domingo, 5 de agosto de 2018

EN LA DESESPERACIÓN TE MOSTRARÁ COSAS GRANDES Y OCULTAS QUE TU NO CONOCES


Predica; 05 de Agosto de 2018
EN LA DESESPERACIÓN TE MOSTRARÁ COSAS GRANDES 
Y OCULTAS QUE TU NO CONOCES
En este Domingo quiero hablarles de un espíritu de Rabsaces en el pueblo de Dios asunto muy DIFÍCIL, pero muy IMPORTANTE; Los asirios representan las actuales "Guías hacia la prosperidad". El diablo exhibirá su ejército alrededor de sus murallas: Gente con biblias, poderosos, hermosos y aparentemente exitosos en todo lo que emprenden. La primera artimaña del diablo por medio de los seres humanos que están en pecado es cuestionar el compromiso de un verdadero creyente para que deje de confiar plenamente en Jehová Dios, su Hijo Jesucristo y al Espíritu Santo. RABSACES, era el embajador del rey SENAQUERIB. Su especialidad es burlarse de los justos, provocándolos. La acusación es: {Jehová Dios ni su Hijo Jesucristo, los van a poder sacar de este aprieto. ¡VAN A HUNDIRSE! Están en un verdadero problema y su fe no va funcionar}. Cuando ustedes vean, a éste espíritu de Rabsaces ¡¡¡Se sentirán encerrados como unos prisioneros!! El Rabsaces fue entonces el portavoz de Senaquerib ante los representantes de Ezequías (2 Reyes 18:17,19,26,27,37) “17 Después el rey de Asiria envió contra el rey Ezequías al Tartán, al Rabsaris y al Rabsaces, con un gran ejército, desde Laquis contra Jerusalén, y subieron y vinieron a Jerusalén. Y habiendo subido, vinieron y acamparon junto al acueducto del estanque de arriba, en el camino de la heredad del Lavador. 19 Y les dijo el Rabsaces: Decid ahora a Ezequías: Así dice el gran rey de Asiria: ¿Qué confianza es esta en que te apoyas? 26 Entonces dijo Eliaquim hijo de Hilcías, y Sebna y Joa, al Rabsaces: Te rogamos que hables a tus siervos en arameo, porque nosotros lo entendemos, y no hables con nosotros en lengua de Judá a oídos del pueblo que está sobre el muro. 27 Y el Rabsaces les dijo: ¿Me ha enviado mi señor para decir estas palabras a ti y a tu señor, y no a los hombres que están sobre el muro, expuestos a comer su propio estiércol y beber su propia orina con vosotros? 37 Entonces Eliaquim hijo de Hilcías, mayordomo, y Sebna escriba, y Joa hijo de Asaf, canciller, vinieron a Ezequías, rasgados sus vestidos, y le contaron las palabras del Rabsaces”. Quien fue el comandante en jefe del ejército de Senaquerib.

Hoy en la actualidad, en las grandes religiones y denominaciones hacen del CILICIO largos ayunos, que les hacen creer que, con estos ayunos, van a sujetar la carne lo que no les enseñan, porque tampoco lo saben, es que NO sujetan las OBRAS de la carne y que no están apoyadas estas enseñanzas, en las Sagradas Escrituras. EL SIGNIFICADO DE CILICIO Y CENIZA: EL CILICIO: Era ropa toscamente tejida y de tela oscura, generalmente de pelo de cabra o de camello. Era una vestidura áspera que se ponían los que estaban de duelo o en una actitud de arrepentimiento por causa del pecado. Era totalmente incomoda, picaba el cuerpo y representaba una humillación llevarla. Y además le agregaban cinturones de púas que ceñían su cuerpo para indicar aún más el arrepentimiento. LA CENIZA: Sabemos que las cenizas son los residuos de las cosas quemadas que ya no sirven para nada. En términos simbólicos las cenizas representan: La vanidad, (Isa.44:20) “De ceniza se alimenta; Su corazón engañado le desvía, para que no libre su alma, ni diga: ¿No es pura mentira lo que tengo en mi mano derecha?”. La asquerosidad, (Job.30:19) “El me derribó en el lodo, y soy semejante al polvo y a la ceniza”. La desgracia, (Sal.102:9) “Por lo cual yo como ceniza a manera de pan, y mi bebida mezclo con lágrimas”. La humillación ante Dios, (Job.42:6) “Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en polvo y ceniza”. El arrepentimiento (Dan.9:3) “Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza”. Sentarse sobre ceniza era decirle a Dios polvo soy y no sirvo para nada. (Isaías 37:1 al 7) “1 Aconteció, pues, que cuando el rey Ezequías oyó esto, rasgó sus vestidos, y cubierto de cilicio vino a la casa de Jehová. 2 Y envió a Eliaquim mayordomo, a Sebna escriba y a los ancianos de los sacerdotes, cubiertos de cilicio, al profeta Isaías hijo de Amoz. 3 Los cuales le dijeron: Así ha dicho Ezequías: Día de angustia, de reprensión y de blasfemia es este día; Porque los hijos han llegado hasta el punto de nacer, y la que da a luz no tiene fuerzas. 4 Quizá oirá Jehová tu Dios las palabras del RABSACES, al cual el rey de Asiria su señor envió para blasfemar al Dios Vivo, y para vituperar con las palabras que oyó Jehová tu Dios; Eleva, pues, oración tú por el REMANENTE que aún ha quedado. 5 Vinieron, pues, los siervos de Ezequías a Isaías. 6 Y les dijo Isaías: Diréis así a vuestro señor: Así ha dicho Jehová: No temas por las palabras que has oído, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria. 7 He aquí que YO pondré en él un espíritu, y oirá un rumor, y volverá a su tierra; Y haré que en su tierra perezca a espada”. El pecado puede ser perdonado, pero aun debemos lidiar con sus consecuencias.
Muchas veces lo que derrumbamos es tan importante como lo que edificamos, con esto en mente, hoy veremos un consejo por medio de las Sagradas Escrituras, sobre la construcción y la destrucción, de manera que podamos construir una vida de éxito y una herencia de bendición para el mañana. Hemos visto muchos ejemplos de vidas, en las Sagradas Escrituras, de cómo la vida de una sola persona cómo el rey Ezequías, y el rey Senaquerib (Isaías 36:4) “A los cuales dijo el Rabsaces: Decid ahora a Ezequías: El gran rey, el rey de Asiria, dice así: ¿Qué confianza es esta en que te apoyas?”, que tiene tanto impacto en nuestro presente. Una persona puede ser de influencia para su generación y para las generaciones futuras, ¡ASOMBROSO! ¿VERDAD? A veces pensamos que pasamos por esta vida y que las cosas que hacemos realmente NO son tan importantes, pero, cada cosa que hacemos, cada experiencia que tenemos tiene un impacto no solo en las personas que están a nuestro alrededor sino también en la vida de futuras generaciones.

Hoy en día NO existe algo así que nos haga reflexionar, pocos nos damos cuenta que nuestra vida no la debemos malgastar en “COSAS” y prácticas que no tienen trascendencia como es el vivir de la apariencia o de lo que opinan las gentes de ti, de la ostentación, egoísmo soberbia y orgullo, de la auto exaltación, de procurar dominar a los demás y ocupar siempre un lugar de exaltación del “YO”, sin preocuparnos por a quien dañamos y a quien relegamos.
Nosotros ya no usamos en nuestros días físicamente, el CILICIO y la CENIZA, que tienen un significado profundo en el arrepentimiento y Dios lo tomo muy en serio: (1 Samuel 15:22) “Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se OBEDEZCA A LAS PALABRAS de Jehová? Ciertamente el OBEDECER es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros”. Porque esto; Tomó un rumbo de opresión y pretexto para oprimir a los demás lo cual NO le agradó al Padre, porque solo humillaba la parte de la carne, pero NO humillaba las obras de la carne, y por lo tanto NO existía ni existirá nunca un fruto digno de arrepentimiento, sino más bien pura emoción. (Oseas 6:6) “Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y CONOCIMIENTO de Dios más que holocaustos”. La Sana Doctrina de Cristo siempre te mantendrá sin error. Debemos de Escudriñar mucho más las Sagradas Escrituras, en señal de obediencia, y dejar la comodidad de nuestras camas para tener la experiencia de la humillación. En nosotros también hay VANIDAD, SOBERBIA, ORGULLO Y ASQUEROSIDAD. Cuando ayunes y ores arrepiéntete de corazón y confiésale todos tus pecados a Jehová Dios con humildad de corazón, (Isaías 58:5 al 10)5 ¿Es tal el ayuno que YO ESCOGÍ, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová? 6 ¿NO es más bien el AYUNO QUE YO ESCOGÍ, DESATAR las ligaduras de impiedad, SOLTAR las cargas de opresión, y dejar ir LIBRES a los quebrantados, y que ROMPÁIS todo yugo? 7 ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; Que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? 8 Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; E irá tu justicia delante de ti, y la GLORIA de Jehová será tu retaguardia. 9 Entonces INVOCARÁS, y te oirá Jehová; CLAMARÁS, y dirá ÉL: HEME AQUÍ. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; 10 y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía”.

Ahora quiero que nos concentremos, en la desesperación del rey Ezequías, cuando estaba siendo acosado por el rey Senaquerib, por medio de su vocero Rabsaces. Quiero pedirles por favor me acompañen en el Libro de: (2 Reyes 19), para que descubras que en la desesperación Jehová Dios por medio de Jesucristo, te enseñará cosas grades y ocultas que tú no conoces. Y lo analizaremos en tres partes que son: 1. Cuando, Ezequías clama a Jehová Dios (2 Reyes 19:1-19). 2. Cuando, Jehová Dios oye la oración de Ezequías (2 Reyes 19:20-34). 3. Y cuando, Jehová Dios defiende a su pueblo (2 Reyes 19:35-37). Había razones válidas para estar preocupado por parte de Ezequías, ciudad tras ciudad habían caído en manos del rey de Asiria. Ezequías sabía que solo Dios le ponía ayudar en esta situación tan difícil (2 Reyes 19:1) “Cuando el rey Ezequías lo oyó, rasgó sus vestidos y se cubrió de cilicio, y entró en la casa de Jehová”. Jehová Dios mismo nos alienta que clamemos a ÉL (Jeremías 33:3) “Clama a MÍ, y YO te responderé, y te enseñaré cosas GRANDES y OCULTAS que tú no conoces”. En momento de crisis, no te alejes de tu iglesia, ni de la comunión con Dios, clamen a ÉL y ÉL te responderá. Ezequías mando por el varón de Dios (2 Reyes 19:2) “Y envió a Eliaquim mayordomo, a Sebna escriba y a los ancianos de los sacerdotes, cubiertos de cilicio, al profeta Isaías hijo de Amoz”. En lugar de buscar ayuda en el poder humano, busca a quien te guiara espiritualmente; Antes de dar un paso busca el consejo del varón de Dios y busque a Jehová Dios en oración.
Así que Isaías era un profeta quien verdaderamente le daría PALABRA GENUINA de Dios. Le dijeron al profeta Isaías todo lo que había acontecido (2 Reyes 19:3) “para que le dijesen: Así ha dicho Ezequías: Este día es día de angustia, de reprensión y de blasfemia; Porque los hijos están a punto de nacer, y la que da a luz no tiene fuerzas”. Resumieron lo acontecido en tres palabras: ANGUSTIA, había mucha tristeza en ellos por sentirse agobiados por los asirios. REPRENSIÓN, los asirios los habían amenazado sino se rendían. BLASFEMIA, asiria había indicado que Jehová Dios no les ayudaría y que eran más poderosos que EL. Ezequías pensaba que Jehová Dios no le oiría por eso dice tu Dios (2 Reyes 19:4) “Quizá oirá Jehová tu Dios todas las palabras del Rabsaces, a quien el rey de los asirios su señor ha enviado para blasfemar al Dios viviente, y para vituperar con palabras, las cuales Jehová tu Dios ha oído; por tanto, eleva oración por el remanente que aún queda”. Todas las palabras de Rabsaces… Ezequías pedía que Dios oyera no su oración, sino las palabras de Rabsaces. Esta es una forma inteligente de orar a Dios ya que Dios castigaría no por la petición de Ezequías sino por la blasfemia. Ezequías pide a Isaías que sea él quien ore a Dios. Isaías era un profeta genuino que NO mandaba su mensaje sino el mensaje de Jehová Dios (2 Reyes 19:6) “E Isaías les respondió: Así diréis a vuestro señor: Así ha dicho Jehová: No temas por las palabras que has oído, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria”. Estas palabras de Isaías, debieron haberle dado un gran alivio al alma de Ezequías. Por las amenazas no pasarían de ser solo palabras; Jehová Dios sabía exactamente lo acontecido y la blasfemia que había hecho Senaquerib, rey de Asiria.
Rabsaces habían venido a asustar con palabras, así que Jehová Dios con Palabras los haría regresar a su tierra; Me sorprende la forma tan creativa que nuestro Padre Celestial protege y ayuda a sus hijos: (2 Reyes 19:7)He aquí pondré YO en él un espíritu, y oirá rumor, y volverá a su tierra; y haré que en su tierra caiga a espada”. Porque el ataque de los sirios no fue solo contra Ezequías, sino contra Dios directamente, así que Jehová Dios los confrontó.

Senaquerib el rey de Siria, estaba peleando contra la ciudad vecina de Libna (2 Reyes 19:8) “Y regresando el Rabsaces, halló al rey de Asiria combatiendo contra Libna; Porque oyó que se había ido de Laquis”. Había transferido sus guerreros contra la fortaleza de Libna. El acto de oír se repite también en este otro versículo (2 Reyes 19:9)Y oyó decir que Tirhaca rey de Etiopía había salido para hacerle guerra. Entonces volvió él y envió embajadores a Ezequías, diciendo”. Decidió regresar a causa de la guerra, pero envió otros embajadores. La Palabra de Dios se había cumplido en su primera parte (más tarde moriría) tal como lo indico Jehová Dios por medio de su profeta Isaías su ciervo. El enemigo de nuestras almas siempre va a querer desanimarnos siempre porque es su estrategia preferida, es la misma estrategia que usó con Eva diciendo que Jehová Dios era un mentiroso, (Génesis 3:3y4)3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. 4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis”. El mensaje del mensajero Rabsaces, fue igual de blasfemo (2 Reyes 19:10) “Así diréis a Ezequías rey de Judá: No te engañe tu Dios en quien tú confías, para decir: Jerusalén no será entregada en mano del rey de Asiria”. Usó el mismo argumento para asustar (2 Reyes 19:11) “He aquí tú has oído lo que han hecho los reyes de Asiria a todas las tierras, destruyéndolas; ¿Y escaparás tú?”. Pero ahora Ezequías, ya no tenían este temor ya que habían visto como Jehová Dios se había llevado a los primeros comandantes en jefes, con un rumor. En medio de tus tribulaciones pon mucha atención en estos pequeños rayos de luz que te dicen que Jehová Dios está en control.

El mensajero Rabsaces, representante del rey Senaquerib, le dió el mensaje por carta a Ezequías (2 Reyes 19:14) “Y tomó Ezequías las cartas de mano de los embajadores; y después que las hubo leído, subió a la casa de Jehová, y las extendió Ezequías delante de Jehová”. Y nuevamente Ezequías en tiempo de crisis va al templo a buscar a Jehová Dios. Y oró Ezequías delante de Jehová… Ahora en lugar de pedirle a Isaías que ore, el presenta su carga ante Dios (2 Reyes 19:15) “Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo TÚ eres Dios de todos los reinos de la tierra; TÚ hiciste el cielo y la tierra”. Ezequías indica que los otros dioses de las naciones nada son. También, indica que Jehová Dios es más Poderoso que cualquiera, no como lo indican los asirios. Es de mucha importancia que te quede muy claro que cómo siervo de Dios te puedo apoyar en oración, pero ustedes también pueden orar (Santiago 5:16) “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho”. La petición de Ezequías NO es que escuche su oración, sino las palabras de Rabsaces (2 Reyes 19:16) “Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira; y oye las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente”. Ezequías sabía que la blasfemia se castigaría con la vida del rey Senaquerib. Ezequías reconoce ante Dios que el rey Senaquerib, de Asiria era una nación poderosa (2 Reyes 19:17) “Es verdad, oh Jehová, que los reyes de Asiria han destruido las naciones y sus tierras”. Senaquerib, rey de Asiria había vencido a esas naciones porque no estaban protegidas por Jehová Dios (2 Reyes 19:18) “y que echaron al fuego a sus dioses, por cuanto ellos no eran dioses, sino obra de manos de hombres, madera o piedra, y por eso los destruyeron”. Jehová Dios no solo lo era de Ezequías, sino de toda la gente de Judá (2 Reyes 19:19) “Ahora, pues, oh Jehová Dios nuestro, sálvanos, te ruego, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que sólo tú, Jehová, eres Dios”. Solo Jehová Dios podía ayudarles a salir adelante de este conflicto, porque Senaquerib, rey de Asiria ya los tenía en su mano, derrotados, solo alguien externo les podía ayudar. Cuando le pidas a Jehová Dios hazlo con un buen propósito, para que ÉL reciba toda la Honra y la Gloria (Santiago 4:3) “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”.

La respuesta NO vino directamente a Ezequías, sino por Isaías (2 Reyes 19:20) “Entonces Isaías hijo de Amoz envió a decir a Ezequías: Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Lo que me pediste acerca de Senaquerib rey de Asiria, he oído”. Jehová Dios le indica a Ezequías que ha oído la blasfemia hecha por Senaquerib. Esto no significa que hay cosas que Dios no puede oír, ya que es OMNISCIENTE y OMNIPRESENTE. Cuando dice Dios que oyó, se refiere a que hará algo al respecto, nunca pensemos ni un instante que puede haber algo que se le escapa a Dios, a ÉL nada se le escapa. El insulto del rey Senaquerib, era directamente contra Jehová Dios (2 Reyes 19:22) “¿A quién has vituperado y blasfemado? ¿Y contra quién has alzado la voz, y levantado en alto tus ojos? Contra el Santo de Israel”. El rey de Asiria era el responsable de las blasfemias (2 Reyes 19:23) “Por mano de tus mensajeros has vituperado a Jehová, y has dicho: Con la multitud de mis carros he subido a las alturas de los montes, a lo más inaccesible del Líbano; cortaré sus altos cedros, sus cipreses más escogidos; me alojaré en sus más remotos lugares, en el bosque de sus feraces campos”. Porque la confianza del rey de Asiria estaba en su ejército. Senaquerib, se jactaba de vivir a costas del trabajo de otros (2 Reyes 19:24) “Yo he cavado y bebido las aguas extrañas, he secado con las plantas de mis pies todos los ríos de Egipto”. Jehová Dios había estado detrás de Asiria en las victorias (2 Reyes 19:25) “¿Nunca has oído que desde tiempos antiguos YO lo hice, y que desde los días de la antigüedad lo tengo ideado? Y ahora lo he hecho venir, y tú serás para hacer desolaciones, para reducir las ciudades fortificadas a montones de escombros”. Jehová Dios había usado a Senaquerib, para castigar a las naciones rebeldes y paganas de su pueblo. Nunca te enaltezcas, siempre reconoce que tus triunfos son gracias a Dios quien te ama. Jehová Dios se mostraría dándoles una cosecha sin haberla sembrado (2 Reyes 19:29) “Y esto te daré por señal, oh Ezequías: Este año comeréis lo que nacerá de suyo, y el segundo año lo que nacerá de suyo; y el tercer año sembraréis, y segaréis, y plantaréis viñas, y comeréis el fruto de ellas”. El segundo año también saldrían frutos por si solos; Jehová Dios indica a Ezequías que vendrán tiempo de cosecha y paz, esto es mucha importancia para nosotros que, a pesar de los estragos que vivimos, así como el pueblo bajo el mandato del rey Ezequías, tú te recuperaras y saldrás adelanté. Cuando Jehová Dios te promete que ya no dejará que tu enemigo de tu alma NO llegará a poner un pie en tu tierra (2 Reyes 19:32) “Por tanto, así dice Jehová acerca del rey de Asiria: No entrará en esta ciudad, ni echará saeta en ella; ni vendrá delante de ella con escudo, ni levantará contra ella baluarte”. Ni siquiera llegara el tiempo que tú te defiendas porque Jehová Dios mismo será quien te brinde protección como lo hizo con Ezequías y su pueblo (2 Reyes 19:34) “Porque yo ampararé esta ciudad para salvarla, por amor a mí mismo, y por amor a David mi siervo”. Mira lo que Jehová Dios hace por ti y los tuyos Él envía un ángel muy especial para que personalmente a enfrente a tus enemigos (2 Reyes 19:35) “Y aconteció que aquella misma noche salió el ángel de Jehová, y mató en el campamento de los asirios a ciento ochenta y cinco mil; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos”. Solo la mano del Todo Poderoso podría haber hecho tan gran hazaña. El rey se fue derrotado moral y físicamente, ya que pensó tener la victoria segura (2 Reyes 19:36) “Entonces Senaquerib rey de Asiria se fue, y volvió a Nínive, donde se quedó”. Pongamos nuestra confianza en Jehová Dios cuando los momentos difíciles vengan y ÉL sabrá librarnos del mal. Senaquerib se sentía seguro y fuera de peligro, pensó que ya había escapado del juicio de Dios. (2 Reyes 19:37) “Y aconteció que mientras él adoraba en el templo de Nisroc su dios, Adramelec y Sarezer sus hijos lo hirieron a espada, y huyeron a tierra de Ararat. Y reinó en su lugar Esar-hadón su hijo”. Probablemente estaba de rodillas alzando sus manos debajo de la estatua del dios. Todos los seres humanos enfrentamos crisis. Lo grave del asunto es que nos enfocamos en la dimensión de la crisis y no en las causas. La vida del rey Ezequías tiene mucho que Enseñarnos respecto a cómo superar situaciones difíciles.

¿QUÉ HACES CON EL MENSAJE QUE EL ENEMIGO TE ENVÍA? Puede que en este momento hay personas que estén pasando por momentos tristes de enfermedad, de accidentes; De carencias; Muerte de un ser amado; Divorcio; etc., y puede que se digan a sí mismos, “todo esto es mucho para mí y ya no sé qué hacer”. Consejos nunca faltan, sugerencias tampoco, más todos nosotros podemos aprender de Ezequías y de cómo él afrontó su problema. Basado en estos dos capítulos de: (2 Reyes 18,19). Senaquerib mandaba un mensaje que aseguraba su victoria y pronosticaba la derrota de Ezequías, de la misma forma el diablo, va usar quizás a tu esposo, esposa, o alguien cerca de ti para intimidarte, y sus mensajes siempre te llevarán como objetivo el robarnos la PAZ, y la fe en nuestro Padre Celestial; La fe en la Sana Doctrina de Cristo, que es la Palabra Escrita de Dios. El diablo, no viene en persona, sino que usa otros medios: Ya sea personas, situaciones o circunstancias adversas. Si tenemos una enfermedad el diablo nos dice por medio de quien se deje usar: “te vas a morir y tus hijos quedarán huérfanos, desamparados”; Si tenemos problemas financieros nos gritan, “es mejor que dejes de existir, así tus problemas se acabaran”; Si hemos perdido nuestro trabajo nos susurran al oído, “ya no sirves para nada, no eres productivo. Tu familia por tu culpa va a pasar necesidades”. Si tenemos un ser amado dependiente de la droga u el alcohol pausadamente nos hablan, “ya no le pidas más a Dios para que este cambie. No ves que para este no hay esperanza alguna”. Si tenemos un hijo o hija en el pecado de la homosexualidad irónicamente nos hablan, “ya no le pidas más a Dios para que este cambie. No ves que para este tipo de personas el infierno es su destino”.

El diablo dice: No hay nada malo en mentir, es una mentira blanca y Dios entiende. ¿Quién dijo que es malo tener un cónyuge por lazo matrimonial y al mismo tiempo tener a alguien extra? Eres libre de hacer con tu cuerpo y con tu vida lo que quieras. Además, esto de adulterar nadie lo sabrá, si lo sabes hacer bien. Si quieres llegar a ser alguien, tienes que estar de acuerdo y practicar las costumbres de este mundo. Sino la gente te va a criticar o rechazar. Busca lo que mejor te convenga porque eres libre para hacer lo que se te venga en ganas. No pongas atención al consejo de tus padres, ellos ya pasaron de moda. Ya los del Reino del Sur sabían que Asiria había arrasado con el Reino del Norte (pueblo que, aunque conocían a Dios y Su Ley, no le obedecieron, ni le honraron). No solo Asiria había arrasado con los del Reino del Norte, sino que también con otros pueblos que tenían otros dioses que no era Jehová. Es por eso que en su mensaje Senaquerib apela a lo anterior diciéndoles: “NO habrá dios que te libre y mucho menos Jehová”.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).

Publicar un comentario