viernes, 20 de noviembre de 2015

JESÚS NOS ENSEÑA CON EJEMPLO LA HUMILDAD

JESÚS NOS ENSEÑA CON EJEMPLO LA HUMILDAD

Permanezca humilde y obediente, porque la humildad genera obediencia (Humildad de corazón para con Dios) Es decir: “Mi Dios sabe y quiere que haga esto o que me mueva hacia aquello”.  La obediencia demuestra un nivel alto de autoridad espiritual, donde Usted en vez de hacer lo que la realidad le empuja, hace lo que Dios dice que haga. (Hebreos 5:7-10) “7 Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. 8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9 y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; 10 y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec”. Porque el que es obediente manifiesta la fe, el que hace lo que Dios dice le está creyendo a Dios. Y como ejemplo tenemos a Abraham (Rom 4:3) “Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia”. Y no sólo tuvo un hijo sino que tuvo una gran descendencia; de esa descendencia nació nuestro Señor Jesucristo, y en esa descendencia estamos Uds. Y yo que somos hijos de la fe. Uds. tienen un estilo de vida de fe.

Cuando no podemos obedecer a Dios es, porque debemos eliminar lo que no nos permite obedecerle; dice la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia que el orgullo, la soberbia y la altivez son impedimentos para obedecer. Cuando uno no le obedece a Dios en algo es, porque “cree” que sabe más que Dios. Porque en la manera de actuar esta demostrando que “sabe hacerlo y Dios no”.  Si Dios dice que lo haga de tal manera y Ud. lo hace de otra manera esta diciendo: “que conoce una manera que es mejor que la manera de Dios dice”. Eso se llama soberbia y la escritura dice que Dios resiste a los soberbios. (Santiago 4:6) “Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes”. Por más que esté lleno de necesidad, de carencia y de dolores, cree que va a recibir algo de Dios y en realidad no lo va a recibir, porque Dios no se va a mover, cuando ve que en el corazón hay soberbia.  

La característica de la soberbia en su vida se va a manifestar en prosperidad social, profesional y financiera. Todo lo que haga lo va a hacer bajo la autoridad del Rey de reyes y con la gracia de Dios. Este tipo de hermanos permanecerán  confiados y creyendo. Que están destinados por Dios para vivir, para creer y hablar lo mejor e impartir a otras personas lo mejor del cielo sobre esta tierra. 
Cuando uno cambia lo que decimos, lo que estamos haciendo es cambiarse a uno mismo. Lo que más cuesta y lo más importante es hablar delante de otros algo que es de parte de Dios, para cada uno de nosotros.  Lo que más cuesta también es hablar las cosas que aún no están visibles en los resultados, pero las tiene que hablar delante de la gente. (Heb 11:3) “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”.

Todos tenemos que hablar, creer y actuar. Si se queda cruzado de brazos las cosas no van a funcionar esto es ser pasivo espiritualmente.  El mundo no cambia por fuera, sino cambia desde adentro. Mire la gente que se queja de México, lo que están haciendo es seguir destruyendo todo a su alrededor con su confesión.


Pero los verdaderos hijos de Dios, los herederos del Padre, los que están caminando en autoridad espiritual en esta tierra, van a levantar confesiones de fe. Creyendo en el corazón y  hablando con la boca. (Rom 10:8-10) “8  Mas  ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia,  pero con la boca se confiesa para salvación”. Ya somos más de seis millones de creyentes en este país, que no solo tenemos que pensar que podemos poner un presidente, podemos mover a toda la tierra con el poder de la fe, si estamos unidos como Jesús nos vino a enseñar. 

Podemos quebrar todos los yugos de maldición con la autoridad que Dios nos ha dado, podemos levantar la gloria de Dios en esta nación bendita. Intentaron tantas veces arruinarla y no pueden, es como que florece en el desierto.  ¡Mientras está la vida de los creyentes en una nación hay esperanza! Hay esperanza divina contra cualquier esperanza natural. Esta nación va a ser una fuente de bendición para las naciones del mundo.  Esta nación va a repartir hombres y mujeres que van a llenar la tierra de la gloria de Dios.
 
Los obedientes están bendecidos para reinar en la vida. (Isa 41:10) “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”. Cuando Isaac se iba a ir a Egipto, porque había hambre y pobreza, Dios le dijo: (Gen 26:24) “Y se le apareció Jehová aquella noche, y le dijo: Yo soy el Dios de Abraham tu padre; no temas, porque yo estoy contigo, y yo bendeciré, y multiplicaré tu descendencia por amor de Abraham mi siervo”. El desafío más importante para nuestra vida es elevar nuestra confesión.  Dios es el que nos ha dado todo lo bueno, para que con sabiduría lo sembremos, para que Dios lo multiplique, y nosotros lo podamos disfrutar y compartamos, y así podamos ser un canal de bendición. No se “acomode” nunca en una posición, porque siempre Dios tiene algo mejor. 

Hay hermanos que hablan mal, los que confiesan fracaso, los que hablan derrota NO dicen lo que Dios dice sino que dicen:… que creen que les va a ir mal. (Mar 9:23) “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible”. Nosotros tenemos que ir formando la imagen correcta en nuestra vida, permitamos que se vaya revelando la imagen de aquel que lo creó. Que Jesucristo se vaya revelando, para ser transformado e ir de gloria en gloria. Tenemos que desarrollar la imagen interior de lo que Dios planifica para nuestra vida esto es lo que a nosotros nos va ayudar a alcanzar la victoria y el éxito, les recuerdo que si no hay una batalla no puede haber una victoria.

Jesús dijo: (Mat 12:34) “¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca”. Lo dijo para que nosotros hagamos abundar la Palabra en nuestro corazón y para que fluya a través de nuestra boca. Esa Palabra que nosotros hablamos tenga poder creativo, que tenga valor hasta la eternidad y que tenga valor al oído de Dios. (Luc 6:45) “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca”.

Dice la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia: (Números 13:1-33) Moisés envió a 12 espías uno de cada tribu. Como 10 espías devolvieron un informe malo y la gente los creyó. Los israelitas se quedaron los otros 37 años en el desierto antes de entrar en la tierra prometida. Hablaron al oído de Dios. No sólo se lo dijeron a la gente: …no se puede, y está complicado, sino que lo estaban haciendo al oído de Dios, y Dios estaba escuchando esa incredulidad. Esa incredulidad los llevo al fracaso a ellos y llevaron de fracaso al pueblo.

Pero Josué y Caleb estos dos se levantaron en fe diciendo: si Dios está con nosotros venceremos a los gigantes... Tenemos que ser honestos de verdad con nosotros mismos para comparar si lo que esta creyendo es lo que Dios dice. Dios está con nosotros, y en nosotros para vencer a los gigantes externos y los gigantes internos. Dios dice que nosotros somos parte de la iglesia gloriosa y triunfante de Jesucristo en la tierra, que marcha con poder y que contra nosotros ni las puertas del infierno prevalecerán. El diablo huye, porque esta firme en la Palabra; los demonios desaparecerán, porque tiene la autoridad espiritual que Dios le ha dado.

Ustedes están en el camino de ir creciendo y avanzando, pero deben evaluar cosas en las cuales no han prosperado, o en las que no ha funcionado, para nunca “acomodarse” a vivir la vida cristiana de esa manera.  Tienen que alcanzar el nivel de lo que Dios dijo. Comparen lo que Dios dijo, con lo que ustedes viven. Y comiencen a  confesar que vivirán  lo que Dios dice en para su vida.
Dios lo selló con su Santo Espíritu, para ser una bendición en todo lugar, esta marca distinguida, el diablo no se la puede borrar jamás. Su corazón y su boca fueron creados para andar en acuerdo. (Rom 10:9,10) “9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos,  serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”. Piénselo: ¿habla una cosa y cree otra? Si hay algo desconectado, lo tiene que conectar. Uds. son hijos de Dios en cualquier lugar donde estén. El diablo los reconoce, porque dice en: (1Tesalonisenses 5:8) “Pero nosotros, que somos del día,  seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo”.

La ley de la confesión y el acuerdo trae el poder de Dios a escena.  (Mat 18:19) “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos”. Uds. dicen lo que está escrito en la Palabra, esto uno con Dios. No pueden mirar las cosas fuera de Dios y otras dentro de Dios. Jesucristo venció esta batalla y es su victoria.  La fe que vence al mundo se la ha dado, para que la desarrolle en su manera de pensar, en su manera de hablar, y en su estilo de vida.

Cuando Uds. está de acuerdo con Dios, hablan lo que habla Dios, y piensan lo que piensa Dios.  La única forma que el enemigo puede hacer algo es engañándolos, pero Uds. no va a aceptar el engaño, porque tiene la verdad en la mente. 

Aunque el diablo diga: ¡…que está todo mal! no miren lo que está mal, si Uds. cree en lo que Dios ha dicho y se afirman a esta verdad; vallan y hablen de acuerdo a lo que Dios ha dicho.  Jesucristo va a operar a través de su vida y va a respaldar lo que habla.


(Juan 1:19-23) “19 Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres?   20 Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo.  21 Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No. 22 Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? 23 Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías”.
La voz de Dios debemos de ser todos nosotros, que vinimos a Capulhuac a mostrar el camino de Dios a la gente. Lo importante es estar seguro de su verdadera identidad como lo estuvo Juan, cuando le preguntaron: ¿quién era? no dijo: …yo soy el hijo de Zacarías, sino que dijo lo que era él para Dios.  El confesó lo que leyó en la Palabra y creyó lo que dijo el profeta Isaías de él. Si usted lee la Biblia va a sacar su verdadero ser.  Uds. no es lo que dice la gente, sino que es lo que Dios dice que somos.  Fundamentó lo que era y lo que creía con la Palabra de Dios.

Confiese: Me estoy fundamentando en lo que soy, tengo y puedo en la Palabra de Dios. ¡Mi confesión está conectada a lo que está en mi  corazón!  
Jesús es su mejor ejemplo

(Lucas 4:16-22) “16 Vino a Nazareth, donde se había criado; y en el día de reposo  entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos;  A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor. 20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. 21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros”.
1- Jesús confeso quien Él era y sólo tomó la Palabra de Dios, creyó lo que decía y confesó lo que decía sobre Él.  Los otros decían ¿este nos es el hijo del carpintero? No le de tanta importancia a lo que dice la gente. Era realidad que era el “hijo del carpintero”, pero no tenía nada que ver con la Verdad. Porque la verdad es que era el Hijo de Dios.  Él estaba diciendo solamente algo que leyó en la Biblia. 

2- Jesús acostumbraba ir a recibir la Palabra de Dios. (Luc 2:52) “Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura,  y en gracia para con Dios y los hombres”. Crecía en estatura y en sabiduría [como cualquiera de nosotros] para con Dios y los hombres.  El tomó la Palabra, creyó la Palabra y confesó todo lo que decía acerca de Él.  Esa misma unción está sobre su vida. La Palabra dice: que tiene la unción del Santo.  Todo lo que está alrededor suyo va a cambiar porque es un hijo de Dios y tiene un poder sobrenatural dentro.  La tierra se llenará del conocimiento de la gloria de Dios y es Ud. es el portador de esa gloria.

3- Jesús dijo: (Juan 10:27) “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen”. Uds. son de los que siguen el estilo de vida de Jesucristo, pero tiene que seguirlo a la manera de Jesucristo. Lo que el Padre dice eso hago dijo Jesús, lo que el Padre quiere que hable eso hablo; Uds. esta, para ser como Él en todas las formas. Por eso el apóstol Juan dice y nosotros lo declaramos que como Jesucristo es nosotros somos.


(Juan 5:30) “No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre”.
(Juan 8:28,29) “28 Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo. 29 Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada”.
(Juan 12:49,50) “49 Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. 50 Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho”.
(Juan 14:24) “El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió”.

4- Jesús dijo: (Juan 20:21) “Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. Ustedes son enviados de Dios. 

¿Dónde encuentra su verdadera identidad? ¿Dónde descubre lo que realmente es y para que fue creado, para hacer en esta vida? Como dijo Juan el bautista, en la Palabra de Dios. No “amontone” conceptos de la gente para formar su personalidad, sino va a ser lo que otros dijeron y opinaron.  Mejor amontone principios de la Palabra y  va a revelar el carácter de Cristo. Uds. tienen que llegar a ser lo que Dios dijo, cada día deben hablar y hacer lo que Dios les enseña.   

Sólo la Palabra de Dios puede decirle quienes son y cuál es su propósito. “Reyes y sacerdotes en esta tierra”, con esa revelación podrá reinar en todas las áreas de su vida. (Apocalipsis 1:5-8) “5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, 6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. 7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén. 8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso”. ¡Gloria Dios! 

Predica por: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo, estoy ofreciendo:
MATERIALES BÍBLICOS GRATIS (en formato Word)
Todo es completamente gratis, como escritor de estos materiales te voy a dar los originales para que tú le pongas el nombre de tu Iglesia o tu ministerio o le hagas las modificaciones que a ti te parezcan convenientes. Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia.
Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
https://plus.google.com/u/0/communities/105936701821113953310
viclaly_57_57@yahoo.com


Publicar un comentario