viernes, 9 de noviembre de 2012

SERVICIO RELIGIOSO ACEPTABLE

SERVICIO RELIGIOSO ACEPTABLE

Santiago 1:27 “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones,
y guardarse sin mancha del mundo.”

Introducción:
        A. “Religioso, cuidadoso en el aspecto externo del servicio divino”
        B. Puede ser aceptable o no aceptable. Mat. 15:9, “en vano me honran”.
        C. Lo más importante de nuestra vida es que nuestro servicio sea aceptado por Dios. Mi propósito en este estudio es precisamente esto: ayudarnos a siempre presentar a Dios un servicio aceptable.
        D. Santiago dice que la religión pura y sin mácula (contaminación) = visitar a los huérfanos y viudas en sus tribulaciones y guardarse sin mancha del mundo.

I. CINCO ACTOS DEL SERVICIO RELIGIOSO CORRECTOS
(SEGÚN EL PATRÓN BÍBLICO)

        A. Orar, No rezar. 1 Tim. 2:8. “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar,  levantando manos santas, sin ira ni contienda.”
        B. Cantar, Efes. 5:19. Sin instrumentos de música
        C. Predicar, enseñar la palabra de Dios, Hech. 20:7. No experiencias, opiniones, mandamientos de hombres.
        D. Cena del Señor cada primer día de la semana, Hech. 20:7; 1 Cor. 11:23-27. No misa.
        E. Ofrenda, 1 Cor. 16:1-2. Según Dios nos haya prosperado.

II. ESTE SERVICIO NO TERMINA EN EL EDIFICIO.
        A. Nos mueve a llevar vidas santas. Si no lo hace, por “correcto” que sea el servicio es en vano.
        B. Nos mueve a ayudar a los necesitados Santiago 2:14-18. Si no lo hace, por correcto que sea el servicio es en vano.
        C. No es “religión pura y sin mancha”. No es pura y sin contaminación.
        D. Estos actos son inseparables de los cinco actos de servicio público. Sin estos dos actos los actos de servicio no son aceptables ante los ojos de Dios.
        E. Porque si el servicio formal no nos impulsa a guardarnos sin mancha del mundo es servicio vano (no es pura y sin mácula).
        F. Si el servicio formal no nos impulsa a ayudar a los necesitados es servicio vano.
        G. Uno de los mensajes principales de los profetas era que el servicio formal no era sustituto de mostrar misericordia hacia los que sufrían necesidad.

III. NO BASTA CON “DECIR” QUE TENEMOS FE.
LA SIMPATÍA DE PALABRAS NO VALE. 1 JN. 3:16-19.
        A. Sant. 2:14, “Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno DICE que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?”
        B. Sant. 2:15-17, ¿De qué OBRAS habla? “Si un hermano o una hermana no tienen ropa y carecen del sustento diario, y uno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais lo necesario para su cuerpo, de qué sirve? Así también la fe por sí misma, si no tiene obras, está muerta”.
                1. La palabra “obras” de este texto significa AYUDAR AL HERMANO NECESITADO. Ayudarle para suplir la necesidad de su CUERPO.
        C. Sant. 2:18, la fe NO MOSTRADA no existe. Es palabra vacía, hueca. “Pero alguno dirá: Tú tienes fe y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras”.
                1. Es imposible MOSTRAR la fe si no hay obras.
                2. La fe es invisible, pero se puede ver en las obras que son una demostración de la fe; es decir, obras que uno hace impulsado (motivado, movido) por su fe.
        D. Sant. 2:19, la fe sin obras es como la fe de los demonios. “Tú crees que Dios es uno. Haces bien; también los demonios creen, y tiemblan”.
                1. Los demonios tienen más fe que los que profesan tener fe y no tiene obras, porque la fe de los demonios les hacen temblar.
                2. Pero la fe del hermano que no tiene obras NO TIENE EFECTO ALGUNO SOBRE EL. El demonio cree pero sigue siendo demonio.
                3. Su fe es puramente intelectual. Dice que “cree” pero es como creer que Pancho Villa vivió pero esa fe no tiene efecto alguno sobre la vida, no hace ninguna diferencia en su manera de vivir.
                4. No debe haber estoicos (doctrinas filosóficas). En la iglesia. Los de esa filosofía minimizaban toda emoción, todo sentimiento. Decían que lo que otros sufran no debe tener efecto alguno sobre uno. Jesús no habló así. Tenía mucha compasión y los miembros de la iglesia que tienen compasión de hermanos necesitados no están imitando a Jesús sino a los estoicos.
        E. ¿Qué efecto debe tener su fe sobre él? Debe producir compasión. Debe impulsarle (motivarle, moverle) a compartir con el hermano necesitado. Efes. 4:28.

IV. CADA PRIMER DÍA DE LA SEMANA HAY OFRENDA
PARA LOS SANTOS NECESITADOS.

        A. Leemos 1 Cor. 16:1-4 para probar que debe haber colecta cada domingo. Debemos enfatizar el propósito de la ofrenda. La ofrenda es para ministrar a los santos necesitados de cualquier lugar.
        B. Cada quien debe ofrendar según Dios le haya prosperado para ayudar a los santos necesitados. De otro modo no practicamos la religión pura y sin mácula y por eso el servicio es en vano.
        C. 2 Cor. 8:1-4. Los macedonios dieron más allá de su fuerza para ayudar a los santos necesitados de Jerusalén para practicar la religión pura y sin mácula para que el servicio no fuera en vano.
        D. 2 Cor. 9:7, cada uno debe ofrendar según haya propuesto en su corazón para ayudar a los santos necesitados, y de esa manera practicar la religión pura y sin mácula.
        E. En estos textos sobre la ofrenda (Rom. 15:25-28; 1 Cor. 16:1-4; 2 Cor. 8 y 9) todos hablan de una sola cosa: la ofrenda para los santos pobres.
        F. No estamos diciendo que la ofrenda tiene que usarse EXCLUSIVAMENTE para santos necesitados.
        1. Fil. 4:15,16 indica que la iglesia de Filipos tenía fondos porque ayudaron a Pablo.
         2. Además, el mandamiento de reunirnos para adorar a Dios autoriza el arreglo de algún sitio de reunión.
                3. Pero si citamos 1 Cor. 16; 2 Cor. 8, 9 cada domingo sobre la ofrenda y debemos ayudar a los hermanos necesitados que tanto abundan.

V. RECHAZADOS EN EL DÍA DE JUICIO. MAT. 25:34-46.

        A. Este texto habla del juicio de los miembros de la iglesia. 1 Ped. 4:17, el juicio comienza con la casa de Dios.
        B. Los miembros de la iglesia están separados, unos a la mano derecha de Jesús (salvos) y otros a la izquierda (perdidos).
        C. ¿En base a qué? ¿Cuál es la diferencia entre ellos? ¿Algunos asistieron a los servicios y otros no? No, este texto no habla de eso. Algunos ministraron a sus hermanos enfermos y necesitados Y POR ESO MINISTRARON A CRISTO y los otros no.
        D. Jesús está diciendo que muchos de los que profesan ser cristianos serán perdidos por esta causa, por la indiferencia hacia los hermanos necesitados. Esto es puro egoísmo. Dios nos da buenos empleos y gastamos casi todo el dinero en nosotros mismos. Luego hay MIGAJAS para santos necesitados.
        E. ¿Qué tanto predicamos y enseñamos sobre esto? Condenamos muchos pecados y mucha negligencia (mayormente la negligencia de asistir a los servicios) pero ¿cuántos sermones predicamos sobre este mal que llevará a muchos miembros al infierno?

VI. ¿POR QUÉ SE DESCUIDA ESTO?
      
        A. No nos preocupa el sufrimiento de los hermanos. Estamos bien. No estamos enfermos. No somos pobres. Tenemos casas, vehículos, buen empleo, ahorros, seguro (de vida, de hospital, etc.) y estamos contentos.
        B. Es puro egoísmo. Es avaricia. Dios nos da buena salud y buen empleo y ganamos buen dinero y gastamos casi todo en nosotros mismos.
        C. También iglesias se pueden perder. Lea Apoc. 2, 3. Jesús examina las iglesias y les dice de sus deficiencias. Si El examinará las iglesias de Cristo de la actualidad sin lugar a dudas les diría que están muy “ensimismadas”, pensando solamente en sí mismas y solamente dando migajas a los santos necesitados.

CONCLUSIÓN:
        A. Repito: el propósito de este estudio es para asegurar nuestra salvación. No queremos ser perdidos.
        B. El servicio, el servicio en el Domingo por la mañana, puede resultar en vano y rechazado si no cumplimos con lo que Santiago dice: ayudar a los necesitados y guardarnos sin mancha del mundo.
Publicar un comentario