lunes, 7 de mayo de 2018

ES DIFÍCIL LLEGAR A SER ESPIRITUAL CUANDO ERES ALMÁTICO

6 de Mayo de 2018 ES DIFÍCIL LLEGAR A SER ESPIRITUAL CUANDO ERES ALMÁTICO. Comenzare diciendo que ser personas espirituales, es lo más importante, para todos nosotros, y hablo de mi esposa Laly, hablo de cada uno de Ustedes, y hablo de mí como pastor, de ésta Iglesia, porque tenemos que estar orando todos los días para que cada uno de “nosotros” MURAMOS y seamos más como Jesucristo. En otras palabras, si somos más como Jesucristo muchas más bendiciones tendremos, como ovejas de Jehová Dios, porque la necesidad más grande que todos tenemos es llegar a ser como nuestro Padre Celestial, porque nuestra vida ahora debe de ser, sobre natural; Su Palabra dice: (Lucas 6: 39 y 40) “39 Y les decía una parábola: ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo? 40 El discípulo no es superior a su maestro; Mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro”. También nos habla, por medio de Jesucristo, en éste Libro, por favor acompáñenme: (Mateo 15: 13 y 14) “13 Pero respondiendo ÉL, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre Celestial, será desarraigada. 14 Dejadlos; Son ciegos guías de ciegos; Y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo”. Entonces: ¿QUÉ SIGNIFICA SER UNA PERSONA ESPIRITUAL? (ROM. 15: 4 al 6) “4 Porque las cosas que se Escribieron antes, para nuestra Enseñanza se Escribieron, a fin de que, por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos Esperanza. 5 Pero el Dios de la paciencia y de la consolación OS DÉ ENTRE VOSOTROS UN MISMO SENTIR según Cristo Jesús, 6 para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo”. Muchos hombres y muchas mujeres están en peligro, cuando no se dan cuenta que están en peligro, porque muchos cristianos caminan con una amistad con el mundo y no se dan cuenta, cuan peligroso es el mundo; Cuando tú como padre y tu como madre tienes mucha relación con el mundo, no te das cuenta que te envuelves en ideas y herejías, como, por ejemplo, el diablo te va a matar por medio de la mentira, y la tentación; (Romanos 12:1 y 2) “1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la Buena Voluntad de Dios, Agradable y Perfecta”. Para que tú seas espiritual, tienes que tomarte en serio, el peligro que hay en el mundo, porque es un peligro para tus hijos y también para tu iglesia.
Con respecto al quebrantamiento y la humillación, como el paso previo a toda la bendición de Dios. Dice la palabra que: (Proverbios 15:33) “El temor de Jehová es Enseñanza de sabiduría; Y a la honra precede la humildad”. Podemos afirmar de esta manera que el quebrantamiento y la humillación preceden a lo que vamos a recibir de parte de Jehová Dios por medio de Jesucristo. Estos versículos describen el momento de quebrantamiento y humillación que el profeta Isaías, vivió en ese día, en este momento en el cual era joven todavía; La Palabra de Dios dice: (Isaías 57:15) “Porque así dijo el Alto y Sublime, el que Habita la Eternidad, y cuyo Nombre es el Santo: Yo habito en la Altura y la Santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados”. Por medio del profeta también dice en: (Isaías 66: 1 y 2) “Jehová dijo así: El Cielo es mi Trono, y la tierra estrado de mis Pies; ¿Dónde está la casa que me habréis de edificar, y dónde el lugar de mi reposo? 2 Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; Pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi Palabra”. No cabe ninguna duda que al final de su carrera, el profeta Isaías tiene una clara noción de lo que es la humildad y tiene una clara noción de lo que es la Presencia de Dios. Jehová Dios es tan Grande que no habría un templo (aunque cubriera el mundo entero) que pudiera contener su Gloria, sino que Él quiere formar templos en los corazones de hombres y mujeres. Por esto tenemos este ejemplo de David que dice: (Salmo 27: 4 y 5) “4 Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para INQUIRIR (Tratar de llegar al conocimiento de una cosa, especialmente a través de preguntas) en su templo. 5 Porque ÉL me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto”. Por medio de la Sana Doctrina de Cristo, INQUIRIREMOS, para aprender cada vez más y más.
Ahora es de mucha importancia que desde ya aprendamos a ser espirituales, dejando nuestra carnalidad y todas nuestras emociones. Por medio del apóstol Pablo Jehová Dios, nos ofrece un camino para, comprender nuestra carnalidad desde un campo de experiencia que nos es muy conocido, (1 Corintios 3: 1 y 2) “1 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2 Os di a beber leche, y no vianda; Porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía”. Nuestro comportamiento carnal es igual al comportamiento de un niño. Las Sagradas Escrituras describen: ¿QUE ES SER NIÑO? Son Fluctuantes: (Efesios 4:14) “para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error”. También son llevados por todo viento de doctrina. Los niños espirituales toman leche (Hebreos 5:12 y 13) “12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; Y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la Palabra de Justicia, porque es niño”. Los niños son inexpertos en la Palabra de Justicia. Las Sagradas Escrituras describen: ¿QUE ES LA MADUREZ? Porque vencen al maligno, (1 Juan 2:14) “Os he Escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he Escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la Palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno”. Porque son fuertes y la Palabra permanece en Uds. (Hebreos 5:14) “pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”. Dejemos de lado nuestra niñez espiritual. (1 Corintios 13:11) “Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; Más cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño”. Uno de los condicionamientos de un niño es que: Tiene demasiada conciencia de sí mismo. Nada de conciencia de las necesidades de los demás. Esto se debería ir equilibrando con la madurez.
Ahora tenemos: Dos maneras de pensar, y dos estilos de vida, los dos estilos de vidas son distintos porque tienen origen en una sustancia o esencia diferente. Los cristianos que hemos sido engendrados por Jehová Dios, es para poder desarrollar vida espiritual; Una es la biológica, que es la vida de la carne, y la anímica que viene de “animo”: Mente, voluntad y emociones. A la conjunción de la vida biológica con la anímica, las Sagradas Escrituras les llama “VIDA CARNAL”. Por otro lado, está la vida espiritual, que genera un estilo espiritual, contrario al de la vida carnal que genera un estilo carnal. Jesús dijo sencillamente que, lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. Dios ha determinado que ninguna carne entrará en el reino de los cielos; Ninguna vida carnal ni tampoco las obras carnales podrán participar de la vida eterna, del reino de Dios. Por ejemplo: Cuando ves a alguien cantando música religiosa, ves carne cantando. Por ahí viene un cantante con una voz preciosa que impacta a la gente, pero no está pensando en adorar a Dios, no genera nada espiritual porque la carne no puede hacer esto, sino que piensa en hacerse ver, y, ¡hay gente que hasta llora al escuchar esta carne cantando! ¡Les impacta los sentimientos! Y uno dice: “¡Qué espiritual!” ¡No! ¡Es carne pura! Cuando los creyentes nos descuidamos, nos volvemos carnales, tal vez estamos sirviendo a Dios, pero no nos damos cuenta que, lo que estamos produciendo es contra Dios y Él lo resiste. Solo un ejemplo de esto es: Levántate Señor con Marcos Witt que nos está dando una falsa enseñanza, porque ellos conocen mucho de música, pero no conocen las Sagradas Escrituras; Jehová Dios dice: (Salmos 150:6) “Todo lo que respira alabe a JAH. Aleluya”. También comparemos este Libro de: (Efesios 5:18 al 20) “18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, 19 hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; 20 dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo”.
La persona carnal razona mucho y emite muchos argumentos basándose en lo que siente, pero los sentimientos y razonamientos provienen de la carne. Tú te preguntarás: ¿No puedo sentir? ¿No puedo razonar? ¡Si! Pero te voy a explicar cómo es la cosa. Jehová Dios dijo en: (Isaías 55:8) “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová”. Por lo tanto, tenemos que esforzarnos y “¡Arrepentirnos de pensar como lo estamos haciendo!”, esta es una interpretación de lo que dijo por medio de Isaías. (Isaías 55:7) “Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de ÉL Misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar”; Fíjense que le llama “inicua” a la persona que basa su vida en sus pensamientos, en sus razonamientos. Ahora veamos como dice acerca de nuestros caminos (Isaías 55:9) “Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”. ¡Jehová Dios quiere que razonemos sus pensamientos! “¡Dejen sus pensamientos porque yo tengo otros pensamientos!” O sea que tú puedes razonar, pero tienes que introducir otra sustancia, otros elementos a tu mente y tienes que negar la existencia de los pensamientos y sentimientos carnales.
Las Sagradas Escrituras dicen que los misericordiosos alcanzarán misericordia. No es como tú piensas sino como Jehová Dios piensa; Cuando los pensamientos de Dios vienen a tu corazón, tu vida cambia. La mayor gloria de Dios la veremos en los postreros tiempos. (Hageo 2:9) “La Gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los Ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los Ejércitos”. En medio de los conflictos más grandes de la historia de la humanidad, cuando el anticristo esté persiguiendo a los cristianos, la Gloria y el Poder más Grandes de Dios, estarán sobre ellos, los cristianos tendrán vida y paz de todos modos. Y de esto prediqué el domingo pasado: 29 de Abril del 2018; que se titula: NO ES LO MISMO LLEGAR, QUE MANTENERSE CAMINANDO CON DIOS (Salmo 23:4) “Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento”. ¡Estos pensamientos son distintos a los pensamientos del mundo! (Romanos 8:6 al 8) “6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. 7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; Porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios”. No quieras ser carne consagrada, Dios no lo acepta. Tu puedes decirle a Jehová Dios; “¡Señor mira qué bien canto!” Y seguramente Dios te dirá: “¡No me agrada lo bien que cantas!” He visto algunos que no entonan ni una nota, pero creo que a Dios le agradan más estos. ¡Tienen un fuego adentro cuando adoran a Dios! Me puedo imaginar a Dios nuestro Padre Celestial, en el Cielo, diciendo cuando tenemos el olor que a Él le gusta oler es: (Efesios 5:1 y 2) “1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. 2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante”. Jehová Dios no ve las cosas como las vemos nosotros, Él anda buscando corazones anhelantes, que le busquen y que le amen de verdad.
La verdadera espiritualidad: ¿CÓMO CULTIVARLA? Jehová Dios por medio del apóstol Pablo escribió: (Romanos 8:6) “Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz”. Con estas palabras, por medio del apóstol dio ésta Enseñanza, que ser una persona de inclinación espiritual no es simplemente una cuestión de sentimiento o elección propia. En realidad, es un asunto de vida o muerte. ¿Por qué puede decirse que la persona espiritual recibe “vida y paz”? Porque, según las Sagradas Escrituras, en el presente disfrutarás de paz contigo mismo y con Dios, y en el futuro será bendecida con vida eterna (Romanos 6:23) “Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”; (Filipenses 4:7) “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. Por ésta razón Jesús afirmó en: (Mateo 5:3) “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”. El hecho de que ustedes se encuentran las opiniones sobre este asunto son tan diversas que tal vez se pregunten: “¿Qué es la espiritualidad realmente, y cómo se cultiva?”. Bueno no tenemos que imaginarnos nada porque creo que ya entendimos que nuestros pensamientos no estarían de acuerdo con los pensamientos de Jehová Dios.
La respuesta es que: tenemos que tener la “MENTE DE CRISTO”. Además de señalar la importancia y los beneficios de tener inclinaciones espirituales, Por medio del apóstol Pablo habló nuestro Padre Celestial, extensamente sobre lo que es la verdadera espiritualidad. Por medio del apóstol Pablo les explicó a los cristianos de la antigua ciudad de Corinto la diferencia entre el hombre físico, que se deja llevar por los impulsos carnales y el hombre espiritual, que valora las cosas espirituales. Pablo afirmó: (Romanos 8: 12 y 13) “12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; 13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; Mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis”. El ser humano físico no recibe las cosas del espíritu de Dios, porque para él son necedad. Por otra parte, aclaró que las personas de inclinación espiritual se caracterizan por tener “la mente de Cristo” (1 Corintios 2: 14 al 16) “14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; Pero él no es juzgado de nadie. 16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo”. Básicamente, tener la mente de Cristo, significa manifestar, la misma actitud mental que tiene Jesucristo: (Romanos 15:5) “Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús”; (Filipenses 2:5) “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús”. En otras palabras, un ser humano espiritual es aquel que piensa como Jesús y sigue sus pasos (1 Pedro 2:21 al 23; y 4:1) “21 Pues para esto fuisteis llamados; Porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; 22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca; 23 Quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; Cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente”. Cuanto más se parece la mente de alguien a la de Jesucristo, más profunda es su espiritualidad y más cerca está de obtener “vida y paz” (Romanos 13:14) “sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne”. Sin embargo, para tener la mente de Cristo, primero hay que conocerla. De modo que el primer paso para cultivar espiritualidad es familiarizarse con la forma de pensar de Jesucristo por medio de Estudiar la Sana Doctrina de Cristo. Pero ¿cómo es posible conocer la mente de Jesucristo, si no estudias la Palabra de Dios? Pongamos un ejemplo: ¿Cómo aprendió usted las hazañas de los personajes históricos de su país? Probablemente, leyendo sobre ellos. De igual modo, una de las claves para conocer la mente de Jesucristo es leer las Sagradas Escrituras, acerca de su vida (Juan 17:3) “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”. T también en éste precioso Libro dice: (Juan 5:39) “Escudriñad las Escrituras; Porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; Y ellas son las que dan testimonio de mí”. Existen cuatro Libros sobre la vida de Jesús: En este Poderoso Evangelio, que fueron escritos por Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Si los lee con atención, percibirás la manera de pensar de Jesús, la profundidad de sus sentimientos y los motivos que impulsaron sus actos. Al reflexionar en lo que leas sobre ÉL, se hará una clara imagen mental de la clase de persona que es. Incluso si consideras que ya está siguiendo a Jesucristo, leer estos cuatro Libros y meditar en ellos te ayudará a ‘seguir creciendo en la bondad inmerecida y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo’ (2 Pedro 3:18) “Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén”. Con esto presente, analicemos éste ejemplo en el Libro de Juan, para ver por qué era Jesús una persona tan espiritual. Luego veamos cómo podemos imitar su ejemplo (Juan 13:15) “Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido”.
Definitivamente el servir es la mejor forma de comenzar a pensar como Jesucristo, ahora esta última pregunta: ¿Quieres o estás dispuesto o dispuesta a servir? Ahora quiero leerles éste último versículo; (2 Corintios 5: 20) “Así que, somos embajadores en Nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; Os rogamos en Nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”. Padre… Por favor… Por favor… Por favor… Abre los ojos de mis hermanos, para que puedan ver a Jesucristo, por favor, Padre Celestial, manifiéstate con Gran Poder, en cada uno de mis hermanos aquí presentes, y abre su entendimiento; Te suplico en el Nombre de tu Hijo Jesucristo, que lo que has hecho en mi lo hagas en ellos; Por favor hermano, por favor hermana, Escrito Está que te ruegue en el Nombre de Jesucristo, y en Ésta hora te ruego en el Nombre de Jesucristo, que recibas de verdad a Jesucristo en tu corazón. Hoo, Padre, por favor respáldame en esta oración y transforma sus pensamientos en el Nombre de Jesucristo. Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).
Publicar un comentario