martes, 10 de octubre de 2017

MUJER SABIA Y VIRTUOSA

MUJER SABIA Y VIRTUOSA
Para mi amada Esposa “LALY”, quiero expresarte la profunda gratitud que siento para con Jehová Dios, nuestro Padre Celestial que en su Perfecta Voluntad te trajo a mi vida; Una vida que al principio no tenía figura ni forma. Con mucho pasado, pero sin futuro. Tu mi amor, soñadora y yo sin sueños. Tú mi amor, con esperanzas e ilusiones y yo muerto en mis delitos y pecados. Tú mi amor con una fe inquebrantable y yo con una fe muerta. Tu mi amor, con mucho amor y muy detallista y yo un patán desconsiderado. Tú mi amor una doncella, y yo lleno de lascivia. Tu mi amor una mujer de oración, y yo sin conocer a Dios. Tu mi amor, tan comprensiva y yo con mi cochino carácter. Tú mi amor una mujer tan hermosa y bella y yo tan feo en todos los sentidos. Tú mi amor con un corazón transformado por Jesucristo y yo con un corazón de piedra. Pero un día tuve un encuentro personal con Jesucristo y de la noche a la mañana transformó mi vida, y ahí estabas tú el amor de toda mi vida, conmigo a mi lado, una verdadera mujer, instrumento en las Preciosas y Poderosas Manos de Jehová Dios, que por medio de Jesucristo se manifestaron a través de tu vida, para mi vida, mi amor y por esta razón hoy renuevo mi voto de matrimonio con un gran gozo en mi corazón, de verte y decirte que te amo Laly, que eres la mujer sabia y virtuosa que Dios me dio para cuidarte, protegerte y proveerte, para que a la vez tu tengas ahora un hombre conforme al corazón de Jesucristo, para que te apoyes en tus debilidades, un hombre que te oiga con mucha atención, un hombre que ore por ti, que esté en las buenas y en las malas. Somos de Empalme Sonora, conocida como “LA CIUDAD JARDIN” Dónde mi Padre Celestial cortó la flor más hermosa para que estuviera a mi lado siempre para que me disfrutara de tu deliciosa aroma y belleza, dándole a mi hogar belleza sin igual.
Oración: Padre, hoy ter alabo por la ora que estás haciendo en mí, Gracias por la ayuda Idónea que me has dado, te prometo que la he de cuidar, amar y proteger mientras tenga vida, Gracias Señor Jesucristo por trabajar tanto en mi corazón y en mi alma porque hasta aquí tu reinas en mi vida, Gracias al Espíritu Santo que me ha revelado y me sigue revelando la Palabra de Dios Escrita, Gracias Laly, mi amor eres tú, te agradezco y te doy gracias por enseñarme a amar a Dios, Gracias por ser mi esposa, tu mi amor, eres mi esposa sabia y virtuosa. “Mujer virtuosa ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas” (Proverbios 31:10).
Publicar un comentario