martes, 27 de mayo de 2014

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO NOS ENSEÑA A TENER UNA LIBRE DECISIÓN

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO NOS ENSEÑA A TENER UNA LIBRE DECISIÓN
(Jeremías 40:4) “Y ahora yo te he soltado hoy de las cadenas que tenías en tus manos. Si te parece bien venir conmigo a Babilonia, ven, y yo velaré por ti;  pero si no te parece bien venir conmigo a Babilonia, déjalo. Mira, toda la tierra está delante de ti; vé a donde mejor y más cómodo te parezca ir”.

INTRODUCCIÓN:
En el principio después que el hombre fuese creado Dios le dijo (Génesis 2:16,17) “16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”.
Dios es muy respetuoso, porque Dios les da respeto a lo que ha creado, a pesar de ser Dios nuestro dueño no forzó a sus criaturas a servirle porque Dios quiere aunque es su anhelo, Dios les da la libre decisión de servirle y seguirle o no.

Solo Dios nos indica el camino a seguir pero nunca nos fuerza a nadie a caminar con Dios. Ya desde el Cielo la  Biblia dice que los mismos Ángeles tienen la libre decisión, ya que satanás engañó a la tercera parte Angelical a seguirle y darle la espalda a Dios, y no es porque Dios no se diera cuenta en la rebelión Angelical y satanás, Dios siempre muy respetuoso a la libre decisión, es por eso que no forzó a nadie a seguirle, el que le sirve y le sigue es porque realmente le ama. (Apo 12:4,9,17) “4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. 9  Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. 17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo”.

LA DESOBEDIENCIA ES PECADO, y el pecado es muerte. El pecado nos hace alejarnos de Dios. Dios aborrece el pecado, pero ama al pecador (Romanos 5:8) “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”.

Dios nos ama pero no quiere a nadie a fuerzas. Dios busca verdaderos seguidores de corazones humildes, y de corazones limpios amadores más de Dios que de las cosas del mundo que los atrapa por medio del afán buscando la riqueza, que sepan el significado del Amor de Dios y no por su interés, (Juan 6:26,27;60,61;66-69) “26Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. 27Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre. 60Al oírlas, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír? 61Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo: ¿Esto os ofende? 66Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él. 67Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros? 68Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. 69Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”.

La Sana Doctrina de Cristo nos enseña que el reino de los cielos los violentos lo arrebatan. (Mateo 11:12) “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan”. Para arrebatar el reino de Dios es de valientes, porque aquel que deja todo por seguir a Cristo es de valientes. La Sana Doctrina a través del Apóstol Pablo dice: (Filipenses 3:8) “Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo”.

Lo que más nos cuesta para seguir a Cristo Es decirnos a nosotros no y a Jesucristo si, más de Jesucristo y menos de mí mismo, (Mar 8:34) “Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”. (Marcos 3:32-35) “32 Y la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: Tu madre y tus hermanos están afuera, y te buscan. 33 Él les respondió diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos? 34 Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. 35 Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre”.
(Juan 4:13,14) “13 Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; 14 más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. El llamando de Jesús es claro, pero no forzando.

LLEVAR LA CRUZ DE CRISTO DEBE DE SER UN HONOR NO UNA OBLIGACIÓN.
(Marcos 15:21) “Y obligaron a uno que pasaba, Simón de Cirene, padre de Alejandro y de Rufo, que venía del campo, a que le llevase la cruz”.
Jesús es la Sana Doctrina de Cristo nos enseña la obediencia diciendo: No se haga mi voluntad si no la tuya (Lucas 22:40-42) “40  Cuando llegó a aquel lugar,  les dijo: Orad que no entréis en tentación. 41 Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, 42 diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya”.

Jesucristo sigue haciendo llamados para que le sigamos ahora que todavía es tiempo de hacerlo. (Lucas 5:27-32) “27  Después de estas cosas salió, y vio a un publicano llamado Leví, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. 28 Y dejándolo todo, se levantó y le siguió. 29 Y Leví le hizo gran banquete en su casa; y había mucha compañía de publicanos y de otros que estaban a la mesa con ellos. 30 Y los escribas y los fariseos murmuraban contra los discípulos, diciendo: ¿Por qué coméis y bebéis con publicanos y pecadores? 31 Respondiendo Jesús, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 32 No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento”.

La Sana Doctrina de Cristo usa al apóstol Pablo como instrumento para enseñarnos como debemos de poner en primer lugar lo que Dios está diciendo: (Filipenses 3:7-12) “7 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, 9 y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;


10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, 11 si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos. 12 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús”.

Jesús Hablándonos directamente y ahora usando al apóstol Pedro nos deja esta enseñanza, acerca de la salvación. (Marcos 10:27-30) “27 Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, más para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios. 28 Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido. 29 Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre,  o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, 30 que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna”.

Tanto hombres como las mujeres que buscan su propia prosperidad, van a caer siempre en el error.  La Sana Doctrina de Cristo es seguir a Jesucristo y sus enseñanzas que están Escritas y nos enseña también que nos alejemos de todas las religiones y denominaciones que son las que nos dividen a la humanidad, porque las doctrinas de hombres solo nos traen comodidad a nuestra mente y a nuestra alma, pero ninguna denominación o religión les va salvar, solo Jesucristo. (Lucas 8:11-15) “11 Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. 12 Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. 13 Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. 14 La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto. 15 Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia”.

Recibiendo galardón de su injusticia ya que tienen por delicia el gozarse de los deleites de este mundo de cada día. Estos son inmundicias y manchas, a quienes aún mientras comen la Palabra de Dios en la Sana Doctrina de Cristo, con nosotros se recrean en sus errores y no se apartan aun cuando sabe que están mal. (2 Pedro 2:4-16) “4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; 5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé,  pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos; 6 y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente, 7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados 8 (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos), 9 sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio; 10 y mayormente a aquellos que,  siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío.  Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores, 11 mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante del Señor.

12 Pero éstos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición, 13 recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día.  Estos son inmundicias y manchas,  quienes aún mientras comen con vosotros,  se recrean en sus errores. 14 Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar,  seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición. 15 Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad, 16 y fue reprendido por su iniquidad; pues una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, refrenó la locura del profeta”.

Duermen en camas de marfil y reposan sobre sus lechos; y comen los corderos del rebaño, y los novillos de en medio del engordadero; (Amos 6:4) “3 oh vosotros que dilatáis el día malo, y acercáis la silla de iniquidad. 4 Duermen en camas de marfil, y reposan sobre sus lechos; y comen los corderos del rebaño, y los novillos de en medio del engordadero; 5 gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales,  como David; 6 beben vino en tazones, y se ungen con los ungüentos más preciosos; y no se afligen por el quebrantamiento de José. 7 Por tanto, ahora irán a la cabeza de los que van a cautividad, y se acercará el duelo de los que se entregan a los placeres. 8 Jehová el Señor juró por sí mismo, Jehová Dios de los ejércitos ha dicho: Abomino la grandeza de Jacob, y aborrezco sus palacios; y entregaré al enemigo la ciudad y cuanto hay en ella. 9 Y acontecerá que si diez hombres quedaren en una casa, morirán. 10 Y un pariente tomará a cada uno, y lo quemará para sacar los huesos de casa; y dirá al que estará en los rincones de la casa: ¿Hay aún alguno contigo? Y dirá: No. Y dirá aquél: Calla, porque no podemos mencionar el nombre de Jehová”.

CONCLUSIÓN:
En ningún momento Jesús ofreció un reino material hay algunos que se consideran príncipes de este reino y Satanás es príncipe de este mundo, (Juan 14:30) “No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí”. (Romanos 14:17) “porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo”. Judas solo veía en Jesús las añadiduras de su reino y no el reino que Jesús ofrecía, con la ventaja de obtener ganancias con Jesús, es por eso que no pudo ver lo que Jesús ofrecía (Juan 18:36) “Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí”.
Jesús hablaba de un reino espiritual donde no ay ladrón que hurte, y Judas como tesorero miraba que no había suficiente ganancia, quizás en unos momentos pensó si el multiplica los peces por que no los pesos, lo que menos quería oír de Jesús era que debíamos de dar de gracia lo que hemos recibido de gracia. A la verdad la mies es mucha y los obreros flojos, Pero mejor oremos por los hombres y mujeres con visión y que mande Dios obreros a la mies por que en esta ciudad, hay un montón, de necesitados con mucha hambre de Dios, y compartirles nuestro gozo, quizá no ay lujos, y ofrendas, pero si almas con mucha necesidad que compartirles de este Dios de Amor

Predica expositiva por: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama

Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo, estoy ofreciendo:
MATERIALES BÍBLICOS GRATIS (en formato Word)
Todo es completamente gratis, como escritor de estos materiales te voy a dar los originales para que tú le pongas el nombre de tu Iglesia o tu ministerio o le hagas las modificaciones que a ti te parezcan convenientes. Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia.
viclaly_57_57@yahoo.com
https://plus.google.com/u/0/communities/105936701821113953310


Publicar un comentario