martes, 9 de enero de 2018

¿POR QUÉ NO PUEDES DISFRUTAR LO QUE TIENES?

07 de Enero de 2018
¿POR QUÉ NO PUEDES DISFRUTAR LO QUE TIENES?
Oremos, Padre Celestial por medio de Jesucristo te pido que tu Gloria descienda sobre mi vida, para predicar tu Poderosa Palabra y que tu Espíritu Santo convenza a mis hermanos de lo que necesiten ser convencidos y en el Nombre de Jesucristo declaro que cada uno de nosotros se somete y se sujeta a la obediencia a tu Palabra Escrita, te rogamos una vez más Padre Amoroso, que nos visites, que nos hables, que estemos atentos para oír lo que tienes para nosotros; mucho trabajo, mucho esfuerzo para llevar a cabo nuestras reuniones, por eso te rogamos que por un momento podamos concentrarnos en la razón que nos has traído aquí. Te pedimos todos Padre Bueno, en el nombre de Cristo Jesús. Amén.

Recién estamos empezando éste año del 2018, y ya muchos de nosotros tenemos muchos problemas y por si fuera poco todavía traemos arrastrando problemas del año pasado y muy seguramente desde hace mucho… tiempo, quiero enfocarme el ¿Por qué no podemos disfrutar de las Bendiciones de parte de Dios en nuestra vida que nos rodea? ¿Cómo ser feliz en la vida? ¿Cómo podemos disfrutar de las bendiciones de Dios? (Miqueas 4:2) “Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová”. TODO el que así lo desee puede disfrutar de las bendiciones de Dios para la humanidad y tener una vida plena y feliz. Pero primero tiene que estar dispuesto a hacer el esfuerzo de aprender acerca de Dios y sus caminos. En Deuteronomio 28 podemos ver las condiciones que Dios establece para que vengan sobre nosotros una serie de bendiciones que Él ha planificado para nuestras vidas; si estas condiciones no se cumplen, también establece que vendrán las maldiciones allí puntualizadas. Muchos se preguntan: ¿Será la voluntad de Dios que yo esté enfermo? ¿Será que Dios se glorifica en la enfermedad? ¿Estaré pagando por algún pecado que he cometido? ¿Por qué es que oro y no viene la sanidad?

Para entenderlo tenemos que ir a las Sagradas Escrituras, porque es el único ejemplo de parte de Jehová Dios en que podemos confiar: (Romanos 15:4)Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que, por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza”. (2Timoteo 3:16,17)16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. (1 Corintios 10:11) “Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos”. Hemos estado hablando del diseño Original y de tener la capacidad de disfrutar. Meditando en la Palabra me doy cuenta que tenemos la facultad de disfrutar de lo que Jehová Dios ha creado para nosotros, siempre y cuando le demos el lugar a su Presencia y a su Palabra para que pueda renovar nuestros pensamientos todos los días de nuestras vidas. (Efesios 4:17,18) “17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón”. La cuestión es que no es algo que lo podemos dejar a un lado y seguir adelante aun cuando tu tengas un nivel espiritual muy bajo no tienes escapatoria porque son leyes Divinas.

Lo primero que tienes que hacer es que; Debes renunciar a tener dureza de corazón, pero cuando el entendimiento se ha entenebrecido y no puedes ver lo que Dios tiene para tu vida, entonces andarás en la vanidad de tu mente. Dios no te da la mente en vano, es para que la Palabra Escrita de Dios renueva tus pensamientos siempre. Necesitamos que nuestros pensamientos sean renovados, ésta es una realidad. ¿Sabes por qué? Porque, por ésta razón aun cuando tienes una familia, no la disfrutas, aun cuando tienes un trabajo, no lo disfrutas y también tienes las Bendiciones, pero no tienes la capacidad de disfrutarlas porque, a Dios lo sacas de tu vida diciendo: La predicación estuvo bonita, la verdad no la entendí, nomás el pastor se la llevó tirando pedradas, etc., etc..

Nuestro Padre nos dejó por Escrito todo en el Sagrado Manual de su Palabra: (Ecl. 6:10-12)10 Respecto de lo que es, ya ha mucho que tiene nombre, y se sabe que es hombre y que no puede contender con Aquel que es más Poderoso que él. 11 Ciertamente las muchas palabras multiplican la vanidad. ¿Qué más tiene el hombre? 12 Porque ¿quién sabe cuál es el bien del hombre en la vida, todos los días de la vida de su vanidad, los cuales él pasa como sombra? Porque ¿quién enseñará al hombre qué será después de él debajo del sol?”. Un ser humano que habla mucho y habla por hablar es una persona insensata que piensa que todo debe de girar a su alrededor la vanidad es uno de los peores enemigos de ti mismo: (Ecl. 7:13,14)13 Mira la obra de Dios; porque ¿quién podrá enderezar lo que ÉL torció? 14 En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de ÉL”. El diablo quiere que culpemos a Dios si no somos felices. Quiere crear entre Dios y nosotros una grieta que nos haga perder nuestro gozo. En (Malaquías 3:13-15)13 Vuestras palabras contra mí han sido violentas, dice Jehová. Y dijisteis: ¿Qué hemos hablado contra ti? 14 Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué aprovecha que guardemos su ley, y que andemos afligidos en presencia de Jehová de los ejércitos? 15 Decimos, pues, ahora: Bienaventurados son los soberbios, y los que hacen impiedad no sólo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon”, leemos sobre personas que estaban enojadas con Dios y hablaban ásperamente contra Él. De manera similar, nosotros podemos llegar a estar enojados con Dios, y si sucede, será necesario seguir ciertos pasos para librarnos de ese enojo.

Nunca te decepcionarás de Dios, si aguardas con fe lo que oyes de su Palabra Escrita. (Romanos 10:17) nos enseña: “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”. Si quiere tener gozo en tu vida, debes de creer que Dios es bueno y que recompensará a quienes lo buscan con diligencia (Hebreos 11:6) “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”. El gozo lo llenará cuando usted deje de exigir respuestas a sus preguntas de por qué le han sucedido cosas malas. Confíe en la manera que Dios tiene de hacer las cosas, y en sus tiempos, y recuerde que el confiar siempre requiere que algunas preguntas queden sin responder.

Ahora veamos un ejemplo, de José cuando era un esclavo en Egipto, pero tenía buena actitud y Dios estaba con él, porque no importa qué situación estés pasando debes tener la seguridad de que Dios va contigo a todas partes para sacarte adelante: (Génesis 39:1-12) “1 Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá. 2 Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio. 3 Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. 4 Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía. 5 Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo. 6 Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia. 7 Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo. 8 Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene. 9 No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios? 10 Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella, 11 aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí. 12 Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió”. En José, su amo vio que Dios prosperaba todo lo que estaba bajo su cargo.

¿Cómo podemos conocer a Dios y aprender acerca de sus normas? (Prov. 2:1-5)1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, y mis mandamientos guardares dentro de ti, 2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, 3 Si clamares a la inteligencia, y a la prudencia dieres tu voz; 4 Si como a la plata la buscares, y la escudriñares como a tesoros, 5 Entonces entenderás el temor de Jehová, y hallarás el Conocimiento de Dios”. Recuerdo el tiempo en que la gente guardaba sus monedas de oro en una vasija de barro cocido, más o menos grande y después sellaban la boca con más barro. El tesoro quedaba encerrado en el barro y solo rompiéndolo se podía ver y disfrutar de su contenido. Veamos el pasaje: (2Corintios 4:6,7) “6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. 7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del Poder sea de Dios, y no de nosotros”. Cuando nos predicaron el evangelio hablándonos de Jesucristo como el Salvador del mundo, y su amor nos enterneció, y arrepentidos abrimos nuestro corazón para que Él entrara, Jehová Dios comenzó hacer de nosotros una nueva creación. Igual que “al Principio Jehová Dios mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz” así su presencia en nosotros es nada menos que “el resplandor de la gloria de Dios en la presencia de Jesucristo” que alumbra las tinieblas de nuestros corazones. Este resplandor ilumina el conocimiento de la realidad de la potencia de Jesucristo viviendo en nuestras vidas. ¡Cristo vive en mí! Esto es una realidad desde ese momento que nadie puede quitar ni cambiar, ¡Él es el tesoro! y nosotros somos los recipientes, el vaso de barro.

Veamos otro ejemplo en la vida de Moisés cuando envió a los hombres a explorar la tierra y les dio las siguientes instrucciones: Vamos al libro de (Números 13:17-24) “17 Los envió, pues, Moisés a reconocer la tierra de Canaán, diciéndoles: Subid de aquí al Neguev, y subid al monte, 18 y observad la tierra cómo es, y el pueblo que la habita, si es fuerte o débil, si poco o numeroso; 19 cómo es la tierra habitada, si es buena o mala; y cómo son las ciudades habitadas, si son campamentos o plazas fortificadas; 20 y cómo es el terreno, si es fértil o estéril, si en él hay árboles o no; y esforzaos, y tomad del fruto del país. Y era el tiempo de las primeras uvas. 21 Y ellos subieron, y reconocieron la tierra desde el desierto de Zin hasta Rehob, entrando en Hamat. 22 Y subieron al Neguev y vinieron hasta Hebrón; y allí estaban Ahimán, Sesai y Talmai, hijos de Anac. Hebrón fue edificada siete años antes de Zoán en Egipto. 23 Y llegaron hasta el arroyo de Escol, y de allí cortaron un sarmiento con un racimo de uvas, el cual trajeron dos en un palo, y de las granadas y de los higos. 24 Y se llamó aquel lugar el Valle de Escol, por el racimo que cortaron de allí los hijos de Israel”. La bendición de Dios, no se limita a lo material, a lo pasajero, a lo terrenal. Su bendición trasciende a lo eterno. Aquí vemos que el pueblo de Israel iba siendo dirigido por Moisés, ya los había sacado su Mano Poderosa de Egipto. Los llevaba a lo que conocemos como la Tierra Prometida, donde fluye leche y miel. Iban hacia allá y Moisés manda a un grupo de espías, para reconocer la Tierra de Canaán. Quería tener una estrategia y quería saber qué es lo que había ahí, como eran sus ciudades; para planear la toma de posesión. Dios quiere también a nosotros bendecirnos; pero, siempre hay enemigos de esta bendición.

Observa lo que pasó enseguida cómo a pesar de ver con sus propios ojos lo que Dios les había dicho, no lo toman en cuenta y se desaniman porque no se creen capaces de tomar bendiciones, aunque Dios se las estaba dando, esto se llama inseguridad, falta de identidad con su Dios Todo Poderoso, el resultado: pesimismo, desanimo, discusiones sin bases, el resultado, una gran división causando un gran conflicto, en lugar de tomar su bendición.
(Núm 13:25-28)25 Y volvieron de reconocer la tierra al fin de cuarenta días. 26 Y anduvieron y vinieron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación de los hijos de Israel, en el desierto de Parán, en Cades, y dieron la información a ellos y a toda la congregación, y les mostraron el fruto de la tierra. 27 Y les contaron, diciendo: Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella. 28 Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac”. El ser pesimista y negativo es uno de tus peores enemigos tuyos porque están cimentados en lo que tus fuerzas pueden hacer y a la verdad, nadie puede hacer nada sin Dios, Jesucristo dijo: (Juan 15:4,5)4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. Otro de los peores enemigos es la necedad, porque de verdad les digo que existe mucha gente que es tan necia que quiere caminar solo sin Dios, y esto es imposible: (Núm 13:31) 30 Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos. 31 Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros”. Por supuesto que caleb estaba con Dios, y él miraba que si se podía, pero el pesimismo es porque se miraban así mismos y el resultado es siempre y será siempre igual: (Núm 13:33) “También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos”. Una visión limitada, hermanos, va a ser que te distorsiones y no te deje ver lo que Dios quiere que tú veas; Porque eso es lo que es una visión, es mirar más allá de lo que es real. Es por medio de Dios y por medio del Espíritu Santo, que te deja ver más allá de lo que tienen en frente de ti. Cualquier grande cosa que se ha hecho para a Gloria de Dios, alguien tuvo visión.

Si Jehová Dios, te ha traído hasta aquí, a esta iglesia dónde se predica la Sana Doctrina de Cristo, entonces ya estás en la tierra prometida y si tú sigues viviendo como mendigo es que todavía lo eres, y necesitas recapacitar, pensar en un cambio de tu mente y tener la humildad de reconocer que te has equivocado, porque todavía estas a tiempo de no perder lo que tienes, acaso no puedes darte cuenta que en tu casa donde se supone que se debe de respirar la paz de Jesucristo, y es todo lo contrario; Sabes ¿Por qué? La respuesta es simple, porque Jesucristo no está ahí. Porqué si somos cristianos ¿Por qué Él no está en tu casa? Porque alguien de casa, está abriendo la puerta al enemigo. Por supuesto, que el principal incoherente soy yo mismo que te estoy trayendo su Poderosa Palabra, este es un problema grande que no te deja avanzar porque tomas las cosas como que yo soy el que te las dice, pero quiero decírtelo una vez más y pongo como testigo al mismo Padre Celestial, a Jesucristo y al Espíritu Santo, que esto no es mío sino que es, Palabra que Jehová Dios me dio para ti, es tu responsabilidad obedecer o desobedecer. (Deuteronomio 30:15-19)15 Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal; 16 porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella. 17 Mas si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres, 18 yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella. 19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia”. Ellos se miraban a sí mismos como langostas, se menospreciaban tanto que esto se hace una realidad.

Todo es progresivo, una visión limitada conduce a u negativismo, el negativismo al pesimismo y el pesimismo a la queja: (Núm 14:2) “Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos!”. Y lo peor es cuando esto te lleva a hacer esto: (Núm 14:3) “¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?”.
Si tú le crees a Dios entonces no sean tan pasivo en tu hogar, y toma la actitud de Josué y Caleb: (Núm 14:6) “6 Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos, 7 y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. 8 Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel. 9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis”. De esta gente necia es el problema porque está en muchas casas de ustedes, que si pudieran los apedrearan si pudieran, solo porque quieres obedecer a Dios: (Núm 14:10-12)10 Entonces toda la multitud habló de apedrearlos. Pero la gloria de Jehová se mostró en el tabernáculo de reunión a todos los hijos de Israel, 11 y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo me ha de irritar este pueblo? ¿Hasta cuándo no me creerán, con todas las señales que he hecho en medio de ellos? 12 Yo los heriré de mortandad y los destruiré, y a ti te pondré sobre gente más grande y más fuerte que ellos”. La bendición está en tu OBEDIENCIA.


Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 
Publicar un comentario