lunes, 10 de diciembre de 2018

¿CÓMO ERES, REVERENTE O IRREVERENTE ANTE DIOS?


Predica; 9 de Diciembre de 2018
¿CÓMO ERES, REVERENTE O IRREVERENTE ANTE DIOS?
La reverencia es una actitud de profundo respeto y amor. (Levítico 26:2) “Guardad mis días de reposo, y tened en REVERENCIA Mi Santuario. Yo Jehová”. Una conducta reverente hacia Dios incluye honrarlo, expresarle gratitud y obedecer Sus mandamientos. (Salmos 89:5 al 7) “5 Celebrarán los cielos tus maravillas, oh Jehová, Tu Verdad también en la congregación de los santos. 6 Porque ¿Quién en los cielos se igualará a Jehová? ¿Quién será semejante a Jehová entre los hijos de los potentados? 7 Dios temible en la gran congregación de los santos, y formidable sobre todos cuantos están alrededor de ÉL”. Cuando las personas dan muestras de reverencia hacia Dios, también evidencian reverencia y gratitud por Sus Bendiciones, añadiduras, mandamientos, la Iglesia, las ordenanzas, los servidores y el plan de Dios para Sus hijos. Una actitud reverente incluye la pureza personal y el respeto por uno mismo. (Hebreos 12:28) “Así que, recibiendo nosotros un Reino Inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia”. Esta lleva a las personas a adorar adecuadamente y a comportarse de forma correcta. La reverencia nos lleva a una silenciosa transformación en la vida. Si somos reverentes, nuestro Padre Celestial, derramará su Espíritu sobre nosotros con mayor abundancia, nos sentiremos menos preocupados y confundidos, y recibiremos revelación para resolver problemas personales y familiares. La reverencia incluye también tomar decisiones correctas incluso cuando nadie nos ve. Demostramos reverencia a nuestro Padre Celestial, cuando prestamos servicio a los demás y los tratamos con bondad y respeto. Así como la reverencia nos acerca más a Dios, la irreverencia cumple los objetivos del adversario. (Éxodo 3:4–5) “4 Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. 5 Y dijo: No te acerques; Quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es”. El diablo tentará a las personas a seguir la tendencia del mundo hacia cada vez más bullicio, más emociones de muy poca duración, más contención, menos autocontrol y dignidad interior. Profundo respeto por las cosas sagradas; A esto se le llama, Veneración. Jehová mandó a Moisés quitarse el calzado, porque estaba en TIERRA SANTA, Honra, honrar (honor); Temor. Profundo respeto por las cosas sagradas; Esto es Reverencia y Veneración.

¿CÓMO EMPIEZO A EXPRESAR REVERENCIA? De la manera en que hablamos acerca de Dios, cómo nuestro Padre Celestial. No debemos de hacer bromas del Padre, o del Hijo, ni del Espíritu Santo. Nunca debemos tomar el Nombre de Dios en poco o en vano. (Éxodo 20:7) “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; Porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano”. Una verdadera REVERENCIA es cuando buscamos servir a Dios de una manera cada vez mejor; Porque todo nuestro servicio que hacemos para nuestro Padre Celestial, es digno de respeto: (Colosenses 3:23y24)23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; 24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís”. Por esta única razón debemos de pensar en qué manera podemos agradar a Dios con un espíritu de temor y reverencia: (Hebreos 12:28) “Así que, recibiendo nosotros un Reino Inconmovible, tengamos GRATITUD, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y REVERENCIA”. Tener Reverencia hacia nuestro Padre Celestial es tener mucho cuidado con su Palabra que manejo, porque siempre debo estimarla como la Palabra Inspirada de Dios por medio del Espíritu Santo: (2 Pedro 1:21) “Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”. (2 Timoteo 3:16) “Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”. Tengo que tomar su mensaje en serio y actuar en base de ella: (Santiago 1:21) “Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas”. Todo esto nos hace comportarnos de una manera reverente durante los servicios en la iglesia, porque por lo menos tenemos que cubrir estos tres indispensables requisitos: El primero es que debemos de evitar platicar con los hermanos durante los servicios: (Zacarías 2:13)Calle toda carne delante de Jehová; Porque ÉL se ha levantado de su Santa Morada”. En segundo lugar, debemos enseñar a los niños la importancia de mostrar reverencia en los servicios. En tercer lugar debemos de esforzarnos de llegar temprano a los servicios con una actitud de oración a Dios: (Salmos 95:6) “Venid, adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor”. Forzosamente tenemos que cambiar nuestra actitud que demostramos durante la oración y una buena forma para que nada nos distraiga es inclinar la cabeza y cerrar los ojos, esto se le puede llamar reverencia ante nuestro Dios y Padre Celestial, durante la oración. También debemos de evitar la risita o una actitud ligera en tiempo de la oración.

Definitivamente la forma de expresar reverencia es en nuestro comportamiento en la Iglesia refiriéndose al lugar dedicado a la adoración de Dios y la predicación de su Palabra. Debemos de entender que no debemos gritar ni correr en el edificio antes ni después de los servicios. Tampoco debemos de ignorar que es de mucha reverencia a nuestro Padre Celestial, ayudar a mantener el lugar de adoración limpia y ordenada para así mostrar honra y aprecio a Dios. Ahora veamos algunos ejemplos de vida que Jehová Dios, escogió para nuestro ejemplo de ser reverentes ante Él:
1.   ¿Cómo tenía que mostrar reverencia el pueblo de Israel? (Levítico 19:30) “Mis días de reposo guardaréis, y mi santuario tendréis en reverencia. Yo Jehová”.
2.   ¿Qué gesto de reverencia mostró Mefi-boset? (2 Samuel 9:6) “Y vino Mefi-boset, hijo de Jonatán hijo de Saúl, a David, y se postró sobre su rostro e hizo reverencia. Y dijo David: Mefi-boset. Y él respondió: He aquí tu siervo”.
3.   ¿Qué nos enseña este versículo acerca de la reverencia? (Salmo 89:7) “Dios temible en la gran congregación de los santos, y formidable sobre todos cuantos están alrededor de ÉL”.
4.   ¿Qué nos dice del nombre de Dios? (Salmo 111:9) “Redención ha enviado a su pueblo; Para siempre ha ordenado su Pacto; Santo y temible es su Nombre”.
5.   ¿Cómo puede una esposa expresar reverencia hacia su esposo? (Efesios 5:33) “Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido”.
6.   ¿Cómo ha de ser nuestro servicio a Dios? (Hebreos 12:28) “Así que, recibiendo nosotros un Reino Inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia”.
7.   ¿Qué se espera de un hijo? (Hebreos 12:9) “Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?”.

A nuestro Padre Celestial le agrada que lo reverenciemos a Él cuando reverenciamos a las autoridades que el ha puesto sobre nosotros en lugares de autoridad gubernamental nos enseña que debemos respetar a las autoridades superiores: (Romanos 13:1 al 7) “1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; Porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. 3 Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 4 porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. 5 Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia. 6 Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo. 7 Pagad a todos lo que debéis: Al que tributo, tributo; Al que impuesto, impuesto; Al que respeto, respeto; Al que honra, honra”. Por esta razón debemos de tener cuidado de no hablar con falta de respeto de personas en lugares de responsabilidad gubernamental, aun cuando no estamos de acuerdo con ellos. Por ejemplo, la reverencia a los padres, debemos reverenciar a nuestros padres aun cuando notemos errores que hayan cometido; Dios manda que siempre haya honor y respeto hacia a los padres: (Efesios 6:1 al 3) “1 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. 2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra”. Reverenciar a nuestro Padre Celestial, también es reverenciar al esposo, porque Dios manda a las esposas que respeten a sus maridos: (Efesios 5:33) “Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; Y la mujer respete a su marido”. La expresión de una esposa hacia su marido siempre debe ser de honrarle y respetarle y nunca de desprecio o con respuesta insolente: (1 Pedro 3:1 al 7)1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; Para que también los que no creen a la Palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa. 3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, 4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. 5 Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos; 6 como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; De la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza. 7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo”.

Nuestro Padre Celestial quiere y manda que le demos a Él Reverencia, por medio de reverenciar al siervo de la iglesia y a los que colaboran en la obra. Tal reverencia no se basa en siempre estar de acuerdo con ellos, sino tener reverencia a la posición en la cual Dios les ha puesto: (1 Tesalonicenses 5:12y13)12 Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal. 13 ¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien?”. (Hebreos 13:17)Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; Porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; Para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso”. También debemos darle reverencia a toda la humanidad. Hay un sentido en que debemos honrar y respetar a todo hombre como creación de Dios gente a quién El ama. Tratemos unos a otros con honra y respeto aun cuando una persona nos parece rara o extraña: (1 Pedro 2:17) “Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey”. Cómo cristianos debemos proponernos, en todas nuestras relaciones, conducirnos rectamente para que no hagan de su libertad un manto o cubierta de alguna maldad, o descuido del deber, pero deben recordar que son siervos de Dios.
Ahora veamos por favor otros ejemplos cuando hay falta de reverencia que su resultado fue castigo:
1.   ¿De qué manera faltó Uza en su reverencia hacia el arca del Señor? ¿Qué le pasó? (2 Samuel 6:3 al 7) “3 Pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en el collado; Y Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo. 4 Y cuando lo llevaban de la casa de Abinadab, que estaba en el collado, con el arca de Dios, Ahío iba delante del arca. 5 Y David y toda la casa de Israel danzaban delante de Jehová con toda clase de instrumentos de madera de haya; Con arpas, salterios, panderos, flautas y címbalos. 6 Cuando llegaron a la era de Nacón, Uza extendió su mano al arca de Dios, y la sostuvo; Porque los bueyes tropezaban. 7 Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios”.
2.   ¿Cómo faltaron de respeto estos niños delante de Eliseo? ¿Cómo les castigó Dios por tal burla? (2 Reyes 2:23y24)23 Después subió de allí a Bet-el; y subiendo por el camino, salieron unos muchachos de la ciudad, y se burlaban de él, diciendo: ¡Calvo, sube! ¡calvo, sube! 24 Y mirando él atrás, los vio, y los maldijo en el nombre de Jehová. Y salieron dos osos del monte, y despedazaron de ellos a cuarenta y dos muchachos”.
3.   ¿Cómo mostró Mical un desprecio hacia su esposo David? ¿Cómo fue castigada por su falta de respeto? (2 Samuel 6:16 al 23)16 Cuando el arca de Jehová llegó a la ciudad de David, aconteció que Mical hija de Saúl miró desde una ventana, y vio al rey David que saltaba y danzaba delante de Jehová; y le menospreció en su corazón. 17 Metieron, pues, el arca de Jehová, y la pusieron en su lugar en medio de una tienda que David le había levantado; y sacrificó David holocaustos y ofrendas de paz delante de Jehová. 18 Y cuando David había acabado de ofrecer los holocaustos y ofrendas de paz, bendijo al pueblo en el nombre de Jehová de los ejércitos. 19 Y repartió a todo el pueblo, y a toda la multitud de Israel, así a hombres como a mujeres, a cada uno un pan, y un pedazo de carne y una torta de pasas. Y se fue todo el pueblo, cada uno a su casa. 20 Volvió luego David para bendecir su casa; Y saliendo Mical a recibir a David, dijo: ¡Cuán honrado ha quedado hoy el rey de Israel, descubriéndose hoy delante de las criadas de sus siervos, como se descubre sin decoro un cualquiera! 21 Entonces David respondió a Mical: Fue delante de Jehová, quien me eligió en preferencia a tu padre y a toda tu casa, para constituirme por príncipe sobre el pueblo de Jehová, sobre Israel. Por tanto, danzaré delante de Jehová. 22 Y aun me haré más vil que esta vez, y seré bajo a tus ojos; Pero seré honrado delante de las criadas de quienes has hablado. 23 Y Mical hija de Saúl nunca tuvo hijos hasta el día de su muerte”.  
4.   ¿Qué hicieron mal Ananías y Safira y cómo fue relacionado con su ofrenda? ¿Qué les pasó como resultado de su mentira? (Hechos 5:3 al 10) 3 Y dijo Pedro: Ananías, ¿Por qué llenó satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? 4 Reteniéndola, ¿No se te quedaba a ti? y vendida, ¿No estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios. 5 Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron. 6 Y levantándose los jóvenes, lo envolvieron, y sacándolo, lo sepultaron. 7 Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer, no sabiendo lo que había acontecido. 8 Entonces Pedro le dijo: Dime, ¿Vendisteis en tanto la heredad? Y ella dijo: Sí, en tanto. 9 Y Pedro le dijo: ¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor? He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti. 10 Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró; y cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; y la sacaron, y la sepultaron junto a su marido”.
Cuando expresamos reverencia a Dios, nuestro Padre Celestial, demostramos el valor de nuestra identidad que tenemos. ¿Cómo lo hacemos? Cuando pasamos suficiente tiempo adorándole, aumentamos en nuestra reverencia a Dios. Ya hemos visto en los ejemplos de las Sagradas Escrituras que Dios toma en serio la falta de reverencia de parte de su pueblo. Enseñamos el significado y el VALOR de la REVERENCIA cuando explicamos la razón por qué hacemos ciertas cosas y también por medio de nuestro propio ejemplo. Nuestra razón de tener un respeto reverencial para otros en posiciones de Servicio es porque respetamos y honramos la posición en que Dios nos ha puesto. Debemos de respetarnos aunque no siempre estamos de acuerdo con el pastor y con los que colaboran con él, aunque no nos guste su estilo, pero debemos de recordar que son puestos por Dios. Tengamos cuidado de no mostrar la falta de respeto en nuestro trato con otros, así como muchos del mundo en nuestro alrededor: (2 Timoteo 3:1 al 9)1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. 6 Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. 7 Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. 8 Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. 9 Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos”. Si quieres tener una idea clara de lo que es la reverencia a Dios, nota la forma en que los ángeles demuestran su reverencia ante Dios y su trono: (Isaías 6:2 al 4)2 Por encima de Él había serafines; cada uno tenía seis alas; Con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. 3  Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, Santo, Santo, Jehová de los Ejércitos; Toda la tierra está llena de su Gloria. 4  Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo”; (Apocalipsis 4:9 al 11)9 Y siempre que aquellos seres vivientes dan Gloria y Honra y Acción de Gracias al que está sentado en el Trono, al que vive por los siglos de los siglos, 10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el Trono, y adoran al que VIVE por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: 11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas”.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Rosa Dias. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).

UNA BUENA ACTITUD Y DISPOCISIÓN ANTE LA PALABRA DE DIOS


Predica; 02 de Diciembre de 2018
UNA BUENA ACTITUD Y DISPOCISIÓN ANTE LA PALABRA DE DIOS
Ya comenzamos a ver las características de esta hermosa iglesia de Tesalónica, una iglesia viva, vibrante, que está enfocada en lo que Jehová Dios nos llamó a hacer, en progreso continuo, como toda iglesia de Jesucristo en todo lo que deberíamos de estar haciendo; El Evangelio Puro de Jesucristo, que nuestro Padre Celestial lo llama, “Sana Doctrina de Cristo”, es aborrecida por muchos, y la predicación fiel de la misma se ve obstaculizada en muchos sentidos. Pero los que NO quieran predicar la Sana Doctrina de Cristo a los pecadores, y a los hombres muertos en el pecado, no lo hacen porque tienen corazones crueles, y son enemigos de la Gloria de Dios y para la salvación de su pueblo, que les niegan las Sagradas Escrituras: (1 Tesalonicenses 2:13-16) “13  Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la Palabra de Dios que OÍSTEIS de nosotros, la recibisteis NO como palabra de hombres, sino según es en VERDAD, la Palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes. 14 Porque vosotros, hermanos, vinisteis a ser imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea; Pues habéis padecido de los de vuestra propia nación las mismas cosas que ellas padecieron de los judíos, 15 los cuales mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas, y a nosotros nos expulsaron; Y no agradan a Dios, y se oponen a todos los hombres, 16 impidiéndonos hablar a los gentiles para que éstos se salven; Así colman ellos siempre la medida de sus pecados, pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo”. Muchas veces vivimos nuestra vida como si la Palabra de Dios NO fuera la Palabra de Dios, como si el cristianismo NO fuera cristianismo, como si nuestra vida NO pudiera ser usada por Dios. Tristemente así es como la mayoría de los cristianos viven sus vidas en estos días. Dice la biblia en el versículo trece, “…recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres…”. Dese cuenta lo que dice la Palabra de Dios Cuantas veces, oímos nosotros una y otra vez a la gente al rededor diciendo que la Palabra de Dios no es la Palabra de Dios, que es palabra de hombres, que la Palabra de Dios no es Poderosa, que no puede salvar a nadie, que no es eterna, que se escribió hace unos cuantos años y que la Palabra de Dios no nos afirma que hay un salvador o un redentor. Pero, ¿sabe qué? La Palabra de Dios es la Palabra de Dios. Ella es la Verdad, en otras palabras, la Palabra de Dios no es una falsedad, lo que estamos leyendo no es algo falso, no es una fábula, no es una historieta, no es un cuento si no que lo que estamos leyendo es la Palabra de Dios Eterna y con esta Palabra será juzgado el mundo entero.

LA PALABRA DE DIOS ES OÍDA, Dice aquí, “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la Palabra de Dios que oísteis de nosotros…”.  La Palabra de Dios es oída. Y para que la Palabra de Dios pueda ser oída tiene que ser predicada. La Palabra de Dios no puede ser oída si primero no es predicada. La Palabra de Dios se debe de predicar para que se pueda oír. Tristemente este mundo ya no está oyendo la Palabra de Dios. Tienen comezón de oír, quieren oír, pero no hay quien les haga oír, no hay alguien que valla y les predique. Podríamos nosotros dormirnos en nuestros laureles y decir que nadie quiere oír. Necesitamos ser una voz del desierto. Juan, dice la palabra de Dios que el simplemente fue una voz. Si cada uno de nosotros en vez de afanarnos, en vez de quejarnos, en vez de ver a nuestra vida, en vez de ver que tan mal estoy, que tan mal está la sociedad, que tan mal está este mundo, los zetas, los carteles, las drogas y los secuestros y todo lo demás, simplemente fuéramos una voz la gente alrededor de nosotros pudieran oír un poquito más la Palabra de Dios. Juan fue una voz para que gente pudiera oír la Palabra de Dios. (Romanos 10:14) “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?”. Si alguien dice, el trabajo de predicar es solamente del pastor usted cree que la gente de este mundo va a poder oír.  (Isaías 1:10) “Príncipes de Sodoma, OÍD la Palabra de Jehová; Escuchad la ley de nuestro Dios, pueblo de Gomorra”; Vea lo que dice la Palabra de Dios “Príncipes de Sodoma,…”  Podemos decir aquí, príncipes de Lerma. Esto era lo que estaba haciendo Isaías, estaba predicando estaba diciendo. Versículo cuatro “¡Oh gente pecadora…”. Isaías estaba predicando porque Dios le había dicho a Isaías que fuera y predicara. Y si hay algo que Dios nos ha encargado a nosotros es que vallamos y prediquemos la Palabra de Dios. (Isaías 28:14) Por tanto, varones burladores que gobernáis a este pueblo que está en Jerusalén, OÍD la Palabra de Jehová”. Isaías aquí les estaba predicando y les estaba diciendo, gente pecadora, se están volviendo atrás, han pecado contra Dios. Y la misma predicación que Isaías estaba predicándoles, es la misma predicación que nosotros debemos de seguir predicando. Dice, oigan la Palabra de Dios, escuchen. Pero como van a oír si no hay nadie que les esté predicando: (Ezequiel 37:4) “Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, OÍD Palabra de Jehová”. Hay un montón de huesos secos alrededor que necesitan oír la Palabra de Dios. Mejor estos huesos secos oyeron, se llenaron de carne, y se formó un ejército. Hay pastor necesitamos un ejército para combatir contra este mundo. Pues vamos a predicar para que la gente oiga, que los huesos secos sean salvos, para que puedan formar parte del ejército de Dios.

LA PALABRA DE DIOS ES RECIBIDA, Dice, le doy gracias a Dios de que ustedes recibieron la Palabra de Dios. Podemos nosotros ir y predicarla para que la gente la pueda oír pero también la Palabra de Dios es recibida, es aceptada. Gracias a Dios que aún en nuestros días la Palabra de Dios no ha cambiado y la Palabra de Dios puede aún ser recibida en nuestros días. Si fue recibida hace más de dos mil años, si fue recibida hace cuatro mil años puede aún ser recibida en estos días porque la Palabra de Dios no cambia. Imagínese las Sagradas Escrituras fue Escrita hace mucho tiempo y aun la tenemos en nuestras manos aún la podemos leer podemos leer acerca de la creación del mundo, podemos leer acerca de la vida de José, podemos leer acerca de la vida de Abraham, podemos leer acerca del pueblo de Israel podemos leer de lo que sucedió hace ya más de dos mil años. La gente en nuestros días lo único que le gusta leer son las noticias y lo que está sucediendo en la actualidad y no hay nada de malo en estar actualizado, pero tenemos la Palabra de Dios y tenemos algo que no ha cambiado y que aun en nuestros días puede ser recibido. Aun en nuestros días puede ser predicada, oída y recibida. (Santiago 1:12) “Bienaventurado el varón que soporta la tentación; Porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman”; Aquí en 1 de Tesalonicenses 2:16 dice la Palabra de Dios hay gente que impide que gente pueda ser salva. No es algo nuevo que al tratar nosotros de predicar su Palabra y tratar de llevar su Palabra, la Palabra de Dios es oída pero siempre ha habido gente que impide que la Palabra de Dios se recibida. Desde la antigüedad, el diablo mismo con Adán y Eva. Diciéndole a Eva ¿Con que Dios te dijo esto? Haciendo a Eva dudar de la Palabra de Dios. Si es cierto, Dios te dijo esto, pero no creas todo lo que Dios te dice. El trabajo del diablo es que la gente dude de la Palabra de Dios, que la gente no oiga la Palabra de Dios, que la gente niegue la Palabra de Dios, que la gente aún se burle de la Palabra de Dios. Yo creo que cuando nosotros dejamos a la deriva a nuestros hijos y que nuestros hijos hagan lo que quieran, que ellos decidan su “religión”,  que ellos decidan si hay Dios o no hay Dios, que ellos decidan si son hombre o mujeres o mujeres o hombres y que decidan todo, al final lo que van a decidir es que la Palabra de Dios no es la Palabra de Dios porque los dejamos en las manos del burlador. Los dejamos en las manos de aquel que pone la duda en el corazón de toda persona. (Mateo 13:20) “Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la Palabra, y al momento la recibe con gozo”; Hay gente que oye la Palabra y la recibe. Hay gente que va a misa y escucha la Palabra y la recibe pero no la cree. Es el problema, mucha gente en nuestros días recibe la Palabra y no la cree. (Juan 12:48) “El que me rechaza, y no recibe mis Palabras, tiene quien le juzgue; La Palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero”. La Palabra de Dios va a juzgar a la gente que oyó la Palabra de Dios pero la rechazó. Que bendición que la gente la pueda recibir. Que bendición aún más cuando la gente pueda creer la Palabra de Dios.

LA PALABRA DE DIOS ES CREÍDA, Es para ser creída. Se cree. Tenemos que creer por eso dice aquí en 1 Tesalonicenses 2:13 “…, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios”, Dice, ustedes creyeron, aceptaron, recibieron esta palabra no como si hubiera venido de hombres si no la recibieron como si hubiera venido de Dios en verdad. La verdad es que la Palabra de Dios es Verdad. Ellos creyeron. Mucha gente a veces recibe la Palabra de Dios pero la recibe como si haya venido de hombres. Hay gente que viene a la iglesia, oye su palabra y la recibe pensando que vino de un hombre. Pero cuando la gente la recibe pensando que ha venido de Dios ahí es cuando es creída. Cuando se cree en la Palabra de Dios. Y que bendición es cuando nosotros podemos leer las Sagradas Escrituras y podemos recibir todo lo que Dios me está dando y creerlo como si viniera de Dios. La Palabra de Dios viene de Dios. Que redundancia, que cosas tan importantes aprendemos en la iglesia. Muchas veces la gente no cree. ¿Creen ustedes que la Palabra de Dios es la Palabra de Dios? Mucha gente no cree que la Palabra de Dios sea la Palabra de Dios. Más y más cristianos hay que vienen a la iglesia y dicen, bueno como que la mayoría de las Sagradas Escrituras es Palabra de Dios pero yo creo que venimos del chango y que hubo una gran explosión. Esta persona no está creyendo en la Palabra de Dios porque la Palabra de Dios en (Génesis 1:1) dice “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. No dice en el principio creo María los cielos y la tierra. Dicen las Sagradas Escrituras que en el principio creo Dios los cielos y la tierra. Él es el único que puede crear cosas. Dios es el único que puede crear de la nada algo. En Salmos capítulo 51 dice David, Dios creo en mí un espíritu nuevo. Porque él puede crear en mi un nuevo corazón. No solamente puede transformar mi corazón puede crear en mi algo de la nada. Y Dios creo al hombre, Dios nos creó. No hay duda y si no me cree a mi crea a lo que dice a la Palabra de Dios. Si ustedes no cree esto entonces ustedes no cree en la Palabra de Dios. (Juan 5:24) “De cierto, de cierto os digo: El que Oye Mi Palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; Y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida”. El Señor Jesucristo está diciendo, el que oye MI Palabra. Hermanos por esto debemos de ir nosotros a predicar su Palabra para que la gente pueda oírla. Si solamente uno va, entonces, unos poquitos van a oír. Vamos a suponer que este mundo solamente tiene mil habitantes, imagínese que la única influencia que yo pueda hacer en este mundo es predicar y diez solamente me pueden oír y no todos van a creer y no todos van a tener vida eterna. Pero si tuviéramos cinco que pudieran ir y predicar ya fueran cincuenta. Si tuviéramos cien ya los mil de este mundo oirían. Y no hay mil ni hay diez mil hay más de seis mil millones de personas en este mundo. Pero lo que este mundo está viendo y se preocupa más es en la capa de ozono. Yo creo que en cierta manera es una táctica del diablo. No te preocupes por tu alma preocúpate por la capa de ozono, nos estamos todos muriendo.

LA PALABRA DE DIOS ES PODEROSA, La Palabra de Dios es Poderosa porque actúa en mí, actúa en mi vida, puede cambiar mi vida. Es por esto que cuando se predica y te hablas a ti mismo y puedes con toda la seguridad hablarle a tu vecino, hablarle a tu amigo, hablarle a tu familiar y decirle Jesucristo te puede salvar porque la Palabra de Dios cambia, transforma. (Hebreos 4:12) “Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; Y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”; De tal manera que la Palabra de Dios transforma. (Romanos 12:1,2) “1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la Buena Voluntad de Dios, Agradable y Perfecta”; Debo de buscar cual es la voluntad de Dios y la voluntad de Dios está en su palabra. (Santiago 1:22)Pero sed hacedores de la Palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos”. Cuando solamente vengo y oigo y no quiero hacer lo que la Palabra de Dios me dice, me estoy engañando. Y hay gente que esta engañada y vive la vida engañada. ¿A poco la Palabra de Dios me puede cambiar y transformar? Dios me transforma, Dios me cambia. Hay pastor pero yo no he visto bien que Dios pueda hacer algo. Es que no la ha oído, no la ha recibido, no la ha creído y porque no la ha creído no ha podido hacer algo en tu vida. Pero si la oímos y abrimos un poquito más nuestros oídos, entonces entenderemos y obedeceremos. ¿Sabe porque Dios nos dio dos oídos y una boca? Para poder oír un poquito más. Dios nos dio dos oídos para oír su Palabra. Dicen las Sagradas Escrituras, (Santiago 1:19) “Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse”. Cuando Dios hable usted oiga. Cuando ÉL está hablando oiga, oiga, reciba su Palabra, créalo. No más reciba y diga algo le tengo que encontrar. Hay gente que lee así las Sagradas Escrituras. La oye, la lee, la recibe pero no la cree porque dice yo sé que aquí va a ver una contradicción. Ya no voy a ir a la iglesia porque ya vi la contradicción. Hay gente en nuestros días que tristemente esto es lo que hacen. Está buscando contradicciones. Y hay gente que busca contradicciones en la Palabra de Dios, y que busca excusas y hay gente que la lee, la recibe y la cree. La gente que lee la Palabra de Dios y la cree y ve que ahí dice no adoraras a dioses ajenos delante de mí y cree. Se pregunta, ¿Entonces será que Dios no acepta adoración ni veneración de nadie más solamente para ÉL? Esta es la gente que cree y que se acerca a Dios. Muchas veces cuando ya anda ahí cerquita de las Sagradas Escrituras cree en la salvación del hijo de Dios. La Palabra de Dios es oída, recibida, creída y es PODEROSA. Pero si yo no la predico, no puede ser oída, recibida ni creída ni va a poder cambiar a nadie.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Raúl Díaz Badillo. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).

domingo, 25 de noviembre de 2018

EL CARÁCTER CRISTIANO MOLDEADO POR LA PALABRA DE DIOS

Predica; 25 de Noviembre de 2018
EL CARÁCTER CRISTIANO MOLDEADO POR LA PALABRA DE DIOS
El diccionario defineCARÁCTER como el conjunto de distintivos de una persona o cosa. Si usamos esta definición, entonces tenemos que decidir que son los distintivos que separa al cristiano de los demás. (Hechos 11:22 al 26) “22 Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; Y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía. 23 Este, cuando llegó, y VIO la Gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor. 24 Porque era Varón Bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor. 25 Después fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; Y hallándole, le trajo a Antioquía. 26 Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y Enseñaron a mucha gente; Y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía”. El diccionario defineDISCÍPULOcomo un seguidor o un aprendiz. Los seguidores de Cristo Jesús se llamaban discípulos porque le seguían y aprendían de Él, de Jesús nuestro Señor y Salvador. Los discípulos fueron llamados cristianos primeramente en Antioquia”. Entonces, que es la diferencia entre un discípulo de Jesús y un cristiano. ¡Hay una enorme diferencia! Judas era uno de los discípulos de Jesús pero no era un cristiano. Judas era uno de los seguidores de Jesús, y seguramente aprendió mucho de Jesús, pero nunca se convirtió en cristiano. La diferencia es que el verdadero cristiano se ha convertido en algo como o similar a Jesucristo.

Si nos decimos que somos cristianos, entonces debemos de tener mucha similitud con Cristo Jesús en sus ACTITUDES. Veamos por favor el desafío que nos pone nuestro Padre Celestial por medio del apóstol Pablo: (Filipenses 2:5 al 8) “5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 EL cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”. Si queremos ser verdaderos cristianos, debemos de tener la misma ACTITUD de Jesús acerca de la Perfecta Voluntad de Jehová Dios nuestro Padre Celestial. Jesús deseaba hacer la Voluntad de Dios el Padre. Su Divinidad le da el privilegio y el Poder de Redimir, Resucitar y Recompensar: (Juan 5:30)No puedo YO hacer nada por MÍ mismo; Según oigo, así juzgo; Y Mi juicio es justo, porque no busco Mi Voluntad, sino la Voluntad del que Me envió, LA DEL PADRE”. Jesús revelo su deseo. Porque Jesús deseaba hacer la Voluntad de Dios el Padre, El juzgaría; Porque El Carácter de Jesús fue y es siempre hacer Voluntad del Padre, porque esto es JUSTO JUICIO.

El deleite de Jesús siempre ha sido el hacer la Perfecta Voluntad del Padre. El hábito de hacer la Voluntad de Jehová Dios es como PAN Espiritual acompáñenme al Libro de: (Juan 4:31 al 34) “31 Entre tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come. 32 Él les dijo: YO tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis. 33 Entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer? 34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la Voluntad del que me envió, y que acabe su obra”; Ahora veamos los versículos  siguientes dónde Jesús explico que esta Voluntad del Padre, este pan espiritual, es el buscar y evangelizar a los pecadores: (Juan 4:35 al 38) “35 ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. 36 Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega. 37 Porque en esto es verdadero el dicho: Uno es el que siembra, y otro es el que siega. 38 Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; Otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores”. Jesús murió en la cruz para cumplir la Perfecta Voluntad del Padre. (Mateo 26:42) “Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que YO la beba, hágase TU VOLUNTAD. Ahora veamos en el Libro de: (Lucas 23:46) “Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en Tus Manos encomiendo Mi Espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró”. Así como Escrito está, Jesús demostró su Carácter de Obediencia, Confianza y Fidelidad a nuestro Padre Celestial.

Jesús estableció la norma por la cual nosotros tenemos que medir y calificar nuestra Carácter y actitud. Porque si decimos ser cristianos, entonces debemos de pensar como Jesús acerca de la Palabra de Dios. Jesús confió totalmente en la Palabra de Dios, que todo lo que Dios decidió que nosotros sepamos; Lo REVELÓ por medio del Espíritu Santo e inspiró a seres humanos, que Él Padre escogió como nosotros, para usarlos solamente cómo ESCRITORES, porque Jehová Dios es ÉL AUTOR y están Escritas para nuestro EJEMPLO y ENSEÑANZA en las Sagradas Escrituras: (Mateo 5:17y18) “17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; No he venido para ABROGAR, SINO PARA CUMPLIR. 18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido”. Jesús afirmo su fe en la Palabra de Dios. No había lugar en su pensamiento para desconfianza ni desobediencia. Acompáñame a leer los siguientes dos versículos por favor en el mismo Libro de: (Mateo 5:19-20) “19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos MANDAMIENTOS muy pequeños, y así Enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el Reino de los Cielos; Mas cualquiera que los Haga y los Enseñe, éste será llamado grande en el Reino de los Cielos. 20 Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, NO entraréis en el Reino de los Cielos”. Jesucristo Nuestro Señor, nos sigue amonestando como sus seguidores que cambiemos nuestras Actitudes y nuestro Carácter acerca de la Palabra de Dios, que tiene que exceder a las de los escribas y los Fariseos, o no podremos entrar en el Reino del Cielo.

El Carácter de Jesús fue y sigue siendo el Enseñar fielmente la Palabra de Dios por medio de la Sana Doctrina de Cristo. En (Mateo 5:35 al 38) “34 Pero YO os digo: No juréis en ninguna manera; Ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; Ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. 36 Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. 37 Pero sea vuestro hablar: , ; No, no; Porque lo que es más de esto, de mal procede. 38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente”. Jesús explico que los judíos carecían de la salvación porque no creían ni confiaban en la Palabra de Dios. Por favor sigamos adelante leyendo los siguientes versículos en el mismo Libro de: (Mateo 5:39 al 47)39 Pero YO os digo: No resistáis al que es malo; Antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; 40 y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; 41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, vé con él dos. 42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses. 43 Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. 44 Pero YO os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; 45 Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los Cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. 46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? 47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?”. Jesús, les reprocho por haber rechazado la revelación dada por Moisés y otros acerca de El mismo en las Sagradas Escrituras.

El Carácter del Cristiano debe de ajustarse a pensar como Jesús acerca del trabajo de Dios. Porque el Carácter de Jesús se caracterizó por hacer el trabajo de su Padre, por favor vayamos al libro de: (Juan 9:1 al 4) “1 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. 2 Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿Quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? 3 Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. 4 Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; La noche viene, cuando nadie puede trabajar”. El respondió a las preguntas de los discípulos acerca del pecado y la ceguera, explicando que el hacer la obra de Dios caracterizaba su vida. El hacer el trabajo de su Padre lo mantenía ocupado y cumplió todo lo que le mandó que hiciera. El hacia el trabajo del Padre porque la vida eterna para los pecadores dependía totalmente de Él. La Evangelización del mundo depende ahora de los Cristianos Verdaderos, porque Jesús dejo esta responsabilidad con ellos y nosotros en la Gran Comisión que se encuentra en: (Mateo 28:19y20) “19 Por tanto, id, y HACED DISCÍPULOS a todas las naciones, Bautizándolos en el NOMBRE del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; Y he aquí YO estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”.

El Carácter de los cristianos debe de ser como el carácter de Jesús en sus acciones.
Que nos esforcemos para amar como Jesús ama: (Juan 14:15 al 24)15 Si me amáis, Guardad Mis Mandamientos. 16 Y YO rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 EL ESPÍRITU DE VERDAD, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; Pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. 19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; Pero vosotros me veréis; PORQUE YO VIVO, vosotros también viviréis. 20 En aquel día vosotros conoceréis que YO estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y YO en vosotros. 21 EL QUE TIENE MIS MANDAMIENTOS, Y LOS GUARDA, ÉSE ES EL QUE ME AMA; y el que me ama, será amado por mi Padre, y YO le amaré, y me manifestaré a él. 22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? 23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, MI PALABRA guardará; y MI PADRE LE AMARÁ, y vendremos a él, y haremos morada con él. 24 El que no me ama, No Guarda Mis Palabras; y LA PALABRA QUE HABÉIS OÍDO NO ES MÍA, SINO DEL PADRE QUE ME ENVIÓ”. No deja duda ninguna que los Cristianos debemos de tener el carácter de amar como Cristo Jesús.

El Carácter acerca del amor de Jesús era totalmente generoso. Jesús amaba aun los que le rechazaban a Él. Jesús reprocho a los que rechazaban su amor. Luego, lloro porque ellos le habían rechazado neciamente, y les dijo: “Cuantas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollos debajo las alas y no quisiste!” (Mateo 23:37 al 39) “37 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste! 38 He aquí vuestra casa os es dejada desierta. 39 Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor”. El Carácter de Jesús es amar aun los que le maltrataban y se burlaban de Él. Veamos en el Libro de: (Lucas 23:34) “Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes”.

En el Carácter de Jesús, No había límite para dar amor. Jesús amo a los que dudaban de Él. Tomas estaba ausente cuando Jesús apareció a los discípulos la primera vez después de su resurrección, y el no quería creer sin ver en las manos de Jesús la señal de los clavos y meter el dedo en su costado. Después, Jesús apareció otra vez y dio a Tomas la oportunidad de probar que Él era el mismo Jesucristo (Juan 20:26 al 29) “26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. 27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! 29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron”. ¡¡NO HABIA LIMITE DE SU AMOR!!! El Carácter de Jesús era amar a los que lo negaron y a los que lo siguen negando. Jesús advirtió a Pedro que le iba a negar tres veces... (Mateo 26:34) “Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces”. Y luego, (Mateo 26:75) “Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: Antes que cante el gallo, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente”. Pedro lo hizo. Sin embargo, el amor de Jesús se mostró a Pedro en forma inolvidable cuando Jesús perdono a Pedro junto al Mar de Tiberias.

Para tener un Carácter como el de Jesús, cómo cristianos debemos de esforzarnos para vivir como vivía Jesús. Jesús vivió una vida perfecta, sin falla. Jesús vivió por más de treinta años en una región. Los últimos tres años de su vida el vivía bajo mucha presión, porque los judíos siempre buscaban pruebas falsas en contra de El para que pudieran encarcelar y últimamente ejecutarlo pero ni aún Pilato, no pudo hallar falla en El: (Lucas 23:4) “Y Pilato dijo a los principales sacerdotes, y a la gente: Ningún delito hallo en este hombre”. Había algo en las vidas de los Cristianos en Antioquia que hacía que aun los pecadores recordaron de la vida de Cristo Jesús. ¿Ven los pecadores a los cristianos de hoy así? FINALMENTE; ¿Si el ser Cristiano fuera un crimen y usted fuera llevado a un juicio acusado de ser Cristiano, habría suficiente pruebas para que se declarara culpable? “CARÁCTER” Dios ha dotado a cada ser humano de un talento que puede ser utilizado a favor de los demás. El mundo se encuentra como está, no por la ausencia del talento sino porque carecemos de un Carácter y una actitud constructiva. Y para tener esta actitud se requiere de Carácter. El Carácter se amolda cuando viene el convencimiento. La experiencia cristiana nutre el Carácter; El Carácter ayuda a sobrellevar la aflicción. Fácil es hacer uso de nuestras capacidades. Por el contrario el amoldamiento del Carácter toma toda la vida. Lo más difícil de controlar es el Carácter. El de Carácter apacible construye; Aquel de Carácter impulsivo carcome. Dios ha dado poder a la iglesia para utilizar cuatro palancas a favor del prójimo: 1) El Carácter del cambio, 2) El Carácter de la fe, 3) El Carácter del amor, 4) El Carácter de la Esperanza. Poder utilizarlas requiere Carácter.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Raúl Díaz Badillo. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).

viernes, 23 de noviembre de 2018

LA RESTURACIÓN DEL REINO INCONMOVIBLE DE JESUCRISTO

Predica; 18 de Noviembre de 2018
LA RESTURACIÓN DEL REINO INCONMOVIBLE DE JESUCRISTO
El gran propósito de Jehová Dios al enviar a Jesús en su Divina encarnación fue para el establecimiento de su Reino por medio de Jesucristo, pero antes de que pudiera ser debidamente establecido se tenía que dar un fuerte temblor con el fin de que las sombras del judaísmo dieran lugar a la sustancia. ¿Qué es el Reino de Dios? Es el Reino Inconmovible de Jesucristo: (Hebreos 12:27-29) “27 Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas MOVIBLES, como cosas hechas, para que queden las INCONMOVIBLES. 28 Así que, recibiendo nosotros un REINO INCONMOVIBLE, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; 29 Porque nuestro Dios es Fuego consumidor”. La aparición del Mesías hizo necesaria la total disolución de toda la economía judaica: Las instituciones levíticas fueron cumplidas en Jesucristo, ellas habían alcanzado su propósito, lo cual fue solemnemente representado por el velo rasgado en el templo, y 40 años más tarde por la total destrucción del templo. No obstante, era difícil convencer a los hebreos cristianos que este era el caso, y, por lo tanto, el autor acudió al argumento que dio en EL (Hebreos 12:18-24) “18 Porque no os habéis acercado al monte que se podía palpar, y que ardía en fuego, a la oscuridad, a las tinieblas y a la tempestad, 19 al sonido de la trompeta, y a la voz que hablaba, la cual los que la oyeron rogaron que no se les hablase más, 20 porque no podían soportar lo que se ordenaba: Si aún una bestia tocare el monte, será apedreada, o pasada con dardo; 21 y tan terrible era lo que se veía, que Moisés dijo: Estoy espantado y temblando; 22 sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios Vivo, Jerusalén la Celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, 23 a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los Cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos, 24 a Jesús el Mediador del NUEVO PACTO, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel”. Y a la exhortación que dio en EL (Hebreos 12:26) “La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el Cielo”. Esto es evidente en las palabras de (Hebreos 12:27) “Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles”. El cristianismo es la última cosa que Dios tiene para esta tierra.

El último gran cambio de la dispensación se hizo cuando el Señor Jesús dio el Evangelio al mundo, por esta razón Pedro pudo decir: (1 Pedro 4:7) “Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración”, porque Dios ha hablado su última Palabra a la humanidad. También Juan dijo: (1 Juan 2:18) “Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; Por esto conocemos que es el último tiempo”, lo cual muestra que no es cierto que otra dispensación deba seguir a la actual. (V. 27) “Y esta frase: Aún una vez…”; Aquí nuestro Padre Celestial explica la declaración de (Hageo 2:6) “Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca”. Acompáñenme por favor a leer el Libro de: (Hebreos 12:26) “La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo”. Las cosas inmateriales y espirituales del cristianismo, dice Pablo, “no son hechas de manos” (2 Corintios 5:1) “Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un Edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los Cielos”; (Hebreos 12:28) “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios, agradándole con temor y reverencia”. Estamos bajo el gobierno espiritual de Jesucristo, a quien Jehová Dios ha ungido y establecido como Rey a Jesucristo: (Salmo 2:6) Pero YO he puesto MI REY Sobre Sion, Mi Santo Monte”. (Colosenses 2:11)En ÉL también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo”, El carácter esencial de este Reino, a diferencia de todos los demás, es inamovible, es eterno y permanente.

Al comienzo de la historia humana el Reino de Dios fue manifestado en esta tierra, por lo que no había necesidad de orar venga tu Reino”. El Reino de Dios fue establecido en Edén, y todas las añadiduras que fluyen de la sujeción a su dominio fueron entonces disfrutadas. La supremacía de  Dios fue reconocida gustosa y espontáneamente por todas sus criaturas. Pero el pecado entró, y se produjo un cambio radical. El hombre rechazó el Reinado de Jehová Dios. Al transgredir sus mandamientos, Adán rechazó su Soberanía. De este modo, al hacer caso a las sugerencias de la serpiente, el reino de satanás se estableció en este mundo (Mateo 12:26) “Y si satanás echa fuera a satanás, contra sí mismo está dividido; ¿cómo, pues, permanecerá su reino?”. Desde la Caída ha habido dos imperios trabajando en esta tierra: El mundo” y el “Reino de Dios”. Los que forman parte del primero, NO le pertenecen a Dios, y los que pertenecen al segundo, profesan sujeción a ÉL. Por favor vallamos a ver un ejemplo en la vida de Gedeón; Donde fue la esfera particular del Reino de Dios sobre la tierra, el dominio donde su autoridad fue manifestada en una forma especial (Jueces 8:23) “Mas Gedeón respondió: No seré señor sobre vosotros, ni mi hijo os señoreará: Jehová señoreará sobre vosotros”; También veamos a este otro ejemplo de vida del rey Nahas: (1 Samuel 12:12) “Y habiendo visto que Nahas rey de los hijos de Amón venía contra vosotros, me dijisteis: No, sino que ha de reinar sobre nosotros un rey; Siendo así que Jehová vuestro Dios era vuestro rey”; Por favor sigamos viendo otro ejemplo en el Libro de: (Oseas 13:9,10) “9 Te perdiste, oh Israel, más en MÍ está tu ayuda. 10 ¿Dónde está tu rey, para que te guarde con todas tus ciudades; Y tus jueces, de los cuales dijiste: Dame rey y príncipes?”; etc.) Pero la sujeción a Jehová Dios por medio de Jesucristo, incluso allí, era, de parte de la nación como un conjunto, parcial y breve.

Vino muy pronto el tiempo cuando Jehová tuvo que decir a su siervo Samuel: (1 Samuel 8:7) “Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; Porque NO te han desechado a ti, sino a MÍ me han desechado, para que NO REINE sobre ellos”. Entonces Jehová Dios señaló a reyes humanos en Israel como sus representantes. Mientras el pacto sinaítico continuó en vigor Jehová se mantuvo como su Rey (Éxodo 19:6) “Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel”. Jehová Dios fue el rey que “hizo fiestas de bodas para su HIJO Jesucristo”: (Mateo 22:2 al 6) “2 El Reino de los Cielos es semejante a un Rey que hizo fiesta de bodas a su Hijo; 3 y envió a sus siervos a llamar a los convidados a las bodas; Mas éstos no quisieron venir. 4 Volvió a enviar otros siervos, diciendo: Decid a los convidados: He aquí, he preparado mi comida; Mis toros y animales engordados han sido muertos, y todo está dispuesto; Venid a las bodas. 5 Mas ellos, sin hacer caso, se fueron, uno a su labranza, y otro a sus negocios; 6 y otros, tomando a los siervos, los afrentaron y los mataron”. Aunque Saúl, David y sus sucesores dañaron el carácter real, y por lo tanto, en parte fue oscurecido el GOBIERNO DIVINO, el Reinado de Jehová Dios no fue abolido (2 Crónicas 13:8) “Y ahora vosotros tratáis de resistir al REINO de Jehová en mano de los hijos de David, porque sois muchos, y tenéis con vosotros los becerros de oro que Jeroboam os hizo por dioses”. El trono en el que Salomón se sentó fue llamadoEl trono del Reino de Jehová” (1 Crónicas 28:5) “Y de entre todos mis hijos (porque Jehová me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del REINO de Jehová sobre Israel”. La naturaleza y el carácter del Reino por venir fue representado bajo las figuras y formas de aquellas cosas materiales con las cuales la gente estaba familiarizada y por aquellos objetos que eran venerados en el judaísmo.

La creación del reino espiritual e inamovible de Jesucristo fue el tema y objetivo de todo lo que los profetas declararon (Lucas 1:69y70)69 Y nos levantó un poderoso Salvador en la casa de David su siervo, 70 Como habló por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio”; y (Daniel 2:24) “Después de esto fue Daniel a Arioc, al cual el rey había puesto para matar a los sabios de Babilonia, y le dijo así: No mates a los sabios de Babilonia; llévame a la presencia del rey, y yo le mostraré la interpretación”. (Daniel 2:44) “Y en los días de estos reyes el Dios del Cielo levantará un Reino que no será jamás destruido”. (Salmo 93:1) “Jehová reina; se vistió de magnificencia; Jehová se vistió, se ciñó de Poder. Afirmó también el mundo, y no se moverá”. Afirmó también el mundo (es decir, el mundo venidero de (Hebreos 2:5) “Porque no sujetó a los ángeles el mundo venidero, acerca del cual estamos hablando”. El nuevo mundo traído por Jesucristo, y no se moverá, este pasaje es paralelo a (Hebreos 12:28y29)28 Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; 29 porque nuestro Dios es fuego consumidor”. Pero, aunque fue claramente revelado a través de los profetas que el Señor Jesús, sería el Mesías, un Rey con un imperio universal, la mayor parte de los descendientes naturales de Abraham se entretuvieron con una concepción errónea de la aparición de Jesús y de la verdadera naturaleza de Su Reino; y este error produjo la más perniciosa influencia sobre sus temperamentos y conductas cuando se dio Su primera venida a esta tierra.

El sentido en el que ellos miraban a las profecías mesiánicas halagaba su orgullo y fomentaba su carnalidad. Ignoraban sus necesidades espirituales y se hinchaban con una falsa persuasión de que Dios estaba muy interesado en sus peculiares intereses terrenos por ser descendientes carnales de Abraham (Juan 8:39y41) “Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais”. De allí que la vida humilde, la Sana Doctrina de Cristo y los santos reclamos del Señor Jesús fueron amargamente rechazados por ellos (Juan 8:48y59)48 Respondieron entonces los judíos, y le dijeron: ¿No decimos bien nosotros, que tú eres samaritano, y que tienes demonio? 59  Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue”; (Lucas 19:14)Pero sus conciudadanos le aborrecían, y enviaron tras ÉL una embajada, diciendo: No queremos que éste reine sobre nosotros”. Aunque Jehová Dios había hecho muchos anuncios a través de los profetas de Israel que el Mesías ocuparía el OFICIO REAL, Jehová Dios dio indicios claros de que ÉL sería  muy diferente a los monarcas de la tierra (Isaías 53:2) “Subirá cual renuevo delante de ÉL, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en ÉL, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos”. Aunque el dominio y reinado del Mesías había sido descrito a través de símbolos materiales, se había dejado claridad que su reino no sería de este mundo. Jehová Dios por medio de Zacarías lo predijo: (Zacarias 9:9)He aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna”. Cuán diferente fue el esplendor que asumieron los soberanos de la tierra. Qué contraste entre su asno y los magníficos carros reales. La pobreza que caracterizó el aspecto real de Jesús era una evidencia de que su Reino no sería temporal. Jesucristo no es solamente “Rey de los santos” (Apocalipsis 15:3) “Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; Justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos”, sino también, “Rey de las naciones” (Jeremías 10:7) “¿Quién no te temerá, oh Rey de las naciones? Porque a ti es debido el temor; porque entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay semejante a TI”. Jesucristo Reina sobre toda la humanidad, y sobre todos aquellos que no se someten a Él como Redentor, los cuales estarán frente a ÉL como Juez. (Salmo 2:9) “Los quebrantarás con vara de hierro; como vasija de alfarero los desmenuzarás”. Ahora bien, el Reino de Jesucristo, considerado en sus aspectos espiritual e interno, dice nuestro Padre Celestial, es “RECIBIDOpor los creyentes, esto es, ellos participan de sus privilegios y bendiciones. Como el Reino de Jesucristo no es de este mundo, sino “CELESTIAL(2 Timoteo 4:18) “Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su Reino Celestial. A ÉL sea Gloria por los siglos de los siglos. Amén”. Desde el lado Divino, entran a través de la vivificación del Espíritu Santo, porque, (Juan 3:3) “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. Desde el lado humano, ellos entran cuando arrojan las armas de su rebelión y toman el yugo de Jesucristo sobre ellos, porque  (Juan 18:3) “Judas, pues, tomando una compañía de soldados, y alguaciles de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas y antorchas, y con armas”. (Mateo 18:3) “y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos”. Esto es cuando trasladamos nuestra lealtad de satanás a Jesucristo, que pudimos decir: (Colosenses 1:13)el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al Reino de su amado Hijo”. Aquellos que han recibido el Evangelio con un corazón honesto han sido admitidos y han sido hechos participantes del Reino de Jesucristo. “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible”. Definamos qué es lo que hemos recibido en nosotros. La palabra “recibiendo” significa que obtenemos este reino de otro: (1 Tesalonicenses 2:12) “Y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó a su Reino y Gloria”. (Santiago 2:5) “Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del Reino que ha prometido a los que le aman?”. (Mateo 25:34) “Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”.

Al afirmar que se trata de un Reino “que no se puede mover”, nuestro Padre Celestial enfatiza una vez más la gran superioridad del cristianismo sobre el judaísmo, y también muestra que el Reino de Jesucristo es diferente a todos los reinos en la tierra, los cuales están sujetos a convulsiones y conmociones. Este “reino inconmovible” no es más que otro nombre para las “cosas inconmovibles” que “permanecen”. Este Reino es la sustancia y realidad de lo que fue tipificado en la economía mosaica. Hemos recibido un Reino que no será movido, ni da lugar a una nueva dispensación. El canon de la Escritura es ahora completo, el Espíritu de la profecía ha cesado, el misterio de Dios ha sido consumado. Él ha puesto su última mano sobre esto.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).