lunes, 8 de octubre de 2018

ESTE ES EL TIEMPO DE LA VERDAD SOBRE LAS MENTIRAS

Predica; 16 de Septiembre de 2018
ESTE ES EL TIEMPO DE LA VERDAD SOBRE LAS MENTIRAS
Hoy en esta mañana no quiero hablarles de cómo las personas viven en el mundo, sino cómo vivimos, nosotros que aunque, estamos en el mundo, NO somos participantes de las costumbres y sus muchas tradiciones, por obediencia a nuestro Padre Celestial. Pero muchas personas aunque ya se esfuerzan en estar en obediencia, todavía están viviendo mentiras en sus vidas, debido a que le han creado un ambiente bonito a satanás por sentirse cómodos en el mundo o en la vida de pecado que llevan. Las Sagradas Escrituras tienen la siguiente instrucción: (Efesios 4:25) “Por lo cual, DESECHANDO LA MENTIRA, hablad verdad cada uno con su prójimo; Porque somos miembros los unos de los otros”. Entonces podemos preguntarnos: ¿Qué es la Mentira? La respuesta es tan simple como entender que es la expresión y manifestación contraria a lo que se sabe, se cree y se piensa. Entonces si estamos viviendo una FALSA REALIDAD con una alegría fundamentada en el pecado, estamos agradando al diablo. En cambio, la VERDAD está fundamentada en Las Sagradas Escrituras que por medio de la Sana Doctrina de Cristo, Nuestro Padre Celestial nos da sus Enseñanzas, las cuales si no las seguimos estamos viviendo engañados, dijo Jesús: (Juan 14:6) “Jesús le dijo: YO SOY el CAMINO, y la VERDAD, y la VIDA; Nadie viene al Padre, sino por MÍ”. Si su vida NO está puesta en la VERDAD ABSOLUTA de las Sagradas Escrituras, entonces estarás creando un ambiente bonito y agradable para satanás, donde le harás sentir como en casa. El diablo es el maestro del engaño por excelencia, y Jesús lo describió con ciertos aspectos sobre el: (Juan 8:44)Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; Porque es mentiroso, y padre de mentira”. Si realmente quieres que el diablo se sienta en casa en Tu vida, entonces vivirás una mentira, amara la mentira, e incluso creerás las mentiras.

Aquí vemos dos clases de reinos; El reino de las mentiras y el Reino de la Verdad, dónde Jesús es el camino, porque por medio de ÉL llegamos al Padre, ÉL es la vida porque por medio de ÉL obtenemos la vida eterna y es la VERDAD porque es la VERDAD acerca de Dios sobre su VOLUNTAD. En un tiempo cuando Jesús se acercó al Padre, por medio de la oración le dijo: (Juan 17:17)Santifícalos en tu VERDAD; tu PALABRA es VERDAD”. Las Sagradas Escrituras, es la Palabra de Dios es la ÚNICA VERDAD para el ser humano, es la que te cambia por completo, la mente y el corazón una vez que dejas que ella more en tu ser. El Espíritu que es la Presencia de Jehová Mismo es quien confirma, si la VERDAD que es Jesucristo está o no en nosotros: (1Juan 5:6) “Este es Jesucristo, que vino mediante agua y sangre; No mediante agua solamente, sino mediante agua y sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio; Porque el Espíritu es la VERDAD”. Una vez que aceptas a Jesucristo como tu Señor y Salvador, el Espíritu de Jehová Dios entra a establecerse en tu ser y comienza a dar testimonio a tu espíritu que Dios y su Palabra son reales. Existen en muchos que nos llamamos cristianos seguidores de Jesucristo que todavía, hay “MENTIRITAS BLANCAS”, las cuales son derechos legales para que el diablo resida en ti, porque todavía hay algunas áreas de deshonestidad en tu vida. Si existen en tu corazón alguna área que no está basada en la VERDAD ABSOLUTA, tu le has creado una mansión al diablo. Sin embargo, como ya vimos, Él único que lo puede ayudar a derribar y a destruir esos “CONDOMINIOS SATÁNICOS” es nuestro gran Rey Jesucristo. Comienza, con NO estar, poniendo tantos peros para NO asistir a la Iglesia ni para servir; no se cierre al conocimiento de Dios y vera que poco a poco su vida ira cambiando de ser un engaño a ser una vida con propósitos y esperanzas reales. Si sientes que todavía Jesús no vive en ti, este es el momento para dejarlo entrar a vivir contigo. (Apocalipsis 3:20) “He aquí, YO estoy a la puerta y llamo; si alguno oye MI VOZ y abre la puerta, entraré a ÉL, y cenaré con él, y él CONMIGO”. De esto te estoy hablando, que con ésta Verdad, quitará toda mentira con el PODER de su Nombre, porque en el Nombre de Jesucristo hay PODER. ¡Ahora la Verdad habita en ti! Te ayudara a destruir toda mentira del Diablo y te liberara de sus cadenas del engaño y del pecado, pues la Palabra dice: (Juan 8:32) “y CONOCERÉIS LA VERDAD, y la verdad os hará libres”.

Para muchos, nuestro Señor Jesucristo, no fue más que un simple Maestro de moral, para otros es una persona sabía que decía verdades muy profundas o un gran profeta. Para nosotros los cristianos Jesús es el Dios encarnado. Debido a que Jesús se daba atribuciones DIVINAS en sus conversaciones y ENSEÑANZAS, judíos y personas de la época lo consideraban un enorme mentiroso y blasfemo. Hoy en día hay muchos que mantienen esta manera de pensar y lo rechazan no dándole el respeto debido a la Sana Doctrina de Cristo, dónde Jesús indiscutiblemente afirmo ser Dios. Su declaración debe ser cierta o falsa, pues no hay opción y todo mundo debe darle la misma consideración que Él pensaba cuando les preguntó a sus discípulos: (Mateo 16:15) “Él les dijo: Y vosotros, ¿Quién decís que SOY YO?”. Hoy esta pregunta es para ti, y quiero que al que está enfrente y atrás de ti le hagas esta pregunta: ¿Quién dices que es Jesucristo en tu vida?..... Entonces…; ¿Por qué, Jesucristo no se ve en tu vida? Siempre que se proclama a Jesucristo vemos vidas cambiadas para bien, naciones mejoradas, malas personas cambiadas totalmente y gente llena de odio a ser instrumentos de amor.

Hay muchos que no conocen las Sagradas Escrituras, ni les preocupa conocerlas, los que por Gracia lo hacen tienen mayor razón para estar agradecidos por el discernimiento para entenderlas. En todos los tiempos ha habido una obstinación, por parte de los ateos y escépticos que las Sagradas Escrituras, los culés se les mencionan como necios para anular, burlarse y mofarse de la autoridad de la Santa Palabra de Jehová Dios. ¿Qué es la Necedad? Un necio es alguien que es insensato, no tiene la sensatez de creer a Dios. Es una de las peores cosas en la vida de una persona y mucho más en un cristiano. La necedad es saber que algo es incorrecto y aun así hacerlo, y saber que algo es correcto y no hacerlo. Cuando uno de nosotros, es un tanto necio, hace que los problemas se incluyan a nuestras vidas y por ésta causa; Al ver nuestro diario vivir no quieren recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador porque simple y sencillamente les cuesta aceptar que Jehová Dios es real y necesitan pruebas para saber de su existencia, o no pueden creer que la Salvación es algo tan fácil de obtener con tan solo ejerciendo fe en el sacrificio de Cristo a través de la Gracia y piensan que necesitan hacer muchas cosas para ganarse las promesas desde el cielo. La necedad es tan perversa pues a causa de esta muchos están dirigiendo sus viadas al infierno. Esta también afecta al cristiano puesto que muchos, a pesar de que saben lo que es el Pecado y la DESOBEDIENCIA a Dios, siguen cometiendo estos actos sin pensar que a larga todo tiene consecuencia. Eh aquí donde muchas veces EMPIEZAN A SURGIR las Pruebas a causa de la Necedad.

Quiero que veamos por favor las Sagradas Escrituras sobre…: ¿Que dice Dios sobre la NECEDAD? Solo empecemos con las cosas que normalmente hacemos todos los días, acompáñenme al Libro de: (Santiago 4:17) “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado”. EL BIEN es todo aquello que nuestro Padre Celestial por medio de Jesucristo y el Espíritu Santo, nos ENSEÑA, pero que muchas veces desobedecemos. Juntamente con la Necedad va el Orgullo, pues no hay necios humildes. Muchas personas se pierden del Camino de Dios, y se jactan de seguir su propia opinión con respecto a las Sagradas Escrituras, y sobre las mismas Enseñanzas sin importarles muchas veces lo que realmente ENSEÑA la Palabra de Dios. Pero ahora se jactan en sus fanfarronerías: (Santiago 4:16) “Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala”. Entonces, ¿Desde cuándo empieza esta actitud? Comienza desde temprana edad: La necedad es parte del corazón juvenil, pero la vara de la disciplina la corrige. (Proverbios 22:15) “La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él”. La necedad inicia desde que estamos pequeños. ¿Cuántos hijos y jóvenes rebeldes, malcriados y muchas veces mal agradecidos hay en la actualidad? Esto muchas veces se debió a la falta de disciplina en sus vidas desde una temprana edad. La DISCIPLINA corrige a la necedad. Jehová Dios a sus hijos los disciplina para que sean mejores e intachables ante sus ojos: (Proverbios 3:11y12) “11 No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección; 12 Porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere”. Hijo mío, no desprecies la disciplina del Señor, ni te ofendas por sus reprensiones. Porque el Señor disciplina a los que ama, como corrige un padre a su hijo querido.

La verdad es que la necedad del ser humano es una perversión del corazón, por favor acompáñenme al Libro del: (Salmo 53:1) “Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, e hicieron abominable maldad; No hay quien haga bien”. Para nuestro Padre Celestial, NO EXISTEN LOS ATEOS, solo personas necias. No creen en Dios, no tratan de buscar de ÉL, ni mucho menos tratan de comprobar si existe realmente. Todo esto a causa de su necedad. Nada hay tan engañoso como el corazón. (Jeremías 17:9) “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?”. ¿Quién puede comprenderlo? Bueno, la respuesta, la tiene Jehová Dios quien hizo nuestro corazón, y nuestro Padre Celestial nos responde en su Palabra Escrita: (Jeremías 17:10) YO Jehová, que escudriño la mente, que PRUEBO el CORAZÓN, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras”. Tal vez usted a oído a personas que dicen: “Todavía no quiero recibir a Cristo porque no lo siento en el corazón” ó “Voy a hacer esto porque lo sentí en el corazón” o muchos que te dicen “Simplemente sigue a tu corazón”. Hermanos la Palabra dice que así como del corazón sale lo bueno, también puede salir lo malo y que por eso no puedes confiar en él. Mejor aférrate a Dios y a su Palabra, que siempre tienen la razón. Solo analicemos un poquito acerca de la conducta de nuestro corazón: (Marcos 7:21 al 23) “21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, 22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. 23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre”. ¿Cuantas veces por haberleHECHO CASO” a nuestro corazón nos han salido las cosas mal y no hemos actuado de una manera correcta? Lo que sale del corazón corrompe al hombre y lo lleva a hacer cosas incorrectas. Es tan evidente cuando hay necedad en el corazón, porque aun en el camino por el que va, el necio revela su falta de inteligencia y a todos va diciendo lo necio que es leamos por favor el Libro de: (Eclesiastés 10:3) “Y aun mientras va el necio por el camino, le falta cordura, y va diciendo a todos que es necio”. Alguien con un necio corazón, no se puede contener. ¿Cuantas veces hemos visto a personas que a causa de su necedad se han muerto, y están hundidas en algún vicio y que simplemente les va mal? Porque saben que es incorrecto lo que hacen y no paran de hacerlo. Está a la vista de todos.
Los que tienen el corazón necio se mofan del pecado, ven agradable lo malo que están haciendo; (Proverbios 14:9)Los necios se mofan del pecado; Mas entre los rectos hay buena voluntad”. Porque el ser humano es pecador por naturaleza, la diferencia entre un converso y un inconverso es que el primero tiene al Espíritu de Dios ENSEÑÁNDOLE lo correcto ante los ojos de Dios. Pero el necio que no ha aceptado a Jesús se deleita en el pecado, le gusta hacer lo malo sin importarle lo que piensa Dios. Pero Jehová Dios nos habla constante mente en las Sagradas Escrituras, por favor acompáñenme al Libro de: (Lucas 12:20y21) “20 Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; Y lo que has provisto, ¿de quién será? 21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios”. ¿Cuantas personas no planifican toda su vida sin importarles lo que quiera Dios para ellas? Vemos que muchos dicen: “Yo quiero estudiar en el extranjero y cuando me gradué quiero ser un profesional exitoso, quiero vivir en tal parte, quiero casarme a tal edad, formar varias empresas, tener tantos hijos... etc”. ¿Estarán estas personas pensando en Dios o en sí mismas? Nadie sabe el día y la hora en que moriremos solo nuestro Padre Celestial, por esto hay que estar listos y Jehová Dios nos manda primero a recibir a su Hijo como nuestro Señor y Salvador y luego trabajar en su obra, para así acumular riquezas en el cielo y así todo lo que deseemos vendrá por añadidura.

El rencoroso toma la iniciativa de NO Perdonar, además es resentido, vengativo, cruel, duro, violento, odioso, hostil, rencilloso, testarudo… pero que dice la Palabra de Dios: (Efesios 4:32) “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”. Uno de los mejores antídotos contra el rencor es saber perdonar y pedir perdón. Así como nuestro Señor Jesucristo, nos perdonó todo lo malo que hacíamos al derramar su sangre y morir en una cruz, nosotros también debemos de aprender a perdonar para poder agradar a nuestro Padre que está en los Cielos. La Palabra dice en: (1Juan 4:19y20) 19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. 20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?”. Una persona que perdona y no guarda rencor se muestra en: Bondad, afecto, simpatía, aprecio, amistad, estima, amabilidad y nobleza. No dejes que el rencor envenene tu corazón, el rencor causa divisiones y apaga el amor en notros, más el perdón une a las personas y le da la Gloria a Dios. Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia. (Colosenses 3:12y13) “12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”. Ésta es una muy importante PARTE de la Verdad que he venido a compartirles Dios les Bendiga siempre.


Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Raúl Díaz Badillo. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 
Publicar un comentario