sábado, 21 de noviembre de 2015

DOCTRINA DE CRISTO CONTRA LAS TRADICIONES

DOCTRINA DE CRISTO CONTRA LAS TRADICIONES
(Mt.15:1-9) “1 Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén,  diciendo: 2 ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. 3 Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? 4 Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. 5 Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, 6 ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición. 7 Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: 8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. 9 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres”.
 
INTRODUCCIÓN
Mientras Jesús anduvo predicando y enseñando, frecuentemente chocó con los líderes religiosos sobre el asunto de mantener las tradiciones...
Por ejemplo, recoger espigas en sábado – Mt 12:1-8
Por ejemplo, sanar en sábado Mt 12:9-14
Por ejemplo, comer sin lavarse las manos – Mt 15:1-9
(Marcos 7:3) “Porque los fariseos y todos los judíos, aferrándose a la tradición de los ancianos, si muchas veces no se lavan las manos, no comen”.

En Mt 15:1-9, Jesús describe el peligro de las tradiciones con amplitud... Como al mantenerlas puede hacer que se invaliden los mismos mandamientos de Dios como al mantenerlas puede hacer que nuestra adoración ante Dios sea vana.

Las tradiciones son muy importantes en algunas religiones... En la iglesia católica romana, la tradición es colocada a la par de la Palabra de Dios.
“Es un artículo de fe por un decreto del Consejo del Vaticano que la tradición es una fuente de enseñanza teológica distinta de las Escrituras, y que es infalible. Entonces está para ser recibida con el mismo consentimiento de las Escrituras, porque es la palabra de Dios.” “¿Debe creer Usted en la Tradición? Sí, porque es la Palabra de Dios y tiene igual autoridad que la Biblia.”

LO QUE NO ENTIENDEN EN ESTAS IGLESIAS LLENAS DE TRADICIONES es que no es el Espíritu Santo quien les revela tantas y tan diferentes doctrinas que los mantienen en error, movidos por puro entusiasmo y muy motivados con muchísimas emociones que los mantiene prisioneros y enlazados de falsas doctrinas de hombres porque si fuera el Espíritu Santo nos mantendría unidos a todos en una misma Doctrina de Cristo puesto que por el Espíritu Santo  fueron inspiradas las escrituras y en todo el contexto Bíblico nos mantiene firmes en la única Doctrina que es la de Cristo, mire lo que dicen estos pasajes:
(2 Juan 1:9) “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo”.
(Filipenses 1:27,28) “27 Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente,  oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio, 28 y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdición, mas para vosotros de salvación; y esto de Dios”.
(Efesios 2:17,18) “17 Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; 18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre”.
(1 Corintios 12:13) “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu”.

Algunas iglesias protestantes tienen sus propias tradiciones aun cuando dicen tener la Verdad de Cristo y no conformes con sus propias tradiciones ya también metieron tradiciones del mundo en los templos, aun cuando conocen que Jesucristo le molestan los cambistas y los templos están llenos de ellos; (Juan. 2:13-17) “13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén, 14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. 15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; 16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado. 17 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume”.

Este tipo de tradiciones son muy frecuente en muchas congregaciones y son muy aceptadas por los congregantes porque están muy bien disfrazadas por muy buenas intenciones igualmente como las tenían los cambistas antiguos al vender animales para los sacrificios y ahora solo han cambiado las ovejas, palomas, bueyes, etc. Por objetos que por en el tiempo en que vivimos son diferentes pero que el fin es igual están convirtiendo la casa de oración de Jehová Dios en cueva de ladrones. Que se distinguen entre las denominaciones. Y para ser un miembro de una denominación particular, uno debe aceptar sus tradiciones, aun cuando la Palabra dice: (Colosenses 2:8) “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”.

En esta predicación, contestaré las siguientes preguntas... ¿Qué son las tradiciones? ¿Las tradiciones están siempre equivocadas? Si no es así, ¿qué hace que una tradición se vuelva pecaminosa?

I. QUE SIGNIFICA “TRADICIÓN
 Es una palabra griega, que significa “entregando” o “transmitiendo” y se refiere a la enseñanza o doctrina que es transmitida ya sea por la palabra (oralmente) o escrita.

¿COMO ERA ENTENDIDA LA “TRADICIÓN” POR LOS JUDÍOS...? Bueno era con frecuencia aplicada a la enseñanza oral de los ancianos (ancianos distinguidos desde Moisés en adelante) y por supuesto creída por todo oyente, y ¿Cómo no creerles? Si se suponía y que hasta el día de hoy vienen de hombres santos y dedicados a la Santa Palabra de Jehová Dios, pero resulta que estos mismos santos hombres fueron y son los que trajeron tradiciones y verdades a medias que tanto nos están haciendo muchísimo daño y en este tiempo de apostasía que desafortunadamente son la causa del nacimiento tantas falsas doctrinas que están arrastrando a millones de creyente que creen que siguen a Cristo Jesús, pero que la Verdad está muy lejos de tantas congregaciones cimentadas en verdades a medias, engañados por el espíritu del engaño, disfrutando de una Gracia muy mal entendida que ralla en libertinaje y en pecado con el entendimiento embotado como lo dice la Palabra de Dios: (2 Corintios 3:14-16) “14 Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado. 15 Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. 16 Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará”.

TRADICIONES FUERON Y SON FORMAS QUE DIVIDEN EL CUERPO DE CRISTO
Algunas leyes orales dadas supuestamente por Moisés en adición a las leyes escritas, que interpretan con su entendimiento embotado y que por supuesto estas interpretaciones los conducen al error.
(Revelación 22:19) “Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro”.
(Gálatas 1:6-9) “6 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Más si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema”.  

Las interpretaciones de rabinos, y Dr. En Teología muy respetados que fueron y ahora también hay Licenciados en teología que son reverenciados a lo largo de las Escrituras del Antiguo Testamento y ahora siguen arrastrando tras de sí a millones de personas que les falta conocimiento debido a que no escudriñan las escrituras. (Oseas 4:6) “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos”.

Hoy sabemos que Jesús sigue enfrentando y resistiendo constantemente a los LÍDERES RELIGIOSOS en este día, quienes se sienten amenazados por la influencia y las ENSEÑANZAS DE LA DOCTRINA DE CRISTO JESÚS. Su efecto de las tradiciones, sin embargo, son el de esconder la VERDAD DE DIOS, e incluso de ir en contra de su verdad. Las tradiciones humanas pueden ocultar la VERDAD DIVINA.

Tenemos que reconocer esta realidad. Por este motivo, no podemos dejarnos llevar ciegamente por las tradiciones que hemos recibido. Más bien, tenemos que examinarlas a la luz de la Palabra de Dios. Este fue el error que cometieron los fariseos: permitieron que sus tradiciones tomaran precedencia sobre la Palabra de Dios, en lugar de permitir que la Palabra de Dios criticara y cambiara sus tradiciones. Me pregunto: ¿caeremos en la misma trampa que ellos?
El diablo tiene un arma principal que él usa para derrotar y destruir a la humanidad. Con esta arma, él divide familias y destruye vidas. Es un arma sumamente letal. ¿Cuál es esta arma? Es la mentira. La Biblia le da al diablo el nombre de "padre de mentiras".

La mentira es su arma principal para engañar a la humanidad y alejarla de Dios. Es posible que tú estés viviendo engañado por una de las mentiras del enemigo. Aunque duele enfrentar la verdad y reconocerla, es mucho mejor que la alternativa. Sé honesto ante Dios, y pídele que Él te ayude a ver las formas en que te has dejado cegar por las mentiras.
Jesús nos dijo: "Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8:32). Tomando esta frase como punto de partida, quiero pasar a examinar diferentes mentiras que el enemigo usa para cegarnos, y compararlas con la VERDAD BÍBLICA que nos libera. Les animo a aprovechar esta oportunidad para considerar su propia manera de pensar, analizándola a la luz bíblica y tomando la verdad de la Biblia en el lugar de las mentiras de Satanás. Pueden hacer esto realizando con cuidado las lecturas diarias. Si guardamos la verdad en nuestro corazón, seremos libres.

Antes de su conversión, Pablo era un fiel partidario de las tradiciones Judías (Gálatas 1:13,14) “13 Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba; 14 y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres”.
(Hechos 26:4,5)  “4 Mi vida, pues, desde mi juventud, la cual desde el principio pasé en mi nación, en Jerusalén, la conocen todos los judíos; 5 los cuales también saben que yo desde el principio, si quieren testificarlo, conforme a la más rigurosa secta de nuestra religión, viví fariseo”.

Ejemplo: LA PALABRA DE DIOS NOS ENSEÑA que el hombre y la mujer no deben de vivir juntos o tener relaciones sexuales, a menos que se hayan casado. De otra forma, viven en desobediencia a la Palabra de Dios. Sin embargo, hay muchas parejas que desobedecen este mandamiento y viven en pecado. ¿Qué debe de hacer la pareja que está en esta situación? Claramente, debe de arrepentirse, y casarse, para no seguir viviendo en pecado. Nuestro Dios es un Dios de misericordia, y si alguien se arrepiente de corazón y busca cambiar, Dios perdona y restaura a la persona.
La fornicación es un pecado, pero no es imperdonable. Requiere de arrepentimiento. Sin embargo, lo que veo en muchas parejas es que tienen una tradición cultural de tener una boda grande y costosa. La pareja no tiene los fondos para realizar una celebración grande, así que sigue viviendo en pecado porque no puede cumplir con la tradición. ¿No sería mejor tener una boda sencilla, y cumplir con lo que Dios nos manda en su Palabra? ¡Por supuesto! Esto es lo que Dios desea. Sin embargo, por su tradición de una boda costosa, las personas dejan a un lado lo que Dios quiere y siguen viviendo en desobediencia. Es como si fueran descendientes de los fariseos.
Las tradiciones humanas pueden llevarnos a desobedecer a Dios. Por eso es tan importante poner en primer lugar la Palabra de Dios, y obedecer lo que El nos dice en ella. ¿Cómo le mostramos nuestro amor a Dios? Se lo mostramos obedeciendo lo que El dice. Si no obedecemos su Palabra, entonces, no le estamos amando. Tenemos que estar seguros de que nuestra tradición no estorbe nuestra obediencia a la Palabra.
En Cristo están todas las riquezas de la sabiduría de Dios. En Cristo encontramos la perfecta justicia de Dios, y la perfecta misericordia de Dios. En Cristo está la explicación perfecta de la voluntad de Dios para nuestras vidas. En Cristo encontramos lo que nuestra alma más anhela. Es por esto que es tan triste aferrarnos a la tradición en lugar de aferrarnos a Cristo. Cambiamos la bendición más preciosa que Dios nos ha dado por algo estéril e insignificante. La tradición parece darnos seguridad. Nos ofrece dirección, pero puede ser una dirección falsa. No bases tu vida en la tradición. Más bien, entrégala a Cristo. Sólo en El encontrarás lo que siempre has buscado.

De hecho, uno supone que debemos tomar sus palabras porque estas “tradiciones” fueron verdaderamente de Dios y que habían sido transmitidas fielmente, y la prueba esta que todas nuestras familias han practicado por muchas generaciones, y lo mismo ha sucedido con muchas maneras de cocinar los alimentos, si pudiéramos reunir cuatro o más generaciones y les preguntáramos ¿Por qué preparan los alimentos de esa manera? Y hasta algunos remedios caseros: La respuesta sería casi siempre la misma que *no lo sé solo sé que así me lo enseñó mi madre*

QUE DICEN ESCRITURAS ACERCA DE LA TRADICIÓN
La palabra “tradición” como tal no se encuentra en el Antiguo Testamento en cambio se encuentra trece veces en el Nuevo Testamento y estas tres veces se refiere a la “enseñanza apostólica” la cual había sido dada por los apóstoles (1 Corintios 11:2) “Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué”. Ya sea por palabra (en persona) o por epístola (2 Tesalonicenses 2:15) “Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra”. La cual se esperaba que la mantuvieran los cristianos (2 Tesalonicenses 3:6) “Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros”.

Diez veces se refiere a “la tradición de los ancianos” o “las tradiciones de los hombres” Como en nuestro texto y en los pasajes paralelos (Mateo 15:2-6; Marcos 7:3-13). Y de las cuales Pablo advirtió a los Colosenses (Colosenses 2:8) “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”. De las cuales los judíos cristianos habían sido liberados (incluyendo a Pablo) (1 Pedro 1:18; Gálatas 1:14) “18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata; 14 y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres”.
Jesús no se sintió atado a cumplir con “las tradiciones de los ancianos” Él no tuvo problemas en mantener algunas tradiciones tal como ir a una fiesta de bodas como lo dice en este pasaje (Juan 2:1-2) “1  Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. 2 Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos”.
No todas las “tradiciones” están equivocadas. Cuando ellas son enseñadas inspiradas por Dios, dadas y “escritas” por hombres aprobados por Dios, están para que se les preste atención. Pero cuando son doctrinas o interpretaciones manejadas por hombres no inspirados, entonces son sospechosas como las tradiciones de los judíos. Tan pronto como regresamos a nuestro texto (Mt 15:1-9), Jesús señala: “Mat 1 Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: 2 ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. 3 Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? 4 Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre,  muera irremisiblemente. 5 Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, 6 ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición. 7 Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: 8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. 9 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres”.

EL PELIGRO DE LAS TRADICIONES DE LOS HOMBRES

PUEDEN INVALIDAR LA PALABRA DE DIOS...
Jesús dio el ejemplo de la honra hacia los padres (Mt 15:3-6) “3 Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? 4 Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. 5 Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, 6 ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición”.

La tradición de los ancianos enseñaba dar al templo y liberaba del dar a sus padres,  esta interpretación del mandamiento de Dios lo dejaba sin efecto. Hay tradiciones de hombres hoy que afectan en forma similar, tal como la práctica del rociamiento para el bautismo, una tradición de hombres, y cuando alguien sostiene la tradición del rociamiento, ¡ellos hacen que el mandamiento de Dios para ser bautizado (sumergido) no tenga efecto! A través de mantener tales tradiciones, ¡alguien en ese momento está rechazando el mandamiento de Dios! (Marcos 7:8-9) “8 Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber;  y hacéis otras muchas cosas semejantes. 9 Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición”.

TRADICIONES PUEDEN GUIARNOS A UNA ADORACIÓN VANA
Cuando las tradiciones de los hombres son enseñadas al mismo nivel que los mandamientos de Dios, guían a una adoración vana (Mateo 15:9) “Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres”. Tal adoración podría aparecer y ser impresionante, pero en realidad es “hueca, sin valor” Primero, porque Dios no la manda, Segundo, porque no cumple con lo bueno que realmente necesitamos (Colosenses 2:20-23) “20 Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos 21 tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques 22 (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso? 23 Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne”.

TRADICIONES PUEDEN GUIAR A UNA ADORACIÓN HIPÓCRITA
Las tradiciones de los hombres tienden a los ritos (solo observe los ritos encontrados en muchas religiones que no tienen base escritural) Tales ritos son a menudo hechos en forma repetida, con una idea muy pobre en cuanto a su origen y propósito. Es fácil ir a través de tales ritos, con el corazón y con la mente en otras cosas, ¡La adoración sin el corazón (o la mente) es una adoración hipócrita! (Mateo 15:7-8) “7 Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: 8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí”.

CONCLUSIÓN
¿Qué son las tradiciones?  Son simplemente enseñanzas que han sido manejadas. En el caso de los hombres inspirados (como los apóstoles) dadas personalmente o por medio de sus escritos, son buenas y deben ser seguidas. En el caso de transmisiones orales, dadas por medio de una cadena de hombres inspirados, las tradiciones son las más sospechosas.
Jesús no mantuvo las “tradiciones” transmitidas oralmente por medio de los judíos a la par de la Palabra de Dios escrita. Ni nosotros debemos mantener las “tradiciones” transmitidas oralmente por los cristianos a la par de la Palabra de Dios escrita.
En el peor de los casos, las tradiciones de los hombres pueden ser vanas y mortales. Cuando su observancia guía a alguien a no permanecer en un mandamiento de Dios.
Cuando son enseñadas como doctrinas, por arriba de la Palabra de Dios.
Cuando nos guían a los ritos, hechas sin animar el corazón y la mente del hombre.
De las palabras de Jesús, nos guiamos para estar prevenidos de “El Peligro de las Tradiciones”, y nos aseguramos que nuestra fe y nuestra práctica están basadas en la palabra escrita de Dios, ¡no en las interpretaciones y enseñanzas de hombres no inspirados!

PREDICA en Lerma por:
Pr. Víctor R. Preciado Balderrama
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb
viclaly5757.blogspot.com
sanadoctrinavictor@gmail.com

Buen día les invito con mucho respeto ha visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado y que, con mucho amor he puesto algunos estudios que Dios me ha regalado en revelación, Efesios 3:8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo. Efesios 4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.



Publicar un comentario