lunes, 6 de mayo de 2013

LA DOCTRINA DE CRISTO ES EL RIO DE DIOS



Lerma, Domingo, 05 de Mayo de 2013

LA DOCTRINA DE CRISTO ES EL RIO DE DIOS
(Isa 43:20)  “…; porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo, mi escogido”.
(Hch 5:42) “Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo”.
(Hch 2:42)“Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”.

LA ESTRATEGIA EN CASAS, GRUPOS Y REDES
NUESTRA VISIÓN:
Nuestra visión en Los Ministerios del Nuevo Pacto es:
“Id y haced discípulos a los Mexicanos, enseñándoles a guardar lo que Jesús nos mandó, por medio de grupos en casas, en donde se nos enseña la Sana Doctrina de Cristo”.

NUESTROS OBJETIVOS EN GRUPOS SON:
1)  Ganar a los perdidos
2)  Consolidar a los ganados
3)  Capacitar y discipular a los creyentes
4)  Enviar obreros

LOS GRUPOS EN CASA:
Los grupos y en las casas fueron la estrategia de Jesús para ganar multitudes. Él mismo tuvo grupos en casa en donde evangelizó, sanó y liberó personas y capacitó a Sus discípulos. Cuando envió a Sus doce también les indicó que al llegar a una ciudad o aldea a predicar buscaran una casa. Los primeros discípulos comprendieron este modelo y lo utilizaron en la iglesia primitiva. Ellos se reunían constantemente en casas, llegando así a alcanzar multitudes.
(Hch. 2:46,47) “46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”. (Hch. 5:42) “Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo”.

EJEMPLOS DE GRUPOS EN CASAS:
Una casa atendida por de Jesús (Mt.9:9-13) “Pasando Jesús de allí, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y se levantó y le siguió. Y aconteció que estando él sentado a la mesa en la casa, he aquí que muchos publicanos y pecadores, que habían venido, se sentaron juntamente a la mesa con Jesús y sus discípulos”.

EN CASA DE MATEO, HABÍA TRES TIPOS DE PERSONAS: Jesús, los discípulos y los pecadores. Las casas de los primeros discípulos (Hch.2:41-47) “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,  alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.”

Según el verso 42 ellos hacían cuatro cosas:
  1. Perseveraban en la doctrina de los apóstoles.
  2. En la comunión unos con otros.
  3. En el partimiento del pan.
  4. En las oraciones.
Y dice: “el Señor añadía los que habían de ser salvos”

EL MODELO DE JESÚS Y SUS PRINCIPIOS
Jesús nos dejó una instrucción: “Que fuéramos por todo el mundo e hiciéramos discípulos.” Pero ¿cómo haremos tal cosa? De la misma manera que Él lo hizo.

JESÚS ES SENSIBLE A LAS NECESIDADES
Jesús tenía compasión por las multitudes que lo seguían  (Mt. 9:35-37) “35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. 36 Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. 37 Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. 38 Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies”.

MANIFESTÓ SU PODER
Jesús llenó las necesidades de las personas manifestando su poder sanador y liberador. Sanó a muchos e hizo prodigios entre el pueblo. El propósito de las señales es que las personas crean en al Señor. El resultado fue que muchos más le seguían, y andaban como ovejas sin pastor.
(Mar. 1:27-45) “27 Y todos se asombraron, de tal manera que discutían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es esta, que con autoridad manda aun a los espíritus inmundos, y le obedecen? 28 Y muy pronto se difundió su fama por toda la provincia alrededor de Galilea. 29 Al salir de la sinagoga, vinieron a casa de Simón y Andrés, con Jacobo y Juan. 30 Y la suegra de Simón estaba acostada con fiebre; y en seguida le hablaron de ella. 31 Entonces él se acercó, y la tomó de la mano y la levantó; e inmediatamente le dejó la fiebre, y ella les servía. 32 Cuando llegó la noche, luego que el sol se puso, le trajeron todos los que tenían enfermedades, y a los endemoniados; 33 y toda la ciudad se agolpó a la puerta. 34 Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque le conocían. 35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. 36 Y le buscó Simón, y los que con él estaban; 37 y hallándole,  le dijeron: Todos te buscan. 38 El les dijo: Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido. 39 Y predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y echaba fuera los demonios. 40 Vino a él un leproso,  rogándole; e hincada la rodilla, le dijo: Si quieres, puedes limpiarme. 41 Y Jesús,  teniendo misericordia de él, extendió la mano y le tocó, y le dijo: Quiero, sé limpio. 42 Y así que él hubo hablado, al instante la lepra se fue de aquél, y quedó limpio. 43 Entonces le encargó rigurosamente, y le despidió luego, 44 y le dijo: Mira, no digas a nadie nada, sino ve, muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu purificación lo que Moisés mandó, para testimonio a ellos. 45 Pero ido él, comenzó a publicarlo mucho y a divulgar el hecho, de manera que ya Jesús no podía entrar abiertamente en la ciudad,  sino que se quedaba fuera en los lugares desiertos; y venían a él de todas partes”. (Mar. 2:1-12) “1 Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa. 2 E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. 3 Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. 4 Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico. 5 Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. 6 Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: 7 ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? 8 Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? 9 ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? 10 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados  (dijo al paralítico): 11 A ti te digo: Levántate, toma tu lecho,  y vete a tu casa. 12 Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios,  diciendo: Nunca hemos visto tal cosa”.
(Jn. 2:23) “Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía”.
(Jn. 6:2) “Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos”.

ESCOGIÓ A DOCE PERSONAS
Muchos siguieron a Jesús por las señales y prodigios que hizo, pero eran como ovejas que no tenían pastor. Esta nueva multitud debía ser cuidada y Jesús no podía hacerlo sólo, por lo que escogió a doce obreros que le ayudaran. (Mt. 9:35-10:4) “35  Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. 36 Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. 37 Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. 38 Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies; 1 Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera,  y para sanar toda enfermedad y toda dolencia. 2 Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; 3 Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo, 4 Simón el cananista, y Judas Iscariote, el que también le entregó”.

MÁS OBREROS: LOS 70 O 72
Después de haber enviado a los doce, Jesús necesitó de una nueva generación de obreros. Llamó a otros setenta (unas versiones dicen setenta y dos) y los envió de dos en dos, con las mismas instrucciones que les había dado a los doce. (Lucas 10:1,2) “1 Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir.
2 Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies”.

Y bueno ahí nace la visión de la Iglesia de Jóvenes obreros, fuertes y valientes con mucho mas pasión por servirle a nuestro Señor Jesucristo con corazón sincero por medio de la Sana Doctrina de Cristo.
JESÚS FUE A LAS CASAS INMEDIATAMENTE
Cuando Jesús llamaba a alguien para que lo siguiese, muchas veces iba a casa de éste y tenía una reunión en ella. (Mr.1:29) “Al salir de la sinagoga, vinieron a casa de Simón y Andrés, con Jacobo y Juan”. (Mr.2:1) “Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa”. (Mr.2:15) “Aconteció que estando Jesús a la mesa en casa de él, muchos publicanos y pecadores estaban también a la mesa juntamente con Jesús y sus discípulos; porque había muchos que le habían seguido”. Y (Mr.3:19) “y Judas Iscariote, el que le entregó. Y vinieron a casa”. (Lc. 19:5) “Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa”.

¿POR QUÉ DOS?
Jesús los envió de dos en dos porque conocía el principio Bíblico que dice: (Ecl. 4.9) “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo”. Esto consiste en que dos personas trabajan en equipo para levantarla cosecha, cuidar de ella y enviar nuevos obreros.  Tanto los doce como los setenta los envió de dos en dos.

¿POR QUÉ DOCE? El número doce en la Biblia indica Organización, Perfección de Gobierno, Supervisión. También Servicio, Potestad y Protección. 
(Hechos 2:42-47) “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.”

DIOS AMA LAS MULTITUDES EL DIOS DE BENDICIÓN Y MULTIPLICACIÓN
El mandato de Dios para Su pueblo siempre ha contenido una orden de multiplicarse. Él le ha dado esta orden a cada generación que se levanta. Pero ésta no se ha dado sin que Dios los haya bendecido primero.  A todos los que Dios llamó les dijo que los iba a bendecir y los iba a multiplicar. Dios es un Dios de bendición. No hay ningún padre que ame a sus hijos y nos los bendiga, y a todos los que Dios ama, bendice. Donde hay amor hay bendición, y donde hay bendición habrá multiplicación. La Visión y los grupos son para bendecir a las personas. El mundo está buscando en dónde se puede descargar, en dónde haya bendición. No está en busca de teólogos, aunque son necesarios, buscan y esperan testigos de la bendición de Dios.

ALGUNOS EJEMPLOS DE LA BENDICIÓN Y LA MULTIPLICACIÓN SON:
Adán y Eva en el huerto de Edén  (Gén. 1:28) “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar,  en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.
Noé, después del diluvio (Gén. 9:1) “Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra”.
Abraham, cuando fue llamado (Gén. 17:6) “Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti”, (Is. 51:2) “Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué”.
El pueblo de Israel, bajo Moisés (Deut. 7:12,13) “12 Y por haber oído estos decretos y haberlos guardado y puesto por obra, Jehová tu Dios guardará contigo el pacto y la misericordia que juró a tus padres. 13 Y te amará, te bendecirá y te multiplicará, y bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu grano, tu mosto, tu aceite, la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas, en la tierra que juró a tus padres que te daría”.
Una promesa cumplida en Jesús (Is. 53:8) “Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido”. (Ap. 5:11,12) “11 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, 12 que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra,  la gloria y la alabanza”.
Los primeros discípulos (Hch. 6:7) “Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe”.
Todos tenemos una promesa de una gran descendencia espiritual y ésta llegará. Debemos creerle a Dios por la multiplicación de la misma manera que le creímos por el perdón o por la sanidad. Aquellos que le creen a Dios se esforzarán por alcanzar las multitudes para Él. La gente se opone al crecimiento cuando no es parte de éste.

COMPRENDIENDO EL ALCANCE DE DIOS
La visión de Dios es discipular a naciones enteras. Jesús, antes de ascender al cielo, nos dejó el mandato de ir y hacer discípulos a las naciones (Mt. 28:19,20) “19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”.
Dios ha prometido que naciones se convertirán a Él. Si la Biblia profetiza esto y además nos dice que hagamos discípulos a las naciones, es porque Dios espera que todos en una nación se conviertan a Él (Zac. 2:11) “Y se unirán muchas naciones a Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado a ti”.
Por eso Jehová Dios el Señor nos dijo: (Sal 2:8) “Pídeme, y te daré por herencia las naciones...” Por lo tanto debemos orar constantemente para que Dios nos dé nuestra nación Mexicana y las demás para Cristo.
Dios quiere esta nación de México entera. Por lo tanto no debemos tener miedo de crecer mucho. ¡Tengamos la convicción de que Dios nos dará esta ciudad y esta nación para Cristo! Y mucho será usando a la Iglesia de Jóvenes.
Cristo prometió que el poder del Espíritu Santo vendría y nos haría testigos suyos a todas las naciones. (Hch. 1:8) “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,  en Samaria, y hasta lo último de la tierra”. La unción es para que cumplamos con la Visión. La misma unción nos trae el deseo de testificar.

EL PROCESO: EL RIO DE DIOS Y ¿QUÉ ES EL RIO DE DIOS?
Es el proceso en el que pasa el creyente desde que se convierte hasta que sea un obrero del Señor. Se le llama “El Río de Dios” porque el creyente debería fluir constantemente por éste, siendo cada etapa como un muelle en ese Río por el que crece y madura, hasta llegar al mar, en donde se convierte en un pescador de hombres.

EL RÍO DE DIOS CONSTA DE CUATRO PASOS QUE SON:
1)  Ganar.
2)  Consolidar.
3)  Discipular.
4)  Enviar.

Ezequiel 47:1-10) “1 Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al oriente, y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar. 2 Y me sacó por el camino de la puerta del norte, y me hizo dar la vuelta por el camino exterior, fuera de la puerta, al camino de la que mira al oriente; y vi que las aguas salían del lado derecho. 3 Y salió el varón hacia el oriente, llevando un cordel en su mano; y midió mil codos, y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos. 4 Midió otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta las rodillas. Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos. 5 Midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar, porque las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado. 6 Y me dijo: ¿Has visto, hijo de hombre? Después me llevó, y me hizo volver por la ribera del río. 7 Y volviendo yo, vi que en la ribera del río había muchísimos árboles a uno y otro lado. 8 Y me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente, y descenderán al Arabá, y entrarán en el mar; y entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas. 9 Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río. 10 Y junto a él estarán los pescadores, y desde En-gadi hasta En-eglaim será su tendedero de redes; y por sus especies serán los peces tan numerosos como los peces del Mar Grande”.

PREDICA en Lerma por:
Pr. Víctor R. Preciado Balderrama
Buen día les invito con mucho respeto a visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado y que, con mucho amor he puesto algunos estudios que Dios me ha regalado en revelación, Efesios 3:8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo. Efesios 4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb
viclaly5757.blogspot.com
viclaly_57_57@hotmail.com
viclaly_57_57@yahoo.com
viclaly.57.57@gmail.com
Publicar un comentario