sábado, 16 de abril de 2016

EL MANUAL DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS ES PARA NO VIVIR EL TIEMPO QUE RESTA EN LA CARNE, SINO CONFORME A LA VOLUNTAD DE DIOS

EL MANUAL DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS ES PARA NO VIVIR
EL TIEMPO QUE RESTA EN LA CARNE, SINO CONFORME A LA VOLUNTAD DE DIOS
(1 Pedro 4:1-19)

Primero que nada necesitamos renovar nuestras ACTITUDES cómo verdaderos cristianos creyentes de las Sagradas escrituras, en los últimos días en los cuales Jehová Dios, Nuestro Padre Celestial nos está permitiendo vivir, y esto es lo que nos habla nuestro Padre por medio del apóstol Pedro: (1Pedro 2:11,12) “11 Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, 12 manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras”. Todas las obras de la carne nos hacen enemigos de Jehová Dios porque para Dios, el que se hace amigo del mundo se constituye enemigo de Dios. En los últimos días, cómo cristianos deberíamos tener una actitud de compromiso. 

EL COMPROMISO A SER FIELES, es lo que Jehová Dios, quiere de nosotros sus hijos porque el compromiso que tuvo Jesús al soportar el sufrimiento por nuestra salvación. En estos últimos días en los que estamos viviendo, necesitamos tener un gran compromiso con Jehová Dios para poder soportar las grandes tribulaciones que vienen como lo dice en: (Salmos 91:8-11) “8 Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos. 9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación, 10 No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. 11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos”. Jesús nos comunicó la misma idea cuando dijo: (Mateo 16:24) “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”. ¡Tomar tu propia cruz significa comprometerse y no mirar para atrás!

(1 Pedro 4:1) “Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado”. “Armaos del mismo pensamiento”. Muchos de nosotros somos derrotados en nuestras batallas contra el pecado porque nos reusamos a sacrificar algo en la batalla. Solo queremos la victoria si se nos es dada fácilmente. Jesús nos llamó a tener una actitud que esté dispuesta a sacrificar lo que sea en la batalla contra el pecado (Mateo 5:29,30) “29 Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. 30 Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno”.
Quien ha padecido en la carne, termino con el pecado. Cuando una persona ha sufrido persecución física por amor a Jesús, casi siempre cambia profundamente su perspectiva con respecto al pecado y su búsqueda por sus deseos carnales. Es más probable que viva el tiempo que resta en la carne, NO conforme a las concupiscencias de la carne, sino conforme a la voluntad de Dios. Quien quiera que haya sufrido por hacer lo correcto, y aun así a obedecido a Dios, sin importar el sufrimiento que se involucra, ha roto claramente con el pecado. La frase terminó con el pecado”. Representa el estado spiritual de nuestro redentor victorioso. Carga una nota de triunfo dándonos libertad; efectivamente ha roto con una vida dominada por el pecado. No necesariamente significa que ya no comete ningún acto de pecado, pero que su vida pasada, dominada por el poder del pecado, se ha terminado. Si no hemos sufrido físicamente por seguir a Jesucristo, aun nos podemos conectar por fe con Jesús, quien ha padecido en la carne. Te ruego que recuerdes que no se puede renunciar al pecado no hay escapatoria de su poder excepto por contacto y unión con el Señor Jesucristo.

(1 Pedro 4:2) “para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios”.  Jehová Dios por medio del apóstol Pedro nos dio dos referencias de tiempo que son útiles para tener la actitud correcta en nuestro seguimiento de Jesucristo. Primerono vivir más en pecado, y deberíamos de responder a cada tentación e impulso pecaminoso con la respuesta, “no vivir más”. Segundo, deberíamos de considerar cuidadosamente cómo vivir el tiempo que nos resta. Jehová Dios nos ha designado algunos días más en la tierra; debemos de responderle en este tiempo cómo vivir.

(1 Pedro 4:3-6) “3 Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías. 4 A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan; 5 pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos. 6 Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios”. En los últimos días, los cristianos debemos de vivir con actitud de sabiduría. Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentilesJehová Dios por medio del apóstol Pedro nos dice que ya hemos pasado bastante tiempo viviendo en el mundo. Ahora somos llamados a vivir como cristianos. Es una grande, profunda y tonta pérdida de tiempo que los cristianos vivan como el mundo, y simplemente debemos de dejar de ser de doble ánimo y comenzar a vivir como verdaderos cristianos. 
Pero; tristemente, muchos cristianos en sus almas piensan que no ha bastado ya el tiempo de hacer la voluntad de los impíos. Quieren experimentar más del mundo antes de hacer un compromiso con Jehová Dios. Este es un trágico error, y te lleva a un camino que te aleja de la vida eterna. Están confundiendo la Libertad con el Libertinaje: Esta palabra comienza a listar los pecados que Jehová Dios nos habla por medio del apóstol Pedro; Para que entendiéramos que es solo para marcar nuestra vida pasada antes de ser cristianos, y no nuestra vida presente. Esta palabra Libertinaje significa vivir sin ninguna resistencia moral, especialmente relacionada a la inmoralidad sexual y violencia. Libertinaje denota el exceso de todo tipo de maldades. Involucrando la falta de auto resistencia, el término Libertinaje demuestra al pecado como una indulgencia excesiva de apetitos hasta el grado de violar el sentido de la decencia pública. Cuando vemos la lista (lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías), hemos visto cómo la caída del hombre ha progresado tan poco en los últimos ya más de 2,000 años. Estos problemas no se han resuelto desde que Pedro escribió esta carta.

(1 Pedro 4:4) “A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución”: Cuando el mundo mira nuestra vida piadosa, les parece cosa extraña que no los seguimos en el desenfreno de disolución (desperdicio). Si la vida se viviera detrás de la carne, antes que cualquier cosa sería un desperdicio. Y os ultrajan: Cuando no practicamos en el pecado que nos rodea, condenamos a aquellos que sí practican su pecado, y no les gusta; así que hablan mal de nosotros. No importa como tus buenas obras son recibidas por tu semejante. Si eres como tu Padre Jehová Dios, los encontrarás con desprecio e ingratitud. Como las ceremonias de religiones paganas eran parte integral de la vida diaria ejemplo es que toda actividad nacional y cívica están ligados a ellos, los cristianos eran obligados a evadir lo que pareciera a sus compañeros una cooperación totalmente inicua e irse más allá de simplemente separarse del culto pagano real.

(1 Pedro 4:5) “5 pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos”. Cuando esta cuenta es requerida, la magnitud de sus locuras será fácilmente vistas. Aun si parece que vive la “vida buena” el vivir por las reglas del mundo, sus vidas serán un desperdicio en la medida de la eternidad.

(1 Pedro 4:6) “Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios”. Jehová Dios por medio del apóstol Pedro también dice que por medio de este juicio eterno el evangelio fue predicado a los muertos. Los muertos justos saben, y viven con conciencia constante de la realidad de la eternidad y son recompensados por este entendimiento para que vivan en espíritu según Dios.

Jehová Dios por medios de Pedro ya nos dijo que Jesús predicó a los espíritus encarcelados, predicando un mensaje de juicio (1 Pedro 3:18-20) “18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; 19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, 20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua”. Esta predica a los muertos no fue la oferta de la salvación.

Al hacer esto, Jesús cumplió la promesa de que Él guiaría a la cautividad cautiva (Salmos 66:18) “Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado”; (Efesios 4:8) “Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres”; (Isaias61:1) “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel”; (Lucas 4:18) “Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a Él solo servirás”.

(1 Pedro 4:7) “Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración”. En los últimos días, los cristianos debemos de vivir con una actitud de oración con reverencia. Si en verdad creemos que estamos viviendo en los últimos días, lo más apropiado es que nos entreguemos a la oración (sed, pues, sobrios y velad en oración). La afirmación de que el fin de la era ciertamente está cerca y que esto sucederá en cualquier momento.

Muchos de los cristianos que piensan que Jesús regresará pronto basados en las Sagradas Escrituras. Sed, pues, sobrios. . . en oración; Debemos dedicarnos a ser sobrios en oración. Al ver que el peso de la eternidad corre hacia nosotros, no debemos de atrevernos a tomar la necesidad de la oración ligeramente. Sed, pues. . . y velad en oración; Nosotros debemos de velar en oración, primeramente, teniendo nuestras almas y mentes vigilando y listas para el regreso de Jesucristo. Pero esto también significa velando por nosotros y velando por este mundo, midiendo nuestra preparación para la venida de Jesús.
(1 Pedro 4:8)Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados”. Si estos son los últimos días, ¿Que tan importante es amar a aquellos con los que vas a pasar el resto de la eternidad? En base a la eternidad, debemos de tener entre vosotros ferviente amor. El amor si cubrirá multitud de pecados, tanto los pecados de la persona que está amando como los pecados de la persona que está siendo amada.
Cuando el amor abunda en la comunión de cristianos, muchas ofensas pequeñas, e incluso las grandes, se pasan por alto y se olvidan fácilmente. Pero cuando el amor falta, cada palabra es vista como sospecha, cada acción está sujeta a un malentendido, y hay conflicto para el deleite perverso de satanás.

(1 Pedro 4:9) Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones”. El amor se demostrará a sí mismo en la hospitalidad. Los cristianos deberían de abrir sus hogares a menudo para otros y sin murmuraciones. Sin murmuraciones es un reconocimiento franco de que la práctica de la hospitalidad puede llegar a ser costoso, gravoso, e irritante. El término griego denota un murmullo o hablar en voz baja como señal de desagrado. Representa un espíritu que es opuesto a la alegría.

(1 Pedro 4:10)Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”. El amor se demostrará por sí mismo al dar a la familia de la iglesia lo que Jehová Dios nos ha dado a nosotros como dones. Al hacer esto, entonces somos buenos administradores de las muchas áreas de nuestra vida cristiana (multiforme) de la gracia de Dios que se nos ha dado.

En (1 Corintios 15:10)Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo”, Pablo claramente nos hace saber que él es lo que es solamente por la gracia de Dios. Pero al mismo tiempo, Su gracia para conmigo no fue en vano porque Pablo puso sus esfuerzos que son inspirados por Dios para trabajar con la gracia de Dios. La idea es que si somos malos administradores de la multiforme gracia de Dios, es como si Su gracia se nos hubiese dado en vano. Esta gracia de desperdicia, porque solo vienen a nosotros, pero no se mueve a través de nosotros.
La gracia multiforme es una gracia de multicolor. Como cuando un rayo de luz se hacen muchos matices, así cada uno de nosotros recibimos la gracia de Jehová Dios en sus diferentes ángulos, y parpadea de regreso de haber hecho para lo cual fue enviada su Palabra.

(1 Pedro 4:11) Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén”. Cada parte es importante; cada quien tiene un trabajo que hacer. Un hombre estaba reconstruyendo el motor de su cortadora de césped, y cuando terminó, tenía una pequeña pieza que le sobró, y no podía recordar en donde iba. Él encendió el motor y funcionada muy bien, así que supuso que la pieza era inútil; ¡hasta que intentó detener la cortadora de césped, y no podía detenerla! Aun la pieza más pequeña, que no parece tener importancia del cuerpo de Cristo es importante. Al servirnos los unos a otros, lo hacemos con el poder que Jehová Dios provee, el poder que Jehová Dios da; para que a Él pertenezca la gloria y el imperio por los siglos de los siglos.

ENTENDIENDO TU TIEMPO DE PRUEBA. (1 Pedro 4:12) Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese”. Soportar las pruebas con la actitud correcta. En vez de pensar en las pruebas (aun en las pruebas de fuego) sorprendernos de estas ocurrencias, veámoslas como maneras de ser participantes de los padecimientos de Cristo. Y si somos participantes de Sus sufrimientos, también seremos participantes de Su gloria y gozo. Pedro le dijo una vez a Jesús que evadiera el sufrimiento en la cruz (Marcos 8:32,33) “32 Esto les decía claramente. Entonces Pedro le tomó aparte y comenzó a reconvenirle. 33 Pero Él, volviéndose y mirando a los discípulos, reprendió a Pedro, diciendo: ¡Quítate de delante de mí, satanás! porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres”. Le parecía extraño al Apóstol Pedro que su Maestro pensara en sufrir.

(1 Pedro 4:13) “sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría”. Solamente podemos ser participantes de los sufrimientos de Jesús porque Él fue participante de nuestra humanidad y sufrimientos. Jesús se hizo hombre para que nuestros sufrimientos no fueran insignificantes. Es Bueno compartir lo que sea con Jesús, aun Sus sufrimientos. 

Nuestra tendencia es el aferrarnos a la gloria y la alegría, y evadir el compartir alguno de los sufrimientos de Jesús. O, morbosamente nos fijamos en el sufrimiento y nos olvidamos que es necesario proseguir a la gloria y alegría. Nunca debemos de negar el lugar del sufrimiento en la construcción de la santidad de la vida cristiana. A pesar de que hay mucho dolor innecesario por el cual pasamos por falta de conocimiento o fe, también hay sufrimiento necesario. Si el sufrimiento es una herramienta adecuada para enseñarte a Jesús (Hebreos 5:8) “Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia”, es una herramienta adecuada para enseñarles a sus siervos. Por cuanto implica una medida. Aquellos que han sufrido más en Jesús se regocijarán más en su venida de gloria.

(1 Pedro 4:14) “14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado”. La diferencia entre sufrir como cristianos y sufrir como un malhechor. El sufrir por el nombre de Cristo es una bendición, porque demuestra que en verdad estamos siguiendo a Jesús, y que sufrimos porque estamos identificados con Él. Sabemos que el mundo blasfema sobre Jesús. Pero Jesús siempre debe ser glorificado entre los cristianos.

(1 Pedro 4:15) “Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno”. Sufrir como un malhechor es merecido y trae vergüenza al nombre de Jesús. Pedro reconoce que no todo el sufrimiento es se sufre en el nombre de Jesús. Entendemos que cuando Pedro escribe acerca del sufrimiento que pueda venir sobre el  homicida, el ladrón, o el malhechor. Sin embargo, no nos debe de sorprender que también incluye a entremeterse en lo ajeno. ¡Tales personas si sufren de aflicción y dolor, pero no por el nombre de Jesús!

(1 Pedro 4:16) “pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello”. El sufrir como cristiano no es algo de que avergonzarse, aunque el mundo desprecie al cristiano en sufrimiento. Nosotros debemos glorificar a Dios por ello. No glorificamos a Jehová Dios por el sufrimiento. Pero si lo glorificamos a Jehová Dios en el sufrimiento, y lo glorificamos por medio de lo que nuestro Padre Celestial hará en nosotros y a través de nosotros con el sufrimiento. Cristiano categoriza a los seguidores de Cristo como miembros del Cuerpo de Cristo. Los cristianos al principio eran conocidos como “discípulos,” “creyentes,” “los discípulos del Señor,” o “Los del Camino” antes de ser conocidos como cristianos, primero en (Hechos 11:26) “Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía”. Este es el primero de los tres lugares en el Nuevo Testamento donde los seguidores de Jesús son llamados cristianos. En (Hechos 26:28) “Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano”. Esto demuestra que cristianos se había convertido en un nombre popular para los seguidores de Jesús. En (1 Pedro 4:16) “pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello”. La idea de que algunos están sufriendo por ser identificados como cristianos. Esto demuestra que el nombre había sido ampliamente utilizado, tanto que uno podía ser perseguido por ser nombrado cristiano.

Encomienda tu alma a Dios en medio del sufrimiento. (1 Pedro 4:17)Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?”. En el contexto del sufrimiento, Pedro nos dice que el juicio comienza en la casa de Dios. Dios usa el sufrimiento como un juicio (en un sentido positive y purificante) para los cristianos (la casa de Dios) ahora. Es correcto que el juicio comience en la casa de Dios. “Hay equidad en ello; ya que los cristianos profesan ser mejores que otros, así que así debe de ser. Dicen que son regenerados, así que deben ser regenerados. Dicen que son un pueblo santo, separados para Cristo; así que deben ser santos, y se parados de los pecadores, como Él lo fue.

Ahora es nuestro tiempo del fuego de prueba (1 Pedro 4:12) “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese”; Los impíos tendrán su fuego después. El fuego que soportamos ahorita nos purifica; El fuego que soportarán los impíos será un castigo. No obstante, debemos recordar que nunca hay un castigo de Jehová Dios en nuestros sufrimientos, solo purificación. Porque para el cristiano, la cuestión del castigo fue pagado por completo en la cruz, donde Jesús soportó todo el castigo que el cristiano pudiera enfrentar de parte de Dios.
El mismo fuego que consume a la paja purifica al oro. El fuego es el mismo, pero su propósito en aplicación es diferente, y su efecto es diferente en la paja y en el oro. Aun así, los cristianos a veces sufren lo mismo de lo que sufren los impíos, pero el propósito de Dios es diferente, y el efecto es diferente.

(1 Pedro 4:18) “Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?”. La aplicación que Jehová Dios nos da por medio del apóstol Pedro es clara: Si esto es lo que los hijos de Dios experimentan, ¿Qué pasará con aquellos que se han hecho por si mismos enemigos de Él? ¿Cómo pueden tener la esperanza de estar ante el juicio y la ira de Dios? Los cristianos se pueden regocijar en que los sufrimientos que están enfrentando en esta vida será los peor que podrán enfrentar jamás, por toda la eternidad. Hemos visto lo peor; aquellos que rechazan a Jesús han visto lo mejor de la vida que su existencia externa verá jamás.

Si el justo con dificultad se salvaComo esto es verdad, que la salvación del justo no viene sin dificultad entonces debemos de detenernos y pensar si nosotros mismos o alguien más parece tener una salvación “fácil”.
No es que nuestra salvación sea difícil en el sentido de ganarla o de encontrar una manera de merecerla; todo es un regalo gratis de Jehová Dios por medio de  Jesucristo. No obstante, nuestra salvación es difícil en el sentido de que los reclamos del discipulado nos retan y nos demandan a que nos deshagamos de nuestros ídolos y pecados. Discipulado verdadero, con las Sagradas Escrituras; que genuinamente sigue a Jesucristo es frecuentemente difícil, así que entendemos qué, el justo con dificultad de salva.

(1 Pedro 4:19) “De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien”. Jehová Dios por medio del apóstol Pedro nuevamente dibuja una distinción entre los que padecen según la voluntad de Dios y de los que sufren de lo contrario. No todo el sufrimiento es la voluntad de Dios.

Encomienden sus almas a fiel Creador: La palabra “encomendar” es una palabra que significa, dejar en depósito a un amigo en cual confías. Dicha confianza se consideró como una de las cosas más sagradas de la vida, y el amigo estaba obligado con todo el honor a regresar el depósito intacto. Es la misma palabra que uso Jesús cuando dijo, Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. (Lucas 23:46) “Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró”.

Así que cuando los cristianos encomiendan sus almas al fiel Creador, dejan sus almas en un lugar seguro. Jehová Dios es un fiel Creador, y nos podemos dar a Jehová Dios como barro moldeable a sus manos.

Fiel Creador: Mucha de la agonía por la cual pasamos en tiempos de pruebas y tiene que ver con nuestra ignorancia de la fidelidad de Dios, o de Su lugar como Creador.
Jehová Dios es nuestro Creador soberano, con el derecho de hacer con nosotros lo que a Él le plazca. Aun así, Jehová Dios es fiel, y solo hará lo que es lo mejor para nosotros.

PREDICADOR DE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama; Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia. Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia. 52 (722) 336-1411
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb   viclaly5757.blogspot.com
https://www.bible.com/es/bible/149/jhn.6.rvr1960

Publicar un comentario