lunes, 23 de noviembre de 2015

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO, NOS ENSEÑA QUE EL ORIGEN DEL MAL Y DEL DOLOR NO VIENEN DE ÉL

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO, NOS ENSEÑA
QUE EL ORIGEN DEL MAL Y DEL DOLOR NO VIENEN DE ÉL
Muchos cristianos en nuestros tiempos en pleno siglo XXI no tienen una explicación por qué les va mal y se preguntan y se dicen así mismos: <<¿Por qué a estas personas que no conocen a Jehová Dios y a su Hijo Jesucristo y al Espíritu Santo ni la Palabra Inspirada, y nunca ha tenido ningún Estudio bíblico les va tan bien? Y a mí que hago todo bien todo me va mal>> La Sana Doctrina de Cristo nos da los consejos que necesitamos para no caer en esta trampa que el enemigo de nuestras almas pone delante de nuestros ojos para que así nuestra carne sea tentada y provocada a que levantemos protesta tal como lo dice Dios a través del profeta Jeremías: (Jeremías 12:1,2) “1 Justo eres tú, oh Jehová, para que yo dispute contigo; sin embargo, alegaré mi causa ante ti. ¿Por qué es prosperado el camino de los impíos, y tienen bien todos los que se portan deslealmente? 2 Los plantaste, y echaron raíces; crecieron y dieron fruto; cercano estás tú en sus bocas, pero lejos de sus corazones”. (Proverbios 23:17,28) “17 No tenga tu corazón envidia de los pecadores, antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo; 18 Porque ciertamente hay fin, y tu esperanza no será cortada”.

Lo hermoso de parte de Dios, cuando nos da sus consejos por medio de la Sana Doctrina de Cristo para que tengamos un buen equilibrio en nuestra nueva vida en Cristo Jesús y siempre lo hace con palabras que nos quedan muy claras en nuestro entendimiento y por supuesto que no necesitamos un Doctor en Teología para entender lo que Dios nos está hablando por ejemplo: (Salmos 37:1-3,7,8) “1 No te impacientes a causa de los malignos, ni tengas envidia de los que hacen iniquidad. 2 Porque como hierba serán pronto cortados, y como la hierba verde se secarán. 3 Confía en Jehová, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. 7 Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, por el hombre que hace maldades. 8 Deja la ira, y desecha el enojo; No te excites en manera alguna a hacer lo malo”. (Salmos 73:2-5) “2 En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; Por poco resbalaron mis pasos. 3 Porque tuve envidia de los arrogantes, viendo la prosperidad de los impíos. 4 Porque no tienen congojas por su muerte, pues su vigor está entero. 5 No pasan trabajos como los otros mortales, ni son azotados como los demás hombres”. (Salmos 49:16,17) “16 No temas cuando se enriquece alguno, cuando aumenta la gloria de su casa; 17 Porque cuando muera no llevará nada, ni descenderá tras él su gloria”.

Existe un pecado que pocos se dan cuenta que sus bendiciones están detenidas porque muchos hablan por hablar y prometen nomás por prometer, pero con Dios esto no se pasa por alto las promesas y no se olvidan. (Deuteronomio 23:21-23) “21 Cuando haces voto a Jehová tú Dios, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará Jehová tú Dios de ti, y sería pecado en ti. 22 Más cuando te abstengas de prometer, no habrá en ti pecado. 23 Pero lo que hubiere salido de tus labios, lo guardarás y lo cumplirás, conforme lo prometiste a Jehová tu Dios, pagando la ofrenda voluntaria que prometiste con tu boca”.
Para muchos el origen del pecado y el porqué de su existencia es causa de gran confusión. Ven la obra del mal con sus terribles resultados de dolor y desolación, y se preguntan cómo puede existir todo eso bajo la Soberanía de Jehová Dios cuya Sabiduría, Poder y Amor son Infinitos. Es esto un misterio que no pueden explicarse.
Y su incertidumbre y sus dudas los dejan ciegos ante las verdades plenamente reveladas en la Palabra de Dios y esenciales para la salvación. Hay quienes. En sus investigaciones acerca de la existencia del pecado, tratan de poner palabras diciendo que Dios les dijo, lo que Dios nunca reveló; de aquí que no encuentren solución a sus dificultades; y los que son dominados por que alguien dijo que le dijo Dios alguna instrucción diferente a la que se está viendo en la congregación esto pone en duda y ponen al pueblo de Dios en murmuración y dicen muchas cosas y ponen sus razonamientos como prueba, y usan esto como disculpa para rechazar las Palabras de la Santa Escritura. (Deuteronomio 13:1-4) “1 Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, 2 y si se cumpliere la señal o prodigio que Él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; 3 no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. 4 En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a Él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a Él serviréis, y a Él seguiréis”.

Otros, sin embargo, no se pueden dar cuenta del gran problema del mal por falta de conocimiento, se les hace simple y significante tanto que piensan que no hay ningún problema debido a la circunstancia de que la tradiciones cristianas basadas en malas enseñanzas y las falsas interpretaciones que han obscurecido las enseñanzas de la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia referentes al Carácter de Jesucristo y del Amor de Dios, la naturaleza de su gobierno y los principios de su actitud hacia el pecado. (Gálatas 1:9) “Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema”; (Mateo 12:33) “O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol”.
Jesús nos advirtió que vendrían “falsos Cristos y falsos profetas” e intentarían engañar aún a los elegidos (Mateo 24:23-27) “23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente,  así será también la venida del Hijo del Hombre”; también en (2 Pedro 3:1-4) “1 Amados, esta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con exhortación vuestro limpio entendimiento, 2 para que tengáis memoria de las palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y del mandamiento del Señor y Salvador dado por vuestros apóstoles; 3 sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, 4 y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación”. Y (Judas 1:16-19) “16 Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho. 17 Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; 18 los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. 19 Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu”. La mejor defensa que puedes tener contra la falsedad y los falsos maestros es: conocer la verdad.
Nada se enseña con mayor claridad en la Sana Doctrina de Cristo, en las Sagradas Escrituras que el hecho de que Dios no fue en nada responsable de la introducción del pecado en el mundo, y de que no hubo retención arbitraria de la gracia de Dios, ni error alguno en el gobierno divino que dieran lugar a la rebelión.

El pecado es un intruso, y no hay razón que pueda explicar su presencia. La única definición del pecado en la Sana Doctrina de Cristo, en las Sagradas Escrituras que es la Palabra de Jehová Dios: "El pecado es transgresión de la ley de Dios;" es la manifestación exterior de un principio en protesta con la gran ley del Amor que es el fundamento del gobierno divino. Fue por intermedio de Cristo por quien el Padre efectuó la creación de todos los seres celestiales. (Colosenses 1:16) “Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para Él”. Y todo en el cielo rendía homenaje tanto a Cristo como al Padre. Dios quiere que todas sus criaturas le rindan un servicio de amor y un homenaje que provenga de la apreciación inteligente de su carácter.

No le agrada la sumisión forzosa, y da a todos libertad para que le sirvan voluntariamente. Pero hubo un ser que prefirió pervertir esta libertad.
El pecado nació en aquel que, después de Cristo, había sido el más honrado por Dios y el más exaltado en honor y en gloria entre los habitantes del cielo. Antes de su caída, lucifer era el primero de los querubines que cubrían el propiciatorio santo y sin mácula. (Ezequiel 28:12-15) “12 Hijo de hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. 13 En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. 14 Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. 15 Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad”.

Lucifer habría podido seguir gozando del favor de Dios, amado y honrado por toda la hueste angélica, empleando sus nobles facultades para beneficiar a los demás y para glorificar a su Hacedor. Pero el profeta dice: (Ezequiel 28:17) “Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti”. Poco a poco, lucifer se enalteció y se abandonó al deseo de la propia exaltación. (Ezequiel 28:16) “A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad,  y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector”. (Isaías 14:11-15) “11 Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán. 12  ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. 13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 15 Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo”.

En lugar de procurar que Dios fuese objeto principal de los afectos y de la obediencia de sus criaturas, lucifer se esforzó por granjearse el servicio y el homenaje de ellas. Y, codiciando los honores que el Padre Infinito había concedido a su Hijo, este príncipe de los ángeles aspiraba a un poder que sólo Cristo tenía derecho a ejercer. Pero el mismo Dios eterno da a conocer así su Carácter: (Éxodo 34:6,7) “6 Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: ¡Jehová! ¡Jehová! Fuerte, Misericordioso y Piadoso; tardo para la ira, y Grande en Misericordia y Verdad; 7 que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación”.

Al echar a satanás del cielo, Dios hizo patente su justicia y mantuvo el honor de su trono. Pero cuando el hombre pecó cediendo a las seducciones del espíritu apóstata, Dios dio una prueba de su amor, consintiendo en que su Hijo unigénito muriese por la raza caída.

Consumado ya el gran sacrificio, Cristo subió al cielo, rehusando la adoración de los ángeles, mientras no hubiese presentado la petición: (Juan 17:24) “23 Yo en ellos,  y tú en mí,  para que sean perfectos en unidad,  para que el mundo conozca que tú me enviaste,  y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. 24 Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. 25 Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. 26 Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos”.
Entonces, con Amor y Poder Indecibles, el Padre respondió desde su trono: (Hebreos 1:6) “Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios”. No había ni una mancha en Jesús.

Acabada su humillación, cumplido su sacrificio, le fue dado un nombre que está por encima de todo otro nombre. (Filipenses 2:5-11) “5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10  para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”.

Entonces se vio que para salvar una humanidad caída y pecadora, el dueño del universo había hecho el mayor sacrificio que el Amor pudiera inspirar, pues (2 Corintios 5:16-19) “16 De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. 17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación”.
Nuestro Señor Jesucristo El Hijo de Dios atravesó los umbrales de la tumba, Venciendo así la muerte al ser el primero en resucitar para no morir jamás (Hebreos 2:14-16) “14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, Él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, 15 y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. 16 Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham”. El deseo que lucifer tenia era y es de exaltarse a sí mismo le había hecho decir: (Isaías 14:13,14)13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo”; (Ezequiel 28:18,19) “18 Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario; Yo, pues, saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran. 19 Todos los que te conocieron de entre los pueblos se maravillarán sobre ti; espanto serás,  y para siempre dejarás de ser”.

Esto será cuando venga por segunda vez El Rey de Reyes y Señor de Señores; nuestro Señor y salvador en quien confiamos y que hemos depositado toda nuestra fe y Esperanza de una vida y vida en abundancia llena de Gozo dice la Sana Doctrina de Cristo no enseña que tenemos que analizarnos a nosotros mismos: (Lucas 21:34) “Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día”.

Y la advertencia en la Sana Doctrina de Cristo, porque todavía estamos a tiempo de venir ante nuestro Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo arrepentidos con nuestros corazones contristo y humillados delante de su presencia pidiéndole perdón y reconociéndole que sin Él nada somos, y que sin su ayuda del Espíritu Santo no podemos cambiar: (Malaquías 4:1) “Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama”.

Empezamos ésta predicación diciendo: Muchos cristianos en nuestros tiempos en pleno siglo XXI no tienen una explicación por qué les va mal y se preguntan y se dicen así mismos: <<¿Por qué a estas personas que no conocen a Jehová Dios y a su Hijo Jesucristo y al Espíritu Santo ni la Palabra Inspirada, y nunca ha tenido ningún Estudio bíblico les va tan bien? Y a mí que hago todo bien todo me va mal>> (Marcos 4:15) “Y éstos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones”.  

Y la Sana Doctrina de Cristo nos sigue enseñando que de Dios nadie se burla y tampoco lo puede engañar y claramente nos dice  Jehová Dios en su Enseñanza de la Sana Doctrina de Cristo por medio del apóstol Pablo en la carta los romanos: (Romanos 1:21-32) “21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios, 23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. 24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, 25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. 26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. 28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación,  perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables,  sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican”.

Nadie que ha conocido a Jehová Dios, a Jesucristo y que se haya sentido y experimentado el Poder del Espíritu Santo en su vida y luego se envanecieron en sus razonamientos diciéndose a sí mismos que ellos están bien y su necio corazón fue entenebrecido por el diablo profesando ser sabios, diciendo y criticando a los hermanos que son puros hipócritas, mentirosos y con mucha falta de amor se hacen necios, y piensan que solo ellos tienen razón, estos de quien estoy hablando Jehová Dios hará lo que dice su Palabra Escrita: “Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira”.

Todo el universo tiene que ver la naturaleza y los resultados del pecado. Y su destrucción completa que en un principio hubiese atemorizado a los ángeles y deshonrado a Dios, justificará entonces el Amor de Jehová Dios y establecerá su Gloria ante un universo de seres que se deleitarán en hacer su Voluntad, y en cuyos corazones se encontrará su Ley.

Nunca más se manifestará el mal. La Palabra de Dios dice: (Nahúm 1:6-14) “6   ¿Quién permanecerá delante de su ira?  ¿y quién quedará en pie en el ardor de su enojo?  Su ira se derrama como fuego, y por él se hienden las peñas. 7 Jehová es bueno,  fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían. 8 Mas con inundación impetuosa consumirá a sus adversarios, y tinieblas perseguirán a sus enemigos. 9 ¿Qué pensáis contra Jehová? El hará consumación; no tomará venganza dos veces de sus enemigos. 10 Aunque sean como espinos entretejidos, y estén empapados en su embriaguez, serán consumidos como hojarasca completamente seca. 11 De ti salió el que imaginó mal contra Jehová, un consejero perverso. 12 Así ha dicho Jehová: Aunque reposo tengan, y sean tantos, aun así serán talados, y él pasará. Bastante te he afligido;  no te afligiré ya más. 13 Porque ahora quebraré su yugo de sobre ti, y romperé tus coyundas. 14 Mas acerca de ti mandará Jehová, que no quede ni memoria de tu nombre;  de la casa de tu dios destruiré escultura y estatua de fundición; allí pondré tu sepulcro, porque fuiste vil”.

CONCLUCION:
El pecado no es tan bonito bajo su máscara. Cuando se quita la máscara encontramos que el pecado siempre:
1.   Te llevará más lejos de lo que quieres ir.
2.   Te retendrá más tiempo del que te quieres quedar.
3.   Te costará más de lo que quieres pagar.

Afortunadamente hay Esperanza; hay buenas nuevas; hay Gracia por el pecado.
1.   Tienes que arrepentirte.
2.   Tienes que confesar tu fe en Jesucristo con ejemplo delante de los hombres.
3.   Tienes que ser bautizado para el perdón de los pecados.

Hay una cosa que el pecado no puede hacer. No se puede enseñorear de aquellos que han muerto al pecado: (Romanos 6:6-14) “6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. 7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. 8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él; 9 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos,  ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él. 10 Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; más en cuanto vive, para Dios vive. 11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.12 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; 13 ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. 14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia”.

Pero todo el cuerpo de pecado, sea lo que sea que no concuerde con la Sana Doctrina de Cristo cómo Santa Ley de Dios, debe ser desechado para que el creyente no sea más esclavo del pecado, sino que viva para Dios y halle dicha en su servicio.

PREDICADOR DE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama; Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo.
Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia. Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
https://www.bible.com/es/bible/149/jhn.6.rvr1960
https://www.facebook.com/milibertadorviene

Publicar un comentario