lunes, 24 de abril de 2017

EL AMOR ES EVIDENTE, CUANDO TENEMOS A JESUCRISTO

23 de Abríl de 2017
EL AMOR ES EVIDENTE, CUANDO TENEMOS A JESUCRISTO
Cuando tenemos a Jesucristo el amor es evidente. ¡No podemos ser cristianos verdaderos sin amar! Ya que el día el juicio se nos juzgara por cuanto amamos. Amar no es una sugerencia es un mandamiento (Mateo 22:36-40) “36 Maestro, ¿Cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas”. El atributo más grande de un hijo de Jehová Dios, nuestro Padre Celestial, es el amor, lo importante no son los dones, porque todos pueden tener dones, pero lo más importante es el fruto del Espíritu y la característica más importante es el amor, las demás características del fruto provienen de este. Por ejemplo, de cada fruto lo importante de cada uno de ellos es que es lo que lo distingue de uno al otro; la naranja y sus características; la sandía y sus características, etc. etc.; Así el fruto del Espíritu lo distinguimos por el AMOR.

Todas las Sagradas Escrituras se regula por el Amor, si no tenemos el amor que Jehová Dios, entonces nos impide ser discípulos de Jesucristo, pero tenemos que entender y saber que es imposible que lleguemos a esta excelencia de amor por nosotros mismos por esta razón; (Gálatas 1:4) “El cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la Voluntad de nuestro Dios y Padre”. (Efesios 5:2) “Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante”. (Tito 2:14) “Quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras”. Jesús nos amó tanto que se entregó así mismo para ser muerto por nuestros pecados y de esta manera nos guio al Padre el cual nos enseña amar porque Él es AMOR.

En la Iglesia de los Corintios Tenían Todos los dones del Espíritu como muchas iglesias hoy en día, pero no tienen el fruto del Espíritu; se peleaban como niños, peleando por quien tiene mejor don, y hasta se creen muy superiores porque se dicen hablar lenguas angelicales, y se creen los ungidísimos, pero no tienen amor; otros dicen tener don de sanidad y otros de milagros, sin tomar en cuenta esta Palabra de las Sagradas Escrituras: (Mateo 7:21-23) “21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no PROFETIZAMOS en tu Nombre, y en tu Nombre ECHAMOS fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos MILAGROS? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”. Por esto pablo les dice tengo que hablarles como niños (1 Corintios 3:1) “De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo”. Y luego les dice cuando yo era niño jugaba como niño, (1 Corintios 13:11-13) “11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; más cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. 12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. 13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el AMOR”. Jehová Dios a través del apóstol Pablo les estaba diciendo si no tenemos amor todos los dones son como juguetes. Y por esto por medio de Pablo les escribe unas de las descripciones más excelentes de las Sagradas Escrituras acerca del AMOR.
El Camino más excelente es el AMOR. En el capítulo anterior Jehová Dios nos explica por medio del apóstol Pablo que la iglesia es el Cuerpo de Cristo y dice que cada miembro del cuerpo es importante. La función de cada miembro es necesaria. En (1 Cor. 12:7-10) “7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8 Porque a éste es dada por el Espíritu Palabra de sabiduría; a otro, Palabra de ciencia según el mismo Espíritu; 9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. 10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas”. En esta parte se mencionan nueve dones del Espíritu, pero luego en el Capítulo 14 dice, que el don de lenguas sobresalía en la estima de algunos miembros. (1 Corintios 14:4,14,15) “4 El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia. 14 Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto. 15 ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento”. Por medio del apóstol Pablo nos explica que como había apóstoles y profetas y maestros, también había una variedad de dones y funciones en la iglesia.

Todo miembro era importante. No debe haber desavenencia en la iglesia, sino que todo miembro debe preocuparse por los demás miembros (1 Corintios 14:26-28) “26 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación. 27 Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. 28 Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios”. No les convenía menospreciar a ningún miembro.

Y respecto a los profetas que ahora hasta hay escuela para formar profetas (falsos) Toda función es importante. (1 Corintios 14:3,29-33) “3 Pero el que profetiza habla a los hombres para EDIFICACIÓN, EXHORTACIÓN Y CONSOLACIÓN. 29 Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. 30 Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero. 31 Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. 32 Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; 33 pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz”. Concluye diciendo (1Corintios 12:31) “Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aún más excelente”. Éste camino es el AMOR.

La necesidad de un pueblo de Dios que anda buscando la VERDAD, está en la Sana Enseñanza. Cómo en la iglesia de Corinto necesitaba urgentemente la enseñanza de Jehová Dios; Que por medio del apóstol Pablo habla sobre el AMOR. El primeros tres capítulos describe la división que existió. A ellos les llama "carnales" y dice que había entre ellos "celos, contiendas, y disensiones" (1Corintios 3:1-3) “1 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, 3 porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?”. En el cap. 6 describe otros problemas que había entre ellos, (1Corintios 6:7) “Así que, por cierto es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís más bien el ser defraudados?”. Y también en el cap. 11 describe una conducta nada hermanable con respecto a su abuso de la cena del Señor (1Corintios 11:21) “Porque al comer, cada uno se adelanta a tomar su propia cena; y uno tiene hambre, y otro se embriaga”. Pero igualmente esta enseñanza se necesita en la iglesia de hoy. Por todas partes se oyen de problemas, disgustos, escándalos y divisiones.
Pacemos a escudriñar versículo a versículo de esta parte de la Escritura que nos habla Jehová Dios acerca del AMOR (1Corintios 13:1-8) El amor es mayor que cualquier don, sin el amor los dones son añadiduras, La falta de amor arruina a la persona que usa los dones y venimos a ser tan secos como la fe sin obras. “1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe”.

El amor es más grande y valioso que la profecía y el conocimiento, de nada nos sirve conocer toda la Palabra de Dios si no conocemos el amor no lo conocemos a Él, tenemos que tener cuidado cuando hablemos y prediquemos, estamos solo descargando información o el amor de Jesucristo está impulsando nuestros corazones. “2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. El amor es mayor que la ciencia y la Fe sin la cual es imposible agradar a Dios, de nada nos sirve creer por una sanidad, creer por un milagro, creerle a Dios, pero si no amamos nada somos.

¡¡El amor es más valioso que la caridad y generosidad, un cristiano puede dar sin amar, pero no puede amar sin dar!! Al joven rico le falto dar todo a los pobres, pero inevitablemente también le faltaba amor ya que no reconocía al hijo de Dios como Dios sino como maestro. “3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve”. El Amor es más grande que ser un mártir, hay personas que no aman ni la vida por lo cual no les cuesta entregarla por una religión o una meta, pero muy pocos la entregan por amor, de nada nos serviría dar la vida por Jesús si no le amamos.

El amor no envidia, el amor no teme perder nada, el amor no tiene celo por lo que alguien más tenga. La envidia es carcoma de los huesos., la envidia y el amor no pueden morar en el mismo corazón ya que esto sería doble ánimo. El verdadero amor sufre y es paciente, mediante al sufrimiento nos capacitamos para ser pacientes; pacientes con las personas y no con las circunstancias, el amor sufre sin resentimiento, por amor llenamos nuestra almohada con lágrimas orando por alguien más que no sea nosotros mismos, la vida del cristiano está llena de mucho sufrimiento porque es una de las cualidades más grandes del amor. “4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece”. El amor es misericordioso es bondadoso. Cuando los fariseos iban a apedrear a la prostituta Jesús se les acerco y les dijo el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, Jesús pudiendo aplicar la ley judía por la cual debería ser muerta, aplico la benignidad la cual literalmente es: el poder que tiene un juez para aplicar todo el peso de la ley, pero pudiendo aplicarla toda escoge no aplicarla por amor. Jesús le dijo ni yo te condeno, vete y no peques más. El amor nos capacita para ser humildes, no se jacta, no alardea, no se infla, no se ensoberbece, el orgullo y el amor se oponen el uno del otro. El amor no se atribuye nada, sino que le da toda la gloria a Dios, (Romanos 12:3) “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno”.
El amor es cortes, no hace nada indebido, dice "por favor", "gracias", el amor es educado. El amor no busca lo suyo, no es egoísta, siempre busca el bien del otro siempre busca dar sin esperar recibir, es capaz de entregarse a sí mismo por otros. “5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor”. El amor no se irrita, tenemos que aprender a ahogar los insultos y malos tratos en un rio de amor, el amor no se enoja de manera desmedida, no se enfurece. El Amor no guarda rencor, no guarda resentimientos, perdona, no guarda un registro de daños, ni heridas, ni insultos.

El amor No se Goza en la injusticia, el chisme es el regocijo de los impíos y como iglesia hemos caído en esa trampa del enemigo somos el ministerio de reconciliación y de amor, tenemos que levantar al caído y no patearlo cuando este en el suelo. “6 no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad”. Antes de repetir algo de alguien piensen en esto: 1.- ¿Es verdad? 2.- ¿Es algo bueno? 3.- ¿Es necesario que lo repita?

El amor Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo soporta, el amor no se da por vencido, siempre está esperando, siempre tiene fe, aguanta todo y con todo, nada lo mueve, siempre está allí a pesar de… hoy en día podemos ver una gran ausencia de esto nadie quiere aguantar nada, parecemos cristianos de mermelada o mantequilla, cualquier cosa nos desarma cualquier cosa nos desmotiva, y toso esto es porque no hemos crecido en el amor.  “7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”.

El amor nunca dejara de ser, todos los dones acabaran, la ciencia y el conocimiento también pero el amor es eterno y jamás cesara y no habrá nada que nos pueda separar del amor de Dios, ni ángeles ni principados ni ninguna cosa creada. “8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará”. El amor permanecerá siempre y es el mayor de todos los dones.

CONCLUSIONES: El Pecado más Grande es no Amar; Los dones no son los más importantes si no los frutos; El amor es el don más importante; La marca genuina de un cristiano es el auténtico amor por Jesús y por el prójimo; Aparte del amor todos los dones son añadiduras; Jehová Dios es AMOR, si no amamos no lo conocemos a EL; El amor es acción, practiquémoslo; Jesús vino al mundo por el amor del Padre; Pidámosle a nuestro Señor Jesucristo que nos enseñe a amar.

¡¡¡Hermanos, amémonos los unos a los otros sin palabras fingidas sino de corazón, el amor de Dios está en nosotros y nosotros podemos amar como Jesús nos amó y nos ama!!! Mediante la Gracia somos salvos. manifestemos la gratitud de la salvación en el AMOR.



Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 
Publicar un comentario