viernes, 23 de septiembre de 2016

“EL ENDURECIMIENTO DEL CORAZÓN”

Miércoles, 21 de Septiembre de 2016
ENTRENANDO SOLDADOS DE JESUCRISTO
“EL ENDURECIMIENTO DEL CORAZÓN
LECCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO #8 (Hebreos 3:7-19)
PROPOSITO DE ESTE TALLER: Es para que cada uno se pregunte si con todo el pecado, especialmente el pecado cometido por el pueblo privilegiado que profesa a Jehová Dios y a Jesucristo, no sólo provoca a Dios sino que contrista al Espíritu Santo. Jehová Dios, detesta destruir a alguien que esté en o por su pecado; espera mucho para ser bondadoso con ellos. Pero el pecado en que se persiste por largo tiempo, hace que la ira de Dios se revele al destruir al impenitente; no hay reposo bajo la ira de Dios. Cuidadotodos los que van en el camino correcto para ser salvos, deben cuidarse; si alguna vez nos permitimos desconfiar de Dios, pronto podremos desertar de Él. Las Sagradas Escrituras dicen: que el que piensan que están firmes, miren que no caigan. Puesto que el mañana no nos pertenece, debemos aprovechar al máximo el pan de cada día que es la Palabra de Dios. No hay, ni siquiera los más fuertes del rebaño, quien no necesite la ayuda de otros cristianos. Tampoco hay alguien tan bajo y despreciado cuyo cuidado en la fe y su seguridad, no pertenezca a todos. El pecado tiene tantos caminos y colores que necesitamos más ojos que los propios. El pecado parece justo, pero es vil; parece agradable, pero es destructivo; promete mucho, pero no cumple nada. Lo engañoso del pecado endurece el alma; un pecado permitido da lugar a otro; y cada acto de pecado confirma la costumbre. Que cada cual se cuide del pecado.
OBSERVACIÓN
7) ¿Qué dice el Espíritu Santo? R: Si oyereis hoy su voz.
8-11) ¿Qué es lo que dice esta Voz? R: 8 No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, 9 Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, y vieron mis obras cuarenta años. 10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, y dije: Siempre andan vagando en su corazón, y no han conocido mis caminos. 11 Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo.
12) ¿Qué es lo que debemos de mirar hermanos? R: que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo.
13) ¿Qué es lo que se debe de decir en exhortación entre hermanos? R: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.
14) ¿Por qué debemos de exhortarnos entre hermanos? R: Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio.
15) ¿Qué es lo que repite nuevamente ésta Voz? R: No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación.
16) ¿Quiénes fueron los que, habiendo oído, le provocaron? R: los que salieron de Egipto por mano de Moisés.
17) ¿Y con quiénes estuvo ÉL disgustado cuarenta años? R: con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el desierto.
18) ¿Quiénes juró que no entrarían en su reposo? R: aquellos que desobedecieron.
19) ¿Por qué no pudieron entrar? R: a causa de incredulidad.
INTERPRETACIÓN
7) ¿Qué significa el Espíritu Santo en este Versículo? R: Que nos está convenciendo de que oigamos la Voz de Jehová Dios.
8) ¿Qué quiere decir esta Voz que nos dice que no endurezcamos nuestro corazón? R: Que es comúnmente un acto de Jehová Dios (Romanos 9:18) Cuando se habla del hombre como humano, se usa más bien la frase “endurecer la cerviz”, (Nehemías 9:17).
9) ¿Qué significa tentar a Dios? R: Tentar a Dios es desafiar con arrogancia ó incredulidad a Jehová Dios para que haga algo en contra de Su naturaleza ó voluntad. Una de las cosas que a Jehová Dios le disgusta es que lo pongan a prueba… ¡a Él! En un mundo de escepticismo, los hombres buscan probar la existencia de Dios de maneras insólitas. En el desierto, el pueblo de Israel tentó a Jehová Dios, porque en vez de pedirle con humildad y fe que proveyera para sus múltiples necesidades, murmuraron, criticaron, se quejaron amargamente; con ardiente pasión, incluso, desearon volver a Egipto, a su antigua forma de vivir como esclavos, de comer, de gozar, porque no estaban de acuerdo con la forma en que Moisés los dirigía, y mucho menos, con la forma en que Jehová Dios los trataba (Éxodo 15:24; 16:2,3,8; Números 11:1; 14:2,27;  16:11,41; 17:5;  Deut 1:27).
10) ¿Qué quiere decir andar vagando en el corazón? R: Andar y pensar libremente sin una finalidad ni un destino determinado de un lugar a otro.     
11) ¿Qué significa la ira de Jehová Dios? R: La ira de Dios es una divina respuesta al pecado y la desobediencia del hombre. La idolatría era con frecuencia la causa de la ira divina. El (Salmo 78:56-66) describe la idolatría de Israel. La ira de Dios es consistentemente dirigida hacia aquellos que no siguen Su Voluntad (Deuteronomio 1:26-46; Josué 7:1; Salmo 2:1-6). Los profetas en Las Sagradas Escrituras, a menudo escribían acerca de un día en el futuro, el “día de la ira” (Sofonías 1:14,15). La ira de Dios contra el pecado y la desobediencia es perfectamente justificada porque Su plan para la humanidad es santo y perfecto, así como Dios Mismo es Santo y Perfecto. Jehová Dios proporcionó un camino para ganar el favor divino –el arrepentimiento– el cual aleja la ira de Dios sobre el pecador. Rechazar ese plan perfecto es rechazar el amor, la misericordia, la gracia y el favor de Dios e incurrir en Su justa ira.
12) ¿Qué quiere decir un corazón malo de incredulidad? R: Israel llegó al desierto llamado Sin. No había señal de agua apta para beber, y el pueblo reprendió amargamente a Moisés: (Éxodo 17:2) “Y altercó el pueblo con Moisés, y dijeron: Danos agua para que bebamos. Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová?”. Ellos trataron al escogido de Dios como si fuera su obrador personal de milagros. Sin embargo, ninguno de ellos acudió a Dios en oración. Dios dijo a Moisés que se pare delante de una roca y la golpee. Cuando lo hizo, fluyeron ríos de agua, mas que suficiente para calmar la sed del pueblo. Pero el Señor puso un nombre a este episodio de incredulidad. Él llamó aquel lugar Masah, que significa provocación, así como exasperado, harto, irritado. Estaba exasperado hasta el punto de enojarse. Sin embargo, Él no fue provocado solamente con las quejas del pueblo. Era mucho peor que eso: Ellos lo habían acusado de abandonarlos en su prueba. Ellos habían dicho a Moisés, (Éxodo 17:3,7) “¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y nuestro ganado?… ¿Esta el Señor entre nosotros, o no?”. La deducción de ellos era, “Sí Dios está con nosotros, ¿dónde está ahora? Nosotros no vemos ninguna señal de su presencia o poder. ¿Está el Señor vivo o muerto? ¿Cómo podemos creer en un Dios que permite cosas tan terribles?”
No, Dios estaba exasperado por una buena razón. La razón la encontramos después en las Sagradas Escrituras, mientras Moisés recordó el episodio en Masah. Él dijo, (Deuteronomio 9:23,24) “También fuisteis rebeldes al mandato de Jehová vuestro Dios, y no le creísteis, ni obedecisteis a su voz. Rebeldes habéis sido a Jehová desde el día que yo os conozco”. Entonces, ¿cuál era el verdadero asunto? Ellos nunca se habían comprometido totalmente en confiar en Jehová Dios. De hecho, estos israelitas habían albergado ídolos todo el tiempo. Ellos conservaron pequeños dioses ocultándolos en sus tiendas de campaña, para regresar a ellos en caso que Dios falle. Jehová Dios dijo, (Hechos 7:42,43) “42 Y Dios se apartó, y los entregó a que rindiesen culto al ejército del cielo; como está Escrito en el libro de los profetas:  ¿Acaso me ofrecisteis víctimas y sacrificios en el desierto por cuarenta años, casa de Israel? 43 Antes bien llevasteis el tabernáculo de Moloc, y la estrella de vuestro dios Renfán, figuras que os hicisteis para adorarlas. Os transportaré, pues, más allá de Babilonia”.  
13) ¿Qué significa que nos exhortemos los unos con los otros? R: que usemos las Sagradas Escrituras para que el Espíritu Santo nos convenza.
14) ¿Qué quiere decir que somos participantes con Cristo? R: Primero, indica que la salvación es el resultado de la obra de Jehová Dios, en Jesucristo de comienzo a fin. Es un don divino, que nos es concedido por medio de Jesucristo. Segundo, la salvación es nuestra; solo si estamos unidos con Jehová Dios por medio de Jesucristo, que es no solo humano sino también divino. Cuando somos conectados con Jesucristo y somos partícipes de su naturaleza divina, estamos "en Cristo". (1Ped. 3:16) “Teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo”; (2Ped. 1:5-9) “5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;
7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados”. Tercero, esta experiencia presupone que la naturaleza humana está debilitada espiritualmente y en constante necesidad del Poder Divino. En la resolución de la autoridad Divina sobre el siervo, Jehová Dios nos garantiza el privilegio de una unión verdadera con ÉL en Jesucristo.
19) ¿Qué quiere decir incredulidad? R: Término que aparece en (2Co. 6:14,15) “14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?”. (1 Ti. 5:8) “porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo” con la relación de negar la fe y el Evangelio de Cristo.
APLICACIÓN
7) ¿De qué te está convenciendo el Espíritu Santo? R: que lea cada vez más las Sagradas Escrituras para oír la Vos de Dios (Juan 5:39).
8) ¿Cómo corres el riesgo de caer en un duro corazón? R: en la desobediencia de su Palabra.
9) ¿De qué forma puedes correr el riesgo de tentar a Dios y comenzar a dar vueltas en el desierto? R: Saliéndote de la Sana Doctrina de Cristo (2 Juan 1:9) “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la Doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la Doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo”.
10) ¿Cuándo es que tú estabas vagando en tu corazón? R: cuando caminaba sin Cristo.
11) ¿Qué es lo que lleva a entrar en el reposo de Dios? R: La obediencia.
12) ¿Cómo puedes ayudar a otros para que no haya incredulidad? R: probando lo que se cree.
13) ¿Corremos riesgo de ser engañados por el pecado? R: Sí.
15) ¿Ya te ha convencido el Espíritu Santo de que solo escuches la Voz de Dios? R: Sí.
17) ¿Te gustaría provocar la ira de Dios contra ti? R: No.

19) ¿Qué debes de hacer para no caer en el pecado de incredulidad? R: creer en su Palabra.
Publicar un comentario