lunes, 23 de enero de 2017

EL ESPÍRITU SANTO HARÁ QUE JESUCRISTO SE FORME EN TI

22 de Enero de 2017
EL ESPÍRITU SANTO HARÁ QUE JESUCRISTO SE FORME EN TI
Que el Espíritu Santo está deteniendo la maldad, (2Tesalonicenses 2:7) “Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que ÉL a su vez sea quitado de en medio”. Muchos están rechazando la instrucción de la Sana Doctrina de Cristo: (Oseas 4:6) “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos”. Jehová Dios, cómo Padre Bueno, quiere que volvamos a Él, y que tengamos su Conocimiento de las Sagradas Escrituras, porque de esta forma el Espíritu Santo trabaja en cada uno de nosotros. (2 Cro.30:9,10) “9 Porque si os volviereis a Jehová, vuestros hermanos y vuestros hijos hallarán misericordia delante de los que los tienen cautivos, y volverán a esta tierra; porque Jehová vuestro Dios es clemente y misericordioso, y no apartará de vosotros su rostro, si vosotros os volviereis a ÉL. 10 Pasaron, pues, los correos de ciudad en ciudad por la tierra de Efraín y Manasés, hasta Zabulón; más se reían y burlaban de ellos”; (Prov. 1:5-7) “5 Oirá el sabio, y aumentará el saber, y el entendido adquirirá consejo, 6 Para entender proverbio y declaración, palabras de sabios, y sus dichos profundos. 7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza”. El Espíritu Santo en este tiempo, está dentro del cristiano bautizado, para guiarnos a Jesucristo que nos llevará al Padre.

RECIBIR LA INSTRUCCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO: Desde adentro de nosotros según lo dicen las Sagradas Escrituras: (1Cor 3:16,17) “16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es”. Y lo confirman en: (1Cor 6:19) “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”; (Efesios 1:13,14) “13 En ÉL también vosotros, habiendo oído la Palabra de Verdad, el Evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en ÉL, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria”; (Rom.8:11) “Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros”.

SABER COMO ACTIVAR AL ESPÍRITU SANTO. Y esto empieza desde que recibes y aceptas a Jesucristo y creces en EL por la fe, activas inmediatamente al Espíritu Santo por medio del don de la fe; ÉL Espíritu Santo comienza a trabajar en ti y comienza su obra de convencimiento al darte testimonio del Padre y del Hijo, constantemente estará activo en ti. Es tu maestro, por eso Jesús dijo (Juan 14:16) “16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de Verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros”.
COMO APRENDER A ESCUCHAR AL ESPÍRITU SANTO. Muchos tienen la creencia que es su conciencia quien les está hablando, pero es el Espíritu Santo: (Juan 14:26) “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi Nombre, ÉL os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho”. (Sal.145:3) “Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; Y su grandeza es inescrutable”. Orando pidiendo, rogando, suplicando y meditando en el Señor Jesucristo sin cesar (1 Tes. 5:16-19) “16 Estad siempre gozosos. 17 Orad sin cesar. 18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 19 No apaguéis al Espíritu”; (1 Tim 2:8) “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda”.
EL ESPÍRITU SANTO NOS ENSEÑARÁ CÓMO ENTRAR EN EL REPOSO, descansando, en paz con Jehová Dios, por medio de Jesucristo: (Hebreos 4:3-11) “3 Pero los que hemos creído entramos en el reposo, de la manera que dijo: Por tanto, juré en mi ira, no entrarán en mi reposo; aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundación del mundo. 4 Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día. 5 Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo. 6 Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en ÉL, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia, 7 otra vez determina un día: Hoy, diciendo después de tanto tiempo, por medio de David, como se dijo: Si oyereis hoy su Voz, no endurezcáis vuestros corazones. 8 Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día. 9 Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. 10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. 11 Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia”.

EL ESPÍRITU SANTO NOS ENSEÑARÁ CÓMO RECIBIR INSTRUCCIONES: (Is 42:18-20) “18 Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver. 19 ¿Quién es ciego, sino mi siervo? ¿Quién es sordo, como mi mensajero que envié? ¿Quién es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo de Jehová, 20 que ve muchas cosas y no advierte, que abre los oídos y no oye?...”; (Sal 38:13) Mas yo, como si fuera sordo, no oigo; Y soy como mudo que no abre la boca. Quitando la sordera espiritual y dejando trabajar al Espíritu Santo, porque Él nos guía a toda Verdad (Juan 16:13) “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, ÉL os guiará a toda la Verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir”. Siempre tenemos que seguir e imitar, y perseverar en el modelo de Jesucristo: (Heb:8:1) “Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos”; (1Ped.2:21) “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas”. Tenemos que aprender a sujetar, dominar, y someter nuestra carne (Gal.5:16) “Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne”.
El Espíritu Santo se encarga de procesar, ordenar y te da la información que tú necesitas. Igual pasa cuando tú oras, el Espíritu Santo ordena la oración para ser recibida por el Padre y nos responde. Nosotros, no sabemos pedir pero que el Espíritu Santo ordena y acomoda nuestras oraciones (Rom.8:26) “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”. Y nuestras peticiones, a fin de ser escuchadas por el Padre (1Juan 2:27) “Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio”. Del Espíritu Santo es nuestro guía en la oración. Ahora, vamos a reconocer y admitir que hace el Espíritu Santo, quien es el verdadero aplicador de las Sagradas Escrituras que es la Palabra de Jehová Dios Escrita. Esta es una verdad vital, central y básica para todo nuestro pensamiento. Es el Espíritu Santo quien toma la Palabra de Dios y la utiliza como la espada que penetra hasta partir el alma y el espíritu. Pero esto no nos excusa para no hacer el trabajo de preguntar: ¿Cómo debería yo aplicar estas verdades a mi propia vida y luego a la vida de esta gente?
CÓMO TRATAR EL ESPÍRITU SANTO CON EL DESALIENTO: Dice en este Salmo cómo debes de hablarle a tu alma, cuando uno de nosotros se encuentra desalentado: (Salmo 42:5) “¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío”. El desaliento destruye la esperanza, así que naturalmente el diablo trata de desalentarnos. Sin esperanza, nos rendimos, que es exactamente lo que el diablo quiere que hagamos. En las Sagradas Escrituras Jehová Dios nos dice repetidamente que no nos desalentemos ni desmayemos. Jehová Dios sabe que no podremos ser victoriosos si estamos desalentados, así que Él nos anima a iniciar un proyecto diciéndonos: (Nehemías 8:9,10) “9 Y Nehemías el gobernador, y el sacerdote Esdras, escriba, y los levitas que hacían entender al pueblo, dijeron a todo el pueblo: Día santo es a Jehová nuestro Dios; no os entristezcáis, ni lloréis; porque todo el pueblo lloraba oyendo las palabras de la ley. 10 Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza”. Jehová Dios quiere que estemos con aliento, no desalentados. Cuando el desaliento o la condenación tratan de abrumarlo, lo primero que debe hacer es examinar su modo de pensar. ¿Qué clase de pensamientos ha estado teniendo? ¿Acaso sonaban como éstos?: (No podré hacerlo, es demasiado difícil. Yo siempre fracaso; siempre pasa lo mismo. Nada cambia nunca. Estoy seguro de que otras personas no tienen tantos problemas para renovar sus mentes. Será mejor que me rinda. Estoy cansado de intentarlo. Oro, pero parece que Dios no me oye. Probablemente, Dios no responde mis oraciones, porque está decepcionado por la manera en que actúo).

Si estos ejemplos representan sus pensamientos, entonces no te asombres de estar desalentado o sentirse condenado. Recuerda, que tú eres exactamente lo que piensas. Si tiene pensamientos desalentadores, terminarás desalentado. Si tiene pensamientos condenatorios, vivirá bajo condenación. ¡¡¡Cambia tus pensamientos y libérate!!! En el Nombre de Jesucristo. (Salmo 51:10) “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. (Efe 4:22-24) 22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”.

En lugar de pensar negativamente, piense algo como esto: Bueno, las cosas van un poco lentas, pero, gracias a Dios, estoy haciendo algunos progresos. (Isa 40:30,31) 30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; 31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”. Debemos de glorificar a Dios por saber que estas en el camino que te conducirá a la libertad. Por ejemplo si te encuentras en una situación similar como esta: Ayer, tuve un día agitado. Elegí pensamientos erróneos a lo largo de todo el día. Tu reacción debe de ser esta: Padre, Jehová Dios, perdóname y ayúdame a seguir adelante. Cometí un error, pero al menos es un error que no tendré que cometer otra vez. Éste es un nuevo día. Tú me amas, Cómo mi Padre que eres. Tu misericordia es nueva cada mañana. Rehúso estar desalentado. Rehúso ser condenado. Padre, las Sagradas Escrituras dicen que tú no me condenas. Tú enviaste a Jesús a morir por mí. Entonces voy a estar bien: hoy va a ser un gran día. Te pido que hoy me ayudes a elegir pensamientos correctos, y te lo pido en el Nombre Poderoso de Jesucristo. Amén.
Estoy seguro de que en este mismo momento te estás sintiendo en victoria con este tipo de pensamientos positivos, alentadores, que agradan a Dios nuestro Padre Celestial. Porque a Él le agrada que confiemos en Él. ¡Practica hoy mismo este tipo de pensamientos!

CÓMO EL ESPÍRITU SANTO TE AYUDA A SUPERAR EL DESALIENTO: (Romanos 12:2) “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. Superar el desaliento es necesario, para mantener la paz en medio de las dificultades, porque el desaliento es literalmente aniquilante. Uno de los mejores ejemplos en las Sagradas Escrituras de cómo superar el desaliento fue el de David, quien aun teniendo una vida bastante tormentosa, pues gran parte de ella fue perseguido por Saúl para matarlo por celos, antes de ser rey, y el resto la pasó librando guerras con otras naciones, siempre supo cómo levantarse con coraje en sus momentos más difíciles, gracias a su amor y dedicación a Dios, y por si fuera poco Absalón lo traicionó y tuvo que huir al desierto porque lo quería matar.

Antes de continuar, quiero definir la palabra desaliento. Desaliento es un sentimiento de desesperanza, un decaimiento del ánimo o desfallecimiento en las fuerzas. Este sentimiento puede ser muy poderoso y aniquilante, si no actuamos con determinación para evitarlo. Pero el desaliento puede ser el producto de un desamor, abandono, engaño o de un gran temor no vencido o superado con anterioridad. El desaliento puede inclusive llevarnos a un estado de ansiedad severa, del cual difícilmente podremos salir si no lo cortamos a tiempo y lamentablemente, en la actualidad mucha gente vive en desaliento, dada la difícil situación económica y social que afecta al mundo entero. Vamos a ver el ejemplo de Jonás (Jon 4:6-10)6 Y preparó Jehová Dios una calabacera, la cual creció sobre Jonás para que hiciese sombra sobre su cabeza, y le librase de su malestar; y Jonás se alegró grandemente por la calabacera. 7 Pero al venir el alba del día siguiente, Dios preparó un gusano, el cual hirió la calabacera, y se secó. 8 Y aconteció que, al salir el sol, preparó Dios un recio viento solano, y el sol hirió a Jonás en la cabeza, y se desmayaba, y deseaba la muerte, diciendo: Mejor sería para mí la muerte que la vida. Entonces dijo Dios a Jonás: ¿Tanto te enojas por la calabacera? Y él respondió: Mucho me enojo, hasta la muerte. 10 Y dijo Jehová: Tuviste tú lástima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció”.
Sin embargo y aunque el mundo esté en caos, no debemos permitir que el desaliento se apodere de nosotros y a continuación hablaremos de cómo superar el desaliento. Estos son algunos consejos prácticos y efectivos para superar el desaliento: Creer que Jehová Dios está en control: Sabemos porque lo dicen las Sagradas Escrituras que Dios está en control de nuestras circunstancias, sin embargo, son precisamente las malas circunstancias las que nos hacen dudar de esta verdad. Es por esta razón que debemos siempre declarar su Palabra en la que nos promete estar siempre con nosotros, como en (Isaías 41:10) “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”, solo por mencionar uno de los tantos versículos que están en las Sagradas Escrituras: “porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré”. Fortalecerse en el Poder de Jehová Dios: El poder de Jehová Dios es inmenso y está ahí para fortalecernos, pero debemos buscarlo y clamar a Él por su ayuda. Recordar las veces en que Dios nos ha sacado de situaciones difíciles, declarando con firmeza y creyendo que, si antes lo hizo, ahora lo hará también. Ésta es uno de las promesas preferidas de mi esposa Laly y la mía: (2 Cor. 4:16)16 Por tanto, no desmayamos; antes, aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas”. Refugiarnos en la Palabra de Dios: En vez de recurrir a otros medios, refugiarnos en la Palabra de Dios, por medio de estudiar con mucha atención la Sana Doctrina de Cristo, que es la que nos garantiza, que con Dios siempre hay victoria. Es ahí cuando debemos leer más las Sagradas Escrituras y enfocarnos en aquellos versículos que nos traen confianza para creer que Dios actuará a favor nuestro. Es la mejor forma de encontrar la paz en medio del caos. Superar el desaliento puede que no sea fácil, pero si recurrimos a Dios, siempre habremos de lograrlo, porque Jehová Dios es el único que puede sacarnos de las peores situaciones de la vida, por medio de Jesucristo y del Espíritu Santo; solo si ponemos nuestra confianza en Él. Jesucristo dijo: (Juan 16:30-33)30 Ahora entendemos que sabes todas las cosas, y no necesitas que nadie te pregunte; por esto creemos que has salido de Dios. 31 Jesús les respondió: ¿Ahora creéis? 32 He aquí la hora viene, y ha venido ya, en que seréis esparcidos cada uno por su lado, y me dejaréis solo; mas no estoy solo, porque el Padre está conmigo. 33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”. Es esta la forma en que podemos llevar la Palabra de Dios a todo rincón de nuestras desesperaciones.

Entonces el Espíritu Santo quiere que seamos completos en Jesucristo. Sabemos que todos nosotros formamos el Cuerpo de Jesucristo que es la Cabeza. En el antiguo pacto el pueblo de Israel tenía líderes que eran profetas puestos por Jehová Dios. Hoy en día el diablo viene a trastornar las mentes para hacerles ver que tienen un siervo, que en realidad no les ha dado Dios. La Iglesia no la componen organismos naturales, sino que es, cien por ciento espiritual, personas que han aceptado a Jesucristo como su Señor y Salvador y que ahora Él es su administrador en sus vidas. Jehová Dios no puede vivir donde no se le ha preparado lugar para su reposo. (Colosenses 2:8-10) “8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. 9 Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, 10 y vosotros estáis completos en ÉL, que es la cabeza de todo principado y potestad”. Esta es una de las congregaciones dónde El Alfarero viene a moldear nuestra alma y así poder como cuerpo también permanecer en orden en la congregación. (Tito 3:3-7)3 Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros. 4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 7 para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna”.
PREDICADOR DE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama;
Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia. Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amo NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia. 52 (722) 506-3660
https://viclaly5757.blogspot.com    https://www.bible.com/es/bible/149/jhn.6.rvr1960
https://www.facebook.com/milibertadorviene       viclaly.57.57@gmail.com          viclaly_57_57@yahoo.com
Publicar un comentario