martes, 22 de marzo de 2016

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO MOLDEA NUESTRO COCHINO CARÁCTER

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO MOLDEA NUESTRO COCHINO CARÁCTER
Jehová Dios, porque es muy Bueno nos ha estado advirtiendo que es necesario que nos arrepintamos y busquemos la santidad porque de lo contrario seremos destruidos, por esta razón les pregunto ¿Deberíamos de tomar a la ligera lo que está provocando la ira de Dios? Cuando éramos transgresores porque no teníamos nuestro manual para dirigir bien nuestra vida; éramos los más viles, pero nos arrepentimos y creímos en la Sana Doctrina de Cristo como nuestro manual de parte de Jehová Dios, sus Sagradas Palabras en forma de Escritura inspirada por el Espíritu Santo, para nuestra vida en la biblia entera, para llegan a ser hijos de obediencia de los cuales se apartan la ira de Dios. (Efesios 5:8) “Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz”. Los pecadores, como hombres en tinieblas, que íbamos a donde no sabíamos que iríamos, hacíamos y nos dejábamos llevar por lo que no sabíamos. (Hebreos 13:9) “7 Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la Palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe. 8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. 9 No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas”.

Pero la gracia de Jehová Dios obra en un cambio tremendo en nuestras almas de muchos de nosotros cuando obedecimos esta Poderosa Palabra Escrita: (Efesios 5:1-7) “1 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. 2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. 3 Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;4 ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. 5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.7 No seáis, pues, partícipes con ellos”.
Hay muchas maneras de inducir o de participar en los pecados ajenos: felicitando, aconsejando, consintiendo u ocultando. Si participamos con el prójimo en sus pecados, debemos esperar una participación en sus plagas. Si no reprendemos los pecados de otros, tenemos comunión con ellos.

(Efesios 5:8-17) “8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz 9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10 comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; 12 porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. 13 Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo. 14 Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo. 15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, 16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. 17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor”. Según el ejemplo de los profetas y apóstoles debemos llamar a los que están durmiendo y muertos en pecado para que se despierten y se levantan para que Cristo les dé luz. (Marcos 12:27) “Dios no es Dios de muertos, sino Dios de vivos; así que vosotros mucho erráis”.
El hombre bueno debe avergonzarse de hablar de lo que a muchos impíos no les avergüenza hacer. No sólo debemos tener la noción y la visión de que el pecado es pecado y vergonzoso en alguna medida, pero hemos de entenderlo como violación de la santa ley de Dios.

El Carácter, es un conjunto de reacciones y hábitos de comportamiento que se han adquirido durante la vida y que dan específicamente al modo de ser de cada individuo. Junto con el temperamento y las aptitudes estos van a configuran lo que es la personalidad de un individuo. El Carácter, se enfrenta con personalidades que se caracterizan por estas tres cosas y esto lo enfatiza la Palabra Escrita en: (Tito 1:12) “Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses, siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos”. SIEMPRE MENTIROSOS—no meramente a veces, como lo es todo hombre natural.
MALAS BESTIAS—rudos, salvajes, astutos, voraces. Creta fue país sin animales salvajes.
VIENTRES PEREZOSOSperezosos por haber mimado sus vientres. Ellos mismos son llamados “vientres” porque viven para aquel miembro (Romanos 16:18) “Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos”; (Filipenses 3:19) “el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal”.
Tenemos que entender hermanos y aceptar por lo regular que la vida del cristiano no tiene su fin cuando nacemos de nuevo, cuando venimos a los pies de Cristo, esto solo va a representar el inicio de un caminar o crecer por medio de la Sana Doctrina de Cristo que es la Palabra de Dios: (1Pedro 3:21) “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo”.

Entonces Jehová Dios nos provee de una forma de medir nuestro conocimiento, para transformar nuestro cochino carácter por medio de la Sana Doctrina de Cristo: (Ef. 4:13) “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”. Cuando una persona acepta a Cristo; nace en la familia de Dios (Juan 1:11-13) “11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”. Y su estado espiritual es el de un bebe es por esto hermano que como un niño debemos de aprender a moldear nuestro carácter.

En este sentido debemos comprender que cada bebe espiritual está en la capacidad de crecer, y no de una manera natural, sin ningún manual que nos dirija, sin embargo con el manual que Jesús trajo, para que formemos un buen carácter, así como “el autor y consumador de la fe” esto es Cristo Jesús nuestro Señor: (Hebreos 12:1-3) “1 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, 2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. 3 Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar”. Si hacemos esto que se nos aconseja de no quitar nuestra vista de Jesús, estaremos caminando bien.
La Sana Doctrina de Cristo es muy importante para que nuestras vidas cristianas sean formadas, moldeadas y grabada la imagen de Jesucristo en cada creyente. (Tito 1:15,16) “15 Todas las cosas son puras para los puros, más para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas. 16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra”. En un sentido amplio hermanos podríamos decir y afirmar: Que el carácter que Cristo reflejo en su peregrinar aquí en la tierra; debe ser el mismo que cada cristiano debe reflejar

Muchas de las causas de nuestro mal carácter es porque no sabemos evitar las malas amistades, y esto poco a poco y con mucha sutileza el diablo va tomando ventaja en nuestro carácter y es evidente el cambio: (Tito 3:9-11) “9 Pero evita las cuestiones necias, y genealogías, y contenciones, y discusiones acerca de la ley; porque son vanas y sin provecho. 10 Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo, 11 sabiendo que el tal se ha pervertido, y peca y está condenado por su propio juicio”. No se puede ser perfecto en este mundo por causa de nuestra carne corruptible, pero se debe ser mejor cada día de nuestra vida terrena; Nuestro Señor Jesús dijo: (Lucas 9:62) “Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios”.

Tampoco es recomendable practicar la Sana Doctrina de Cristo en la biblia por nuestros propios medios, sino dejar que Jehová Dios nos cambie, por medio del Espíritu Santo y dejar que Jesucristo cómo alfarero moldee el barro de nuestra vida, Nuestro Señor Jesucristo también dijo: (Mateo 11:29,30) “29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”.  

PARA UN MEJOR ENTENDIMIENTO DE LO QUE ES EL CARÁCTER CRISTIANO LO ESTEREMOS DEFINIENDO BAJO TRES PUNTOS: 
  1. La palabra Carácter viene del griego, que significa Grabador. Y literalmente significa “la marca grabada en una cosa que la distingue de las demás.
  1. El término “cristiano” viene del griego “Cristianos” que significa perteneciente a la vida de Cristo.
  1. Resumiendo, las dos palabras: Carácter Cristiano es grabar o esculpir la vida de Cristo en el Creyente, a fin de que refleje a Cristo en cada área de su vida. 
ANALIZAREMOS ALGUNOS TEXTOS BÍBLICOS QUE NOS HABLARÁN ACERCA DE LA FORMACIÓN DEL CARÁCTER DE CRISTO EN LOS CREYENTES. 
EL CARÁCTER DE CRISTO NOS AYUDA A CRECER: (1Pedro 2:1-3) “1 Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, 2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, 3 si es que habéis gustado la benignidad del Señor”. Crecer significa: “Aumenta, multiplicar”. Este término se refiere al crecimiento saludable de un organismo, hasta dar el fruto deseado o esperado. Por ejemplo, en una planta o árbol esta debe de crecer hasta el momento de llegar a dar el fruto esperado.  En una persona, su crecimiento es hasta llegar al punto de reproducirse. La vida cristiana normal debe ser una vida de crecimiento. El plan de Dios es que el creyente avance de fe en fe (Rom. 1:17) “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá”, Dé la infancia a la madurez hasta el punto de poder reproducirse en otras personas. 
EL CARÁCTER DE CRISTO NOS AYUDA A FORMAR Y TRANSFORMAR EL NUESTRO:
(Gálatas 4:19) “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros”; (Romanos 12:2) “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”; (Colosenses 1:27-29) “27 a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, 28 a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; 29 para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí. En este término está muy claro un cambio de carácter esencial a semejanza de Cristo.

La vida que Cristo nos ofrece es una “vida intercambiada”, en el sentido de que ya no es la nuestra, sino la de Cristo Reproducida o formada en nosotros. Esta no es una vida que tengamos que reproducir nosotros. Es la vida de Cristo reproducida en nosotros (Gal. 2:20) “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. Con sus características y sus obras (Mat 11:29) “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas”; (Jn 14:12) “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre”. La imagen de esta palabra es la de un alfarero dando forma o labrando la arcilla. (Is 45:9) “¡Ay del que pleitea con su Hacedor! ¡el tiesto con los tiestos de la tierra! ¿Dirá el barro al que lo labra: ¿Qué haces? o tu obra: ¿No tiene manos?”.

EL CARÁCTER DE CRISTO NOS AYUDA A VESTIRNOS Y REVESTIRNOS:
(Colosenses 3:9-15) “9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, 10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, 11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos. 12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. 14 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. 15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos”. El concepto que presenta Jehová Dios por medio del apóstol Pablo en este término es el de despojarse de la ropa sucia o viejo hombre que son las características de la forma de vida antigua, y vestirse del Nuevo que son las características del nuevo carácter.

Esto implica un cambio de actitudes según Cristo. (Romanos 13:11-14) “11 Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. 12 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. 13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne”.  
Cuando nuestro carácter está siento trasformado entonces; Crecemos para formar un carácter formado por medio de vestirnos y revestirnos de Jesucristo: Estas son las bases principales para enseñar que la vida cristiana implica una semejanza con Cristo o que sea manifestado en nuestras vidas el carácter de Cristo Jesús, trasformando nuestra mente a una mente de Cristo. El Carácter Cristiano es grabar o formar la vida de Cristo en el Creyente, con el fin de reflejar a Cristo en cada acto, en cada accionar nuestro y cumplir el propósito que Jehová Dios mismo ha marcado para nosotros.
(Juan 13:35) “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros”. Esta es la marca grabada en cada creyente que en verdad a gustado de la gracia del Señor Jesucristo. 

POR MEDIO DELA SANA DOCTRINA DE CRISTO ESTUDIAREMOS ALGUNOS
DE LOS ASPECTOS MÁS RESALTANTE DEL CARÁCTER DE JESUCRISTO
QUE DEBE TENER UN CRISTIANO.
UN CRISTIANO DEBE SER ORDENADO EN TODOS LOS ASPECTOS DE SU VIDA. 
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (2 Juan 1:8-11) “8 Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. 9 Cualquiera que se extravía, y no persevera en la Doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la Doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. 10 Si alguno viene a vosotros, y no trae esta Doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis:  ¡Bienvenido! 11 Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras”. El desorden en nuestro hogar, iglesia, y trabajo refleja nuestra manera de pensar, la falta de organización de las ideas; de nada sirve una Sana Doctrina si se hace el papel del loco. 
UN CRISTIANO NO DEBE SER AFANOSO.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (Filipenses 4:6) “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”. El afán refleja o deja entrever inseguridad y falta de dominio propio, porno creerle a Jehová Dios, Jesucristo y al Espíritu Santo. 
UN CRISTIANO DEBE SER PACÍFICO.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (Filipenses 4:5) “Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca”. Y dice: (Rom. 12:18) “Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres”. Esto no quiere decir que todos nos van a tratar bien o que todos van a estar en paz con nosotros, la palabra afirma lo contrario (Juan 17:14) “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo”. Respecto al servicio policiaco o militar, la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice refiriéndose a un soldado romano convertido (Lucas 3:14) “8 Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre; porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. 9 Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto se corta y se echa en el fuego. 10 Y la gente le preguntaba, diciendo: Entonces, ¿qué haremos? 11 Y respondiendo, les dijo: El que tiene dos túnicas, dé al que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo. 12 Vinieron también unos publicanos para ser bautizados, y le dijeron: Maestro, ¿qué haremos? 13 Él les dijo: No exijáis más de lo que os está ordenado. 14 También le preguntaron unos soldados, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie, ni calumniéis; y contentaos con vuestro salario”. 


UN CRISTIANO DEBE TENER PALABRA, SER FIRME EN SU HABLAR.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (Santiago 5:12) “Pero, sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación”. Los juramentos reflejan una manera vacilante de proceder y actuar, como si se dudara de lo que se afirma; y están basados en cosas que no podemos garantizar; El Señor Jesús dijo: (Mateo 5:34-37) “34 Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. 36 Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. 37 Pero sea vuestro hablar: , ; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede”. El hecho de jurar no va a hacer que un embustero no jure en vano, se trata de una regla hueca; la garantía que ofrece el cristiano es su conducta. 
UN CRISTIANO ES RESPETUOSO DE LAS AUTORIDADES.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (Tito 3:10,11) “10 Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo, 11 sabiendo que el tal se ha pervertido, y peca y está condenado por su propio juicio”. Nótese que en el contexto de quienes gobernaban esta parte del mundo eran los romanos, los cuales representaban una cultura pagana. El respeto a las autoridades en la Biblia es una concesión que uno da al gobernante, aunque éste se porte mal; Adán perdió su legado en manos de satanás cuando pecó, y esta situación se mantiene hasta hoy; en el pasaje de la tentación Cristo no le refutó a satanás la pertenencia de los reinos de la tierra (Juan 18:36) “Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí”.
UN CRISTIANO ES CORTÉS, O GENTIL, O AMABLE.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (2Timoteo 2:21-26) “21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra. 22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor. 23 Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas. 24 Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; 25 que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, 26 y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él”.
UN CRISTIANO ES RECATADO EN SU HABLAR.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (1 Corintios 15:33) “33 No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. 34 Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo”. En nuestro medio es muy común utilizar este tipo de conversaciones para desacreditar a alguien. 
UN CRISTIANO POSEE DOMINIO PROPIO.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: "poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio" 2 Pedro 1: 5. la falta de control de nuestras emociones es ocasión de caer; El Señor dijo: "Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo." Efesios 4: 26. Nótese que la Biblia menciona la "ira de Dios" ( Romanos 1: 18) pero no dice que Él ha pecado alguna vez. 




UN CRISTIANO ES PACIENTE PARA CON JEHOVÁ DIOS EN SUS PROMESAS.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (Lucas 21:17) “16 Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos; y matarán a algunos de vosotros; 17 y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre. 18 Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá. 19 Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas. Esta será la última prueba para los que se hayan quedado en el arrebato así que no lo olvidemos porque esto sí que es de vida o muerte. 

UN CRISTIANO ES ALEGRE Y ESTÁ GOZOSO, PORQUE SU GOZODE VIENE DE DIOS.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (1Tesalonicenses 5:16) “Estad siempre gozosos”. (Nehemías 8:10) “Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza”. Es importante recordar que este gozo no se refiere a lo que el mundo llama gozo, sino a un ánimo constante que se siente en el corazón y que nos impulsa a vivir el evangelio, una cita que refuerza esto es (Juan 7:38) “36 ¿Qué significa esto que dijo: Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir? 37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva”. Esto siempre será la Palabra escrita a lo que se refiere del agua VIVA así que no dejemos de beber esta agua de su Palabra, porque su Palabra es medicina para nosotros.
UN CRISTIANO ES HUMILDE.
La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (Mateo 11:28-30) “28 Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”. Mucha gente no capta el mensaje que Jesús siendo Dios se encarnó y se hizo Hombre. Esta humildad no debe ser interpretada como pobreza, porque también se hizo carpintero sino como un espíritu que vive para servir a los demás, que Jehová Dios lo pudo utilizar de acuerdo a su Perfecta Voluntad. Los cristianos debemos tener un buen entendimiento claro de nosotros, Jehová Dios por medio del apóstol Pablo dice: (Romanos 12:1-5) “1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. 3 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. 4 Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.

PREDICADOR DE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama; Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia. Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia. (722) 336-1411
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb   viclaly5757.blogspot.com
https://www.bible.com/es/bible/149/jhn.6.rvr1960


Publicar un comentario