viernes, 31 de octubre de 2014

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO NOS MUESTRA COMO DEJAR LA NIÑEZ

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO NOS MUESTRA COMO DEJAR LA NIÑEZ
Como ustedes saben, Corintios es una epístola que se escribió a una iglesia relativamente nueva; por lo tanto, los temas que desarrolla la Sana Doctrina de Cristo por medio del apóstol Pablo, aquí atiende necesidades de hermanos que están creciendo, que están en una etapa todavía de niñez. Y Corintios nos muestra algunos problemas propios de la infancia espiritual. El propósito de Jehová Dios es sacarnos de esa infancia y llevarnos a la madurez.

El 90 por ciento del Nuevo Testamento está dedicado al asunto de la madurez, de cómo los hijos de Dios pueden ser llevados y conducidos de la niñez a la madurez. El gran tema del Nuevo Testamento es la edificación de la iglesia, para llevarla a la madurez.

LOS HERMANOS MAYORES: (Efesios 4:11) “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros”. El primero de ellos trata sobre el lugar y la ubicación que tienen los hermanos mayores, en este caso, los apóstoles. Por extensión, puede aplicarse también a los ancianos, los predicadores, todos los que tienen un lugar más visible en la obra de Dios. Se trata de ver cuál es la función que desempeñan, y cuáles son los peligros a que la iglesia está expuesta por una incorrecta comprensión de estas cosas.

(1Co 1:18,19) “18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. 19 Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, y desecharé el entendimiento de los entendidos”. Aquí en estos capítulos se nos muestra que los hermanos de Corinto estaban encandilados por la gracia que Dios les había dado a los apóstoles que ellos conocían. Y entre ellos se habían formado grupos de "seguidores" de tal o cual apóstol. (1Co 1:12) “Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo”. (1Co 3:4-9) “4 Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales? 5 ¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos?  Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. 6 Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 8 Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. 9 Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios”.

TODOS LOS QUE SIGUEN A LOS HOMBRES ESTÁN EQUIVOCADOS, y solamente los que se dicen ser de Cristo están en lo correcto, obedeciendo la Sana Doctrina de Cristo. Y gracias a nuestro Señor Jesucristo somos libres. (Juan 8:31,32) “31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.
(Juan 8:36) “Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres”. Es por esta razón que la Doctrina de Cristo nos da un equilibrio en nuestras vidas porque seguimos a Jesucristo y las enseñanzas que le dio nuestro Padre celestial para que nosotros vivamos bien y libres de seguir doctrinas de hombres que confunden que la libertad es hacer todo lo que quieran. A veces, ellos se sienten muy ligados en su corazón hacia aquel hermano o hermana que le compartió por primera vez el evangelio.
Entonces, se produce una afinidad en su corazón, y les parece que no hay ningún hermano como aquél, no hay ninguna hermana como aquélla. Y entonces comienza a idealizar a estas personas. En lugar de Jesucristo
Ahora, ¿Qué es lo que la Sana Doctrina de Cristo a través del apóstol Pablo enseña aquí al respecto? (1 Corintios 3:5) “¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor”.
(1 Corintios 3:7,8) “7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 8 Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor”.

Miren cómo la Sana Doctrina de Cristo por medio del apóstol Pablo pone a estas grandes eminencias de la Palabra en su lugar. Ellos son sólo colaboradores de Dios; ellos hicieron una pequeña tarea para que los hermanos llegaran a ser lo que son hoy como iglesia. Uno puso el fundamento, uno plantó, otro regó, es decir, impartió la palabra para que hubiera crecimiento, pero ni el que planta ni el que riega es algo.
Es decir, ni éste ni aquél es nada. Sólo Dios, que da el crecimiento.
(1Corintios 3:9) “Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios,  edificio de Dios”. A partir de este versículo hacia abajo, Pablo pone el acento, no en los grandes hombres de Dios, sino en la iglesia. Porque luego de decir "nosotros somos colaboradores", dice en seguida "ustedes son labranza de Dios, edificio de Dios". O sea, la casa de Dios, la construcción de Dios, son ustedes, no nosotros; no Pablo, no Apolos, no Pedro.

(1Corintios 3:21) "Así que ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro”. Y sigue explicando: (1Corintios 3:22,23) “22 sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, 23  y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios”. Hermanos, ustedes son los dueños de Pablo, de Pedro, ustedes son los dueños de cada uno de nosotros. No es que ustedes sean posesión de un hombre, o estén para seguir a un hombre. Ustedes no les pertenecen a los ancianos, ni a los obreros, ni a los predicadores. Al revés, ¡los predicadores, los ancianos, los obreros, les pertenecen a ustedes!
Es por esto que Dios quiere que maduremos que crezcamos y alcancemos la madures porque Dios tiene planes con los que alcancen la madures, porque es el propósito de Dios que ustedes alcancen la madures. La Palabra de nuestro Dios dice así: (Hebr.5:11-14)  “11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír. 12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”.
Vean ustedes qué alto es el privilegio que tiene la iglesia. Porque la iglesia va a reinar, la iglesia va a poseer el siglo venidero, la iglesia va a co-reinar con Cristo. Por eso dice "sea el mundo". Sí, hermanos, hoy día el mundo está en manos de los poderosos de la tierra. Pero es momentáneamente, no más. Llegará el día en que la iglesia regirá las naciones. Sí, lo profetizamos, de acuerdo a la Palabra Escrita de Jehová Dios.
Hoy día el mundo se pelea por alcanzar el poder. Sin embargo, el poder le pertenece al Señor Jesucristo. Así que "todo eso es vuestro". Y vosotros, ¿de quién sois? El versículo 23: "...y vosotros de Cristo". O sea, ¿cuál es el dueño de ustedes? ¡Cristo! No los hombres, no Pablo, no Cefas, no Apolos. Cristo es su dueño, y ustedes son dueños de aquellos que les sirven a ustedes la Palabra. Nosotros somos simplemente colaboradores y también autoridades delegadas por Jesucristo. Por eso tenemos que ser claros aquí. No se trata de derribar las autoridades y decir: 'Aquí no hay autoridad, aquí no hay a quien someterse, aquí yo sólo me relaciono con Dios'. No. Hay autoridades delegadas; los ancianos son autoridades delegadas, los hermanos mayores son autoridades delegadas. Sin embargo, la fuente de todo eso es el Señor Jesús. Y de todo eso habla hasta el capítulo 4 incluido.

(1Corintios 4:10) “Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, más vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados”. ¿Quiénes son los nosotros ahí? Los apóstoles. Ahí está Pablo, Pedro, Apolos. Esto que ellos querían levantar, por los cuales se dividían y se peleaban entre ellos. ¿Qué dice Pablo de sí mismo, de ellos, de los apóstoles? "...somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo...". La iglesia es prudente en Cristo. "...nosotros débiles, más vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados". Entonces, esto es señal de madurez, decir: 'Sí, me gusta el hermano tanto, porque a través de él yo puedo ver algo de Cristo que nadie más puede expresar como él. Pero también me gusta este otro hermano, porque me expresa a Cristo de otra forma. Y también aquél, y también aquel otro'. Y al final, la lista es tan larga, que tenemos que reconocer al Cristo en cada hermano y hermana.

Hay muchas cosas que muestran nuestro estancamiento y nuestro retroceso cristiano. Cuando hablamos "qué tan maduro eres tú?" Quizas contestas: "Bueno pues todos los domingos vengo a la iglesia, esta semana lei por lo menos 3 o 4 veces mi Biblia,..."
Cuando pensamos en madurez cristiana siempre nos cuesta trabajo identificar como vamos en nuestra vida espiritual, ¿verdaderamente estamos avanzando o estamos retrocediendo? Todos los elementos que podemos mencionar no son sino síntomas fuertes de que no estamos caminando hacia la madurez con firmeza y constancia.
Pablo escribió a los hermanos de Corintios: (1 Cor.3:1-3) “1 De manera que yo,  hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, 3 porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?”.
Las ganas no son señal de madurez. Hay gente ya mayor que aún son verdaderos niños espirituales. Así que si tú piensas que en realidad la madurez se va a lograrse sencillamente con el paso de tiempo y solo eso, estas equivocado. Especialmente la madurez cristiana tiene tintes de una entrega, de un compromiso, de una constante búsqueda de la voluntad perfecta de Dios para nuestra vida. Por eso muchos pueden estar quizás llenos de años y sin embargo todavía no saben tomar decisiones, no conocen como la Palabra de Dios nos indica en ciertos áreas de la vida lo que debemos y lo que no debemos hacer. Madurar es el anhelo del corazón de Dios.



¿CÓMO PODEMOS IDENTIFICAR NUESTRA MADUREZ ESPIRITUAL?
(Hebr. 6:1-6) “1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, 2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno. 3 Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite. 4 Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5 y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6 y recayeron,  sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio”.

¿Cómo podemos conocer si vamos caminando o nos hemos detenido y vamos para atrás? Quiero hablar de 3 síntomas y de 3 antídotos que nos hablan concretamente del asunto de la madurez cristiana y vamos a verlos a luz de (Hebreos 5:11-14) “11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír. 12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”.

PRIMER SINTOMA: INCAPACIDAD EN EL ENTENDIMIENTO.
(V-11,12) "os habéis hecho tardos para oír... habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche" La riqueza de la Palabra de Dios jamás puede ser entendida por personas inmaduras. Pablo no habla de nuevos creyentes. Está hablando de tipo de cristiano que está oyendo la Palabra de Dios pero nunca lo aplica a su propia vida. No es que no entiendan una porción de la Biblia, es que constantemente no entienden nada.

ANTÍDOTO: PIDE PERDÓN A DIOS Y ARREPIÉNTETE.
Lo más importante es pedirle perdón a Dios. Dice la Palabra: "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad." ¡E infantilismo espiritual es pecado! Tienes que reconocer que solo a través de un esfuerzo diario y sostenido por aplicar la Palabra de Dios en tu vida vas a alcanzar la madurez espiritual. Es la constante de un proceso. No se hace de un día para otro. Es la constante compromiso con Dios. No habrá mucho cambio si no antes eres sincero contigo en las cosas que Dios desea cambiar en ti.

SEGUNDO SINTOMA: LA INCAPACIDAD DE TRANSFERIR VIDA
(V-12) "...tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios". No cabe duda que una de las imposibilidades más substanciales del inmaduro es su incapacidad para reproducirse. Sencillo, si tú no te reproduces, no eres maduro. Muchos piensan que con lo que ha aprendido en el pasado es suficiente. Los éxitos del pasado pueden ser piedras de tropiezo en el presente. Ya lo dice en la Escritura: (Mt.9:17) "vino nuevo en odres viejos" Necesita haber un cambio constante. ¿Quieres cambios en tu vida? No hay crecimiento sin cambios, no hay cambios sin dolor y no hay dolor sin perdidas.
¿QUIERES MEJORAR ALGÚN ASPECTO DE TU VIDA? Tendrás que hacer cambios, no hay cambios que no duelan y no hay dolor en que no experimentes algún tipo de perdida. No es dedicación, no es "ahora pastor, después de este mensaje voy a echarle más ganas" No le eches ganas. Ponte a esforzarte, aprende, una nueva destreza. P.ej. en los últimos 12 meses de tu vida ¿qué nueva destreza has descubierto? ¿Tienes el costumbre leer más la biblia? Yo diría, así es como se empiezan a desarrollar destrezas. No es echarle ganas, si no esforzarse para adquirir destreza! Se inteligente, esfuérzate, no tendrás que imprimir tanta fuerza, y estarás derrumbando todos los obstáculos que vengan a ti.

TERCER SINTOMA: INCAPACIDAD EN LA TOMA DE DECISIONES
(V-12) "...pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal."
¿Sabes que demuestras lo inmaduro que eres o lo maduro que eres por tus decisiones? Un ejemplo clásico: nos encanta hablar mal del cónyuge, ¿no? Un síntoma de ser una persona inmadura es cuando tú compartes limitaciones, frustraciones y muchos pecados de tu pareja. Esto me enseña que eres inmaduro de máximo grado, ¿por qué? Porque tus estas diciendo que tú no sales adelante en la vida cristiana por el esposo, esposa que Dios te dio, y tu vida está limitada a sus reacciones, y como tus reacciones, será tu propia decisión. ¿Qué significa esto? Yo puedo ser ofendido, pero yo tengo la elección de ofenderme o no.

Elecciones maduras contra las elecciones inmaduras, y quiero que vean los dos elementos, los dos extremos, donde estés, te va a hablar de madurez o de inmadurez en tu vida.
(1) Primero, una elección madura es cuando tú enseñas a los demás. Una elección inmadura es cuando solo eres enseñado. Si llevas 10 años en tu iglesia y siempre has recibido y recibido, no significa que seas maduro, hasta que no ves.
(2) Segunda característica en decisión; desarrollo profundo del entendimiento. Otro, lucha con lo fundamental. Hay gente que ni siquiera se ha bautizado y se cree que es maduro. En la Biblia se dice que el bautismo es uno de los rudimentos de las doctrinas de Cristo. Puedes decir lo que quieras, es síntoma de inmadurez.
Siguiente, una elección madura es la autoevaluación, una elección inmadura es la crítica.

BÚSQUEDA DE UNIDAD. Una persona madura siempre va buscar la unidad, la persona inmadura va fomentar la desunión constantemente.
La persona madura anhela retos espirituales, quiere crecer en su fe y en su dependencia de Dios, la persona inmadura desea entretenimiento.

ESTUDIO CUIDADOSO Y OBSERVACIÓN. Esto es parte de una decisión madura, un inmaduro siempre opina, y tiene esfuerzos mediocres.

FE ACTIVA, EN LUGAR DE APATÍA Y DUDOSA CAUTELA. Confianza, una elección madura y temor, una elección inmadura.
Y finalmente La persona madura: experiencias y sentimientos evaluados a la luz de la Biblia.
La persona inmadura: las experiencias evaluadas según los sentimientos.


ANTÍDOTO: MANTÉN TU PRIMER AMOR EN PASIÓN ESPIRITUAL.
Saber usar nuestra capacidad para deleitarnos en las cosas más profundas de Dios que se encuentra en el alimento solido que está determinado para nuestro crecimiento espiritual. Con frecuencia queremos comer del banquete de Dios pero no sabemos cómo hacerlo. Es como los niños. Hay muchas cosas que no les gustan a los niños. Por una diferencia de madurez, por una diferencia de estilos de ver la vida.
Hay mucha gente que así es, no mantienen la pasión espiritual por las cosas de Dios. Siempre están conformándose con garnachas, están conformándose con comida chatarra, están conformándose con lo que venga la vida.

LOS QUE HAN ALCANZADO LA MADURES TIENEN LOS SENTIDOS EJERCITADOS
(Heb 5:14) “Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”. Hasta que no captes esto, no entiendes que el proceso de madurez es algo alcanzable en la vida del cristiano. La Sana Doctrina de Cristo habla de los cinco sentidos son el oído, la vista, el olfato, el gusto y el tacto. Ahora, vamos a pasar los 5 sentidos uno por uno para ver que es lo que pueda incluir este discernimiento.

1. EL OÍDO: (Is.33:15,16) “15 El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; 16 éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras”. (Stgo.1:27) “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo”. (Prov.4:23) “Sobre toda cosa guardada,  guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”. Tristemente, muchas veces las personas inmaduras tapan sus oídos, no de las cosas dañinas, sino de la palabra de Verdad que es la Sana Doctrina de Cristo. (Jer.6:10) “¿A quién hablaré y amonestaré, para que oigan? He aquí que sus oídos son incircuncisos, y no pueden escuchar; he aquí que la palabra de Jehová les es cosa vergonzosa, no la aman”. Los niños inmaduros no quieren escuchar la Sana Doctrine de Cristo aun cuando la están viendo en la palabra de Dios, piensan que es aburrido, tienen vergüenza de esto y hasta nos rechazan, como lo dice este Salmo: (Sal.1:1,2) "prefieren tener entretenimiento", mientras que el creyente maduro "no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche". Una advertencia grave de las consecuencias de "tapar los oídos" de la palabra de Dios: puede tener como consecuencia el endurecimiento total del corazón; (Zac.7:11) "Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oídos para no oír; y pusieron su corazón como diamante, para no oír la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos enviaba por su Espíritu". Y cuando se hace esto, puede ocasionar comportamiento violento; (Hech.7:57) "Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él".

2.  LA VISTA: ¡Esto está bien claro! El mundo en que vivimos es muy visual; los medios de comunicación y toda la industria de entretenimiento está basada en el poder de las imágenes (Is.33:15) “El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala”.

LA PERSONA MADURA no está interesada de "entretenimiento" sino, anhela retos espirituales, quiere crecer en su fe y en su dependencia de Dios.
LA PERSONA INMADURA, no sabe controlar sus ojos, claro, dependiendo de nivel de su madurez, sino sigue más o menos la carne. La persona madura a veces ve cosas que no podemos ni imaginar, ve con ojos de Dios.
DIOS DICE EN LA SANA DOCTRINA DE CRISTO: (Ap.3:18) "Yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas." ¿Qué es lo que Dios quiere que veamos? (Jer.33:3) "Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces."

3. EL OLFATO: (1Corintios 6:10)  “Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios”. Sí, la persona madura tiene también su olfato ejercitado en el discernimiento del bien y del mal; no le agrada el olor de alcohol y de otras cosas dañinas y pecaminosas. Puede que todo parece bien, se oye bien, pero hay "un olor" de la presencia del enemigo. Dice "no gracias".

4.  EL GUSTO: (Salmos 119: 101-105) “101 De todo mal camino contuve mis pies,  Para guardar tu palabra. 102 No me aparté de tus juicios, porque tú me enseñaste. 103   ¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca. 104 De tus mandamientos he adquirido inteligencia; Por tanto, he aborrecido todo camino de mentira. 105 Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. (Isa 5:20) “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo;  que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”. (Ezequiel 3:3) “Y me dijo: Hijo de hombre, alimenta tu vientre, y llena tus entrañas de este rollo que yo te doy. Y lo comí, y fue en mi boca dulce como miel”.

5. EL TACTO: (1Juan 4:1) “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo”. La persona madura tiene también su tacto ejercitado en el discernimiento del bien y del mal, es increíble pero así es. (1Juan 1:1-3) “1 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida 2 (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); 3 lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo”.
(Santiago 4:7,8) “7  Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. 8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones”.

¿Qué pasa en una familia cuando el pequeño hijo o la hija comienzan a decir sus primeras palabras? ¿Se enojan y le dicen: 'Cállate'? ¡No, hermanos!
Cuando dicen estas primeras palabras, todo el mundo se alegra, porque dijo por primera vez 'mamá' o 'papá', o dijo una frase completa. Así también la iglesia se alegra cuando escucha a los hermanos nuevos decir algo. Es un gozo; esto refresca el corazón de los más viejos. Amén. ¡Bendito es nuestro Dios Todo Poderoso! Que por su misericordia envió a su Hijo a rescatarnos y también a su Espíritu Santo para enseñarnos.

¿POR QUÉ NO ORAMOS A DIOS Y QUE EL ESPÍRITU SANTO REVISE NUESTRO NUEVO NACIMIENTO PARA LOS QUE YA NACIMOS QUE NOS AYUDE A MADURAR?

Padre Santo Jehová Dios de los Ejércitos en el Nombre de tu Hijo amado Jesucristo Señor nuestro, tú conoces nuestros corazones, conoces nuestras vidas, de todos los que estamos reunidos en ésta tu Iglesia, gente que no está inscrita en el libro de la vida, hermanos que aún no han tenido un encuentro personal contigo, es como un abortivo.

Padre Celestial, para aquellas personas queremos orar que tu Espíritu Santo que quebrantes sus corazones, para que te busquen con sinceridad, con honestidad, que puedan considerar si el problema es este, y si es así, haz les entender que solo Jesucristo puede transformar las vidas, y para aquellos que ya han nacido de nuevo o que ya hemos nacido de nuevo pero nos hemos estancado o hasta hemos retrocedido, aplicamos los antídotos de tu Sana Doctrina de Cristo.

Perdónanos Jehová Dios. Nos arrepentimos de nuestra inmadurez espiritual, Padre Celestial, ayúdanos a través de tu Santo Espíritu a nunca dejar de crecer y aprender y de seguir desarrollando nuestros servicios y ministerios, Señor Jesucristo ayúdanos a tomar buenas decisiones  permítenos mantener la pasión espiritual de hacer las cosas como para ti, en el poder y en la manera tuya.

Oramos para que nos bendigas y nos des tu gracia y tu misericordia para este proceso que terminará cuando tu Señor Jesucristo vuelvas. En el Nombre que es sobre todo Nombre, en el Nombre de Jesucristo, oramos. Amen."

Predicador: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo
https://www.facebook.com/milibertadorviene
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
https://plus.google.com/u/0/communities/105936701821113953310
viclaly.57.57@gmail.com    viclaly_57_57@yahoo.com


Publicar un comentario