miércoles, 1 de enero de 2014

NECESITAMOS SER SENSIBLES

NECESITAMOS SER SENSIBLES

Dice (Gálatas 6:9-10) “9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. 10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien, y mayormente a los de la familia de la fe".
(1Ti 5:7,8) “7 Manda también estas cosas, para que sean irreprensibles; 8 porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

¿Verdad que cuándo somos sensibles, es entonces que podemos discernir la oportunidad de hacer bien a otros?

DEFINICIÓN: La Sensibilidad es el valor que nos hace despertar hacia la realidad, descubriendo todo aquello que afecta en mayor o menor grado al desarrollo personal, familiar y social y espiritual.

Podemos entender cuando Jesucristo a través del apóstol Pablo nos está diciendo: Ser sensibles, y hacer el bien es verdadera espiritualidad. Jesús fue el mayor ejemplo: (Mat 22:37-39) “37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
Poseer una buena sensibilidad es sinónimo de poseer una rica espiritualidad.
La sensibilidad espiritual nos dirige a nuestra sensibilidad humana. El cristiano insensible es frío, indiferente, mediocre, duro y cruel en sus palabras, porque aun su conciencia está cauterizada. Su mente se vuelve estrecha, su actitud fría y calculadora. Se olvida que amar es ayudar.

Un cristiano insensible es un murmurador; casi nunca es un constructor de puentes de armonía y de paz. Dice que tiene fe pero no actúa; promete pero no cumple; habla de amor pero no da. (1Pe 3:14-17) “14 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, 15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; 16 teniendo buena conciencia,  para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo. 17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal”.
Hoy en día hay mucha gente en las congregaciones, pero ¿Qué clases de gente son? Hay cantidad pero no hay calidad. ¿En dónde está su sensibilidad? Pablo dijo "hagamos bien, mayormente a los de la familia de la fe, pero no nos cansemos".

La insensibilidad es el espíritu de nuestra época. Es esa indiferencia espiritual que no se identifica con la sensibilidad humana. No podemos ser sensibles por interés. La iglesia ha perdido la sensibilidad. El negar el bien es insensible; el que descuida sus valores y principios; el que endurece su corazón; el que deja de hacer lo que debe hacer. Antes de hablar de sensibilidad hay que distinguirla de la, superficialidad o debilidad “sensitivismo”. Ser sensibles no es ser sensitivo. Tú puedes ser una persona sensitiva y nunca compadecerte de alguien.


En realidad el valor de la sensibilidad es la capacidad que tenemos los seres humanos para percibir y comprender el estado de ánimo, el modo de ser y de actuar de las personas, así como la naturaleza de las circunstancias y los ambientes, para actuar correctamente en beneficio de los demás. Muchas personas dentro del reino de Dios hemos perdido la sensibilidad espiritual y humana que por tal razón no podemos expresar el corazón de Dios a la gente. El reino de Dios es un Reino de amor, de gracia, perdón, misericordia, bondad y servicio.

Ahora; para comprender la importancia de esta virtud, necesitamos recordar que en distintos momentos de nuestra vida cada uno hemos buscado afecto, comprensión y cuidados, sin encontrar a ese alguien que muestre interés por nuestras necesidades y particulares circunstancias. ¿Qué podríamos hacer si viviéramos aislados? La sensibilidad nos permite descubrir en los demás a ese “otro yo” que piensa, que siente y requiere de nuestra ayuda.

No estamos hablando de esa sensibilidad emocional que se manifiesta exageradamente con risas o llanto y tal vez “sintiendo” pena o disgusto por todo. Ser sensible va más allá de un estado de ánimo. La sensibilidad es interés, preocupación, colaboración y entrega generosa hacia los demás. Es como el padre de familia que se preocupa por la educación y formación que reciben sus hijos; Jesucristo que vela por el bienestar y seguridad de todos los que estudiamos su Sana Doctrina, y la obedecemos; El análisis de sensibilidad es una parte importante en la presentación de nuevos proyectos financieros dentro de tu propio hogar, sensibilidad es como el Pastor quien escucha, conforta y alienta a una oveja en los buenos y malos momentos.

PORQUE MUCHAS PERSONAS REHÚSAN SER SENSIBLES:
La realidad es que hay personas que prefieren aparentar ser duras o insensibles, para no comprometerse e involucrarse en cosas que le califican como fuera de su competencia. La verdad es que Dios no hizo competentes a todos para enfrentar cualquier situación. Escuche bien: La indiferencia “espiritual o humana” es el peor enemigo de la sensibilidad.

Lo peor de todo es mostrar esa misma indiferencia en familia, algunos padres nunca se enteran de los conocimientos que reciben sus hijos; de los ambientes que frecuentan; las costumbres y hábitos que adquieren con los amigos; de los programas que ven en la televisión; del uso que hacen del dinero; de la información que reciben respecto a la familia, la moda, la religión, la política... todas ellas son realidades que afectan a todos por igual.

EL MEJOR EJEMPLO DE INSENSIBILIDAD ES LA INSENSIBILIDAD PERSONAL:
Ama a tu prójimo como a ti mismo. Los seres más sensibles no son siempre los seres más sensatos. La Gente es buena por naturaleza, sus actitudes son las que la condenan.

En cierta forma somos insensibles con nosotros mismos, porque mayormente no nos advertimos del rumbo que le estamos dando a nuestra vida: pensamos poco en cambiar nuestros hábitos para bien; casi nunca hacemos propósitos de mejora personal, familiar



o profesional; fácilmente nos dejamos llevar por el ambiente de los amigos o del trabajo sin poner objeción alguna; trabajamos sin orden y desmedidamente; dedicamos mucho tiempo a la diversión personal. Ser sensibles con nuestros hijos no es darle diversión.

Ser sensible con nuestra esposa no es sacarla a comer o llevarla de compras, ser sensible con Dios no es solamente venir a la congregación. Escuchen bien: Dejarse llevar por lo más fácil y cómodo es la muestra más clara de insensibilidad hacia todo lo que afecta nuestra vida. Muchos dicen es que no tengo tiempo para los detalles y por eso es que no soy sensible. NO DEJES QUE LO URGENTE NO TE DÉ TIEMPO PARA LO IMPORTANTE. Es ahí donde debemos ser más sensibles, en las cosas de mas importantes y prioritarias.

La insensibilidad personal se demuestra cuando fácilmente reaccionamos frente y ante las críticas, la murmuración y el desprestigio de las personas. A veces si podemos lograr ser más sensibles en la manera de hablar o en la manera que reaccionamos a un comentario creo que podríamos aprender ésta virtud de la sensibilidad. Un consejo muy importante: Me pueden decir muchos que se arrepienten de haber hablado, pero nunca de haber guardado silencio. (Santiago 1:19,20) “19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; 20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios”.

Otra forma es cuando muchas veces nos limitamos a no conocer cuando nuestros familiares pasan por una difícil etapa económica o alguien tiene graves problemas de salud es una clara demostración de insensibilidad.

CUAL ES EL BENEFICIO DE LA SENSIBILIDAD:
En todas partes se habla de los problemas sociales, terrorismo, corrupción, inseguridad, vicios, etc. y es algo tan cotidiano que ya forma parte de nuestra vida, dejamos que sean otros quienes piensen, tomen decisiones y actúen para solucionarlos, hasta el momento que nos vemos afectados. Si en algo nos cuidamos es cuando entramos en una zona o estado emocional con alguien en particular, con la gente y con la cosas en nuestro alrededor, porque es esto mismo que nos roba la sensibilidad de percibir a la gente y las circunstancias en la manera correcta y debida.

La familiaridad nos hace capaz de perderle el respeto a las cosas o personas que merecen un trato especial o de reverencia. La familiaridad nos hace desvalorizar las cosas que antes eran un tesoro para nosotros. No nos cansemos de hacer bien. No perdamos la sensibilidad.

HAY UNOS BENEFICIOS TANGIBLES.
1) La sensibilidad nos hace ser más previsores y participativos, porque no es
     correcto contemplar el mal creyendo que somos inmunes.
2) La sensibilidad nos hace despertar hacia la realidad,
3) La sensibilidad nos hace descubrir todo aquello que afecta en mayor o menor
     grado al desarrollo personal, familiar y social.


4) La sensibilidad nos hace sentir que podemos hacer frente a todo tipo de
     inconvenientes, con la seguridad de hacer el bien poniendo todas nuestras
     capacidades al servicio de los demás.
5) La sensibilidad nos llena de expectaciones. Ella nos hace volver a soñar, volver
     a creer en el amor, en las relaciones afectadas, en las nuevas oportunidades y
     en nuestro potencial.
6) La sensibilidad nos abre un camino de esperanza y de destino.
7) La sensibilidad nos lleva a reconciliar a otros con Dios.

La insensibilidad es el antiprincípio de la sensibilidad. Pero recuperemos la sensibilidad en el ejemplo que nos dio de esto el Centurión Romano en (Mateo 8:5-10) “5 Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, 6 y diciendo: Señor,  mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. 7 Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. 8 Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente dí la palabra, y mi criado sanará. 9 Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. 10 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe”.

Este hombre era un Centurión del poderoso ejército del Imperio Romano. Este hombre era un Centurión del poderoso ejército del Imperio Romano. Cuando uno estudia la sensibilidad de este Centurión, llegamos a la conclusión de que no podemos condenar a todos los seres humanos por la conducta generalizada de la mayoría.

Este Centurión echa por tierra el de la observación incompleta que es esa manera equivocada de razonar y juzgar. Casi todos tratamos de condenar a todo un conglomerado: Que "todos los políticos son unos corruptos", que "todos los abogados son unos sinvergüenzas", que "todos los pastores son unos pícaros o estafadores", que "todos los árabes son unos terroristas" y que "todos los hombres son iguales", que "todos los que predican gracia, están en libertinaje", eso es una observación incompleta, injusta y prejuzgada.

El ejemplo de sensibilidad del Centurión nos enseña que un individuo puede proceder diferente del resto de los demás. Observa la sensibilidad social que tenía este Centurión Romano, (Mateo 8:6) dice: “Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado” ¿Qué hace un jefe insensible con un empleado así? Despide a su siervo enfermo y lo reemplaza por un joven más fuerte. ¿Qué hacen las empresas hoy en día? Te despiden.

Ahora nota que el Centurión poseía un corazón lleno de sensibilidad social. En su época, un esclavo equivalía a un animal, pero este hombre no miró a su prójimo como un animal de carga, sino como un ser humano a quien podía ayudar en su necesidad, (Lucas 7:2) “Y el siervo de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo y a punto de morir” dice que el Centurión "quería mucho a su siervo".

El poder de la sensibilidad es el amor. Si se pierde el amor, se pierde la sensibilidad. Fíjate que este Centurión no sólo poseía sensibilidad social hacia un hombre, sino

también hacia una nación y hacia un culto, (Lucas 7:5) “porque ama a nuestra nación, y nos edificó una sinagoga”. ¡Imagínense! Un romano amando a un esclavo de menos posición social que la de él; amando a una sinagoga que no era su culto, y amando a un pueblo judío que no era su pueblo. ¡Esto es sensibilidad espiritual y humana!. Es como si el alcalde de esta comunidad edificara una congregación para que el pueblo cristiano para que nos congregáramos. ¿Verdad?

Cuando el Señor Jesús le dijo al Centurión en (Mateo 8:7,8)7 Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. 8 Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente dí la palabra, y mi criado sanará”.
¿Qué estaba demostrando con esto? Sensibilidad espiritual.

La sensibilidad espiritual de un hombre se conoce en los términos "no soy digno" y "sé propició a mí". Observa que cuando Jesús oyó de la sensibilidad espiritual del Centurión, dijo "No he hallado en Israel tanta fe", y cuando oyó del Publicano "sé propició a mí", dijo que éste había salido del templo justificado.

(Lucas 18:10) “10 Dos hombres subieron al templo a orar uno era fariseo, y el otro publicano. 11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; 12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. 13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. 14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece,  será humillado;  y el que se humilla será enaltecido”.

¡Se dan cuenta! La sensibilidad espiritual tiene que ver con un reconocimiento de hechos. Hay que sensibilizar la mente, las emociones y la voluntad que comportan el alma de uno. Dios nunca despreciará al corazón contrito y humillado. (Salmos 51:17)  Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios”.

¿CÓMO PUEDO COMENZAR A SENSIBILIZAR MI CORAZÓN?
La Sana Doctrina de Cristo nos da la enseñanza por medio del apóstol Pablo que nos dice en (2 Corintios 13:5) “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?”.

(1Co 11:31,32) “31 Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; 32 más siendo juzgados, somos castigados por el Señor,  para que no seamos condenados con el mundo”.

Examínate para ver si estás en la fe santísima de Jesucristo; si estás en el amor; si estas en la gracia; si estás haciendo el bien; si estas en la Sana Doctrina de Cristo y si estás en la iglesia que Jesucristo estableció, la cual no le puso nombre pero si la afirmó en su enseñanza de que nos amemos unos a los otros, sin embargo las religiones y denominaciones nos dividen como si fuéramos Naciones. Déjate de reunir y comenzarás a perder sensibilidad espiritual.


El Centurión poseía sensibilidad social, sensibilidad espiritual y finalmente tenía sensibilidad a la obediencia, porque (Mateo 8:9) nos dice: “Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace”. ¿Qué es un hombre bajo autoridad? Un hombre que está bajo autoridad; está bajo órdenes, bajo obediencia.

¿QUIÉNES SON LOS QUE NO TIENE SENSIBILIDAD? Aquellos que no están bajo órdenes, bajo disciplinas, bajo autoridades, bajo la dirección de un padre de familia o un pastor de iglesia.

El Centurión estaba bajo las órdenes del emperador romano, y él a su vez tenía bajo sus órdenes a soldados. El Centurión al ser obediente tenía toda la autoridad moral para ser obedecido. El Centurión nos da una tremenda lección de sometimiento a la autoridad.

EL REINO DE DIOS FUNCIONA BAJO EL MISMO PRINCIPIO. Cuando se quebranta el principio de autoridad, reina la insensibilidad y viene el caos. Pero el amor que es el poder de la sensibilidad espiritual y humana te libera de la indiferencia a las necesidades de la iglesia, de la familia, y de la sociedad.

"EL QUE NO VIVE PARA SERVIR..., NO SIRVE PARA VIVIR...”. (Marcos 10:45) “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”.
La vida es como una escalera, si miras hacia arriba siempre serás el último de la fila, pero si miras hacia abajo verás que hay mucha gente que quisiera estar en tu lugar. Detente a escuchar y a ayudar a tus hermanos, familiares y amigos que te necesitan.
 
PREDICA en Lerma por: PASTOR Víctor R. Preciado Balderrama
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo, estoy ofreciendo:
MATERIALES BÍBLICOS GRATIS Todo es completamente gratis, como escritor de estos materiales te voy a dar los originales para que tú le pongas el nombre de tu Iglesia o tu ministerio o le hagas las modificaciones que a ti te parezcan convenientes. Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia.

Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia.
También les invito con mucho respeto a todas sus creencias a visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado y que, con mucho amor he puesto algunos estudios que Dios me ha regalado en revelación, Efesios 3:8.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb  / viclaly5757.blogspot.com



Publicar un comentario