sábado, 16 de junio de 2018

EL ÉNFASIS EN LAS EMOCIONES


17 de Junio de 2018
EL ÉNFASIS EN LAS EMOCIONES
Quiero empezar ésta predicación con tres Versículos en diferentes Libros, de las Sagradas Escrituras, para darle la HONRA y la GLORIA, a nuestro Padre Celestial, por darnos su Sabiduría y entendimiento de su Poderosa Palabra Escrita y me encanta de la forma que inicia éste hermoso Libro de: (Eclesiastés 3:14)He ENTENDIDO que todo lo que Dios hace será PERPETUO; Sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; Y lo hace Dios, para que delante de ÉL teman los hombres”. Ahora acompáñenme al segundo Libro (Deuteronomio 32:4) Él es la Roca, cuya Obra es Perfecta, porque todos sus Caminos son Rectitud; Dios de Verdad, y sin ninguna iniquidad en ÉL; Es Justo y Recto”. Y en tercer lugar la poderosa Palabra de nuestro Dios por medio del apóstol Pablo en el Libro de: (1 Timoteo 4:4) “Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias”. Debemos tener cuidado con no dejarnos llevar por nuestras emociones, porque si dejamos que ellas nos gobiernen, nos llevarán a tomar decisiones con consecuencias irreversibles en algunos casos de las que nos arrepentiremos toda la vida. Bien nos dice la Escritura que (Santiago 1:19y20) “19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; 20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios”. Vamos a ver cuáles son los cimientos donde, posteriormente, se fue construyendo todo el edificio doctrinal en tu vida. Vamos a ver si de verdad el cimiento es Jesucristo, la Roca inconmovible. Creo que muchas veces confundimos los “SENTIMIENTOS” con las “EMOCIONES y se usan indistintamente. Según el Diccionario de la RAE un SENTIMIENTO es el estado afectivo del ánimo producido por causas que lo impresionan vivamente”. Por su parte, una EMOCIÓN es la “alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta emoción, turbación, asombro, susto o trastorno corporal”. Los SENTIMIENTOS son más duraderos, y las EMOCIONES son alteraciones del ánimo que son pasajeras. Cuántas veces he oído a personas dar consejos, en la vida real, que dicen algo similar a: Escucha a tu corazón y déjate llevar por lo que te dicte”. Piensan que, porque una emoción sea fuerte, ya es verdadera y válida en sí misma, pero esto es un engaño. Las sagradas Escrituras, nos alertan en cuanto a esto: (Jeremías 16:12;17:9) “12 y vosotros habéis hecho peor que vuestros padres; Porque he aquí que vosotros camináis cada uno tras la imaginación de su malvado corazón, no oyéndome a MÍ. 9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿Quién lo conocerá?”.
Quiero decirte que las emociones NO son malas, porque son parte de nuestra naturaleza con la cual fuimos creados por Jehová Dios. Lo malo, en cualquier caso, está en el uso y abuso que se hacen de las emociones, y los extremos que se crean en torno a ellas. Tengamos presente que los sentimientos, o cualquier alteración de tipo emocional, no garantizan ni la conversión del pecador, ni tampoco la edificación del creyente; Y mucho menos es muestra de santidad o madurez cristiana. Por el contrario, las Sagradas Escrituras, nos Enseñan que nuestra relación con Jehová Dios no se rige por los sentimientos (algo dudoso e inestable), sino por la fe. Según manifiesta la Escritura, la fe, NO es un sentimiento: Es básicamente «CONVICCIÓN» y «CERTEZA», como cita (Hebreos 11:1) “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Y los que han recibido la FE SANTÍSIMA de Jesucristo el miércoles pasado, podrán comprobar que, desde ese día, la Gracia y la Paz, serán inconmovibles de acuerdo a la Escritura en: (Judas 1:20) “Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo”. Pues la Fe Santísima, es muy diferente a la fe natural con la que la mayoría vive su vida cristiana. (Hebreos 12:27 al 29)27 Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles. 28 Así que, recibiendo nosotros un Reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; 29 porque nuestro Dios es fuego consumidor”. Sobre algo muy importante, quiero que me pongas mucha atención y observemos que la, DOCTRINA ATRACTIVA y EXTREMA, se halla fundamentada en los SENTIMIENTOS, y en la seguridad de convertirlos en EMOCIONES, por medio de: La experiencia, por medio de los fenómenos de tipo asombroso, por medio de lo sensacional, por medio de lo impresionante, por medio de lo raro, por medio de lo insólito, por medio de lo inhabitual e inusual, por medio de lo extraño, por medio de lo singular, por medio de lo sobresaliente, y por medio de lo sorprendente; Pero muy poco de las Sagradas Escrituras. Además, cuando el EXTREMO de la DOCTRINA ATRACTIVA, utiliza algún texto de las Sagradas Escrituras, lo hacen casi siempre de una forma aislada; Aunque luego se intente hacer coincidir el texto -de manera forzadacon la doctrina o práctica de las diferentes inclinaciones e interpretaciones de las religiones, fuera de la Sana Doctrina de Cristo, que es la Verdad absoluta de las Sagradas Escrituras.

Entonces, ¿Cómo podemos tratar con nuestras emociones a la luz de la Palabra de Dios para NO equivocarnos? Aquí cinco consejos que nos pueden ayudar: PRIMERO: Nuestras emociones forman parte de un todo en nuestro ser junto con nuestros pensamientos, sentimientos etc. Por esta razón, nuestro padre Celestial, nos exhorta a guardar nuestro corazón (Proverbios 4:23) Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”. Guardar nuestro corazón no es esconderlo, sino llenarlo y protegerlo con la Palabra de Dios y nuestra obediencia a ella. SEGUNDO: Cuando un intérprete de la ley le preguntó a Jesús cuál era el gran mandamiento de la ley, Jesús le contestó: (Mateo 22:37)Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente”. Aquí vemos que cuando adoramos, alabamos y OBEDECEMOS a Jehová Dios, todo nuestro ser está envuelto, incluyendo nuestros sentimientos y emociones. Lo triste y peligroso es cuando nos dejamos llevar solamente por ellos, y dejamos a un lado nuestra mente y razón. Esto puede traernos consecuencias graves, e incluso muchos manipulan las emociones de las personas, distorsionando la Palabra de Dios para que hagan lo que su líder espiritual ordene. ¿Necesitamos las emociones? Por supuesto que sí, pero con raciocinio. Es decir, controlar el corazón con la razón de las Sagradas Escrituras para poder tener un buen equilibrio. TERCERO: Cuando nuestras emociones nos dicten algo abiertamente contrario a los mandatos de la Palabra de Dios, tenemos que obedecer lo que Dios nos dice sin dudar. Por sinceras y fuertes que sean nuestras emociones, seguirlas a expensas del mandato Divino es desobediencia abierta a lo que Jehová Dios ya nos ha dicho por medio de la Sana Doctrina de Cristo, (Prov. 28:26)El que confía en su propio corazón es necio; Mas el que camina en sabiduría será librado”. CUARTO: Si acaso, por medio de las emociones, no nos llevan a acercarnos más a Dios y hacer su Voluntad, esto claramente, vienen de la carne y no del Espíritu. Por lo tanto, no debemos vivir según la carne nos dicte, sino según el Espíritu de Dios, que mora en nosotros, (Romanos 8:9) “Mas vosotros NO vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de ÉL”. Debemos hacer morir con Su ayuda las manifestaciones, las emociones y obras de la carne, porque al contrario se debe de acercar con mucha convicción de querer agradar a nuestro Padre Celestial, (1 Tesalonicenses 4:1) “Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más”. Por ejemplo, la llamada Teología de la Prosperidad, que inunda de falsa esperanza el corazón del cándido asistente (además de quedarse con su dinero), es una evidencia palpable de esta propuesta cristiana. Y es cierto que la Teología de la Prosperidad funciona... sobre todo para los dirigentes, que llenan sus arcas hasta rebosar, aprovechándose del de la ignorancia de las Sagradas Escrituras, de algunos ingenuos; y lo que es aún más grave, también de su inestabilidad económica. QUINTO: El Espíritu mismo nos da el Poder para dominar y distinguir si nuestros sentimientos son de Dios y me ayudan a crecer en mi vida cristiana, o si son de la carne y las tengo que desechar las emociones. No está en mis fuerzas, sino en el Poder del Espíritu, como Pablo enseñó a Timoteo: “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio (de disciplina)”, (2 Timoteo 1:7) “Porque NO nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de Poder, de amor y de Dominio Propio”. Podemos concluir diciendo que, sí a los sentimientos, me ayudan a conocer y acercarme más a Dios, pero no dejarnos llevar por las emociones, ni tampoco que lleguen a dominar nuestra vida y decisiones. El cristiano solo debe dejarse dominar por la Palabra de Dios y nuestra obediencia a ella.

Es razonable pensar que, por tanto, muchos queden atrapados en una mentalidad fuertemente sectaria, y abiertos a toda clase de influencias doctrinales ajenas a la Palabra. En dirección contraria a estos hábitos, encontramos que el apóstol Pablo rechazó ciertos métodos meramente humanos; Aunque él supiera cómo llevarlos a cabo: (1 Cor. 2:4)Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría”. Visto desde una perspectiva humana, Pablo nunca intentó persuadir, convencer, conmover, cautivar, atraer o seducir, con sus formas de predicar: (Stg. 3:14y15) “14 Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; 15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica”. Como se distingue en las Sagradas Escrituras, el Espíritu Santo no edifica de manera alucinante a través de fórmulas de seducción, sino que utiliza principalmente la exposición de su Palabra Escrita, pues para esto ha sido inspirada por Dios. Y todos estos procedimientos son desechables (según las Sagradas Escrituras) para la edificación del Cuerpo de Cristo, cómo creyentes, y todavía con mayor razón si hablamos de la evangelización del incrédulo. Jehová Dios quiere que tengamos buen criterio, seamos razonables, que seamos equilibrados en toda nuestra manera de pensar; pero sobre todo quiere que tengamos su mente. Al aprender a dominar nuestros pensamientos, llevándolos cautivos a la obediencia a Cristo, (1 Corintios 10:3 al 6) “3 Pues, aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta”. Derribando los argumentos y las fortalezas que se forman en nuestras mentes; Jehová Dios nos renovará nuestra mente y pondrá su mente y pensamientos, en nuestra mente. Resumiendo lo dicho, podemos afirmar que estos episodios de la: DOCTRINA ATRACTIVA y EXTREMA, no los recoge las Sagradas Escrituras, por ninguna parte que los busquemos. Sólo hay que escudriñar las Escrituras de una manera, «TRANQUILA» principalmente, te recomiendo, analizar cómo predicó Jesús, los apóstoles, los primeros cristianos, y cuáles son los procedimientos reflejados en la Escritura. Y si tenemos que aprender de los métodos de evangelización, éstos son los que el gran Maestro Jesucristo nos enseñó, quien primeramente respetó a sus seguidores, y en ningún caso intentó dominar la voluntad ajena: (Lc. 9:23) “Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de MÍ, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame”. Jesucristo, predicó el Evangelio (en sus campañas y a modo individual) de forma serena, tranquila, pacífica y discreta. Y la gente se maravillaba, no por los espectáculos, sino por la propia predicación, que iba acompañada de su sabiduría, inteligencia, humildad, bondad, y sobre todo y lo más importante, del gran amor que mostraba por las almas. Igualmente, si investigamos el modelo de predicación apostólica, no veremos otra cosa que no sea una EXPOSICIÓN serena y razonable de las Escrituras; hecha con claridad, sencillez, respeto, tranquilidad, comprensión, y con lo más elemental: Un profundo amor hacia las personas; Y tenían como centro de su predicación a Jesucristo, no al Espíritu Santo. No se observan aquí los otros elementos aparentemente Evangelisticos. Y si las Sagradas Escrituras, no los enseña claramente, la verdad es que no tenemos más opción que descartarlos.

Ahora veamos por favor el consejo de nuestro Padre Celestial, porque Jehová Dios es nuestra mayor fortaleza. Es el fundamento para que alcancemos el éxito en las dos áreas de nuestras vidas, en lo natural o carnal y en lo espiritual. Permite por favor, que Dios tome control de tus SENTIMIENTOS y EMOCIONES, en cada una de nuestras vidas, por medio de la Sana Doctrina de Cristo, y lo vamos a ir desglosando poco a poco para poder sacarle provecho, acompáñenme por favor al Libro de: (Proverbios 18:1-24). Cuando nuestros sentimientos, son movidos, a emociones descontroladas nos acarrean enormes problemas. Porque, las reacciones van a causar daño a los demás. Porque, nuestras reacciones, de las cuales después nos arrepentimos, porque comprendemos que hemos cometido errores. Además, nuestras reacciones, hacen que se levanten un muro y afectan nuestras relaciones interpersonales. La persona que no tiene a Jesucristo en su corazón es una persona malvada, y es por naturaleza es egoísta (Proverbios 18:1) “Su deseo busca el que se desvía, y se entremete en todo negocio”. Como ser humano, con un corazón malvado no acepta la corrección (Proverbios 18:2) “No toma placer el necio en la inteligencia, sino en que su corazón se descubra”. Por ésta razón; El orgullo del malvado le conducirá al fracaso.
Observemos con mucho detenimiento a las personas, cómo hablan, porque por las palabras revelan su sabiduría o su necedad. Primeramente; Con las palabras sabias de parte de nuestro Padre Celestial, infundimos ánimo (Proverbios 18:14) “El ánimo del hombre soportará su enfermedad; Mas ¿Quién soportará al ánimo angustiado?”. Porque;
El sabio habla sabiduría (Proverbios 18:4) “Aguas profundas son las palabras de la boca del hombre; Y arroyo que rebosa, la fuente de la sabiduría”. Y lo contrario del ser humano sabio está el necio, que no oye, antes de responder (Proverbios 18:13,17)13 Al que responde palabra antes de oír, le es FATUIDAD (Presunción, engreimiento o soberbia) y OPROBIO (que produce deshonra o vergüenza públicas). 17 Justo parece el primero que aboga por su causa; Pero viene su adversario, y le descubre”. El sabio piensa antes de responder (Proverbios 18:15) “El corazón del entendido adquiere sabiduría; Y el oído de los sabios busca la ciencia”. Con las palabras edificamos o destruimos (Proverbios 18:21)La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos”. Hablar mucho revela necedad; Por esta razón en, Proverbios 18:21, dice que: “La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos”. Recibimos las consecuencias de lo que decimos (Proverbios 18:20) “Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios”. El necio no mide las consecuencias de lo que dice: Habla necedades y se gana problemas (Proverbios 18:6)Los labios del necio traen contienda; Y su boca los azotes llama”. Las personas necias hablan necedades y se ponen en peligro (Proverbios 18:7)La boca del necio es quebrantamiento para sí, y sus labios son lazos para su alma”. La persona necia le gusta hablar chismes y causa mucho daño (Proverbios 18:8) “Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas”. En toda la expresión de la maldad, siempre, traerá ruina y derrota (Proverbios 18:3,5,9,19)3 Cuando viene el impío, viene también el menosprecio, y con el deshonrador la afrenta. 5 Tener respeto a la persona del impío, para pervertir el derecho del justo, no es bueno. 9 También el que es negligente en su trabajo es hermano del hombre disipador. 19 El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de ALCÁZAR (Castillo fortificado situado en un lugar estratégico)”.
Quiero hacer énfasis, en que, solamente en Jehová Dios seremos fuertes y vencedores, por medio de Jesucristo. Porque; Nuestro Padre Celestial y Dios es quien nos fortalece: (Proverbios 18:10) “Torre fuerte es el nombre de Jehová; A ÉL correrá el justo, y será levantado”. Entonces; Nuestra forma de pensar afectará siempre nuestras emociones: Porque, si pensamos, que la riqueza y el poder nos hacen fuertes, es un pensamiento engañoso: (Proverbios 18:11)Las riquezas del rico son su ciudad fortificada, y como un muro alto en su imaginación”. Pensar que el poder económico o de influencias, nos abren puertas duraderas, es otro grave error (Proverbios 18:16) “La dádiva del hombre le ensancha el camino y le lleva delante de los grandes”. No debemos de sentirnos tan bajos, al grado de que no valoremos todo lo que somos y podemos llegar a ser (Proverbios 18:23)El pobre habla con ruegos, más el rico responde durezas”. Los problemas difíciles no los resolvemos en nuestras fuerzas sino con ayuda de Dios (Proverbios 18:18) “La suerte pone fin a los pleitos, y decide entre los poderosos”. Jehová Dios nos lleva a valorar: Nuestro hogar y el cónyuge que Él nos ha dado (Proverbios 18:22) “El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia de Jehová”. También, a ser amigos auténticos y sinceros (Proverbios 18:24)El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano”.

CONCLUSIÓN: Jehová Dios es quien nos hace fuertes. Nos ayuda a superar dificultades, Nos lleva a ser vencedores (Proverbios 18:10) “Torre fuerte es el nombre de Jehová; A ÉL correrá el justo, y será levantado”. No somos fuertes por la riqueza y el poder, sino por la estrecha dependencia de nuestro amado Padre Celestial (Proverbios 18:11,23,16)11 Las riquezas del rico son su ciudad fortificada, y como un muro alto en su imaginación. 23 El pobre habla con ruegos, más el rico responde durezas. 16 La dádiva del hombre le ensancha el camino y le lleva delante de los grandes”. Ahora, ¿PROBLEMAS? Sin duda todos tenemos problemas y dificultades; Sin embargo, para salir airosos, por encima de todas las circunstancias, debemos depender de nuestro amado Señor Jesucristo, quien nos ayuda a encontrar la salida del laberinto (Proverbios 18:18) “La suerte pone fin a los pleitos, y decide entre los poderosos”. Dos recomendaciones finales se orientan a que seamos verdaderos amigos, brindando una amistad sincera; Y la segunda, valorar a tu cónyuge. Ser una buena esposa, y Ser un buen esposo, dice nuestro Padre Celestial, Bendito y Bueno, que es una demostración del amor de Dios (Proverbios 18:22,24)22 El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia de Jehová. 24 El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano”.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).

Publicar un comentario