sábado, 24 de diciembre de 2016

NUNCA PIERDAS LA ESPERANZA

NUNCA PIERDAS LA ESPERANZA
Para tener un mejor entendimiento del mensaje que Jehová Dios tiene para nosotros en el día de hoy, será necesario hacer un breve repaso de las cosas que acontecieron antes y que se escribieron para nuestro ejemplo. (Romanos 15:4)Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza”; (1Cor 10:11) “Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están Escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos”. Entonces empecemos con este ejemplo de Jacob, cuando el volvió a ver a su hijo, pero su esperanza estaba muerta, en alguien que estaba vivo, mientras hay vida hay esperanza. (Gén. 37:3)  “Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores”.
Ahora, muchos años después, los hermanos de José estaban utilizando también la sangre de un cabrito para engañar a su padre, ¡que no era otro que el mismo Jacob! quien llegó a la conclusión que José había sido despedazado y devorado por una bestia.
Debemos tomar nota cuidadosamente de esta circunstancia. Jacob fue engañado exactamente de la misma manera que él mismo había engañado. Sus acciones del pasado se habían vuelto contra él. Como lo dice Jehová Dios por medio del apóstol Pablo: (Gálatas 6:7) “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará”. No se trata de recoger algo diferente, ni similar. Sino lo mismo. Jacob había sembrado malas semillas en el pasado. Había utilizado el engaño y ahora, como padre que era, como vemos en el pasaje que estamos considerando, fue engañado en la misma forma en que había engañado a su propio padre años antes. A Jacob, ¿qué le hizo morir su esperanza?, la túnica manchada de sangre. (Gén. 37:31,32) “31 Entonces tomaron ellos la túnica de José, y degollaron un cabrito de las cabras, y tiñeron la túnica con la sangre; 32 y enviaron la túnica de colores y la trajeron a su padre, y dijeron: Esto hemos hallado; reconoce ahora si es la túnica de tu hijo, o no”. Qué cosas han matado tus esperanzas. (Cuál es la túnica ensangrentada que te han mostrado) Porque Jacob nunca vio su hijo muerto solo su túnica. (Génesis 48:11) “Y dijo Israel a José: No pensaba yo ver tu rostro, y he aquí Dios me ha hecho ver también a tu descendencia”.
DEBEMOS AVIVAR NUESTRAS VIDAS CON ESPERANZA: (Jeremías 17:13) “¡Oh Jehová, esperanza de Israel! todos los que te dejan serán avergonzados; y los que se apartan de mí serán escritos en el polvo, porque dejaron a Jehová, manantial de aguas vivas”. Hablar de la esperanza es hablar del futuro, es hablar de los sueños que nos gustaría ver realizados en nuestra vida.
En estos tiempos que vivimos todos necesitamos ser  avivados con esperanza, sin ella la vida se nos hace cuesta arriba, como también se nos puede ir cuesta abajo. En algún momento de nuestra vida nos hemos hechos estas preguntas
-¿Hay esperanza para mí? (Salmo 62:5) “Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de ÉL es mi esperanza”.
-¿Hay esperanza para mi matrimonio? (Salmo 71:5) “Porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza, seguridad mía desde mi juventud”.
-¿Será que a esta edad si puedo conseguir trabajo? (Salmo 142:5) “Clamé a ti, oh Jehová; Dije: Tú eres mi esperanza, y mi porción en la tierra de los vivientes”.
-¿Será que mi situación económica si va a cambiar? (Sal 119:116) “Susténtame conforme a tu palabra, y viviré; Y no quede yo avergonzado de mi esperanza”.
-¿Será que me va a tocar toda la vida con esta enfermedad? (Salmo 91:10) “10 No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. 11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos”.
-¿Será que podré aprender a educar a mis hijos? (Proverbio 19:18) “Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; Mas no se apresure tu alma para destruirlo”.
-¿Será que voy aprender más de la Palabra de Dios? (Prov 24:14) “14 Así será a tu alma el conocimiento de la sabiduría; Si la hallares tendrás recompensa, y al fin tu esperanza no será cortada”.
PARA TODOS HAY ESPERANZA: Hay esperanza si no nos apartamos de nuestro Dios y Padre Celestial; El texto Jeremías 17:13 nos dice que los que se apartan del Dios de la esperanza, no debemos apoyarnos en nuestra propia opinión la palabra nos dice: (Pro 26:12) “¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del necio que de él”. La esperanza está dentro de nosotros y podemos acrecentarla primeramente confiando en Jehová Dios y en cada una de sus promesas. Jehová Dios es fiel y quiere lo mejor para nuestra vida. No vivimos de casualidad, vivimos por Su propia Voluntad porque Jehová Dios nos creó con un plan y un propósito.

CUANDO SE VIVE FUERA DEL PROPÓSITO DE DIOS SE PIERDE LA ESPERANZA: Muchas personas al vivir sin propósito han perdido la esperanza, y esto trae como consecuencia:
-La pérdida de sueños (Isa 31:1) “¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos; y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jehová!”.
-La pérdida de visión (Isa 30:2) “Que se apartan para descender a Egipto, y no han preguntado de mi boca; para fortalecerse con la fuerza de Faraón, y poner su esperanza en la sombra de Egipto”.
-Se vive sin ilusión (Eclesiastés 9:4) “Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto”.
Por eso hay que vivir en el propósito de Dios, así tendremos:
ENFOQUE EN NUESTRA VIDA (Sabemos para donde vamos esto nos produce esperanza). (Job 11:18) “Tendrás confianza, porque hay esperanza; Mirarás alrededor, y dormirás seguro”. (Cuando tenemos confianza, es porque hay esperanza). Hubo un Rey que puso su esperanza en Dios y fue prosperado en todo. (2 Reyes 18:5) “En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá”.

CAMINAMOS CON RUMBO DEFINIDO (Santiago 1:8) “El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos”. NO HAY TEMOR NI A LA MUERTE (Proverbios 14:32) “Por su maldad será lanzado el impío Mas el justo en su muerte tiene esperanza”. ¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA CONSERVAR LA ESPERANZA EN DIOS? Cambiar de actitud “La vida es 10 de las cosas que me pasan y 90 de como reacciono ante ellas” Una actitud positiva trae expectativas positivas y esto brinda esperanza. (Rom 8:28) “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”.
CONTROLAR NUESTRAS PALABRAS: (Salmo 141:3) “Pon guarda a mi boca, oh Jehová; Guarda la puerta de mis labios”. Que decimos, recordemos que las palabras tienen poder; De nuestra boca pueden salir dos clases de palabras: Bendición o Maldición, no hay término medio. Lo que nos decimos son semillas, que algún día gemirán a su tiempo se convierte en realidad. Siempre debemos hablarnos a nosotros mismos como vencedores, COMO PERSONAS QUE TENEMOS ESPERANZA (ROMANOS 8:39) “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de ÉL”.
DEBEMOS SER PERSONAS DE FE: Por último para conserva nuestra esperanza debemos actuar en fe. Santiago nos recuerda que la fe sin obras es muerta. Si no tomas acción en tu vida nada va a suceder, tienes que moverte en dirección hacia lo que quieres alcanzar. Cada día debes avanzar, no te detengas en la búsqueda de la felicidad, si crees debes actuar. (Santiago 2:18) “Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras”.

CONCLUSIÓN: ESPERANZA SIGNIFICA FUTURO; Recordemos que mientras estamos en esta tierra necesitamos tres cosas: Fe, Esperanza y Amor: (1Corintios 13:13) “Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”. La vida es un viaje donde todos los días estamos aprendiendo, y cuando aprendo crezco, y cuando crezco maduro y disfruto la vida. Hoy es un buen día para desarrollar esperanza, para retomar estos sueños y cumplirlos. Nunca permitas que tu pasado determine tu futuro. No dejes que las circunstancias te detengan, tampoco dejes que las excusas gobiernen tu vida. Atrévete a cambiar, a soltar el pasado por un presente y un futuro mejor.
Haz que brille la esperanza en tu vida. Hoy es el mejor día para cambiar, tu futuro te está esperando.
CRISTO TE AMA Y NOSOTROS TAMBIÉN. (1Pe 3:14-16) “14 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, 15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; 16 teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo”.

Terminemos con una bendición de Esperanza que Jehová Dios por medio del apóstol Pablo nos ofrece en (Romanos 15:13,14) “13 Que El Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en la fe, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo. 14 Pero estoy seguro de vosotros, hermanos míos, de que vosotros mismos estáis llenos de bondad, llenos de todo conocimiento, de tal manera que podéis amonestaros los unos a los otros”. Recordemos que esta bendición; La Esperanza. Se halla solamente en Jesucristo. Debemos notar la gran diferencia que hay entre los que gozan de estas bendiciones y los que no las poseen. (1Pedro.2:9,10) Linaje escogido. Real Sacerdocio. Nación Santa. Pueblo adquirido. Hermanos espero que recordar esta bendición está en Jesucristo que lo ha hecho posible en nuestras vidas, sea un incentivo para que dediquemos tiempo y esfuerzo a las cosas de Dios.

PREDICADOR DE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama; Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia. Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia. 52 (722) 336-1411
https://viclaly5757.blogspot.com    https://www.bible.com/es/bible/149/jhn.6.rvr1960

Publicar un comentario