domingo, 20 de agosto de 2017

¿EN QUE ROCA ESTÁ CIMENTADA TU IGLESIA…? PEDRO O JESUCRISTO

20 de Agosto de 2017
¿EN QUE ROCA ESTÁ CIMENTADA TU IGLESIA…? PEDRO O JESUCRISTO
Resulta que, Jesús venia de la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. Jesús les dijo: Y Ustedes, ¿Quién dicen que soy Yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los Cielos. Y aquí empieza la mala interpretación, porque Jesús ahora está hablándole a Pedro diciéndole: (Mateo 16:18) “Y Yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”. Jesús le dice señalándose a Él mismo, ya que es la Roca escogida del Padre, para ser la Piedra del ángulo, dónde la Iglesia se cimienta en la Roca inconmovible. Jesús NO le dijo; (tu eres la roca donde edificaré mi iglesia). El nombre “Pedro” fue un apodo que Jesús le dio a Simón cuando se conocieron (Juan 1:42) “Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro)”. Pero es verdad también que existen muchas iglesias en error, porque creen que su iglesia está sobre la roca de alguien humano por esta razón existen muchas iglesias que su cimentación es un apóstol, profeta, maestro, evangelista o pastor, y no de la Roca que es Jesucristo.

Jehová Dios por medio del apóstol Pablo explica que Jesucristo es la piedra angular sobre la cual la iglesia está fundada sobre el fundamento que es Jesús, donde los apóstoles fueron edificados, con esta enseñanza, en la Sana Doctrina de Cristo. (Efe. 2:20-22) “20 Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21 en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”.

Incluso Jehová Dios por medio del apóstol Pedro, nos dice en: (1 Pedro 2:1-10) 4 Acercándoos a Él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, más para Dios escogida y preciosa, 5 vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. 6 Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, ESCOGIDA, PRECIOSA; Y el que creyere en Él, no será avergonzado. 7 Para vosotros, pues, los que creéis, Él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los edificadores desecharon, ha venido a ser la cabeza del ángulo; 8 Y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la Palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados”; Comparó a todos los creyentes a pequeñas piedras que forman parte de la estructura de la iglesia. Pedro, también les dijo lo mismo a los líderes religiosos judíos Hablando de Jesús, Pedro proclamó: (Hechos 4:11)Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo”. Y sobre toda razón está la decisión de nuestro Padre Celestial, quien decidió darle a Jesucristo ésta posición: (Isa.28:14-16)14 Por tanto, varones burladores que gobernáis a este pueblo que está en Jerusalén, oíd la palabra de Jehová. 15 Por cuanto habéis dicho: Pacto tenemos hecho con la muerte, e hicimos convenio con el Seol; cuando pase el turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos; 16 por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que Yo he puesto en Sion por fundamento una Piedra, Piedra Probada, Angular, Preciosa, de Cimiento Estable; el que creyere, no se apresure”. (Salmos 118:22) “La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo”. ¿Acaso no han tenido la experiencia de haber estado en una congregación dónde la máxima autoridad era un apóstol, evangelista, maestro, profeta o pastor? Jehová Dios por medio del apóstol Pablo escribió que: Nadie puede poner otro fundamento que no sea Jesucristo: (1 Cor. 3:11) “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo”. La gran diferencia en las iglesias cimentadas en Pedro, es que son doctrinas de hombres, o la que está cimentada en la Roca que es Jesucristo.

Todo empezó aquí cuando Moisés desobedeció la instrucción de Jehová Dios cuando le dijo…: (Números 20:8-12)8 Toma la vara, y reúne la congregación, tú y Aarón tu hermano, y HABLAD a la peña a vista de ellos; y ella dará su agua, y les sacarás aguas de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias. 9 Entonces Moisés tomó la vara de delante de Jehová, como él le mandó. 10 Y reunieron Moisés y Aarón a la congregación delante de la peña, y les dijo: ¡Oíd ahora, rebeldes! ¿Os hemos de hacer salir aguas de esta peña? 11 Entonces alzó Moisés su mano y golpeó la peña con su vara dos veces; y salieron muchas aguas, y bebió la congregación, y sus bestias. 12 Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel, por tanto, no meteréis esta congregación en la tierra que les he dado”. Cerca del Monte Sinaí, los Israelitas se había quejado de manera similar a Moisés por la falta de agua para ellos y su ganado.

En ese momento, Dios instruyó a Moisés que golpeara la roca y el agua brotó para remediar la situación (Éxodo 17:1-6) “1 Toda la congregación de los hijos de Israel partió del desierto de Sin por sus jornadas, conforme al mandamiento de Jehová, y acamparon en Refidim; y no había agua para que el pueblo bebiese. 2 Y altercó el pueblo con Moisés, y dijeron: Danos agua para que bebamos. Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová? 3 Así que el pueblo tuvo allí sed, y murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados? 4 Entonces clamó Moisés a Jehová, diciendo: ¿Qué haré con este pueblo? De aquí a un poco me apedrearán. 5 Y Jehová dijo a Moisés: Pasa delante del pueblo, y toma contigo de los ancianos de Israel; y toma también en tu mano tu vara con que golpeaste el río, y . 6 He aquí que Yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel”. Lo mismo es visto en éstos dos Libros: (Hechos 4:11) “Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo”. (1 Corintios 10:4) “y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo”. Creo que hasta aquí NO nos queda ninguna duda de que Pedro si es una piedra, como cada uno de nosotros que formamos la Iglesia Santa, y que todas estas piedras estamos cimentados sobre la Roca Inconmovible en Jesucristo, porque Jehová Dios vendrá con Poder a sacudir su Iglesia y lo movible se caerá: (Heb. 12:25-29)25 Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos. 26 La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo. 27 Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles. 28 Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; 29 porque nuestro Dios es fuego consumidor”. Esta palabra puede causar miedo de no ser por la promesa de que estamos recibiendo un reino inconmovible, que resistirá todas las sacudidas que vienen. Me recuerda la Palabra de Dios en: (Salmo 125:1-5) 1 Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se mueve, sino que permanece para siempre. 2 Como Jerusalén tiene montes alrededor de ella, así Jehová está alrededor de su pueblo desde ahora y para siempre. 3 Porque no reposará la vara de la impiedad sobre la heredad de los justos; No sea que extiendan los justos sus manos a la iniquidad. 4 Haz bien, oh Jehová, a los buenos, y a los que son rectos en su corazón. 5 Mas a los que se apartan tras sus perversidades, Jehová los llevará con los que hacen iniquidad; Paz sea sobre Israel”. Las sacudidas traen revelación, si nuestra visión está arraigada en la Sana Doctrina de Cristo, que es la Palabra de Dios Escrita y nuestros ojos fijos en Jesucristo. Entonces nuestro Padre Celestial, nos da poder en el Espíritu Santo para correr la carrera que está puesta delante de nosotros, sin importar los obstáculos o los problemas que están por delante. Como dijo Él, las tormentas vendrán, así que edifiquemos sobre la Roca de la Verdad y no sobre la arena movediza de modas pasajeras, clichés, opiniones populares, fantasías de la Nueva Era, o el humanismo secular. Ninguno de estos resistirá la sacudida que está por venir. ¡Pero la Palabra de nuestro Dios permanecerá para siempre!

¿Porque Jesucristo debe ser el cimiento de nuestras vidas y matrimonios? Por qué en El estamos seguro que no nos fallará, Jesucristo es inconmovible, es fuerte y estable por siempre, su cimiente puede ser golpeada y no sufrirá daño alguno, ya que Jesucristo mismo es la roca eterna, si tu matrimonio esta edificado sobre esta Roca no será quebrantado y desplomado por más que rujan los vientos de los problemas, pues Jesucristo es obedecido aun por la misma naturaleza, es el que le da nuevas esperanzas a los matrimonios, nuevas fuerzas para continuar, la fe para confiar en que todo saldrá bien y el amor necesario para soportar cualquier situación que se presente. ¡¡Te invito a que dejen ya de luchar con sus propias fuerzas, porque seguirán dando vueltas en el mismo circulo como lo han hecho hasta ahora, sin los resultados que desearían para sus hogares, descansen en Jesucristo y El hará que lo que parecía imposible para ustedes y ahora sea posible!! (Romanos 8:28-32) “28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que Él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. 31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?”.

Para entender, ésta promesa del versículo 28 es para los hijos de Dios. Y corresponde a todo lo que hemos venido analizando: Dios todo lo que hace en nuestras vidas, lo hace para bien. Pero esto no es para todos. Es decir, Dios no actúa para bien en la vida de todas las personas. Y, ¿cómo sabemos si esa promesa es para nosotros? Primero, que amemos a Dios y segundo, que debemos ser llamados de acuerdo a su Voluntad. Si alguien no ama a Dios, esta promesa no es válida en su vida. Si alguien no es llamado por Dios, entonces no tiene derecho a esa promesa. ¿Cuál es la promesa para aquellos que NO aman a Dios y NO son llamados de acuerdo a Su Voluntad? Veamos, (Romanos 2:5)Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios”. Todas las cosas que estas personas, que no aman a Dios, experimentan que les va mal diariamente, y por las cuales no agradece a Dios, y no le da la gloria a Dios como debe de ser, nada serán para su bien, sino que lo condenarán algún día. Podrá ser pobre o millonario, pero si no ama a Dios y no ha sido llamado, todas sus experiencias lo llevarán al infierno. Los que hemos sido llamados según la Voluntad de Jehová Dios, le amamos en las buenas y en las malas. ¿Por qué? Porque es el Poder de Dios el que nos trajo de la oscuridad a la luz, del poder del diablo al Poder Divino, de la rebelión contra Dios a amar a Dios. Todo por el Poder de su Gracia con la que fuimos llamados (Romanos 1:5) “y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su Nombre”. Por supuesto que durante nuestra vida vamos a tener flaquezas, pero la clave es el amor hacia Dios que está en nuestros corazones, que nos fue dado por el Espíritu Santo.

Amar a Dios es desearlo como el UNICO y más valioso tesoro en nuestra vida. Satisfacernos en Él. Amar a Dios es obedecer sus mandamientos. Y esa obediencia viene debido a que sabemos que sus ordenanzas son perfectas, justas y buenas para nosotros. Un ejemplo muy interesante lo vemos cuando Jesús le pregunta a Pedro: “me amas?” Y Pedro le responde: “Sí, Señor, tú sabes que te amo”. Esto lo hace Jesús en tres ocasiones. Cuando Pedro le responde que sí, Cristo no le dice: “Bueno eso quiere decir que estás cumpliendo mis mandamientos” No, por el contrario, Jesucristo le hace ver a Pedro, que, si le ama, DEBE cumplir sus mandatos. Y esto lo repite Jesucristo en (Juan 21:15-17)15 Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. 16 Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17 Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas”.

Aquí es donde caen muchas personas. Creen que deben amar a Dios por sus bendiciones. Es decir, aman a Dios cuando me trata bien. Su respuesta a Dios depende de los regalos que reciben. Algo que he aprendido de las Sagradas Escrituras, es que, debido a nuestra depravación, y debido a que hemos sido destituidos de la Gloria de Dios (Romanos 3:23) “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”, no merecemos ningún reglo de Dios. Todo lo que recibimos, mientras estamos en rebelión contra Dios, son MISERICORDIAS”. ¿Por qué? Porque el hecho de que, a cada segundo de nuestras vidas, estemos en rebelión contra Dios, no aceptando Su Poder y Deidad; no reconociendo que Él es el ser supremo del Universo; el Creador de todas las cosas; y aún así, Jehová Dios permita que nos levantemos cada mañana, tengamos un trabajo, tengamos alimento, etc. Todas esas cosas son misericordias de Dios. Lo que merecemos de Dios es que nos destruya con un chasquido de Sus dedos. (Romanos 9:22) “Y qué si queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción”.
Los que son llamados a amar a Dios, le aman cuando reciben sus bendiciones y cuando reciben sus sufrimientos, pues saben que todo viene para que la gloria de Jesucristo sea magnificada en nuestras vidas. Aquellos que piensan que la vida del cristiano es una vida de paz y serenidad, es porque no leen las Sagradas Escrituras. La vida del cristiano es una constante batalla. Estas personas son las que son engañadas con doctrinas de prosperidad económica y de salud. Si Jesucristo sufrió, debemos tener claro que nosotros vamos a sufrir igualmente. De seguro que no tanto como sufrió Cristo, pero va a ser un hecho. Y esto es algo que el diablo ha venido metiendo en le iglesia desde hace muchos años, para que los cristianos crean que están en tiempos de paz y descuiden sus almas.

El miércoles pasado Dios nos habló acerca de supuestos ministerios que muchos han adquirido en falsas doctrinas, veamos…: (2Tim. 3:12,13)12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; 13 más los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados”. ¿Quiénes son los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados? Estos supuestos hermanos nunca vienen de manera reconocible con un título en su frente anunciando quien es en realidad. Los falsos maestros son gente que inspira confianza, que aparentan piedad y que como han sido engañados, hasta llegan a creer ellos mismos todo lo que dicen.

Una diferencia muy grande entre el que está equivocado y el falso maestro, es que el primero ESTÁ SENCILLAMENTE ERRADO, pero tiene un corazón noble y está dispuesto para corregir su error y a ser enseñado en la verdad de la Palabra. En contraste, EL FALSO MAESTRO no admite corrección, siempre tiene la razón y no es sumiso a la Palabra de Dios. (Mateo 7:14-16) “14 Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. 15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?”. (Mt.7:21-23)21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no PROFETIZAMOS en tu nombre, y en tu nombre ECHAMOS FUERA DEMONIOS, y en tu nombre HICIMOS MUCHOS MILAGROS? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”. Estos son los falsos ministerios de los cuales tenemos que renunciar para poder ser edificados con la Sana Doctrina de Cristo. (1 Corintios 10:23) “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica”.

Los falsos maestros entran encubiertamente a la obra disfrazados como apóstoles de Cristo, de la misma manera que el mismo satanás, a quién ellos ministran, se viste como ángel de luz… (2 Corintios 11:13-15) “13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”. Estos son suciedades y manchas, los cuales, comiendo con vosotros, juntamente se recrean en sus errores.


Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 

jueves, 17 de agosto de 2017

“CARÁCTER DE LOS HOMBRES EN LOS POSTREROS DÍAS”


“CARÁCTER DE LOS HOMBRES EN LOS POSTREROS DÍAS”
        LECCIÓN DE JESUCRISTO # 14 (2TIMOTEO 3:7-17)
PROPOSITO DE ESTE TALLER: Es entender que Jehová Dios por medio de Jesucristo, tiene que ser amado por encima de todo, pero la mente carnal, llena de enemistad contra Él, prefiere cualquier cosa antes que a Él, especialmente al placer carnal. Una forma de piedad es muy diferente del poder; los cristianos deben alejarse de los que son hallados hipócritas. Tales personas se han encontrado dentro de la iglesia externa, en todo lugar y en todos los tiempos. Siempre ha habido hombres astutos que, con pretensiones y halagos, se infiltran en el favor y la confianza de los que son demasiado crédulos, ignorantes y fantasiosos. Todos debemos estar siempre aprendiendo a conocer al Señor Jesucristo, pero estos siguen cualquier noción nueva, pero nunca buscan la Verdad como es en Jesús. Como los magos egipcios, estos eran hombres de mentes corrompidas, prejuiciados contra la Verdad, y carecen de fe. Pero, aunque el espíritu de error pueda estar libre por un tiempo, satanás no puede engañar a las naciones e iglesias más allá de lo que Dios permite. Mientras mejor conozcamos la Sana Doctrina de Cristo, enseñada por los apóstoles, más íntimamente nos aferraremos a ella. Cuando conocemos sólo en parte las aflicciones de los creyentes, eso nos tienta a que declinemos la causa por la cual ellos sufren. Suele permitirse una forma de piedad, una profesión de fe cristiana, sin una vida santa, mientras la profesión sincera de la Verdad como es en Jesús y la atención resuelta a los deberes de la piedad, provocan la burla y la enemistad del mundo.
OBSERVACIÓN
7) ¿Qué les sucede a los que siempre están aprendiendo lo mismo y no avanzan ni crecen? R: nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.
8) ¿Cómo comparamos a los cristianos que no crecen, pero no dejan a otros avanzar? R: así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe.
9) ¿Por qué estas personas que siempre están en lo mismo y por qué no crecen? R: porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos.
10) ¿Qué es los que estamos haciendo y obedeciendo, la Sana Doctrina de Cristo? R: tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia.
11) ¿De cuántos padecimientos y persecuciones te ha librado Dios? R: de todas me ha librado el Señor.
12) ¿A quiénes nos llegarán estas cosas le les sucedieron a Jesucristo? R: todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución.
13) ¿Cómo dice la Escritura que les va a ir a los que no están en el camino correcto? R: mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.
14) ¿Cuál es la recomendación de la sana doctrina de cristo para nosotros? R: Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido.
15) ¿Qué hacen las Sagradas Escrituras en la vida de los seres humanos? R: te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.
16) ¿Qué son las Sagradas Escrituras? R: Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia.
17) ¿Cuál es el propósito de las Sagradas Escrituras? R: a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
INTERPRETACIÓN
5) ¿Qué significa los de apariencia de piedad? R: Son los que en un tiempo disfrutaron de la buena y Sana Palabra de Dios, pero se volvieron a su vida pasada, a estos se les llama apóstatas, APOSTATAR = Apartarse, desviarse o salirse de la verdadera fe, doctrina y camino. Es de mucha importancia saber identificar a los apóstatas ya que Dios nos dice que los evitemos, Características principales de un apostata: Los apostatas son hombres o mujeres conocedores de la verdad, pero que apostataron de ella. (Hechos 20:29,30) “29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos”. (Romanos 1:21–23)21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios, 23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles”. (2 Pedro 2:20–22)20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.
21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno”.  
7) ¿Qué quiere decir que siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad? R: Que, en todas las enseñanzas de la Sana Doctrina de Cristo, siempre se tienen muchos argumentos sin fundamento, falta humildad. (Hebreos 5:12-14) “12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”.
8) ¿Qué significa los hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe? R: Se aplica a la persona que es muy mala y perversa este réprobo sólo puede traerte problemas (Rom.1:28).
9) ¿Qué quiere decir porque su insensatez será manifiesta a todos? R: Necedad, falta de sentido, razón.
10) ¿Qué significa longanimidad? R: Grandeza y constancia de ánimo en la adversidad (2Cor. 6:4-10).
14) ¿Qué quiere decir persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste? R: Convencer o inducir con razones basadas en las Sagradas Escrituras a una persona para que crea y haga cambios.
16) ¿Qué significa redargüir? R: usar las Sagradas Escrituras para corregir algún acto.

APLICACIÓN
7) ¿Puedes identificar al cristiano que siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la Verdad? R: Esta indecisión entre los diferentes deseos, ocurre cuando, no teniendo nada sólido en ellos mismos, son arrojados en todas direcciones. "Aprenden", dice ellos, "como la gente que está bajo la influencia de la curiosidad, y con una mente inquieta, más en tal forma como para nunca llegar a ninguna certeza de la verdad". Es un estudio mal dirigido, y completamente ausente de conocimiento. Y, sin embargo, tales personas piensan de sí mismas que son prodigiosamente sabias; pero lo que saben es nada, en tanto que no se apeguen a la Verdad de la Sana Doctrina de Cristo, la cual es la base de todo conocimiento, de la Sabiduría de Jehovás Dios. NOTA: (Leer los versículos del 1-6)
8) ¿Qué es lo que te debe de quedar muy claro ahora que estás estudiando la Sana Doctrina de Cristo para no ser de los que resisten a la Verdad? (leer el Versículo) R: Tenemos que dejar a un lado todos los supuestos ministerios que nos enseñaron por medio de las religiones falsas en que estábamos antes (Mat. 7:21-23; 1Cor. 10:23).
9) De estos cristianos dice las Sagradas Escrituras que no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos ¿Cómo puedes tomar el camino correcto si te estás dando cuenta que tú eres este tipo de cristiano(a)? R: Renunciando a todo engaño de error (Hch 19:17-20; 8:9-11).
10) ¿Cómo puedes seguir La Sana Doctrina de Cristo con conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia? R: "DOCTRINA". Esto se refiere a la enseñanza teórica que sirve de base y fundamento a toda la obra que se realiza. "CONDUCTA". La armonía entre la enseñanza de la Sana Doctrina de Cristo y su conducta no dejaba dudas sobre su sinceridad. Y esto debe ser siempre así, porque cuando la teoría no es congruente con la práctica, esto confunde y hasta escandaliza a las personas. De hecho, es necesario enseñar con la palabra, pero también con la conducta. Como Pablo le diría a Tito (Tito 2:10) "Mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador". "PROPÓSITO". Se refiere a la meta que debemos de proponernos para nuestra vida, que no es otra cosa que la entrega de todo nuestro ser a la promoción del Evangelio. Para Pablo, el éxito personal, su propia promoción como apóstol, u otras cosas similares no figuraban entre sus intereses, ni siquiera parecía importarle demasiado su propia preservación personal. La única pasión en su vida era cumplir el propósito por el que había sido llamado por Jesucristo y glorificarle en todo (Hch 20:18-24). "FE". Podemos entenderlo como la fidelidad y lealtad con la que nos hemos dedicado a servir al Señor Jesucristo y a su pueblo, aunque también se puede referir a su confianza en Jehová Dios y en su Palabra como el Poder que le impulsaba en este servicio. "LONGANIMIDAD". Es el dominio propio al enfrentar provocaciones. Todos sabemos que el ministerio de predicar la Sana Doctrina de Cristo, no siempre es bien recibida, y que de hecho tenemos que tratar con duros oponentes tanto fuera como dentro de la iglesia. Timoteo como Pablo, habían tenido innumerables ocasiones de comprobar su paciencia y su espíritu inquebrantable en el trato con todos ellos. En aquello que Dios le mandaba, Pablo nunca se rendía, nunca se daba por vencido, siempre perseveraba hasta el fin sin importarle el costo. "AMOR". Es el amor divino nacido del Espíritu Santo y que se manifiesta en el trato con todos los hombres, a pesar de cuál sea su condición o actitud. "PACIENCIA". Mejor traducido como perseverancia. Trasmite la idea de ser constante y avanzar sin sucumbir bajo las pruebas y la presión. (1Tim. 4:6-8).
13) ¿Quiénes son los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados? R: EL FARSANTE (maestro, profeta, apóstol, ministro, etc.) nunca viene de manera reconocible con un título en su frente anunciando quien es en realidad. Los falsos maestros son gente que inspira confianza, que aparentan piedad y que como han sido engañados, hasta llegan a creer ellos mismos todo lo que dicen. Una diferencia muy grande entre el que está equivocado y el falso maestro, es que el primero está sencillamente errado, pero tiene un corazón noble y está dispuesto para corregir su error y a ser enseñado en la verdad de la Palabra. En contraste, el falso maestro no admite corrección, siempre tiene la razón y no es sumiso a la Palabra de Dios. (Mateo 7:14-16) “14 Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. 15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?”. Los falsos maestros entran encubiertamente a la obra disfrazados como apóstoles de Cristo, de la misma manera que el mismo satanás, a quién ellos ministran, se viste como ángel de luz… (2 Corintios 11:13-15) “13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”.

Estos son suciedades y manchas, los cuales, comiendo con vosotros, juntamente se recrean en sus errores, (2 Pedro 2:11-14) “11 mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante del Señor. 12 Pero éstos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición, 13 recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aún mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores. 14 Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición”. La falsa doctrina es un cáncer que va comiendo como la gangrena hasta que destruye la fe del que ha sido atacado.

Por esto es que es necesario reconocer quienes son estas personas, cuál es su falsa doctrina y exponerlos para que sean avergonzados y todos sepan la verdad. (2 Timoteo 2:17,18) “17Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, 18que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó y trastornan la fe de algunos”. Hoy estos falsos maestros se llaman asimismo evangélicos y hasta se mueven dentro de nosotros como bien lo dicen las Sagradas Escrituras. Estos son los más peligrosos porque están dentro.

Antes de continuar, es importante aclarar la diferencia entre una persona que está equivocada respecto a la interpretación de la Escritura y el falso maestro. Las Sagradas Escrituras forman un manual profundo que requiere mucho estudio para poder ser comprendido totalmente. A menudo usamos la frase "¡Nadie se las sabe todas!" respecto a las Sagradas Escrituras. Con esto quiero decir que es muy difícil que una persona posea todo el conocimiento acerca de todo lo que las Sagradas Escrituras enseñan.


Ciertamente hay personas que tienen un profundo conocimiento respecto a la Escritura y son grandes intérpretes y maestros de la Palabra, pero eso no significa que no puedan llegar a equivocarse en un punto u otro. Por ejemplo: (Hechos 18:24-28)24 Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. 25 Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. 26 Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.  27 Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído; 28 porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el Cristo”. Es necesario que escudriñemos la Escritura y estemos dispuestos a corregir nuestros errores pues muchos falsos maestros comenzaron con malas interpretaciones de las Sagradas Escrituras. 

sábado, 12 de agosto de 2017

¿TE GUSTARÍA OÍR LO QUE TÚ QUIERES OÍR O LO QUE DIOS QUIERE DECIRTE?

13 de Agosto de 2017
¿TE GUSTARÍA OÍR LO QUE TÚ QUIERES OÍR O LO QUE DIOS QUIERE DECIRTE?
Nos gusta mucho que nos hablen del amor de Dios hacia nosotros porque nos amamos demasiado a nosotros mismos. (Santiago 1:21-27)21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la Palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. 22 Pero sed hacedores de la Palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 23 Porque si alguno es oidor de la palabra, pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. 24 Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. 25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace. 26 Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana. 27 La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo”. Hay por lo menos cuatro cosas importantes en este pasaje. Y quiero que los veamos desde esta perspectiva: (1) Lo que debemos hacer, (2) Lo que debemos evitar (3) Cómo hacer lo que debemos hacer (4) La bendición de hacer nuestro deber.

1. LO QUE DEBEMOS HACER. Debemos ser hacedores de la palabra de Dios y no solo oidores de ella. V. 22 “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores”. He ahí nuestro deber, bien sencillo. Dios nos ha dado su palabra para instruirnos, en primer lugar, sobre qué debemos creer para ser salvos. Pero también nos ha dado su palabra para enseñarnos cómo vivir la vida cristiana luego de ser salvos. Jesús mismo lo enseñó una y otra vez no solo como la manera correcta de vivir la vida cristiana sino la marca que distingue a uno que le ama de veras o no meramente de palabra. (Mateo 7:21, 24) 21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca”. Tan fundamental es esto que Jesús nos dice que su familia se caracteriza por la obediencia a sus mandamientos. (Lucas 8:21) “El entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen”. Y Pablo hablándoles a los romanos les dice lo mismo en (Romanos 2:13) “porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados”.

2. LO QUE DEBEMOS EVITAR. Debemos evitar el engañarnos a nosotros mismos. V. 22 “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos”. ¿Qué quiere decir con engañarnos a nosotros mismos? La palabra engañarnos en el griego, significa: razonar falsamente o incorrectamente. ¿Qué quiere decir entonces nuestro Padre Celestial a través de Santiago? Que no estás pensando correctamente, te estás engañando a ti mismo si crees que agradas a Dios con ser un mero oidor de la Palabra y no un hacedor de la Palabra. Si haces esto: si eres un oidor meramente y no un hacedor de la Palabra: vives engañado. No has aprendido bien el cristianismo. Vives en ignorancia. Y lo triste no es esto solamente. Es que te haces daño a ti mismo. ¿De qué manera? Bueno si eres un mero oidor y nunca un hacedor de la Palabra demuestras que no eres cristiano. Demuestras que no amas a Jesucristo. Vives engañado si crees que eres cristiano. Mira las palabras de Jesús. (Juan 14:21)El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él”. (Juan 14:23) “Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi Palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él”. Y lo opuesto es cierto también. (Juan 14:24)El que no me ama, no guarda mis palabras; y la Palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió”. (1 Juan 2:4,5) “4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la Verdad no está en él; 5 pero el que guarda su Palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él”.

3. CÓMO LO DEBEMOS HACER. V. 25 “Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad”. Lo primero que debemos hacer es mirar atentamente a la perfecta ley. Es decir, debemos esforzarnos no meramente en leer las Sagradas Escrituras sino en mirar atentamente en ella. Hay que escudriñar la Palabra Escrita de Jehová Dios. Hay que sacar tiempo para poder entenderla. Hay que sacar tiempo para poder memorizarla. El llamado es a no ser lectores casuales de las Sagradas Escrituras sino a ser verdaderos conocedores de la Palabra de Dios. La palabra mirar atentamente significa: doblarse para mirar algo más de cerca. Entonces, acércate a mirar de cerca el significado de la Palabra Escrita de Jehová Dios. Para sacarle verdadero provecho usa de diccionarios, y no faltes los miércoles y viernes, a los estudios de las Sagradas Escrituras y verás si no aprendes con profundidad en la Palabra de Dios. En segundo lugar, no solo mires atentamente en la perfecta ley, la Palabra de Dios sino mira que ella es la ley de la libertad. Acércate a las Sagradas Escrituras no como una ley que viene a esclavizarte sino todo lo contrario. La ley de Dios produce libertad. Jesucristo nos hizo libre de la maldición de la ley cuando El mismo fue hecho maldición por nosotros. Nos libertó del poder condenador de la ley para que ahora seamos libre en Cristo bajo la guía y dirección de la ley. Por esta razón Dios nuestro Padre Celestial dice en este Salmo: (Salmo 119:97) “¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación”. En tercer lugar, persevera en ella. “mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra”. Es decir, no te canses en ser hacedor de la ley, persevera en ello. No desmayes en estudiar la palabra y en obedecerla. Sigue adelante. No te quites. Piensa que cada vez que así lo haces, perseverando en obedecer más feliz serás.

4. LA BENDICIÓN DE HACER NUESTRO DEBER. Nuestro Padre Celestial; Por medio de Santiago nos da una Bendición. Pero es una bendición que nos enseña un principio más acerca de la vida cristiana. Dice: V. 25 “éste será bienaventurado en lo que hace”. ¿Qué significa esta frase? Significa que obedecer a Jehová Dios trae en sí mismo su propia recompensa. Fíjate que dice que será bienaventurado en lo que hace, no dice: por lo que hace. En otras palabras, el creyente obedece a Jehová Dios no por la recompensa de hacer la Voluntad de Dios sino por el placer de hacerla Voluntad de Dios nuestro Padre Celestial. Obedecer a Dios trae por sí mismo su propia recompensa. Es como el esposo que le hace bien a su esposa no para ganar su favor sino por amor a ella. Servirle a ella es en sí mismo su propia recompensa. Es un placer y un gozo hacerlo así. De igual manera el creyente, obedecer a Dios es una recompensa en sí mismo. Trae placer y felicidad y bien para nuestra vida el ser hacedores de la Palabra de Dios. Jesús mismo dijo en (Lucas 11:28)Y Él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la Palabra de Dios, y la guardanAsí que tu felicidad en la vida depende de tu obediencia a la Palabra de Dios. ¿Quieres ser feliz? Se hacedor de la palabra y no tan solo oidor. ¿Quieres que te vaya bien la vida? Pon en práctica la Palabra de Dios. Pero hazlo no para ganar el cielo porque Jesucristo lo ganó por ti y para ti sino por el placer de servir a Dios. A nuestro Padre y Dios quien nos ha dado a Jesucristo como nuestro galardón y como la fuente de la vida eterna. Quiera Dios que seamos cada un día una iglesia celosa de buenas obras, negándonos a nosotros mismos para hacer la obra de Dios por el solo de hecho de que le amamos y deseamos serle agradables en todo.

Aunque el Evangelio es un mensaje para toda persona en todo el mundo, diferentes culturas reaccionan a diferentes aspectos del Evangelio de forma diferente. Si crees lo que te gusta del evangelio, pero rechazas lo que no te gusta de él, no crees en el Evangelio sino en ti. Creo que para nadie es un secreto que nuestra cultura mexicana es muy NARCISISTA (que quiere decir: Admiración excesiva que alguien siente por sí mismo), y EGOCÉNTRICA. Así que cuando predico “¡CRISTO TE AMA!” nos encanta gritar “AMÉN” hermano Víctor, “AMÉN” a esto. Lo que vamos a leer a continuación; Quiero que por favor NO sean NIÑOS espirituales y que en lugar de levantarte e irte aguantes el reto y que si tienes dudas házmelo saber, porque no soy el que lo dice sino El Padre a través de Jesús: (Lucas 12:49-53)49 Fuego vine a echar en la tierra; ¿Y qué quiero, si ya se ha encendido? 50 De un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo me angustio hasta que se cumpla! 51 ¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión. 52 Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres. 53 Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra”. Pero esta es la exigencia del Evangelio. Esta es la Voluntad del Padre sobre nosotros. Somos o no somos. Estamos casados o no estamos. Nada de andar jugando a aventuras sentimentales. Somos o no somos creyentes. Nada de creer cuando nos conviene y ser ateos cuando nos es más rentable. Somos o no somos sacerdotes. Nada de sacerdotes que no sienten vibrar su corazón por el Evangelio. Necesitamos de este fuego: Que queme los rastrojos de nuestras vidas. Que queme las cosas que estamos haciendo a medias de nuestras vidas. Que queme las tibiezas del ser o ser a medias.
NO IMPORTA: Si esto nos crea problemas con los demás. Si esto nos hace diferentes al resto. Si esto nos hace raros ante los demás. Si esto no es compartido con los demás. Ni siquiera si no lo comparten nuestros padres. Ni siquiera si nos crea problemas con nuestros hermanos. EL FUEGO TODO LO ARRASA. El fuego acaba con todo. El fuego del Evangelio tiene que arrasar todo lo que llevamos de viejo. El fuego del Evangelio tiene que arrasar todo lo que llevamos de miedo. El fuego del Evangelio tiene que arrasar todas nuestras cobardías. Necesitamos este fuego capaz de dar todo lo que tenemos. Necesitamos este fuego capaz de dar nuestra vida por Jesucristo. Este es el fuego que enciende nuestra decisión de buscar la santidad en el corazón.

Un Evangelio diluido y a medias es una abominación a Jehová Dios. Como ves, puedo predicarte, diciendo: (Jesucristo te ama y desea bendecirte. Jesucristo quiere que disfrutes tu vida. Jesucristo desea concederte milagro tras milagro).
Pero, esto es solo la mitad de la Verdad del Evangelio. El evangelio completo también incluye advertencias contra el engaño del pecado. Incluye arrepentimiento y tristeza según nuestro Padre y Dios, preparación para la persecución y un anhelo por la venida de Jesucristo. Las Sagradas Escrituras nos dicen en términos muy claros: (Hebreos 12:12-15)12 Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas;
13 y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. 14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. 15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que, brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados”. El Evangelio de Jesucristo siempre: Edifica, por medio de confrontar al hombre y luego le trae consuelo. Nunca se acomodará a los gustos del hombre pecador.
Sí, Jesús ministró milagros. Concedió pan y carne a las multitudes. Pero, el día vino, en el que ya no realizó ni predicó milagros. En lugar de ello, dijo a Sus discípulos: (Juan 6:53-58) 53 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. 54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. 55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. 56 El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y Yo en él. 57 Como me envió el Padre viviente, y Yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí. 58 Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente”. No soy profeta, pero el Espíritu Santo me ha dirigido para entregar algunos mensajes proféticos que muchos han considerado demasiado duros. Algunas personas y algunos de Ustedes me han llamado el predicador del juicio final. Admito que he predicado algunos mensajes que me han causado mucho dolor, y en mi casa el llorar en la presencia de mi Padre Celestial. Sin embargo, todo esto se debió a estos versículos: (Proverbios 17:15) “El que justifica al impío, y el que condena al justo, ambos son igualmente abominación a Jehová”. (Prov.24:23,24) “”. (Ezequiel 22:26-29)26 Sus sacerdotes violaron mi ley, y contaminaron mis santuarios; entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y limpio; y de mis días de reposo apartaron sus ojos, y Yo he sido profanado en medio de ellos. 27 Sus príncipes en medio de ella son como lobos que arrebatan presa, derramando sangre, para destruir las almas, para obtener ganancias injustas. 28 Y sus profetas recubrían con lodo suelto, profetizándoles vanidad y adivinándoles mentira, diciendo: Así ha dicho Jehová el Señor; y Jehová no había hablado. 29 El pueblo de la tierra usaba de opresión y cometía robo, al afligido y menesteroso hacía violencia, y al extranjero oprimía sin derecho”.
Dice la Santa Palabra de Dios en: (Gálatas 1:6–10) “6 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un Evangelio diferente. 7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el Evangelio de Cristo. 8 Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro Evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. 10 Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo”. Uno de los problemas que enfrentó la iglesia de los primeros años, fue la entrada de falsas doctrinas que querían desvirtuar el valor del Evangelio que los discípulos de Jesús estaban colocando como bases de la Sana Doctrina de Cristo. Tal fue el caso de los GNÓSTICOS (Según esta doctrina los iniciados no se salvan por la fe en el perdón gracias al sacrificio de Cristo, sino que se salvan mediante la gnosis, o conocimiento introspectivo de lo divino, que es un conocimiento superior a la fe. Ni la sola fe ni la muerte de Cristo bastan para salvarse. El ser humano es autónomo para salvarse a sí mismo), los DOCETISTAS (Herejía que niega la realidad carnal del cuerpo de Cristo. Sirve para designar el error de los que se niegan a admitir que Jesucristo ha sido hombre verdadero, con cuerpo de carne como el nuestro. Por consiguiente, sería pura ilusión o apariencia todo lo que el santo Evangelio cuenta y la Iglesia enseña sobre la concepción humana de Cristo, su nacimiento y su vida, sobre su pasión, muerte y resurrección), LOS ADOPCIONISTAS (En el pensamiento judío, el mesías es un ser humano elegido por Dios para llevar a cabo su obra espectacular: En este sentido, el mesías no es el Hijo de Dios tal como lo considera el cristianismo), LOS NICOLAÍTAS (doctrina que anuncia las especulaciones, creen en el liderazgo que designa a quienes establecen el domino y las jerarquías sobre la iglesia y se refiere a un grupo de personas que se consideran a sí mismas superiores a los creyentes comunes. Otros en cambio piensan que los nicolaítas se oponen a toda norma o autoridad), LOS JUDAIZANTES (Religión monoteísta que se basa en la Torá, que recogen el contenido de la revelación de Dios al pueblo de Israel; se caracteriza por respetar la voluntad de Dios para la humanidad, que se expresa en los mandamientos de la Ley dada a Moisés, y por esperar la venida de un Mesías, del que vendrá la salvación y el triunfo del pueblo judío) y MUCHÍSIMOS MÁS. Todos ellos, quieren desvirtuar la divinidad de Jesucristo, además de dañar el santo caminar de la iglesia según las enseñanzas de Jesús en la Sana Doctrina de Cristo. El problema está en que estos hombres viven o salen de la misma iglesia, de los mismos hombres y mujeres que una vez han confesado a Jesucristo como Señor y salvador y quienes en sus inicios, han creído en la verdadera fe y Doctrina de los Apóstoles.
Cuando la iglesia está unida y vive en amor, entonces el diablo trabaja en algunos corazones y empiezan con murmuraciones, de esta forma entra el mal por hombres y mujeres, llenos de codicia y ansias de poder hasta que la iglesia se debilita. Hoy vemos un panorama similar al que se fue implementando con el paso de los siglos: hombres y mujeres corruptos de espíritu que negocian con la fe de los incautos creyentes, que codician el poder y llenan sus bolsillos del dinero de los pobres fieles que esperan, a través de ellos, los favores de Dios. Como dice nuestro Padre Celestial por medio del Apóstol en el Libro de Judas: (Judas 1:4)Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo”, pero lo han hecho para buscar su provecho terrenal y de paso, destruir la iglesia de Señor Jesucristo.
Esta iglesia Santa no podrá ser destruida por ellos, porque Jesús mismo dijo que (Mateo 16:15-19)15 Él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy Yo? 16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y Yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos”, pero necesita que quienes estamos aquí y ahora trabajemos por la unidad de la fe, por la unidad del cuerpo de Cristo, por la unidad del amor, por la unidad de la Sana Doctrina de Cristo y por el establecimiento de una unidad con Dios, de tal manera que los corruptos tengan que salir de ésta iglesia y reciban la retribución que Dios tiene para nosotros.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 

BAUTISMO EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO

BAUTISMO EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO

 SANA DOCTRINA DE CRISTO 
“IGLESIA EN CRISTO JESÚS MI LIBERTADOR” 
MINISTERIO DE RECONCILIACIÓN


¿Es Importante el Bautismo en el Nombre de Jesucristo? Siempre nos hemos equivocado porque nuestro nombre siempre ha sido lo más importante, ahora tenemos la oportunidad de cambiar nuestra naturaleza poniendo el nombre de Jesucristo sobre nuestro nombre, para que el Espíritu Santo nos convenza.
El bautismo es no solamente importante, sino imprescindible para la salvación. Jesús así lo declaró en Marcos 16:16 "El que creyere Y fuere bautizado, será salvo. Mas el que no creyere será condenado". Esta sitúa al bautismo como uno de los puntos principales en el plan de salvación, no el único. Según (Marcos 1:9), Jesús fue desde Nazaret de Galilea hasta donde Juan estaba bautizando, para ser bautizado por éste. Este supone, considerando el punto más cercano a Jerusalén, (Mateo 16), desde el Jordán, un viaje alrededor de 116 km. Si Jesús lo consideró tan importante (aunque ÉL no lo necesitaba), ¿Cómo hemos de considerarlo nosotros, sabiendo que lo necesitamos? Al decir que el bautismo es imprescindible para la salvación, algunos nos acusan de decir que el agua salva; nunca hemos dicho tal cosa, lo que salva en el bautismo, no es el agua sino la obediencia a la Palabra de Dios.

Otros dicen que con creer es suficiente. Les pregunto: ¿Puede alguien decir que cree en Jesús, y no cumplir sus mandamientos? La respuesta es ¡NO! Creer, no es el sustituto del bautismo, sino el requisito indispensable para ser bautizado. El Maestro lo respalda con sus palabras en (Juan 14:15-23) "Si me amáis, guardad mis mandamientos".

Todos los casos en las Sagradas Escrituras, de personas que creyeron en Jesús después del día de Pentecostés, están seguidos de su bautismo, veámoslo:
JUDÍOS: Los 3,000 de Pentecostés: (Hechos 2:41) "Así, que los que recibieron su palabra fueron bautizados y se añadieron aquel día como 3,000 personas". Los 5,000 Varones. (Hechos 4:12) "Pero muchos de los que habían oído la palabra, creyeron; y el número de los varones era como cinco mil". (Hechos 4:4) "En ningún otro nombre hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos".

PRUEBA SUFICIENTE DE LA IMPORTANCIA DEL BAUTISMO:
GENTILES: Los Samaritanos: (Hechos 8:12) "Pero cuando creyeron... se bautizaban hombres y mujeres". Simón el mago: (Hechos 8:13) “También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito”. Pablo tras creer en Jesús: (Hechos 9:18) "Y levantándose, fue bautizado". Cornelio y su familia: (Hechos 10:48) Ellos recibieron el Espíritu Santo, e inmediatamente "mandó bautizarles en el Nombre del Señor Jesús...- Lidia de Tiatira: (Hechos 16:14,15) "El Señor abrió el corazón de ella, para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. Y cuando fue bautizada...". El carcelero de Filipos: (Hechos 16:31-33) "Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú y tu casa... y enseguida se bautizó él con todos los suyos...". Los Efesios: (Hechos 19:5) "Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús...". Crispo y los Corintios: (Hechos 18:8) "Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los Corintios, oyendo, creían y eran bautizados”.

EL BAUTISMO ES:
•      El medio del perdón para salvación, no te presentes ante Dios, sin llevarlo con su NOMBRE JEHOVA de JESUCRISTO Y DEL ESPIRITU SANTO. (Hechos 4:12) “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.
•      El vestido de Cristo (Gálatas 3:27) “Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos”, no te presentes ante Dios desnudo.
•      Uno de los primeros pasos de nuestra salvación, (Marcos 16:16) “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”, no tratemos de andar a saltos.

BAUTISMO EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS:
El bautismo en el nombre del Señor Jesús por inmersión, es algo que está plenamente apoyado por la Palabra de Dios como el único bautismo válido. La palabra "inmersión" viene del griego "baptizo", que quiere decir inmersión.
AGUA: (Hechos 10:47) "Pueda acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros”.
MUCHAS AGUAS: (Juan 3:23) "Juan bautizaba en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas".
EL AGUA: (Hechos 8:33) "Y descendieron ambos al agua, Felipe y el Eunuco, y te bautizó".
DEL AGUA- (Hechos 8:39) "Cuando subieron del agua; (Mateo 3:16) "Y Jesús después que fue bautizado, subió luego del agua...".
SEPULTADO EN AGUA. Romanos 6:4 "Porque somos sepultados con él en el bautismo". (Colosenses 2:12) El bautismo es en el nombre de Jesús, porque (Hechos 4:12) "no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos---.

JESUS LO ORDENO: (Mateo 28:19) "Bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo"; (Lucas 24:47) "Y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones". PEDRO LO OBEDECIO: (Hechos 2:38) "Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para el perdón de los pecados". FELIPE LO PREDICO: (Hechos 8:12) "Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres".

ACEPTADO EN SAMARIA: (Hechos 8:16) "Sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús”. PEDRO LO MANDO: (Hechos 10:48) "Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús”. LOS EFESIOS LO HICIERON: (Hechos 19:5) "Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús". (Lucas 24:45-47) “45 Entonces les abrió el entendimiento,  para que comprendiesen las Escrituras; 46 y les dijo: Así ESTÁ ESCRITO, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; 47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén”.
(Mat 28:19,20) “19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”. El Padre, se llama Jehová y el Nombre del Hijo es Jesucristo de Nazaret y Espíritu Santo.
El bautismo en el Nombre de Jehová, Jesucristo y Espíritu Santo NO debe ser administrado a niños; para ser bautizado se necesita creer y arrepentirse.
EL MODO DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS: SUMERGIR, ZAMBULLIR.
(Hechos 8:38-39) “38 Y mandó parar el carro; y descendieron AMBOS al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó. 39 Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino”. Entrar ambos, el que bautiza y el pecador arrepentido al agua, zambullir aquel a este y subir ambos del agua son pasos necesarios para efectuar un bautismo netamente bíblico.

(Juan 3:23) “Juan bautizaba también en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas; y venían, y eran bautizados”. “Muchas”, y no unas pocas gotas.
Por tal razón Jesús mismo fue bautizado en el río Jordán (Mateo 3:13-17) “13 Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. 14 Más Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? 15 Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó. 16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. 17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”.

(Romanos 6:4) “Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva”. Así que, el bautismo en las Sagradas Escrituras es una sepultura en agua. No así la aspersión, tradición sin respaldo de las Sagradas Escrituras. (Hechos 2:38) “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”.
Cristo fija el bautismo como condición para ser salvo, diciendo: (Marcos 16:16) “Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando”. El Espíritu Santo hace lo mismo. (1 Pedro 3:21) “21 El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo, 22 quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades”.

Tenemos la ignorancia en las religiones y como ejemplo este maestro de la Ley (Juan 3:3-7) “3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo”, y por ende, ¡no es salvo! Nadie puede andar “en vida nueva” sin antes sepultar al “viejo hombre” de pecado en las aguas bautismales.

(Romanos 6:3-7) “3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? 4 Porque somos sepultados juntamente con Él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. 5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; 6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. 7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado”.

Es evidente, pues, que el bautismo no es “mero símbolo de salvación” sino requisito indispensable para ser perdonado, según toda declaración bíblica al respecto. En definitiva, EL BAUTISMO ES UNA “OBRA” NECESARIA PARA VALIDAR LA FE. (Santiago 2:17) “Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma”. Si cualquiera de nosotros, acepta al Señor Jesucristo pero no se bautiza, le falta un paso –el bautismo- para ser perdonado. Si se bautiza pero no con el propósito de recibir perdón, su bautismo no es bíblico. Nosotros no frustramos el propósito divino para el bautismo. Bautizamos “para perdón de los pecados”. (Hechos 2:38) “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”.

El mandato “bautizándolos” atañe al Nuevo Testamento, el cual entró en vigor al morir Cristo, su Testador (Hebreos 9:15-17) “15 Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. 16 Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. 17 Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive”.

¿Cuándo bautizar? “Enseguida”. El carcelero de Filipos (Hechos 16:33) “33 Y él,  tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos”. ¡No lo pospusieron siquiera para el amanecer! Seis meses de clases para candidatos ¡Inaudito en Biblia! “Enseguida” por ser el bautismo esencial “para perdón”.
Ananías dice a Saulo: (Hechos 22:16) “Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre”.
El etíope dice: (Hechos 8:36-38) “36 Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? 37 Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. 38 Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó”.

Así que, reflexionemos: ¿Cumple tu bautismo todos los requisitos bíblicos?
(1) ¿Pronunció la persona que le bautizó las siguientes palabras: “Le bautizo en el nombre del Padre Jehová Dios de los Ejércitos, y del Hijo Jesucristo de Nazareth, y del Espíritu Santo”?
(2) ¿Fue usted sumergido totalmente en el agua para sepultar al viejo hombre de pecado, resucitando del agua como nueva criatura para andar “en vida nueva”.
(3) ¿Fue bautizado usted “para perdón de los pecados”, o le declararon “salvo” antes del bautismo?
(4) ¿Fue bautizado usted tan pronto se arrepintiera y confesara el nombre de Cristo, o le aplazaron el bautismo, diciéndole que es mero símbolo de salvación y no necesario “para el perdón de los pecados”?


¡NO! cumplir con todos y cada uno de estos requisitos resulta, en un bautismo inválido sin fundamento en las Sagradas Escrituras. ¿Con qué razón o justificación presentarse ante Cristo en el juicio con un bautismo de hombres, pudiendo fácilmente tener el que ordena la Deidad? Respetuosamente, le animamos a bautizarse conforme a las directrices divinas en la Sana Doctrina de Cristo. Luego, perseverar “hasta la muerte” para así recibir la corona de la inmortalidad.

Bautizados nosotros bíblicamente, Cristo nos añadió a su iglesia
(Hechos 2:47) “alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”.
(Mateo 16:18) “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”.

Rasgo esencial del pueblo auténtico de Dios es el bautismo enseñado y practicado conforme a las instrucciones de la Sana Doctrina de Cristo.