederado con Efraín. Y se le estremeció el corazón, y el corazón de su pueblo, como se estremecen los árboles del monte a causa del viento”. Isaías aconsejó Acaz que no temiera a Rezín y Peca (Isaías 7:3) “Entonces dijo Jehová a Isaías: Sal ahora al encuentro de Acaz, tú, y Sear-jasub tu hijo, al extremo del acueducto del estanque de arriba, en el camino de la heredad del Lavador”, porque Jehová redimiría Jerusalén. Acaz solo tenía que confiar en Jehová. Pero Acaz no confió en Jehová y envió mensajeros al rey Tiglath-pileser de Asiria jurando alianza a Asiria y pidiéndole que salvara Jerusalén de Rezín y Peca (2 Reyes 16:7) “Entonces Acaz envió embajadores a Tiglat-pileser rey de Asiria, diciendo: Yo soy tu siervo y tu hijo; Sube, y defiéndeme de mano del rey de Siria, y de mano del rey de Israel, que se han levantado contra mí”. Para alentar aún más a Tiglath-pileser, Acaz tomó la plata y el oro del templo, tesoros dedicados al servicio de Jehová, y los mandó a Tiglath-pileser (2 Reyes 16:8) “Y tomando Acaz la plata y el oro que se halló en la casa de Jehová, y en los tesoros de la casa real, envió al rey de Asiria un presente”. También adoptó la alabanza de dioses asirios (2 Reyes 16:10) “Después fue el rey Acaz a encontrar a Tiglat-pileser rey de Asiria en Damasco; Y cuando vio el rey Acaz el altar que estaba en Damasco, envió al sacerdote Urías el diseño y la descripción del altar, conforme a toda su hechura”. Tiglath-pileser hizo lo que pidió Acaz en 733-732 a.C., derrotando Israel y poniendo su gente en cautiverio, a cambio, Jerusalén se convirtió en vasallo de Asiria, una relación que empobreció a la ciudad y que, finalmente, la llevó a la esclavitud. Esto fue “en el tiempo” que se menciona en: (Isaías 9:1) “Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; Pues al fin llenará de Gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles”. El tiempo de “tinieblas” que se menciona en (Isaías 9:2) “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos”. El tiempo antes del exilio y durante el exilio. Fueron tinieblas causadas por el mal liderazgo de Acaz, por su falta de confianza en Jehová, por su desafortunada alianza con Tiglath-pileser. Pero Jehová no se ha rendido de Jerusalén. Habrá mejores días por venir, el tiempo mencionado en (Isaías 9:1), el tiempo cuando Jehová glorificará “por la vía de la mar, de esa parte del Jordán, en Galilea de las gentes”. En capítulo 7 de Isaías, le contó a Acaz de una señal de esperanza por parte de Jehová: (Isaías 7:14) “Por tanto el mismo Señor os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y parirá hijo, y llamará su nombre Emmanuel”. Veremos de nuevo la promesa de un niño en (Isaías 9:6) “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”. (Isaías 9:1) “Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; Pues al fin llenará de Gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles”. Las tinieblas que han vivido no serán el final, porque Jehová redimirá el futuro. Zabulón y Nephtalí eran dos de las doce tribus de Israel y ocupaban la tierra cerca del Mar Galileo, tierra que en el tiempo de Jesús formaría parte de la Galilea que resultó ser tan importante para su ministerio. La gente de Zabulón y Nephtalí, por estar ubicada en el extremo norte de Israel, fue la primera o estaba entre las primeras en caer bajo Asiria, pero también estará entre las primeras en ver la obra del Mesías. “Galilea de las gentes” (Isaías 9:1). Esto también puede traducirse como “Galilea de los gentiles”. El extremo norte de Israel siempre tuvo una población significante de gentiles, en parte porque se encuentra junto rutas de comercio y en parte por su proximidad a las naciones gentiles (Phoencia y Aramea en sus primeros años y Siria y la Decapolis después). Aunque Isaías se encuentra en Jerusalén, aconsejando a un rey de Judá, este versículo muestra la constante preocupación de Jehová por Israel tanto como por Judá – Israel que, en efecto, cesó de existir como nación a causa de las victorias de Tiglath-pileser. Pasajes como éste tienen un significado para ejemplo de la audiencia en estos últimos tiempos en que estamos viviendo. “Después de la destrucción de Jerusalén en 587 a.C., este pasaje se convirtió en la base de las expectativas judías para reestablecer el reino de David”. Aún más tarde, la iglesia católica y cristiana lo ha interpretado de nuevo como la llegada del niño Dios. En el Libro de, (Mateo 4:13-16) dice: “13 y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí, 14 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: 15 Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, Camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles; 16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció”. Entonces, estas provincias que primero sufrieron el reinado de tinieblas causado por las victorias de Tiglath-pileser, serían las primeras en ver la gran luz del Mesías.
VERSÍCULOS 2y3 de Isaías: EL PUEBLO QUE ANDABA EN TINIEBLAS. (Isaías 9:2) “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos”. La pesadumbre del versículo anterior desaparece con la luz que trae este versículo 2. Un poquito de luz puede dispersar mucha oscuridad, pero esto no se trata de una luz pequeñita, sino de una gran luz, el tipo de luz que se espera de un gran Dios (Isaías 60:1-5) “1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. 2 Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. 3 Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento. 4 Alza tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos. 5 Entonces verás, y resplandecerás; se maravillará y ensanchará tu corazón, porque se haya vuelto a ti la multitud del mar, y las riquezas de las naciones hayan venido a ti”. La oscuridad se asocia con una variedad de cosas desagradables. En la oscuridad, una persona tiende a moverse despacio o caminar sin dirección. Solemos tener más miedo en la oscuridad, en parte porque no podemos ver los peligros que veríamos claramente a la luz del día pero también porque hay algo de la oscuridad que eleva nuestros temores. Aún en la seguridad de nuestra propia cama, con las ventanas y las puertas bien cerradas, a menudo nos despertamos con el pulso acelerado por una ansiedad que desaparece con la luz del día. Ahora imagine el pueblo de Dios, que ha vivido en las tinieblas por mucho tiempo, de repente parpadeando ante la brillantez de la luz de Dios. (Isaías 9:3) “Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan cuando reparten despojos”. La gente disfruta una nueva prosperidad, como la celebración de la siega después de un verano difícil, como la celebración de una victoria después de una batalla.
Pero la prosperidad es secundaria al hecho que Jehová es el que la ha traído. Jehová es el que ha multiplicado la nación y Jehová es el que ha aumentado su alegría. Jehová es el enfoque de su celebración, igual que Dios es al que damos gracias el Día de Acción de Gracias. El hecho que sea Jehová el que ha dado razón de celebrar significa que pueden mirar hacia un buen futuro tanto como un buen presente. Jehová proveerá para mañana igual que provee para hoy. “UN NIÑO NOS ES NACIDO, HIJO NOS ES DADO”. ¿Por qué dice el profeta: “Un niño nos es nacido”, “hijo nos es dado”? He aquí por qué. Jesús nació en Belén como un bebé. Tuvo un nacimiento humano real. Era un bebé de carne y hueso. El profeta Miqueas predijo su nacimiento más de 700 años antes de que sucediera. (Miqueas 5:2) “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad”. Miqueas nos dice que Jesús el Mesías nacería en Belén. Y eso es exactamente lo que pasó. Cuando nació Jesús, los reyes magos vinieron del Oriente buscándole. Fueron al Rey Herodes y le preguntaron dónde estaba. Pero Herodes no sabía dónde el Mesías iba a nacer. Llamó a sus escribas, que estudiaban las Escrituras del Antiguo Testamento de día y de noche. Los escribas inmediatamente le dijeron al Rey Herodes la profecía de Miqueas. El niño Jesús nacería en Belén. Sí, Jesús tuvo un nacimiento humano. Él nació en un establo, y Su madre envolvió al bebé y lo metieron en un abrevadero para el ganado. Fue un nacimiento humilde, un lugar muy pobre para que naciera un bebé. ¿Pero quién era este bebé? El profeta Isaías dijo: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado”. Él no era sólo un niño. ¡Él era también un hijo – el Hijo de Dios! No tenía padre humano. Jehová Dios era Su Padre. Antes de que naciera el ángel Gabriel le habló a María y le dijo: (Lucas 1:35) “El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios”. “El santo ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios”. ¡Amén! ¡El Hijo de Dios nacido de una virgen era la segunda persona de la Familia de Dios! Él fue “dado”. “Hijo nos es dado”. (Juan 3:16) dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Dios envió a su Hijo unigénito del Cielo. Él “dio” Su Hijo a la humanidad. Él “fue hecho carne, y habitó entre nosotros” (Juan 1:14) “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”. A su tiempo es Su venir, de la virginal matriz: En la carne a Dios mirad; Es velada deidad, con nosotros mora Él, que es Jesús Emanuel. Ángeles, anunciaron, “Gloria al nacido Rey”. Jesús vino como ambos, un niño y un hijo. (Isaías 9:6) “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”. Él bajó del Cielo. Estaba vestido de carne humana. Él era un hombre perfecto, sin pecado. Pero era más que eso. “Dios fue manifestado en carne” (1 Timoteo 3:16) “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en Gloria”. ¡Cristo era Dios en la carne! Como el Dios-hombre Perfecto, Él tomó el pecado de la humanidad sobre sí Mismo. Él permitió ser clavado en un madero de tormento, para pagar el castigo por el pecado del hombre. Pero espera, hay algo más que quiero decir. El texto dice: “Hijo nos es dado”. Cristo fue “dado” al mundo. Él bajo del Cielo, afuera del mundo. Después se levantó de entre los muertos, subió de nuevo al Cielo. (Hechos 1:9) “Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos”. Jesús vino del Cielo. Él fue “dado” a nosotros por un tiempo. Luego volvió al Cielo. El ángel dijo: (Mateo 28:6) “No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor”. ¡Y esto es aún más cierto hoy que en la primera Pascua! “No está aquí, pues ha resucitado, como dijo”.
Este es un pensamiento profundo para nuestra generación. Nuestra generación se llama “post-moderna”. En pocas palabras, esta es la diferencia entre ellos y nosotros. Mi generación es “moderna”. Pensamos que tenemos que entender algo con nuestras mentes para creerlo. Esa era la forma “moderna” de saber algo. Pero, tu generación es “post- moderna”. Tienes que “sentir” algo para saber que es real. Nosotros tenemos que entenderlo, pero tú tienes que sentirlo. ¡Nuestros padres nunca hubieran pensado que ellos tenían que sentir a Jesús! ¡Ni nosotros tampoco! ¡Pero nuestra generación piensa que tienen que sentirlo o Jesucristo no es real! ¿Me explico? Muchos cristianos….. “Ellos desean y quieren, anhelan como seudo-cristianos. Por experiencia. Por la experiencia religiosa. Por la Experiencia Religiosa Extraordinaria que pondrá todas sus piezas juntas en una que es hermosa, santa, completa... Libre de todo el alboroto y clichés de las religiones institucionales”, (CLICHÉS, es una expresión, idea, elemento de un trabajo artístico que se ha convertido en exceso hasta el punto de perder su significado, efecto original, incluso hasta el punto de ser trillado e irritante, especialmente cuando en algún momento anterior se consideró significativo y novedoso).
Esto describe bastante bien a algunos cristianos que veo en la iglesia. “Una gran mayoría anhelan una experiencia, pero una experiencia religiosa que pondrá todas sus piezas juntas en una santa, completa forma de ser cristianos. Y si ellos no sienten esto, ellos dicen que no son salvos. Supongo que piensan que esto es lo que las personas en los tiempos antiguos obtuvieron en los avivamientos que menciono. Ellos gritan: “¡Aleluya! ¡Soy salvo!” Pero no es correcto. Gritan porque sus pecados son perdonados, no porque tienen una “experiencia espiritual que puso todas sus piezas juntas”. Si quieres tener este tipo de sentimiento, tendrás que ir a una iglesia “emergente”. Van a apagar las luces. Encender candelas. Tocarán música de rock, y estarán a tu alrededor hablando en “lenguas”. Probablemente vas a “sentir” algo, ¡pero no va a ser Jesús! Van a ser tus propios nervios alterados. O tal vez un demonio. ¡Pero no va a ser Jesús! Mira (Isaías 8:19-20) “18 He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová somos por señales y presagios en Israel, de parte de Jehová de los Ejércitos, que mora en el monte de Sion. 19 Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?”. Estaban buscando con demonios “encantadores”. Buscaban “adivinos que susurran hablando”. Ellos anhelaban una “experiencia religiosa” ¡para demostrar su religión a través de sus sentimientos! Pero el profeta les dijo: (Isaías 8:20) “¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido”. Isaías dijo: “¡Mira las Sagradas Escrituras, no a las emociones extrañas y sentimientos internos!” ¿Y qué dicen las Sagradas Escrituras acerca de Jesús? Dice, “hijo nos es dado”. Sí, se nos dio para morir en la Cruz para pagar por nuestros pecados. Y ahora se ha ido, de vuelta al Cielo. ¡Él no está aquí para hacerte cosquillas en la columna vertebral o hacerte temblar en tu corazón! ¡Esta es cosa de emociones y demonios, no Jesús! Confía en Jesús solo por fe, sin sentimientos, ¡y acaba con esto! ¡Amén! “Sólo confía en Él. Sólo confía en Él. Sólo confía en Él ahora. Él te salva. Él te salva. Él te salvará”. Amén. ¡Sí, Cristo viene para establecer Su Reino en esta tierra por mil años! Entonces la oración de los siglos será respondida: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo...Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por siempre. Amén”.
Predicadora de la Sana Doctrina de Cristo: SUSY. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).

lunes, 17 de diciembre de 2018

“LAS COSAS MÁS IMPORTANTES PARA NUESTRO PADRE CELESTIAL”


Predica; 16 de Diciembre de 2018
“LAS COSAS MÁS IMPORTANTES PARA NUESTRO PADRE CELESTIAL”
Algunas personas tienen buena apariencia. Ellos visten bien, actúan bien, todo en ellos parece bien porque tienen buenas maneras y están bien educados. Pero un problema con tales personas es que a veces, esto es todo lo que ellos son. Voy darles una ilustración; Imaginemos a un pastor con su traje bien combinado con su corbata, su biblia con una pasta de muy buena calidad bien peinado y una gran sonrisa agradable. Obviamente tomó mucho tiempo prepararse para la congregación. El parece un pastor perfecto. Y entonces expone su sermón, el cual no estaba bien entendible porque nadie comprendió el mensaje central. Su arreglo personal del cual seguramente tomó el tiempo necesario para estar bien vestido, el tiempo para arreglarse el pelo, pero no tomó el tiempo para hacer una oración, porque es realmente importante en la exposición de la Palabra. Así pasaba con los Fariseos, y así es con muchas personas hoy. (Mateo 23:23-39) “23¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: La Justicia, la Misericordia y la Fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. 24¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello! 25¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. 26¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio. 27¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, más por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. 28Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad. 29¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, 30y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas. 31Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. 32¡Vosotros también llenad la medida de vuestros padres! 33¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? 34Por tanto, he aquí YO os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad; 35para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar. 36De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación. 37¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste! 38He aquí vuestra casa os es dejada desierta. 39Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el Nombre del Señor”.

Ustedes guardan los detalles, y se olvidan las cosas más valiosas. Nuestro Salvador Jesucristo, declara que los escribas y los Fariseos están bajo la condenación, porque son hipócritas. Más atrás en mismo Capítulo Jesús explicó lo que es un hipócrita, leámoslo en: (Mateo 23:3) “Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; Más no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen”. ¿Qué es lo que dicen? Ellos dicen las palabras de Moisés, que son las Palabras de Jehová Dios. Pero no las obedecieron. Pero su clase de hipocresía es diferente de solamente decir una cosa y hacer otra, lo cual, por supuesto, es muy común. Si les hubieran preguntado, “¿Ustedes creen en Dios?” habrían contestado, “Sí, con todo corazón”. Y entonces, supongamos que si ustedes hubieran dicho a ellos, “¿Pueden demostrármelo?” Ellos habrían dicho, “Sí, podemos. Mire cómo guardamos la ley de Dios. Adoramos a Jehová Dios tanto que guardamos toda la ley, aún al diezmo de las especias más pequeñas en la cocina”. ¿Y quién podría discutir con esto? Pues, Jesucristo pudo. Porque él entendió de sus palabras eran una sutil, pero muy verdadera, forma de hipocresía. En el versículo 23 él dice, “…Porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: La Justicia, la Misericordia y la Fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello”. Se ve que nuestro Salvador dice que estas personas tienen una apariencia de rectitud, porque ellos guardan los detalles de la ley, como la ilustración del pastor bien arreglado. Pero no hay sustancia aquí. Su rectitud es solamente una forma de guardar la ley. Ellos no están interesados en la rectitud, ni en la justicia, ni lo más importante, que es confiar en Dios, por la fe.

Para exponerlo en otra manera, nuestro Señor Jesucristo dice en el versículo 24, “¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, más tragáis el camello!”. La primera cosa que él dice es que son los guías ciegos. Solo imaginémonos que queremos encontrar algún destino importante y procuramos un guía para éste propósito. ¿Vamos acaso acercarnos a una persona ciega para pedir las direcciones? Seguramente no, porque aunque a veces las personas ciegas pueden viajar bien, ellos no pueden ver para decirle qué señales buscar. Así que también Jesucristo acusa a estos hombres de ser los guías ciegos, porque ellos dirigen la gente sin entender realmente lo que quiere decir seguir  a Dios. Jesucristo, dice que ellos cuelan un MOSQUITO, esto quiere decir, cuando una persona es muy fastidiosa y delicada, acerca de los detalles de la vida. Pero cuando dice que tragan un CAMELLO, esto quiere decir, que las personas están dispuestas NO aceptar las Sagradas Escrituras, porque el siervo de Dios, los ha ofendido en algún punto secundario. La analogía es rota, porque nadie puede tragar realmente un camello, pero esto es lo que está diciendo el Señor Jesucristo. El asunto más pequeño de la ley parece crítico a ellos, pero en el mantener de estos asuntos más pequeños, ellos se han olvidado el PROPÓSITO principal de la ley, que es dirigirnos guiarnos a Jesucristo en nuestra falta de rectitud.

La obediencia verdadera a la ley no es meramente, ni aun principalmente, un asunto de lo que hacemos. Lo que hacemos muestra lo que está en nuestros corazones. La razón de que Jesucristo llama a estos hombres hipócritas es porque ellos declararon que eran creyentes en Dios, pero la manera en que guardaron la ley mostró que no era la verdad. O, sí, ellos hablarían acerca de Dios, y ellos dijeron que guardaron los detalles de la ley porque adoraron a Dios, pero si los corazones hubieran cambiado realmente, ellos NO habrían descuidado los asuntos más valiosos de la ley como, es el juicio, la misericordia, y la fe. A veces no sabemos precisamente la aplicación exacta de la ley de Dios a una situación específica, pero si Jesucristo vive en nuestros corazones, tenemos una conciencia santa que nos lleva en la dirección del juicio, de la misericordia, y de la fe. Pero si Jesucristo no vive en nuestros corazones, podemos mantener unos aspectos externos de la ley, pero cuando venga una prueba moral verdadera, vamos estar perdidos, porque no entendemos de verdad el propósito y la razón para la ley.

La ley de Jehová Dios, tiene como su propósito mostrarnos que es el Amor Verdadero primeramente el amor para Dios y también el amor para los hombres.
Y entonces mostrarnos nuestra NECESIDAD de un SALVADOR, cuando no podemos mantener perfectamente esta ley. Pero si se mira a la ley como un método o modo de salvación, no se tiene esperanza, y de verdad, se ha traicionado a Dios en torcer a su ley. Y así, Jesucristo en el versículo 27 dice: “Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que de fuera, a la verdad, se muestran hermosos, más de dentro están llenos de huesos de muertos y de toda suciedad...”. Todos ustedes han ido a un cementerio. Parece bonito, con céspedes verdes, y con las flores hermosas. Pero si permanece allí un rato, ustedes verán también a personas que lloran, porque han sido confrontadas con la realidad de la muerte de un ser querido. Jesucristo dice que éstos son como este cementerio: Parecen buenos, pero al fin, son llenos de muerte.

Ustedes Honran a los Profetas, y a la vez los deshonran. Otra vez, si ustedes hubieran dicho a estos hombres que ellos habían negado a Dios, ellos les contestarían “Mira cómo cuidamos de las tumbas de los siervos de Dios, los profetas. Nosotros les construimos tumbas, y las conservamos, y las decoramos, para que  honrar a estos hombres santos”. Y en verdad ellos así lo hicieron. El problema es que ignoraron las palabras de los profetas en sus propias vidas diarias. Y así es hoy en día. Muchas personas se llaman a sí mismos buenos, dicen que ellos son cristianos, o por lo menos que creen en Dios. Y hacen una gran exposición de honrar a Dios. Quizás van a la iglesia, o hacen una contribución, o algún otro acto religioso. Pero cuando son confrontados con lo que Dios mismo dice, se dan la vuelta, porque realmente no quieren oírlo. Quieren jugar a la Sana Doctrina de Cristo, pero sólo en sus términos, sólo de una manera que ellos pueden controlar.

Y tales personas dicen, en el versículo 30 “Si fuéramos en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus compañeros en la sangre de los profetas”. Dicen que ellos habrían sido diferentes. Pero nuestro Señor Jesucristo dice que no, porque son los descendientes directos y verdaderos de los que oyeron a los profetas hablar la Palabra de Dios, y los mataron por hacer así. Y por esta razón Jesucristo les hace una pregunta dolorosa, la cual es más una acusación que una pregunta, “¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo evitaréis el juicio del infierno?”. No es una pregunta académica ni teórica. ¿Cómo puede escapar usted a la condenación del infierno? Los Fariseos y escribas pensaron que ellos podrían escapar por vivir como justos. Pero Jesús indica que su rectitud era sólo del grosor de su profunda de la piel. ¿Cómo podrían escapar ellos? La respuesta más obvia es volver al Señor Jesucristo e implorar misericordia. Pero entonces notemos lo que Jesucristo dice. “Por tanto, he aquí, yo envío a vosotros profetas, y sabios, y escribas: y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros de ellos azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad”. Respecto a lo que Jesús dice; Que ellos estaban yendo al infierno y la condenación, Jesús les mandó mensajeros de su Palabra a librarles. Y ellos rechazaron a esos mensajeros tan seguramente como ellos rechazaban al mismo Jesús en ese momento del tiempo. Pero como la Palabra de Dios es para ejemplo de nosotros lo pudiéramos aplicar todos diciendo, “Ah, si hubiera estado allí cuándo Jesús estaba aquí, yo lo habría oído”. Y si es así,  ¿Por qué muchos ahora no lo oyen ahora, cuando ÉL habla por mensajeros? Es verdad que como ser humano, no soy perfecto y además tengo errores, pero soy un mensajero y predicador de Jesucristo aun cuando no soy perfecto. Pero cuando se oye la Palabra de Dios de un predicador, y sabe que es la Palabra de Dios, y la rechaza, ¿Piensan ustedes que escaparán el juicio de Dios en ignorarla? Jesucristo utiliza los ejemplos, del primer hombre justo que fue asesinado, Abel, hasta el último de los profetas asesinados, Zacarías. Y él dice, “Para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra”. Esto es, ellos pagarán el precio por su rechazo de los que proclamaron la palabra a ellos. Y él les advierte, que ellos pagarán, porque él les dice, (Versículo 36) “De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación”. No es que Jesús sea insensible hacia estas personas. Al contrario. Jesús clama, en el (versículo 37) “¡Jerusalem, Jerusalem, que matas a los profetas, y apedreas a los que son enviados a ti! ¡Cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollos debajo de las alas!” Jesucristo no aminora la profundidad de su pecaminosidad. Jesús dice que ellos mataron a los profetas y apedrearon hasta la muerte a los que Dios mandó a ellos. Y todavía, Jesús dice que Él los había reunido bajo sus alas como una gallina reúne sus polluelos. Pero Jesús dice también, “Y NO QUISISTE”. El problema con este tipo de personas con actitudes religiosas, es que su religiosidad ha excluido al Dios Verdadero del cielo y la tierra. OH, ellos son muy religiosos, y ellos hablan acerca de Dios todo el tiempo, y dicen que confían en ÉL. Pero cuando Jehová Dios habla, ellos cierran los oídos y dicen, “NO”. Ellos van a permitir a Dios en sus vidas tanto tiempo como él mantiene una distancia respetuosa, pero cuando EL venga  acerca a ellos y empieza a afectar sus vidas, ellos no quieren que ÉL se acerque. Jesucristo es Dios en carne, y ÉL vino a los hombres, pero los hombres no lo recibieron, porque ÉL no fue lo que ellos quisieran que fuera. Nuestro Salvador concluye diciendo a ellos que su resistencia es inútil. Jesús dice, “He aquí vuestra casa os es dejada desierta”. Su religiosidad está vacía.

Y Jesucristo dice también, “Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor”. Estos eran las palabras gritadas por el pueblo cuando Jesucristo entró en la ciudad de  Jerusalén allá en el capítulo Mateo 21:9) “Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el Nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!”. Pero, ¿por qué dice Jesús que ellos no lo verán hasta que ellos dirán estas palabras? Porque advierte a ellos que Jesús será victorioso, y no importa lo que piensan. Jesús irá a la cruz, Jesús morirá, Jesús resucitará, Jesús subirá a lo alto, y entonces Jesucristo volverá. Y cuando Jesucristo lo haga, todos los argumentos y las hipocresías, y la incredulidad terminarán. Y toda la humanidad, tanto los creyentes que se regocijan en su venida como los incrédulos que lo temen, gritarán, “Bendito el que viene en el nombre del Señor”. Por medio del apóstol Pablo, nuestro Padre Celestial nos dice en este Libro de: (Filipenses 2:10,11) “Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los que en la tierra, y de los que debajo de la tierra; Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, a la gloria de Dios Padre”. Los Fariseos, con toda su religiosidad, estaban completamente desprevenidos para su venida. ¿Y ustedes? ¿Confían ustedes en Jesucristo como su Esperanza para el futuro, o piensan ustedes  que pueden salvarse por su propia rectitud? El Señor Jesucristo me ha escogido para hablarte por medio de mi boca. ¿Le has oído a ÉL? Si es así entonces di…….. Amén.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor . Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).