viernes, 20 de noviembre de 2015

MATRIMONIO DE BENJAMIN Y KARLA

MATRIMONIO DE BENJAMIN Y KARLA

MENSAJE A LOS ESPOSOS E INVITADOS:
Estamos aquí reunidos para celebrar la boda religiosa de: BENJAMÍN Y KARLA en la presencia de Jehová Dios, Jesucristo nuestro Rey y del Espíritu Santo. Como Ministro Pastor de esta Iglesia en Cristo Jesús mi Libertador con Enseñanza de la Sana Doctrina de Cristo y delante de estos testigos para celebrar ante el Todopoderoso, y en el nombre de nuestra Sana Doctrina de Cristo, el contrato de matrimonio que BENJAMÍN Y KARLA ya han celebrado ante las autoridades civiles.
La figura del matrimonio contiene un trámite ante los hombres, y es también una enseñanza para los esposos, y es un mensaje para los presentes. Dios estableció la base de la familia, para que fuera el núcleo de la sociedad humana. Primeramente Dios hizo una creación maravillosa, la coronó creando al hombre dándole por compañera a una mujer, apreciemos la sabiduría de Dios porque de esta manera Él instituyó el matrimonio (Génesis 2:24) “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”.
BENJAMIN Y KARLA, Familiares, amigos y hermanos en Cristo Dios nos está hablando por medio de La Sana Doctrina de Cristo en su Palabra y través de este matrimonio, así como ellos están comenzando un nuevo inició en esta sociedad como casados, de esta forma Dios inició la humanidad, la bendición que ellos tienen ahora es que a través de la redención en Jesucristo, a pesar de que el mundo está bajo el pecado, por medio del conocimiento de la voluntad de Dios, pueden vivir esta vida en matrimonio honrando a Jehová Dios.

ORACIÓN Y LECTURA CONGREGACIONAL:
(Salmo 128:1-6) “1 Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, Que anda en sus caminos. 2 Cuando comieres el trabajo de tus manos,  Bienaventurado serás, y te irá bien. 3 Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa. 4 He aquí que así será bendecido el hombre Que teme a Jehová. 5 Bendígate Jehová desde Sion, Y veas el bien de Jerusalén todos los días de tu vida, 6 Y veas a los hijos de tus hijos. Paz sea sobre Israel”.
(Eclesiastés 4:9-12) “9Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. 10Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. 11También si dos durmieren juntos,  se calentarán mutuamente; más ¿cómo se calentará uno solo? 12Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto”.
(Colosenses 3:12,13) “12Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados,  de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”.



LA FELICIDAD EN EL MATRIMONIO DICE DIOS:
Para KARLA (Efesios 5:21-24) “21 Someteos unos a otros en el temor de Dios. 22  Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; 23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. 24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo”.

Para BENJAMÍN (Efesios 5:25-27) “25  Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha”.

MANTENGAN FUERTE EL TRIÁNGULO DEL MATRIMONIO
Mostrar que en los matrimonios donde ambos cónyuges consideran a Jesucristo como su amigo y consejero principal, siempre habrá más estabilidad, unidad y felicidad. Así el triángulo del matrimonio será fuerte. (Eclesiastés 4:12) “Uno solo puede ser vencido, pero dos podrán resistir. Y además la cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente.” Tres hilos separados, pueden romperse con cierta facilidad, pero cuando estos hilos son trenzados, entonces éste se convierte en una cuerda difícil de ser quebrada. Apliquemos ahora éste texto bíblico al hogar cristiano, especialmente en el comienzo de este matrimonio entre BENJAMÍN Y KARLA, como un pacto sagrado que une a tres “hilos” o sea tres personas que son: JESUCRISTO, BENJAMÍN Y KARLA, para formar una cuerda poderosa, que nada podrá destruirla.

Los matrimonios que practican juntos una vida activa de oración y estudio de la Biblia, asistiendo ambos a la misma Iglesia, con Dios siempre habrá más hogares estables, menos divorcios y más fidelidad.

¿CÓMO INTRODUCIR A CRISTO EN LA VIDA CONYUGAL? Es muy importante tener dos encuentros especiales con Cristo cada día. (Filipenses 1:21) “Para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia” Lo que causa división y discordia en las familias y en la iglesia es la separación de Cristo. Acercarse a Cristo, es acercarse unos a otros. El secreto de la verdadera unidad en la iglesia y en la familia, está en la unión con Cristo.

POR LAS MAÑANAS, elija su hora más apropiada. Ejemplo: 5:00, 5:30, 6:00, Su acercamiento con Jesús debe durar de 5 a 10 minutos. Debe ser hecho antes del desayuno y antes de ir al trabajo.
 El programa sugestivo que podría seguir es este:
- Alaben a Dios con una alabanza
- Oren juntos de rodillas y tomados de las manos.
- Abran su Biblia y comiencen a estudiar y meditar por (Mateo 1:18-25).
Pueden leerlo dos o más veces hasta comprenderlo claramente y aplicarlo en sus vidas.
– Ahora, lean y reflexionen acerca de sus votos por lo menos una vez a la semana.



PRACTIQUEN ESTAS ACTIVIDADES ESPIRITUALES
Asistan a una iglesia trabajadora, con la fe y las obras. Adorar a Dios en familia fortalece la vida espiritual. (Hebreos 10:25) “No dejando de congregarnos, como es costumbre de algunos, mas amonestándonos los unos a los otros, tanto más, cuanto veis que se va aproximando aquel día”.

Sean grandes intercesores y apasionados por la oración. (Efesios 6:18) “Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu Santo, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.”

Sean estudiosos de la Biblia. (Juan 5:39) “Escudriñad las Escrituras porque pensáis que en ellas tenéis la vida eterna…” 
Hagan el bien al prójimo. (Gálatas 6:9) “No nos cansemos de hacer el bien…” Visitas a enfermos y desanimados.
El Secreto para una vida familiar feliz, es el ser llenos del Espíritu Santo. (Efesios 5:18) “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu”.

NUNCA ES DEMASIADO TARDE PARA RECOMENZAR
Los problemas del matrimonio son muy semejantes. La cuestión de ser exitosos o fallar en nuestro casamiento depende de cómo lidiamos con nuestros problemas.
Mientras tengamos una relación profunda con Cristo y su Palabra, habrá un deseo de cambio y de mejora, tendremos la posibilidad de recomenzar, podremos poner todas las ideas y los ideales en práctica. (Romanos 8:28) “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”. Aún las experiencias más difíciles en el matrimonio, y en cualquier etapa de éste, pueden ser oportunidades para nuevos comienzos, nueva comprensión, mayor crecimiento y más amor. Un matrimonio bien exitoso es como un edificio que debe ser construido cada día y otras veces reconstruido por ambos esposos.
EL MATRIMONIO FELIZ: es hecho por aquellos esposos que creen que con Dios cambiar siempre es posible; creen que siempre es posible mejorar la vida en común; creen que deben aprender a dar y recibir, de modo que su relación pueda crecer. Jesús dijo: (Mateo 19:26) “Para los hombres esto es imposible; más para Dios todo es posible.”
SABER PERDONAR: Un matrimonio feliz no es un matrimonio perfecto porque nadie es perfecto. Todos cometemos errores, maltratamos al otro, nos herimos, nos enojamos y nos distanciamos uno del otro. Los esposos incapaces de perdonarse no pueden soportar la vida de casados. Negarse a perdonar puede ser usado como control para manipular al otro a que se someta.
La verdad es que todo el compañerismo en el matrimonio, al final de cuentas, está basado en el perdón. (Mar, 11:26) “Porque si vosotros no perdonáis, Tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas”.




VOTOS DE MATRIMONIO DE BENJAMÍN Y KARLA, ustedes están haciendo votos serios. Sus palabras son bellas que tienen bellas intenciones. Mi oración es que mantengan vivos estos votos todos los días que vivan, dándose de su tiempo y su amor el uno al otro, el significado de sus palabras se hará más y más real conforme pase el tiempo. Los momentos felices de sus vidas serán de mucho gozo pues se multiplicarán al compartirlos el uno con el otro. Cuando vengan las pruebas y tiempos difíciles, recuerden que se ayudarán mutuamente a compartirlos haciéndolos fáciles de sobrellevar. Cuando vengan esos días difíciles recuerden esto: En esos momentos obscuros de la vida, Dios está cerca y escucha la oración y está listo para responder.

VOTOS (BENJAMÍN Y KARLA de pie, cara a cara) Ya que han de establecer la alianza santa del matrimonio, únanse sus manos y repitan esto:
(PALABRAS DE BENJAMÍN) Yo, BENJAMÍN, con sinceridad y fe cristiana, te tomo, KARLA, como mi esposa legítima, según las leyes del matrimonio que establece la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia; lo hago para amarte y protegerte, en todo tiempo durante esta vida. Estoy seguro de tu cariño, de la fe que profesas por Cristo y del amor que has mostrado por la Iglesia. Prometo orar por la felicidad de nuestro matrimonio; y que nuestra unión ante el Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama siervo del Señor Jesucristo, y antes estos testigos, sea aprobada por Dios que nos ama y vela por nosotros.
(PALABRAS DE KARLA) Yo, KARLA, te acepto a ti, BENJAMIN, como mi esposo legítimo. Por el bien de nuestro hogar prometo acudir a las fuentes espirituales para conservar nuestra felicidad. Que nuestras ilusiones sean cumplidas con la ayuda del Espíritu Santo.

ANILLOS (PR. VÍCTOR SE DIRIGE A BENJAMIN) Hermano BENJAMÍN, siendo que el hombre es la cabeza del hogar, yo te hago entrega de este anillo para que al ponerlo en el dedo de Karla, se opere la unión simbólica del amor que ambos se profesan.
(PALABRAS DE BENJAMÍN) KARLA, por la entrega de este anillo, símbolo del amor sin fin, me caso contigo voluntariamente y te pido lo uses siempre, por respeto al amor que nos profesamos; y se cumpla así el perfecto círculo del deber que nos hace uno en Cristo.

(PR. VÍCTOR SE DIRIGE A KARLA) Hermana Karla, reconociendo que la mujer es la ayuda idónea del hogar, yo te hago entrega de este anillo para que al ponerlo en el dedo de BENJAMÍN, se opere la unión simbólica del amor que ambos se profesan.
(PALABRAS DE KARLA) BENJAMÍN, por la entrega de este anillo, símbolo del amor sin fin, me caso contigo voluntariamente y te pido los uses siempre, por respeto al amor que nos profesamos; y se cumpla así el perfecto círculo del deber que nos hace uno en Cristo.








BIBLIA Ya que se han entregado mutuamente los anillos y las arras, procedo mi esposa Laly yo, como ministros de Dios, a entregarles este sagrado Volumen, esperando que les sirva de inspiración espiritual para su hogar. Que siempre vivan bajo los estatutos y disciplina que en este Libro enseña para la felicidad del matrimonio.

LAZO Que al unirlos con este lazo, sea una inspiración para los dos. Recuerden que la santidad es necesaria para preservar esta nueva familia; y como familia de Dios sólo se obtiene por medio del mutuo sacrificio y amor. La palabra de Dios nos advierte: No os unáis en yugo desigual... Me complazco en decir que este es un yugo igual. Ambos aman a Dios y sé que harán de Cristo el centro de su hogar.

SANTA CENA: Oremos, Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que será para nosotros pan de vida y también por este fruto de la vida y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te los presentamos. Estos serán para nosotros símbolo de nuestra expiación en la cruz. Acepta Señor nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde; y que sea agradable en tu presencia, Señor Dios nuestro.

Señor, para nosotros significa la memoria de nuestra redención por nuestro Señor Jesucristo, (1 Corintios 11:23-26) “23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. 25 Asimismo tomó también la copa,  después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. 26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga”.
Señor, al celebrar ahora el memorial de la muerte y resurrección de Tu Hijo, te damos gracias porque nos haces dignos de estar en Tu presencia celebrando este sacramento.

Después de haber participado BENJAMÍN Y KARLA de Tu mesa, te pedimos, Señor que les unas sus vidas por el matrimonio, y permanezcan siempre unidos a Ti y anuncien Tu nombre a todos. Por Cristo nuestro Señor. Amén

DECLARACIÓN FINAL (BENJAMÍN Y KARLA de pie, cara a cara) Según la voluntad que han mostrado, y por el amor profesado públicamente; y de acuerdo a los testigos de esta ceremonia; por los anillos dados en uno para con él otro; por esta boda celebrada en este matrimonio; y habiendo tomado la Santa Cena como un testimonio de sinceridad para con todos y sencillez ante Dios; yo, VICTOR RAMÓN PRECIADO BALDERRAMA, como Ministro Pastor de esta Iglesia en Cristo Jesús mi Libertador con Enseñanza de la Sana Doctrina de Cristo, los declaro esposo y esposa en el nombre de Jehová Dios de Jesucristo de Nazaret y del Espíritu Santo. Amén.






UN ÚLTIMO CONSEJO: (Romanos 12:21) “No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal”.
Recuerden que el matrimonio feliz es hecho por aquellos que creen que Dios puede intervenir en sus vidas para efectuar los cambios y si fuera necesario perdonarse, y olvidar el pasado, y recomenzar el matrimonio.

Sus familiares y amigos, de los cuales muchos están presentes hoy, todos han sido parte de sus vidas y han compartido sus anhelos, sueños, triunfos y sufrimientos. Un día, ustedes se conocieron y algo comenzó a crecer dentro de sus corazones. No eran ya solamente BENJAMÍN Y KARLA, algo especial pasó que nunca había pasado cuando pasaban tiempo con otras personas.

Ustedes comenzaron a compartir risas, tiempo y juegos como nunca lo habían hecho con alguien más. Ese sentimiento especial que sintieron el uno por el otro fue aumentando y los ha traído hasta este momento, el comprometer su amor el uno al otro y establecer una vida juntos.

BENDICIÓN FINAL: Que tengan a Cristo en medio de Ustedes como bendición, en los amigos un consuelo, y en su trato con todos, una paz verdadera. Que sean testigos del amor de Dios en el mundo para que los pobres y afligidos, habiendo encontrado en ustedes ayuda, consuelos y orientación espiritual, sean recibidos algún día, con gratitud, en la casa eterna del Padre.

Y la bendición del Dios Todopoderoso Jehová Dios, de Jesucristo de Nazaret  y del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, y permanezca para siempre. Que el Eterno Padre los conserve unidos en amor para que la paz de Cristo habite en ustedes y permanezca en su hogar.

(Tómense los novios de la mano derecha) Lo que Dios unió ningún hombre lo separe. Que Jehová los bendiga y los guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ustedes, y tenga de ustedes misericordia, Jehová alce sobre ustedes su rostro, y ponga en ustedes paz. Beso y Despedir y anunciar recepción.

Pastor: Víctor Ramón Preciado Balderrama













(PALABRAS DE BENJAMÍN) Yo, BENJAMÍN, con sinceridad y fe cristiana, te tomo, KARLA, como mi esposa legítima, según las leyes del matrimonio que establece la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia; lo hago para amarte y protegerte, en todo tiempo durante esta vida. Estoy seguro de tu cariño, de la fe que profesas por Cristo y del amor que has mostrado por la Iglesia. Prometo orar por la felicidad de nuestro matrimonio; y que nuestra unión ante el Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama siervo del Señor Jesucristo, y antes estos testigos, sea aprobada por Dios que nos ama y vela por nosotros.
(PALABRAS DE KARLA) Yo, KARLA, te acepto a ti, BENJAMIN, como mi esposo legítimo. Por el bien de nuestro hogar prometo acudir a las fuentes espirituales para conservar nuestra felicidad. Que nuestras ilusiones sean cumplidas con la ayuda del Espíritu Santo.
ANILLOS (PR. VÍCTOR SE DIRIGE A BENJAMIN) Hermano BENJAMÍN, siendo que el hombre es la cabeza del hogar, yo te hago entrega de este anillo para que al ponerlo en el dedo de Karla, se opere la unión simbólica del amor que ambos se profesan.
(PALABRAS DE BENJAMÍN) KARLA, por la entrega de este anillo, símbolo del amor sin fin, me caso contigo voluntariamente y te pido lo uses siempre, por respeto al amor que nos profesamos; y se cumpla así el perfecto círculo del deber que nos hace uno en Cristo.
(PR. VÍCTOR SE DIRIGE A KARLA) Hermana Karla, reconociendo que la mujer es la ayuda idónea del hogar, yo te hago entrega de este anillo para que al ponerlo en el dedo de BENJAMÍN, se opere la unión simbólica del amor que ambos se profesan.

(PALABRAS DE KARLA) BENJAMÍN, por la entrega de este anillo, símbolo del amor sin fin, me caso contigo voluntariamente y te pido los uses siempre, por respeto al amor que nos profesamos; y se cumpla así el perfecto círculo del deber que nos hace uno en Cristo.
Publicar un comentario