martes, 27 de mayo de 2014

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO EN MEDIO DE, UN TIEMPO DE ENSEÑANZA BÍBLICA SUAVE Y PERMISIVA

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO EN MEDIO DE,
UN TIEMPO DE ENSEÑANZA BÍBLICA SUAVE Y PERMISIVA

(Juan 10:19-21) “19 Volvió a haber disensión entre los judíos por estas palabras. 20 Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís? 21 Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado. ¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?”.

No hace mucho tiempo atrás estaba en la casa de unos hermanos que les gustaba mucho ver un programa en televisión, evangélico que se llama (ENLACE). Cada vez, cada uno de los predicadores sonaba exactamente igual. ¡Sus mensajes y sus voces eran todos idénticos! Todos ellos eran maestros Bíblicos evangélicos suaves. ¡A pesar de que algunos de ellos decían ser fundamentalistas! (2Timoteo 4:3,4) “3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”. ¡Es una pena que muchos y muy buenos predicadores decentes estén muertos! Cuando fui llamado por Jesucristo a predicar, mi modelo a seguir inmediatamente fue, es y será siempre Jesús porque nos enseñó la Doctrina que el Padre le Dio, y Jesús dijo: (Juan 7:16) “Jesús les respondió y dijo: Mi Doctrina no es mía, sino de aquel que me envió”. (Juan 7:17) “El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la Doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta”.

Dios me llamó a predicar su Sana Doctrina de Cristo, como los antiguos predicadores. (Tito 2:1) “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la Sana Doctrina”. Pero las iglesias se pusieron tan lujosas que ahora dicen que no se puede predicar de esa manera. Bueno, yo lo hago de todos modos, porque Dios me llamó a ser un predicador anticuado que solo predico la Sana Doctrina de Cristo como está Escrito. (1Corintios 14:6) “Ahora pues, hermanos, si yo voy a vosotros hablando en lenguas, ¿qué os aprovechará, si no os hablare con revelación, o con ciencia, o con profecía,  o con Doctrina?”. La Sana Doctrina de Cristo es tan Poderosa porque es Poder de Dios, tan sencilla de entender porque el Espíritu Santo se encuentra presente tal como lo está Jesucristo, (2 Juan 1:9) “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la Doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la Doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo”.
Ahora les pregunto, pero que la respuesta sean con bastante sustento bíblico, y no un medio versículo o un versículo aislado. ¿En qué otra doctrina se encuentran las tres divinas personas?

Sermones anticuados, son los que condenan el pecado como por ejemplo en (Números 32:23) “Mas si así no lo hacéis, he aquí habréis pecado ante Jehová; y sabed que vuestro pecado os alcanzará”.
                          ESTOS SON LOS PUNTOS:
1. El pecado os alcanzará en tu cara.
2. El pecado os alcanzará en tu cuerpo.
3. El pecado os alcanzará en tu carácter.
4. El pecado os alcanzará en tus hijos.
5. El pecado os alcanzará en tu remordimiento de conciencia.
6. Los pecados salen públicamente, con vituperio.
7. El pecado os alcanzará en el Infierno.

Así, fueron muchas predicaciones en muchas iglesias ¡no podían ser predicados en esas mismas iglesias hoy! ¡Porque se han llenado de personas no convertidas que literalmente odian predicación evangelística!

Este tipo de predicaciones son necesarias en nuestras iglesias ¡ahora más que nunca! ¿Por qué? Porque se escuchan más doctrinas permisivas, prosperidad, de milagros extraordinarios que ni

siquiera nadie en la biblia los ha hecho jamás, iglesias que las dirigen profetas falsos llenos de fabulas tan fantasiosas que tienen fascinados a una gran multitud.
¡Nuestras iglesias hoy en día están tan llenas de gente perdida que me asustan, porque hasta que suenan como sacerdotes Episcopales! Diciendo que Dios les dijo ¡Diles que yo lo digo! Pero qué No tienen sustento bíblico.
(1Juan 4:1) “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo”.

En esta generación de predicadores que solo predican a su conveniencia y la conveniencia de la gente son predicadores cobardes que les da miedo predicar la Verdad porque tienen miedo de quedarse solos porque saben que la gran mayoría no son convertidos de verdad, ademad es de valientes predicar el arrepentimiento y confrontar el pecado con la Sana doctrina de cristo.
En las doctrinas donde se encuentran estos malvados. No van a ser bendecido con muchas conversiones, y nunca con avivamiento. ¡Nunca ha habido avivamiento en ningún lugar de la tierra bajo una suave enseñanza Bíblica! ¡Nunca! ¡Nunca! ¡Nunca! ¡Y nunca lo habrá! ¡Fuera de la faz de la tierra con tal consejo satánico! Llenos de emociones ¡Sería mejor que todas las iglesias se le sean cerradas, al igual que ya han cerrado lugares donde han sido atrapados, estos traficantes del Evangelio de Cristo, no deberían de seguir ese tipo de malvados, cobardes, egoístas y malos consejeros. (1 Tesalonicenses 2:3-6) “3 Porque nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño, 4 sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres,  sino a Dios, que prueba nuestros corazones. 5 Porque nunca usamos de palabras lisonjeras,  como sabéis, ni encubrimos avaricia; Dios es testigo; 6 ni buscamos gloria de los hombres; ni de vosotros, ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo”.

Las personas que no están dispuestas a hacer cosas impopulares y desafiar el clamor porque no son aptos para ser ministros en tiempos de ansiedades. Todo predicador tiene que recordar constantemente dos versículos de la Biblia: (Gálatas 1:8-12) “8 Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. 10 Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios?  ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo. 11 Más os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; 12 pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo”.

La predicación moderna está tratando de atraer a los hombres y mujeres a las Iglesias sin que tengan que renunciar a su orgullo; están tratando de ayudar a los hombres a evitar la convicción de pecado, diciéndoles que Dios es bueno y basta con pedirle perdón a Dios y Él te va a perdonar, porque Dios es bueno. Tal es la predicación moderna que millones caminan en error. En este momento oye lo que Dios te va a decir a través de mi vida: Una Verdad que no te confronta tu manera de vivir, No es la Verdad que es Jesucristo; en cambio la mentira, con envoltura de verdad te dice lo siguiente: Tu eres un buen cristiano(a), tu vida es buena, claro que te mereces más, pero esta es la voluntad de dios, uno que otro pequeño pecadito nada de importancia que dios no pueda perdonar, no es malo tomar si lo hago con medida en fin todo lo puedo hacer con moderación, nomás que no vaya a los extremos, etc. etc..
Todo esto y mucho más están metidas las mentiras del diablo en las congregaciones que no tienen la Sana Doctrina de Cristo. (Juan 8:44) “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira”.


Muchísimos de los predicadores modernos, están fundamental mente equivocados. Porque no le dan el derecho legal al Espíritu Santo para que haga la obra de convencer de pecado y de humillar a los hombres en la presencia de Dios. (Juan 16:7-13) “Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. 8 Y cuando Él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. 9 De pecado, por cuanto no creen en mí; 10 de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; 11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. 12 Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. 13 Pero cuando venga el Espíritu de Verdad, Él os guiará a toda la Verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir”. Sabían que cualquier predicación que calma, conforta y agrada a los que nunca han sido llevados a temor a Dios, ni buscar Su misericordia, no es predicación que el Espíritu Santo de Dios posee y bendice.
La verdad es que la predicación poderosa evangelística, está en la Sana Doctrina de Cristo, es decir, que antes de que los hombres puedan ser convertidos deben estar convencidos de pecado, y esto se puede llevar a cabo si no está el Espíritu Santo presente.

La predicación de hoy en día no enseña cómo ser salvos a los hombres. La predicación de hoy en día ni siquiera molesta a los hombres, pero los deja precisamente donde estaban, sin molestarlos y sin la menor perturbación. Cualquier persona que rompe estas reglas y que produce un efecto perturbador sobre los miembros de su congregación es considerada como una persona desagradable. Como muchos me tienen en ese criterio, por predicar la Sana Doctrina de Cristo. Muchos predican palabra, pero casi nadie predica la Sana Doctrina de Cristo.

Cuando me rendí a predicar la Sana Doctrina de Cristo decidí hacerlo aun cuando a la gente no le guste porque es muy fuerte y verdaderamente te confronta, primeramente tu vana manera de vivir, saca a la luz de la Verdad el pecado y comienza el arrepentimiento y entonces comienza a suceder un milagro de cambio porque si no hay cambios no sirve lo que se está predicando.
Mi predicas son para complacer al que me llamó, (1 Pedro 2:9,10) “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia”.

He tratado y me sigo esforzado de seguir a Dios y su Sana Doctrina, y sobre este asunto algunos cristianos, bueno al menos eso dicen ellos que son cristianos y esto es lo que dicen de mi tal como lo dijeron de nuestro Señor Jesucristo, (Juan 10:20) “Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís?”.
Si olvidamos lo que hicimos, no vamos a saber quiénes somos. Nos hemos olvidado de lo que lo hicimos una vez, por lo que ni siquiera sabemos quiénes somos.

ESTA TARDE RECORDEMOS TRES COSAS SOBRE ESTA PREDICACIÓN.
1. Primero, la predicación basada en la Sana Doctrina de Cristo causa divisiones entre los incrédulos, o los que tienen solo una religión que defienden.
(Juan 10:19-21) “19 Volvió a haber disensión entre los judíos por estas palabras. 20 Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís? 21 Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado. ¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?”.
Los cuatro Evangelios y el Libro de Los Hechos describen una división tras otra como resultado de la predicación de Jesús y los Discípulos. Por ejemplo, en (Hechos 4:1-12) “1 Hablando ellos al pueblo, vinieron sobre ellos los sacerdotes con el jefe de la guardia del templo, y los saduceos, 2 resentidos de que enseñasen al pueblo, y anunciasen en Jesús la resurrección de entre los muertos. 3 Y les echaron mano, y los pusieron en la cárcel hasta el día siguiente, porque era ya tarde.

4 Pero muchos de los que habían oído la palabra, creyeron; y el número de los varones era como cinco mil. 5 Aconteció al día siguiente, que se reunieron en Jerusalén los gobernantes, los ancianos y los escribas, 6 y el sumo sacerdote Anás, y Caifás y Juan y Alejandro, y todos los que eran de la familia de los sumos sacerdotes; 7 y poniéndoles en medio, les preguntaron: ¿Con qué potestad, o en qué nombre, habéis hecho vosotros esto? 8 Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: Gobernantes del pueblo, y ancianos de Israel: 9 Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera éste haya sido sanado, 10 sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano. 11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. 12 Y en ningún otro hay salvación;  porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.

Aquí algunas de las personas creyeron, mientras que el resto estaban enojados. La predicación de la sana Doctrina de Cristo, produce enojo y creencia. No había término medio. En (Hechos 13:46-52) “46  Entonces Pablo y Bernabé, hablando con denuedo,  dijeron: A vosotros a la verdad era necesario que se os hablase primero la palabra de Dios; mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis dignos de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los gentiles. 47 Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra. 48 Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna. 49 Y la palabra del Señor se difundía por toda aquella provincia. 50 Pero los judíos instigaron a mujeres piadosas y distinguidas, y a los principales de la ciudad, y levantaron persecución contra Pablo y Bernabé, y los expulsaron de sus límites. 51 Ellos entonces, sacudiendo contra ellos el polvo de sus pies, llegaron a Iconio. 52 Y los discípulos estaban llenos de gozo y del Espíritu Santo”.

En (Hechos 14:2-7) “2 Mas los judíos que no creían excitaron y corrompieron los ánimos de los gentiles contra los hermanos. 3 Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios. 4 Y la gente de la ciudad estaba dividida: unos estaban con los judíos, y otros con los apóstoles. 5 Pero cuando los judíos y los gentiles, juntamente con sus gobernantes, se lanzaron a afrentarlos y apedrearlos, 6  habiéndolo sabido, huyeron a Listra y Derbe, ciudades de Licaonia, y a toda la región circunvecina, 7 y allí predicaban el evangelio”.

En (Hechos 17:1-13) “1 Pasando por Anfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos. 2 Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo discutió con ellos, 3 declarando y exponiendo por medio de las Escrituras, que era necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos; y que Jesús, a quien yo os anuncio, decía él,  es el Cristo. 4 Y algunos de ellos creyeron, y se juntaron con Pablo y con Silas; y de los griegos piadosos gran número, y mujeres nobles no pocas. 5 Entonces los judíos que no creían,  teniendo celos, tomaron consigo a algunos ociosos, hombres malos, y juntando una turba,  alborotaron la ciudad; y asaltando la casa de Jasón, procuraban sacarlos al pueblo. 6 Pero no hallándolos, trajeron a Jasón y a algunos hermanos ante las autoridades de la ciudad, gritando: Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá; 7 a los cuales Jasón ha recibido;  y todos estos contravienen los decretos de César, diciendo que hay otro rey, Jesús. 8 Y alborotaron al pueblo y a las autoridades de la ciudad, oyendo estas cosas. 9 Pero obtenida fianza de Jasón y de los demás, los soltaron. 10 Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. 11 Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. 12  Así que creyeron muchos de ellos,  y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres.

13 Cuando los judíos de Tesalónica supieron que también en Berea era anunciada la palabra de Dios por Pablo, fueron allá, y también alborotaron a las multitudes”.

Cuando Pablo predicó en Efeso, (Hechos 19:8-10) “8 Y entrando Pablo en la sinagoga,  habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios. 9 Pero endureciéndose algunos y no creyendo, maldiciendo el Camino delante de la multitud, se apartó Pablo de ellos y separó a los discípulos, discutiendo cada día en la escuela de uno llamado Tiranno. 10 Así continuó por espacio de dos años, de manera que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús”.
Cuando predicó en Roma, (Hechos 28:24-27) “24 Y algunos asentían a lo que se decía,  pero otros no creían. 25 Y como no estuviesen de acuerdo entre sí, al retirarse, les dijo Pablo esta palabra: Bien habló el Espíritu Santo por medio del profeta Isaías a nuestros padres,  diciendo: 26 Ve a este pueblo, y diles: De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no percibiréis; 27 Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyeron pesadamente, y sus ojos han cerrado, para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y entiendan de corazón, y se conviertan, y yo los sane”.

Poderosa y Clara, predicación simple que hizo que la gente examinara su propia salvación produjo gran división a través del Libro de Los Hechos, mientras los apóstoles seguían el ejemplo de Jesús en Su ministerio de predicación. Jesús Mismo, a menudo causó tal división por medio de Su predicación (Juan 7:43) “Hubo entonces disensión entre la gente a causa de él”, (Juan 9:16) “Entonces algunos de los fariseos decían: Ese hombre no procede de Dios, porque no guarda el día de reposo. Otros decían: ¿Cómo puede un hombre pecador hacer estas señales? Y había disensión entre ellos”, (Juan 10:17-19) “17 Por eso me ama el Padre,  porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. 18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre. 19 Volvió a haber disensión entre los judíos por estas palabras”.

Siempre que Jesús predicaba, siempre su predicación fue penetrante y directo al problema de los duros de corazón, (Jesús los llamó ladrones y asaltantes) que a pesar de que entendieron poco de su contenido espiritual, los enfureció y los dividió. En (Lucas 12:51-53) Jesús dijo: “51 ¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión. 52 Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres. 53 Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra”.

No hay necesidad de culpar a nadie, ni al licor ni las drogas por el enredo en el que estamos. La culpa está en el umbral de los predicadores complacientes, aduladores, lisonjeros que conocen la verdad pero se niegan a predicarla por miedo a herir los sentimientos de alguien. No quiere ser impopular. A nadie le gusta ser rechazado. No es una buena sensación saber que no eres apreciado. Pero nuestro Señor pasó por todo esto, y Jesucristo es nuestro ejemplo. Amén.

Sí, la predicación de Jesús y Sus apóstoles produjo divisiones entre los salvos y los perdidos necios, de duro corazón. Esto ha ocurrido a lo largo de la historia Cristiana a los hombres que predicaron como lo hizo Jesús y los apóstoles; hombres que hicieron a las personas perdidas examinarse a sí mismos para ver si eran convertidos (2 Corintios 13:5) “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?”.

¡Este tipo de oposición a la verdadera predicación evangelística es casi universal en la historia del Cristianismo!



Cuando hoy retomamos la tarea desesperadamente necesitada de la predicación expositiva del Evangelio de Cristo, “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe”.
Debemos esperar que protestantes no convertidos de duro corazón nos rechacen, hablen mal de nosotros a nuestras espaldas, y nos pongan fuera de sus iglesias.
En este día de apostasía, suave lisonjera, nueva evangélica, un verdadero predicador anticuado como yo seremos rechazados. Se siente uno como si caminará solo entre los muertos. Nuestro camino es algo así.

No debemos olvidar lo que dijeron de ese antiguo predicador, Jesucristo. Las personas lo llamaron fuera de sí y endemoniado porque Jesús predicó demasiado duro para complacerlos: (Juan 10:19-21) “19 Volvió a haber disensión entre los judíos por estas palabras. 20 Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís? 21 Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado. ¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?”.

Así, al igual que nuestro Maestro Jesucristo, el predicador antiguo será considerado raro o inestable por algunos. Después de que Pablo predicó el evangelio a Festo a gran voz dijo, (Hechos 26:19-24) “19 Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial, 20  sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento. 21 Por causa de esto los judíos, prendiéndome en el templo, intentaron matarme. 22 Pero habiendo obtenido auxilio de Dios, persevero hasta el día de hoy, dando testimonio a pequeños y a grandes, no diciendo nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron que habían de suceder: 23 Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles. 24 Diciendo él estas cosas en su defensa, Festo a gran voz dijo: Estás loco, Pablo; las muchas letras te vuelven loco”.

Festo dijo que Pablo estaba loco después de que predicó. Esta fue la misma respuesta a la predicación de Jesús, registrada en Juan 10:20.
La naturaleza de la Sana Doctrina de Cristo es fuerte porque confronta el pecado y por esto nos llamaran “Locos”. La Sana doctrina de Cristo, habla con tanta fuerza como Jesús, y Pablo. Jesús dijo: (Juan 15:20) “Acordaos de la Palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán”.

Si nadie nunca dice que estás predicando demasiado duro, ¡entonces debes pensar en la posibilidad de que tu predicación está mal! Si nunca enojas a nadie, como la predicación que Jesús hizo, si nunca enojas a los pecadores, como la predicación de los Apóstoles hizo, ¡simplemente no es predicación de la Sana Doctrina de Cristo! ¡Aquí es Punto y aparte! ¡Simplemente no puedes enseñarles a los pecadores perdidos a ser Cristianos! ¡Deben ser predicados a una verdadera conversión! (Romanos 10:14) “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?”. Aquí está hablando de un predicador, ¡no de un maestro!

La verdadera predicación de la Sana Doctrina de Cristo a menudo produce ira y divisiones ponlo en tu mente y recuérdalo. La predicación Bíblica causa que la gente se examine a sí misma para ver si están salvas o no. (2 Corintios 13:5) la Sana Doctrina de Cristo dice, “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe”.

La predicación que no hace que la congregación se examine a sí misma no es predicación Bíblica. El hombre puede leer un versículo de la Biblia. Incluso puede gritar. ¡Pero si él no hace que la gente se pregunte si es salva, ese hombre no es un predicador Bíblico!


La predicación Bíblica es usada para abrir los ojos de los ciegos. En nuestro texto, leemos que criticaban a Jesús por predicar muy duro. (Juan 10:20) “Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí [es decir, loco]; ¿por qué le oís?”.

Pero había otros en la multitud ese día que dijo esto: (Juan 10:21) “Estas palabras no son de endemoniado. ¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?”.
La verdadera predicación Bíblica es usada por Dios para abrir los ojos de los pecadores perdidos,
(1) Para ver su pecado.
(2) Para venir a Jesús para la salvación.

Y eso es exactamente lo que pasó con las personas que oyeron predicar a Jesús, registradas en Juan 10.

Cualquiera me puede decir: ¿Por qué este hombre grita y predica y me condena a mí? La respuesta es simple: quiero que seas salvo.

Quiero verte venir a esta iglesia que está fundamentada en la Sana Doctrina de Cristo y nunca dejes de hacerlo.

¡Quiero verte venir a Jesucristo, el Hijo de Dios resucitado, para que tus pecados puedan ser lavados con Su sangre!
¡Me gustaría verte confiar en Jesucristo esta tarde!
¡Me preocupo por tu alma!
¡Por eso predico así! Amén.
Que Dios les Bendiga Siempre.

Predica por: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo, estoy ofreciendo:
MATERIALES BÍBLICOS GRATIS (en formato Word)
Todo es completamente gratis, como escritor de estos materiales te voy a dar los originales para que tú le pongas el nombre de tu Iglesia o tu ministerio o le hagas las modificaciones que a ti te parezcan convenientes. Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia.
Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
https://plus.google.com/u/0/communities/105936701821113953310
viclaly_57_57@yahoo.com


Publicar un comentario