jueves, 29 de noviembre de 2012

VERDAD Y LEALTAD


VERDAD Y LEALTAD

(Jer 42:5) “Y ellos dijeron a Jeremías: Jehová sea entre nosotros testigo de la verdad y de la lealtad, si no hiciéremos conforme a todo aquello para lo cual Jehová tu Dios te enviare a nosotros”.
Descubriendo y desarrollando grandeza en el apoyo a nuestro guía espiritual y la visión que Dios le dio.

VALIENTES APOYARON LA MISIÓN
David se rodeó de gente que lo ayudara y no lo dañara. David encontró hombres valientes que eran voluntarios, colaboradores que vinieron para apoyar la visión de Dios.
 “16Asimismo algunos de los hijos de Benjamín y de Judá vinieron a David al lugar fuerte. 17Y David salió a ellos, y les habló diciendo: Si habéis venido a mí para paz y para ayudarme, mi corazón será unido con vosotros; mas si es para entregarme a mis enemigos, sin haber iniquidad en mis manos, véalo el Dios de nuestros padres, y lo demande.” (1 Crónicas 12:16 y 17)

Gente que apoyara y no que dificultara la visión.
Igual que David hoy miramos por gente que venga en paz.
Apreciamos a la gente que tiene talento, pero no es lo primero que consideramos. Lo más importante es ver sus actitudes y motivos: si vinieron en paz con la visión.
Hay gente que critica con facilidad, su naturaleza es así. Crean disensión y contienda. Causan más daños con sus opiniones que beneficios que puedan traer sus talentos.

¿USTED VINO PARA SER DE AYUDA Y DE APOYO?

David no sólo quería que vengan en paz, sino que también estuvieran dispuestos a ser de ayuda para él.
David sabía que la tarea que tenía por delante requería algo más que espectadores pasivos y consumidores de bendición. Necesitaba participantes activos, entusiastas y dispuestos a trabajar.
La parte del cuerpo que no es activa, paraliza la función del cuerpo en su propósito.                                                                                                                                                    

David necesitaba gente que tuviera un corazón para ayudar, ¡y nosotros también!
El versículo 17 habla de “La conexión.” Algo sumamente importante: un corazón unido, juntos completando la misión.
Otro ejemplo lo vemos bajo el Siervo de Dios, Nehemías, el muro fue edificado con rapidez “la gente tenía ánimo para trabajar”
¡Hay que eliminar la pereza!

La ayuda es importante y necesaria.
Las obras no son la causa de nuestra salvación, sino su resultado.
No son la raíz de la salvación, son el fruto de nuestra salvación.
En el versículo 16 y 17, David reconoce a la gente que quería servir con él. El versículo 18 habla sobre la tarea del Espíritu Santo. Declara la lealtad y el resultado exitoso.
“18Entonces el Espíritu vino sobre Amasai, jefe de los treinta, y dijo: Por ti, oh David, y contigo, oh hijo de Isaí. Paz, paz contigo, y paz con tus ayudadores, pues también tu Dios te ayuda. Y David los recibió, y los puso entre los capitanes de la tropa.”

PAZ = SHALOM = ÉXITO COMPLETO PARA CADA ÁREA.

Queremos y necesitamos a nuestro alrededor, gente comprometida con el éxito de la visión que Dios ha puesto en nuestro corazón.
DECLARACIÓN: “YO ESTOY COMPROMETIDO CON EL ÉXITO DEL QUE ME AYUDA.”
¿BUSCA EL ÉXITO DE LA CASA DE DIOS?

UN PRINCIPIO: HAGEO 1:3-11

“3Entonces vino palabra de Jehová por medio del profeta Hageo, diciendo: 4¿Es para vosotros tiempo, para vosotros, de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta? 5Pues así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad bien sobre vuestros caminos. 6Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos. 8Subid al monte, y traed madera, y reedificad la casa; y pondré en ella mi voluntad, y seré glorificado, ha dicho Jehová. 9Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa. 10Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la lluvia, y la tierra detuvo sus frutos. 11Y llamé la sequía sobre esta tierra, y sobre los montes, sobre el trigo, sobre el vino, sobre el aceite, sobre todo lo que la tierra produce, sobre los hombres y sobre las bestias, y sobre todo trabajo de manos.”

Cuando la gente de Dios hacía lo mejor apoyando la casa de Él, Dios llenaría de todo bien la casa de ellos.
Nosotros debemos bendecir a los que nos apoyan con lealtad en la visión de Dios.
 “21Estos ayudaron a David contra la banda de merodeadores, pues todos ellos eran hombres valientes, y fueron capitanes en el ejército. 22Porque entonces todos los días venía ayuda a David, hasta hacerse un gran ejército, como ejército de Dios.” (1 Crónicas 12: 21 -22).

1. Hombres vinieron a apoyar
2. Vinieron en paz
3. Dispuestos a ayudar
4. Unieron su corazón al de David, comprometidos al éxito
En la iglesia se necesitan valientes y capitanes (Servidores) que ayuden a establecer la visión y no traigan problemas.

15Y tres de los treinta principales descendieron a la peña a David, a la cueva de Adulam, estando el campamento de los filisteos en el valle de Refaim. 16David estaba entonces en la fortaleza, y había entonces guarnición de los filisteos en Belén. 17David deseó entonces, y dijo: ¡Quién me diera de beber de las aguas del pozo de Belén, que está a la puerta! 18Y aquellos tres rompieron por el campamento de los filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén, que está a la puerta, y la tomaron y la trajeron a David; mas él no la quiso beber, sino que la derramó para Jehová, y dijo: 19Guárdeme mi Dios de hacer esto. ¿Había yo de beber la sangre y la vida de estos varones, que con peligro de sus vidas la han traído? Y no la quiso beber. Esto hicieron aquellos tres valientes.” (1 Crónicas 11:15-19).

El sentido de lealtad y devoción entre David y sus servidores. El compromiso y la dedicación de estos tres hombres son evidentes. Ellos arriesgaron su vida al honrar a su Rey, lo consideraron en alto honor.
El acto fue una demostración de que más allá de sus deseos personales, estaba el propósito de Dios y el cumplimiento de sus planes.
USTED PUEDE SER DE GRAN BENDICIÓN EN EL PLAN DE DIOS.




ESTUDIO en Lerma por él:
Pr. Víctor R. Preciado Balderrama


Les invito con mucho respeto a visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado (Mat 10:8b) “…de gracia recibisteis, dad de gracia”. Y que, con mucho amor he puesto algunos estudios que Dios me ha revelado. (Efesios 3:8) “A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo”. (Efesios 4:29) “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes”.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb
viclaly5757.blogspot.com
Publicar un comentario