martes, 27 de mayo de 2014

QUE DICE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO DEL ORGULLO

QUE DICE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO DEL ORGULLO

(1Pedro 5:2-7) “2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; 3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey. 4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria. 5 Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes. 6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte cuando fuere tiempo; 7 echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque él tiene cuidado de vosotros”.

INTRODUCCIÓN: ¿QUÉ ES ORGULLO?
1) Exceso de estimación propia, presunción, Vanidad.
2) Sentimiento elevado de la dignidad personal y
3) Aquello que nos impide reconocer que delante de Dios no somos nada.

Existe un dicho Mexicano: “Si el hambre me tira el orgullo me levanta” Actuar por orgullo o hacer las cosas por orgullo es muy usual y común en nuestros días. La gente quiere tener cargos para poder sentirse orgullosa incluso en las congregaciones de muchas iglesias donde existen muchos cargos de líderes, hoy nadie pone la otra mejilla porque no quiere que su orgullo se vea perturbado, hoy los hermanos se pelean unos con otros porque han herido su orgullo. Una de las principales características del cristiano debe de ser la humildad.
La Sana Doctrina de Cristo a través del mismo apóstol Pablo lo dijo (Gal. 2:20,21) “20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. 21 No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo”. Por eso debemos darnos cuenta de que:

EL QUE GOBIERNA EN NUESTRAS VIDAS ES JESUCRISTO Y NO NOSOTROS (GAL 2:20)
Muchos cristianos actúan como si ellos se gobernaran a sí mismos y sin ningún reconocimiento a que el que gobierna verdaderamente es Jesucristo.
El decir que Jesucristo gobierna significa que le vamos a obedecer en todo. Nuestra conducta debe ser regida por la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia y no por lo que sentimos nosotros. (Visitar a alguien de la congregación, a cierto hermano(a) pero si decimos: yo a ese hermano no lo visito, porque no me llevo bien con él). Que dice la Biblia que debemos hacer cuando alguien no nos cae bien.
A veces obedecemos más a otras personas que a Jesucristo (Hch. 5:29) “Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”.
O escuchamos consejos de hombres.
O finalmente hacemos lo que queremos nosotros mismos.

PARA PODER VENCER EL ORGULLO DEBEMO APRENDER A PONER LA OTRA MEJILLA
(Lc. 6:27,32) “27 Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos,  haced bien a los que os aborrecen; 28 bendecid a los que os maldicen,  y orad por los que os calumnian. 29 Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa,  ni aun la túnica le niegues.

30 A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva. 31 Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. 32 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman”. Hay un dicho que reza así: “Yo soy manso pero no menso”

Cuando alguien nos hace algo lo primero que queremos es vengarnos y le dejamos de hablar y empezamos a hablar de él y si es preciso hasta dejo de ir a la iglesia porque decimos “Yo no me voy a dejar” pues que no tengo dignidad.

Si no examinemos porque se han ido los jóvenes de esta Iglesia, es porque han pensado que alguien las ha ofendido. Y lejos de poner la otra mejilla, que es tener una actitud humilde, de decir bueno el hermano me ofendió, bueno pues él dice que yo deje lugar a su ira. Que Dios lo juzgue.

Si hiciéramos a un lado nuestro orgullo podríamos fácilmente resolver los problemas. (Mt. 18:15-17) “15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere,  has ganado a tu hermano. 16 Más si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. 17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano”. Cuando hay malos entendidos, debemos acudir a la persona y arreglar como cristianos las cosas, pero nuestro orgullo esta primero y entonces la reacción es, dañar, herir, dejar de asistir etc. Que daño nos hacemos nosotros mismos con esa actitud y que daño le hacemos al testimonio de nuestro Señor Jesucristo. (Proverbios 26:26) “Aunque su odio se cubra con disimulo, su maldad será descubierta en la congregación”.

La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice que si tú eres vituperado por causa de su nombre eres bienaventurado (Mateo 5:11) “Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo”. Si alguien te ha ofendido y tú no te vengas entonces eres bienaventurado.

DEBEMOS RECONOCER CUANDO ESTAMOS MAL Y DEBEMOS PEDIR AYUDA OPORTUNA
(Éxodo 3:11 y 4:10) “11 Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? 10 Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay, Señor! nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua”.
Cuando se hacen estos servicios evangelisticos los recién convertidos pasan a cada rato a entregar su vida a Cristo y los criticamos, pero eso debería ser nuestro sentir cada mañana.

Es triste ver a muchos Jóvenes cristianos que tienen problemas espirituales, que tienen depresiones espirituales o rebeldías o amarguras, pero que por el orgullo de que nadie los vea caídos no lo dicen. Ese es un grande, pero grande problema en la Juventud y en la Iglesia: el sentirse autosuficientes y omniscientes debería haber estudios en los hogares de cada joven aquí presente, con conceptos básicos de la fe, pero no aceptan que nadie les enseñe.


Tenemos que vencer el orgullo por nuestro propio bien, y si asistimos a una congregación no es para hacer relajo, sino más bien para ser instruidos de cómo podemos vivir bien guiados por las enseñanzas del Gran Maestro Jesucristo y su Sana Doctrina, Pero muchos de los que ocupan cargos en las iglesias están con problemas espirituales pero prefieren callar y seguir en sus puestos acarreando con esto maldición a toda la congregaciones donde se encuentran. (Josué 7:1,20) “1 Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema;  porque Acán hijo de Carmi,  hijo de Zabdi, hijo de Zera, de la tribu de Judá, tomó del anatema; y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel. 20 Y Acán respondió a Josué diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y así y así he hecho”. ACAN estaba mal él y el pueblo no era bendecido por Dios a causa de él. Que le costaba haber reconocido desde el principio como lo hizo en el V. 20 que estaba mal. No es que los servidores que están mal tengan siempre que dejar su puesto (a veces sí), sino que deben pedir perdón y restauración porque si no su trabajo no es de bendición.

CONCLUSIÓN:
En todo lo que hagamos despojémonos del orgullo, porque este nos estorba y pone nuestro propio yo como el gobernante en nuestras vidas haciéndonos así pecar contra Dios porque el único que debe gobernar es Jesucristo. El orgullo nos hace romper muchos mandamientos como el primero: no tener dioses ajenos delante de Él. Estemos dispuestos a verdaderamente poner la otra mejilla, ya que esto no es un acto vergonzoso, sino de humildad y por tanto agradable delante de Dios. Yo las invito hermanos a que hoy se comprometan a:
1) Reconocer que el que debe gobernar es Dios y no nosotros.
2) A Poner la otra mejilla y
3) A reconocer y pedir ayuda cuando estemos mal. 

Predica expositiva por: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo, estoy ofreciendo:
MATERIALES BÍBLICOS GRATIS (en formato Word)
Todo es completamente gratis, como escritor de estos materiales te voy a dar los originales para que tú le pongas el nombre de tu Iglesia o tu ministerio o le hagas las modificaciones que a ti te parezcan convenientes. Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia.
viclaly_57_57@yahoo.com
https://plus.google.com/u/0/communities/105936701821113953310


Publicar un comentario