sábado, 3 de noviembre de 2018

FUIMOS LLAMADOS A SER PACIFICADORES

Predica; 04 de Noviembre de 2018
FUIMOS LLAMADOS A SER PACIFICADORES
El mundo necesita pacificadores, y al Pacificador más grande de todos los tiempos, es nuestro Señor Jesucristo. Pero como representantes de Jesucristo, todo creyente debemos de ser un PACIFICADOR, PRIMERAMENTE, entre Dios y los hombres, y SEGUNDO entre las personas que tienen conflictos. La mejor forma de ser un pacificador en ambos casos es hacer que la gente se convierta en siervos de Jesucristo, presentándolos al Salvador. El AMOR de nuestro Padre Celestial es extraordinario; Es sobrenatural. A medida que los creyentes manifiesten este amor extraordinario, los pecadores serán atraídos a Jesucristo. Si fallamos en demostrar el amor de Jesucristo al no permitir que el Espíritu manifieste su fruto en nosotros, seremos responsables de los que se pierden porque no pudieron ver a Jesucristo en nuestra vida. (Mateo 5:38 al 48) “38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. 39 Pero YO os digo: No resistáis al que es malo; Antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; 40 y al que QUIERA PONERTE A PLEITO y quitarte la túnica, déjale también la capa; 41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, vé con él dos. 42 Al que te pida, dale; Y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses. 43  Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. 44 Pero YO os digo: AMAD a vuestros ENEMIGOS, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y ORAD por los que os ultrajan y os persiguen; 45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los Cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. 46 Porque si amáis a los que os aman, ¿Qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? 47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿Q hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? 48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los Cielos es Perfecto”. Hace falta paz en este mundo. Todo el mundo habla de la paz pero parece que hay pocos que saben lo que se precisa para que haya más paz. Los que saben NO están dispuestos a hacer lo que tienen que hacer para promover la paz. Jehová Dios, nuestro Padre Celestial, también quiere que haya paz. Él promete una bendición para los pacificadores. (Mateo 5:9) “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”. La palabra “PAZ” en las Sagradas Escrituras, no significa sólo la ausencia de conflictos, sino el GOZO de todo bien. Serán llamados hijos de Dios porque Dios también hace paz. El hombre puede tener paz en su corazón por medio de salvación que Dios le ofrece. Los pacificadores deben ser los que tienen la paz de Dios en su corazón. Si no tienen esta paz interior es dudable que van a tener mucho éxito en hacer paz entre los hombres.

Por favor acompáñenme al Libro de: (Romanos 12:14 al 21) “14 Bendecid a los que os persiguen; Bendecid, y no maldigáis. 15 Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran. 16 Unánimes entre vosotros; No altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión. 17 No paguéis a nadie mal por mal; Procurad lo bueno delante de todos los hombres. 18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. 19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; Porque Escrito Está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. 20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; Si tuviere sed, dale de beber; Pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. 21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal”. El de ser PACIFICADOR depende de nuestra identidad y carácter, porque ésta es nuestra manera de ser. Cómo cristianos debemos procurar ser pacificadores en todas nuestras relaciones, como lo mencionamos arriba en, Mateo 5:9 Bienaventurados los pacificadores. Ver que podemos y debemos vivir como PACIFICADORES, y emplear principios de las Sagradas Escrituras para vernos como cristianos Verdaderos, en cada relación personal usando las Sagradas Escrituras.

Por naturaleza, algunos son contenciosos. (Santiago 3:14 y 15) “14 Pero si tenéis CELOS amargos y CONTENCIÓN en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la Verdad; 15 porque esta sabiduría NO es la que DESCIENDE de lo ALTO, sino terrenal, animal, diabólica”. Esta es una condición del corazón, que hace de la persona amargada y por lo tanto, también amarga a todos a su alrededor. A este tipo de personas les encanta meterse en controversias, por favor vallamos al Libro de: (1 Timoteo 6:3 al 5)3 Si alguno Enseña otra cosa, y NO se conforma a las Sanas Palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la Doctrina que es conforme a la Piedad, 4 está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, 5 disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la VERDAD, que toman la piedad como fuente de ganancia; Apártate de los tales”. Este tipo de CARÁCTER es clara identificación de la identidad del viejo hombre: (Gálatas 5:19 al 21)19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; Acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas NO heredarán el Reino de Dios”. Es necesario entender y comprender cada concepto de éste cochino CARÁCTER, para poder rechazarlo en nuestra vida. ¿Que debe de hacer un PACIFICADOR con gente murmuradora y contenciosa? La respuesta está en las Sagradas Escrituras, deben de aprender a hacer todo sin murmuraciones y contiendas: (Filipenses 2:14 al 17)14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual RESPLANDECÉIS como luminares en el mundo; 16 asidos de la Palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado. 17 Y aunque sea derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe, me gozo y regocijo con todos vosotros”. Cristianos que andan llorando diciendo, “No sé porque tengo que hacer esto”; Hombres y mujeres que andan murmurando del pastor y de todas las personas que tengan alguna clase de autoridad, este tipo de personas con su carácter de murmuración andan sembrando este tipo de pensamientos en mentes débiles que no conocen la Sana Doctrina de Cristo. Hombres y mujeres que son rencillosos que gruñen por cualquier cosa, no tienen paz porque su naturaleza es rencillosa, iracunda y contenciosa una persona así, será imposible ser un PACIFICADOR, para una persona que se siente confortable como es aunque sabe que lo que hace está mal: (Lucas 14:23y24)23 Dijo el Señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y FUÉRZALOS A ENTRAR, para que se llene mi casa. 24 Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará MI CENA”. Hermanos, para ustedes que han creído, tengo poco o nada que decirles este día; Voy directo a cumplir mi propósito: Busco a aquellos que no quieren venir, a los que están por los caminos y por los callejones. Y si Dios va conmigo, es mi deber cumplir ahora con esta orden: "Fuérzalos a entrar". Pero Primero debo encontrarlos. Después, me debo de poner a trabajar para forzarlos a entrar. Pero especialmente debo hablarles a quienes son pobres espiritualmente. Por ejemplo: Cómo puedes responder a la injusticia la respuesta está en Libro que leímos al principio de esta predicación, Mateo 5:38 al donde dice: “Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero YO os digo: No resistáis al que es malo…”. Cómo debe de actuar un Pacificador cuando alguien te insulta físicamente. En la ley que le dio Dios a Moisés dice en: (Éxodo 21:23 al 25)23 Mas si hubiere muerte, entonces pagarás vida por vida, 24 ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, 25 quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe”. En cada caso, el mandato se dio para servir como consejo a los magistrados y jueces. El propósito de la ley era asegurar que un juez no aplicara una pena desmesurada. A consecuencia de esto, muchos individuos aplicaban tal pena usando el mandato en ésta ley mosaica, para justificar sus acciones. La Enseñanza de Jesús tiene la intención de tratar con este abuso de la ley. Sin embargo, es evidente que al cristiano se le Enseña en este pasaje que se esfuerce en perdonar, y evite causar dolor. Los cristianos pueden protegerse del daño físico, pueden hasta proteger a sus familiares y defender a los demás, pero su meta primordial debe ser procurar la paz.
¿Que debe de hacer un PACIFICADOR con gente que te hace injusticias legales y sociales? Por favor acompáñenme al Libro de: (Mateo 5:40) “Y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa”. Parecería indicar que el cristiano está a la merced de cualquier persona que busca demandarlo. Si su adversario gana el caso, el cristiano está obligado a pagar más que sólo una multa. Pero Jesús nunca quiso que sus seguidores fueran víctimas. Jesucristo está buscando una actitud que promueva la paz. Jesucristo no está condenando el uso correcto de los tribunales sólo está condenando el espíritu de contienda y venganza. (1 Corintios 6:1 al 8) “1 ¿Osa alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, ir a juicio delante de los injustos, y no delante de los santos? 2 ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? 3 ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida? 4 Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿Ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia? 5 Para avergonzaros lo digo. ¿Pues qué, no hay entre vosotros sabio, ni aun uno, que pueda juzgar entre sus hermanos, 6 sino que el hermano con el hermano pleitea en juicio, y esto ante los incrédulos? 7 Así que, por cierto es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís más bien el ser defraudados? 8 Pero vosotros cometéis el agravio, y defraudáis, y esto a los hermanos”. Nuestro Padre Celestial por medio del apóstol Pablo advirtió a los creyentes contra llevar sus diferencias o demandas ante una corte secular. Por medio de Pablo nos está animando a nosotros cómo creyentes, a arreglar nuestras diferencias personales dentro de la iglesia. Sin embargo, (Romanos 13:1 al 5)1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; Porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. 3 Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 4 Porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; Porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. 5 Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia”.
Un significado no realista, demasiado literal, jamás podrá asignársele, a esta parte de la Escritura porque muchas personas nomas están esperando palabras como esta para hacer de ella y tomarla como si fuera un mazo para golpearnos con el y pretender abusar de nosotros los verdaderos cristianos: (Mateo 5:42) Al que te pida, DALE; y al que quiera tomar de TI PRESTADO, NO se lo REHÚSES”. Él mal entendimiento de las Sagradas Escrituras ponen en peligro de que todo cristiano viva empobrecido. Cualquier vago podría pedir del cristiano su sueldo de cada semana sin que éste se lo niegue. Las sagradas Escrituras, Enseñan que uno debe trabajar para suplir sus necesidades cotidianas. En (2 Tesalonicenses 3:10) “Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma”, Nuestro Padre Celestial por medio del apóstol Pablo se dirige a todo los creyentes y nos dice que si alguien no trabaja, tampoco coma. Al cristiano se le llama a hacer sacrificios para promover la paz. Las medidas extremas mencionadas en Mateo 5:38-42, sirven para apoyar esta Verdad. Se debe buscar la dirección de Dios en circunstancias individuales para saber cómo resolver el conflicto sin permitirle al mal la oportunidad de crecer. Para entender acerca del Amor por tus enemigos por favor vallamos al Libro de: (Mateo 5:43) “Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo”. Jesús resistió a los judíos por lo que ellos habían añadido erróneamente al mandato de Dios de amar al prójimo. Parece que el mandato de aborrecer a sus enemigos se añadió como el equivalente de amar al prójimo. Jehová Dios nunca tuvo la intención de promover el odio entre su pueblo. Ahora veamos lo que Jesús les dijo: (Mateo 5:44) “Pero YO os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen”, es contrario a esta enseñanza popular de los judíos. El amor que Jesucristo mandó tener es una demostración del perfecto amor que el Padre tiene por todos sus enemigos, por todos los pecadores. ¿Es posible amar a los que nos han sido contrarios? Todos sabemos por experiencia lo difícil que es amar a nuestros enemigos. Ni siquiera necesitamos una excusa para darnos motivo para odiar al que es contrario. Pero hay una manera más excelente de manejar nuestros sentimientos cuando se trata de nuestros enemigos. Hay que bendecirlos, hacerles bien y orar por ellos. Con la ayuda del Espíritu Santo que aviva el fruto del AMOR DIVINO en nuestra vida, podemos tratarlos de la manera que Jesucristo Enseñó. El llamado de los cristianos a vivir en paz no es para que sean pasivos. Ser obedientes a Dios frente a la opresión puede resultar en una victoria mayor que si atacamos por nuestra propia cuenta; es más, Dios puede usarnos en lo que decide hacer. Al confiar en Dios no tenemos que depender de nuestros propios esfuerzos o emociones. Promover la paz en medio de la adversidad, es uno de los principios más difíciles de dominar en nuestra vida cristiana. Hay muchos cristianos que tienen la opinión del mundo, es decir, que los derechos personales de uno deben protegerse a toda costa. Sin embargo, ceder los derechos personales cuando otros nos atacan puede ser precisamente lo que se necesita si en verdad este versículo va a producir una gran cosecha de almas para Cristo. Los cristianos que son egoístas nunca serán evangelistas efectivos. (Romanos 12:21) "No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal". ¿Cómo puede uno como cristiano hacer los sacrificios necesarios para ganar a los perdidos si su meta principal es defender sus derechos? ¿Cómo se podrá alcanzar a la gente que vive en las peores condiciones de nuestra sociedad si los creyentes rehúsan salir de sus hogares cómodos? Las instrucciones que Jesús dejó no son para que sus seguidores se queden sin hacer nada. Su llamado es a la acción, pero esa acción debe basarse en la dirección que Él da y no en una experiencia emocional.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Raúl Díaz Badillo. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 
Publicar un comentario