miércoles, 25 de noviembre de 2015

SANIDAD DEL ALMA

SANIDAD DEL ALMA

(1 Tesalonicenses 5:23) “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”.

Según la palabra de Dios el ser humano está compuesto de tres partes: Espíritu, Alma y Cuerpo.
EL ESPÍRITU: Es la parte de Dios que está dentro de nosotros y nos sirve como aliento de vida y que nos comunica con Jehová Dios.
EL ALMA es la que rige todos nuestros pensamientos, sentimientos, actitudes, emociones. Esto requiere decir que es en el alma donde están, donde quedan guardado lo que pensamos, lo que sentimos, lo que queremos, es decir todos nuestros recuerdos sean buenos o malos. Ahí están todas tus alegrías, pero también tus decepciones.
El alma es el gran almacén donde todo queda guardado. Todo lo que ha recibido en su pasado, todo queda guardado, en el gran almacén alma.
EL CUERPO: Es el traje que tenemos puestos, es el vehículo en el cual nos transportamos y es a través de nuestros sentidos que nos comunicamos son el exterior. El cuerpo va a obedecer a quien lo gobierne ya sea el espíritu haciendo la voluntad de Dios o ya sea el alma haciendo sus propios deseos.

EL ORDEN ESTABLECIDO POR DIOS ES ESPÍRITU, ALMA Y CUERPO.

Hoy vamos a dar especial trato y atención al alma. Como dijimos es el  almacén de recuerdos y estos son los que nos ponen de buenas o de malas. Ejemplo: algún olor, algún color, un ruido, globo al chillar o reventarse, taconeo, carros rechinando llantas, gritos, la oscuridad, cierta comida, etc.

Un día ustedes se levantan con las mejores intenciones de cambiar y dices hoy hago el propósito de no enojarme, pero cuánto dura esa intención, algo que se salió del control, una llamada, una fotografía tirada por allí, algún accidente, un chiste, una canción del radio, quieres controlarte y no puedes, terminas por explotar.

Esos recuerdos nuevamente te traicionan, los flashazos de tu pasado te vuelven a lastimar y es que los dejaste ahí pensando que no te afectarían, que luego lo atenderías, pero no haciendo nada, nada sucede o bien si se resolvió mal, tu estado de ánimo está mal. Tienes toda la voluntad de corregir ese pasado pero solo no puedes. Sólo con la ayuda poderosa de Dios.

En el Alma están los sentimientos y los resentimientos: ¿Qué es un sentimiento? El alma palpa nuestros sentimientos, es decir cómo me siento, triste, animado, desanimado, afligido, amado. Etc.
¿Qué es un resentimiento? Es la repetición de un sentimiento negativo que se repite constantemente y que trae consecuencias desastrosas, es un sentimiento que nos destruye (Muestra el corazón) El alma se hiere por cuatro razones: Amargura, Rechazo, Falta de Perdón y Carencias.

Dios hizo todo bueno y perfecto. Este corazón es símbolo de nuestra alma ¿Cuándo uno recibe una mala noticia, una impresión en donde lo resiente? En el corazón ahí recibe todo el  dolor y que pasa con lo bueno que hizo Dios es lastimado, herido, maltratado.

¿QUÉ ES UNA HERIDA DEL ALMA?

Todos hemos sido heridos, traición, odio, abandono, envidia, amargura, todo lo que te esta lastimando.
Palabras hirientes y lo peor es que esas heridas te las causan personas cercanas a ti, que dicen que te aman, tus padres, tu esposo, esposa, tu novio, tus autoridades, tus maestros, tus hijos. Fueron los que te gritaron (se toma el corazón y se apuñala) te dijeron que no sirves para nada y eso ha hecho que tu carácter cambie y también fuiste lastimado por palabras que no te dijeron nunca te felicitaron, te agradecieron, pero si oíste que, te dijeron que eres un inútil, en una te dijo que eres una loca, que no eres su hija, que no eres hombre, solo te la pasas de chillón mariquita, te voy a poner un vestido, gallina y otros. Te golpearon y te insultaron hasta que se cansaron y cada insulto fue una herida.
Y ESA HERIDA TIENE QUE SER SANADA. Tu alma tiene que ser sanada.

¿QUÉ ES SANIDAD DEL ALMA?

Es el proceso espiritual a través del cual se recibe solamente de parte de Dios la sanidad para nuestra alma.
Pero es necesario que entiendas que así como cuando nos herimos una mano o alguna parte del cuerpo, tendemos a protegerla, no permitiendo que nos la toquen, pero para limpiarla y desinfectarla nos duele, así que permite que Dios toque esa herida de tu alma, quizás te duela pero va a sanar y una vez sanada ya no habrá más dolor (mostrar alguna herida y apretarla diciéndoles que ya no nos duele, pero cuando la adquirimos no soportábamos el más leve toque) Así será tal vez te duela y quieras llorar, no te aguantes, pero una cosa es segura.
SANARÁS HOY DIOS VA SANAR TU ALMA.

¿QUÉ ES LA AMARGURA?
Está íntimamente ligada al resentimiento y es el arma más poderosa y destructiva de Satanás ha dado en contra de nosotros.

Todo lo que te ha hecho en la vida se va acumulando en tu alma dejando heridas lo cual a su vez se convierte en amargura, no te deja Salir adelante, son como pesadas cadenas en tus pies que solo te dejan dar pequeños pasos, pero no te dejan caminar con libertad.

¿QUIÉN CONOCE UN AMARGADO? ¿CÓMO SON?

Enojones, tristes, hirientes, todo les molesta y de todo se enojan, al hablar con esa persona nos damos cuenta de que están amargados, por sus actitudes y por sus palabras, la amargura nada tienen que ver con la edad, hay niños amargados, jóvenes, adolescentes, y adultos con el mismo problema.
La amargura te separa de tu relación  con Dios, te separa de los que te rodean, de tu familia, de los hermanos de la Fe, de tus compañeros de la escuela y trabajo.
La amargura es todo lo que te ha hecho daño en la vida y no solamente te hace sufrir a ti sino a todos los que están cerca de ti. Aunque en el fondo, tu no quieres herirle, pero con tus actitudes y palabras lo haces.
En (hebreos 12:15-17) dice: “15Mirad bien, para que ninguno deje de alcanzar la gracia de Dios, y para que no brote ninguna raíz de amargura que os perturbe y Contamine a muchos. 16Que no haya ningún fornicario o profano, **como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura. 17Ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no tuvo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas”.

La amargura puede hacerte que te pierdas tu salvación, las bendiciones de Dios, la amargura es un árbol malo que da fruto malo, la amargura contamina. La amargura es como un edificio que nos aísla de los demás y que levantamos día con día  con el enojo, resentimiento y ponemos un ladrillo y otro  y cuando nos damos cuenta es una muralla que te aprisiona y lo peor de todo es que no es un hotel de vacaciones, sino una prisión se soledad.

RAZONES POR LA QUE VIENE LA AMARGURA.

Hay seis razones  básicas por las que una persona se amarga a punto de no querer ya más hasta vivir.

1.     LA ENVIDIA. Miras que otros tienen lo que tu desea y no puedes conseguirlo a pesar de que tu trabajas y no te rinde el dinero (Salmo 73:1-3; 21) “1 Ciertamente es bueno Dios para con Israel, para con los limpios de corazón. 2 En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies, ¡por poco resbalaron mis pasos!, 3 porque tuve envidia de los arrogantes, viendo la prosperidad de los impíos”. “21Se llenó de amargura mi alma, Y en mi corazón sentía punzadas”.

2.     El MALTRATO FÍSICO Y PSICOLÓGICO. Solo recibiste palabras ásperas y golpes (Éxodo 1:13) “13Los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel con dureza, 14y amargaron su vida con dura servidumbre en la fabricación de barro y ladrillo, en toda labor del campo y en todo su servicio, al cual los obligaban con rigor”.

3.     DIFERENCIAS ENTRE HERMANOS por el trato diferenciado de los padres a sus hijos. Consentían más a tu hermano que a ti. Tu padre o madre prefería a otro de ellos y no te hacía caso. O al menos eso era  o es lo que sentías. A él le compraban lo que pedía y a ti sus garras o lo que ya no quería. (Génesis 25:27,28) “27 Crecieron los niños. Esaú fue diestro en la caza, hombre del campo; pero Jacob era hombre tranquilo, que habitaba en tiendas. 28 Y amó Isaac a Esaú, porque comía de su caza; pero Rebeca amaba a Jacob”.

4.     DESPOJO DE HERENCIAS (BENDICIONES). No te dieron lo que te correspondía. A él le dieron más que a ti por ser mujer, o bien te discriminaron sin saber por qué. O el estafó o engañó para despojarte. (Génesis 27:34, 35) “34 Cuando Esaú oyó las palabras de su padre, lanzó una muy grande y muy amarga exclamación, y le dijo: —Bendíceme también a mí, padre mío. 35 Este le dijo: —Vino tu hermano con engaño y tomó tu bendición”. (Génesis 27:41) “Aborreció Esaú a Jacob por la bendición con que su padre lo había bendecido, y dijo en su corazón: «Llegarán los días del luto por mi padre, y yo mataré a mi hermano Jacob»”.

5.     EL ENGAÑO DE TU PAREJA (ADULTERIO) (1 Samuel 1:1,2) “Hubo un hombre de Ramataim, sufita de los montes de Efraín, que se llamaba Elcana hijo de Jeroham hijo de Eliú, hijo de Tohu, hijo de Zuf, efrateo. 2 Tenía dos mujeres; el nombre de una era Ana, y el de la otra, Penina”. (1Samuel 1:6-10) “6 Y su rival la irritaba, enojándola y entristeciéndola 7 Así hacía cada año; cuando subía a la casa de Jehová, la irritaba así, por lo cual Ana lloraba y no comía. 9 Después de comer y beber en Silo, Ana se levantó, y mientras el sacerdote Elí estaba sentado en una silla junto a un pilar del templo de Jehová, 10 ella, con amargura de alma, oró a Jehová y lloró desconsoladamente”.

6.     LA  MALA RELACIÓN  CON LA FAMILIA POLÍTICA (Génesis 26:34) “34 Cuando Esaú tenía cuarenta años, tomó por mujer a Judit, hija de Beeri, el heteo, y a Basemat, hija de Elón, el heteo; 35 y fueron amargura de espíritu para Isaac y para Rebeca. (Génesis 27:46) “Luego dijo Rebeca a Isaac: —Fastidio tengo de mi vida a causa de las hijas de Het. Si Jacob toma mujer de entre las hijas de Het, como estas, de entre las hijas de esta tierra, ¿para qué quiero la vida?”.

CAMBIARÁ TU CARÁCTER Y ALTERAR TU ESTADO DE ÁNIMO:

1)  Tristeza                                 10) Pierde el deseo de vivir
2)  Stress (Ansiedad)                  11) No le encuentra el sentido a la vida
3)  Depresión                              12) Amargado
4)  Desánimo                              13) Decepcionado
5)  Soledad.                                 14) Melancólico (triste, afligido, nostálgico)
6)  Nervios                                  15) Inseguro
7)  Insomnio                               16) Desconfiado
8)  Enojo                                     17) Deseos de venganza
9)  Ira.

El problema es que esto no  solo cambia tu carácter y tu relación con las personas también va a deteriorar tu salud y vendrán enfermedades a tu vida como:
1. AMARGURA. (Salmo 73:21) “Se llenó de amargura mi alma, Y en mi corazón sentía punzadas”. Y esto ocasiona
2. PRESIÓN ARTERIAL.
3. PROBLEMAS CARDIACOS.

PROBLEMAS EN TUS HUESOS
(Proverbios 17:22) “El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos”.
Osteoporosis,  Reumas,  Artritis,  Debilidad y leucemia. (cáncer en la sangre).

PROBLEMAS EN GENERAL ENFERMARÁN TUS ÓRGANOS.
(Job. 30:26,27) “Cuando esperaba yo el bien, entonces vino el mal; Y cuando esperaba luz, vino la oscuridad. 27 Mis entrañas se agitan, y no reposan; Días de aflicción me han sobrecogido”.  Vesícula biliar,        Hígado, Cáncer, Enfermedades Psicosomáticas,         Dolores  de cabeza, migraña, Dolores de espalda.

Perdonar es la clave para la sanidad del alma y confesando (Salmo 32:3,4) “Mientras callé, se envejecieron mis huesos. En mi gemir todo el día. 4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano”.

TODO LO QUE NO NOS ATREVIMOS A DECIR. Tienes que sacarlo de tu corazón. Hoy nuestro señor Jesucristo está interesado en que tú saques todos lo que esta dentro de tu corazón para poder sanar, yo no lo voy a hacer, eso es la obra del Señor.

(Salmo 32:5) “Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado”.
El va a tocar la herida y quizá te va a doler, necesita sacar todo él pues que hay en tu corazón, para que pueda cerrar y sanar esa herida. Necesitas sacar todo el resentimiento, pues si no lo haces, vendrán muchas consecuencias.

CONSECUENCIAS QUE TRAE EL RESENTIMIENTO.

1.- Estarás recordando constantemente esa situación difícil, sin conseguir apartarla de nuestra mente.
2.- Como consecuencia estamos maquinando venganza, y expresamos palabras hirientes cada vez que podemos.
3.- Recordamos los detalles más pequeños del problema.
4.- Es como si lleváramos atada  a nuestra espalda a la persona que nos ofendió, pues la recordamos a cada momento, no encuentras nada bueno.
5.- El pasado no te deja, estas atado al pasado, constantemente recordamos cosas que pasaron hace años y eso influye en nuestro estado de ánimo.
6.- Tenemos resentimiento hasta de lugares oficinas, restaurante, casas, iglesia,  playa y evitamos ir a ese lugar.
7.- Nos volvemos desconfiados y de baja autoestima.
8.- Hasta con Dios nos volvemos resentidos, porque creemos que no nos escucha y no resuelve nuestro problema.
Es como querer manejar tu automóvil y querer avanzar hacia el frente, pero estar mirando por el espejo retrovisor hacia atrás, y mientras mantengas tu mirada hacia  atrás no puedes ver todas las oportunidades que tienes frente a ti.

VAMOS A HABLAR AHORA DE LOS ABUSOS.
Y quiero aclararte que no se trata de regresión espiritual ni mental.
En primer lugar el  abuso mental, son todas aquellas palabras negativas que han afectado a nuestra mente y vida, son aquellos sobrenombres, que nos han puesto en el pasado y que afecta nuestro presente, afectando nuestra autoestima.
El Espíritu Santo está interesado en que recuerdes para enfrentar el problema, tenemos que recordar, pero no más para guardarlo, sino para sanar esa herida y ya no duela.

MADRE ABUSIVA.

(Eres un bueno para nada, tonto te pareces a tu padre, mejor no hubieras nacido, eres un burro, etc.)
Todo eso te hirió te despedazo y la gente que pensabas que más te amaba y más amabas te lastimo. Como te decían naciste para maceta de corredor no vas a pasar. Y eso ha provocado en ti un sentimiento de inseguridad, resuenan en tu corazón las palabras, no vas a poder,  eres un fracasado.
Recuerdas como te decían de apodos se burlaban de tu cabeza, orejas, pies, dientes, te decían el cegatón, cuatro ojos. Y hasta de groserías te decían, apenas llegabas y eras la comidilla de todos. Quizás desde el vientre de tu madre te maldijeron. Tal vez supiste o sospechas que eres el producto de una violación, tu madre te fue aventar con tus tíos o abuelos; y el trato que te dieron ellos, tus primos y abuelos.

RECUERDAS COMO TE DECÍAN TÚ LO SABES.
Te preguntas por qué no puedes llevarte bien con tu madre, quizás ella quiso abortarte, te rechazo desde su vientre y esa es la razón de que no se llevan bien. Tu madre no quería que vivieras, pero mi Señor si por eso estas aquí.
Hay cosas a las que les temes sin saber porque, te atormentaban con amenazas de ahí viene el  perro, ¿te encerraban en un cuarto oscuro? Y ahora apenas se va la luz, y tiemblas, te sudan las manos es muy difícil controlarte. Eso que sucedió en tu pasado en tu pasado te ha estado afectando y no lo has podido superar.
Quizás tu mujer, quisiste estudiar y no quisieron invertir en ti, ¡Para que, para que te cases y no ejerzas, mejor no!.
ABUSOS QUE LASTIMAN, no sirves para nada, eres inútil, ni pareces mi hijo, porque no eres como tu hermano, gordinflón zotaco. Y eso lo recibiste de la persona que más amas. Se vale llorar tus lagrimas están lavando tu herida, Dios nos dio las lagrimas para sanar. El mismo Jesús lloro pues conocía el poder sanador de las lágrimas. Tus maestros de la escuela, tus compañeros te dijeron apodos que creíste y eso te lastimó y ha provocado en ti inseguridad.
Y que pasaba con tus amigos, te presionaban para que hicieras lo que ellos decían, y accedías para sentirte aceptado, querido. Y robabas, mentías, tomaste y fumaste, y ya en ese estado violaste o te violaron e hiciste cosas que nadie sabe, y las has guardado porque te avergüenzas, pero tu conciencia te acusa.

EL ABUSO MENTAL.
El abuso mental afecta diferentes áreas de tu vida.

1.- Te afecta en tu vida espiritual, te encuentras atado a un dolor o a una persona y no te has podido soltar de ellos.
2.- Te afecta en tu vida sexual. La falta de perdón no te ha permitido desarrollar tu vida sexual con tu esposo o esposa.
3.- También te afecta en tu vida social, desconfías de todo mundo, vives pensando que te van a robar, secuestrar o que todo el mundo quiere verte la cara.
Y todo por esas heridas, no has podido perdonar. Y es a causa del resentimiento, que personas que eran alegres, se la pasaban cantando,  soñando. Hoy son tristes, apáticas, temerosas y amargadas.

¿Te esfuerzas por tratar de controlar tu mal  humos y tristeza y no lo logras?, es que esa tristeza y amargura es sólo la consecuencia de tus heridas, es la que necesita el Señor exprimir, por eso te duele. Si, lloras es porque te duele. No te aguantes. Los hombres si lloran. Jesús lloro. (Juan 11:35, “Lázaro”).

ABUSO FÍSICO.
Hay otro abuso, el infringido en tu cuerpo, vamos a recordar, yo sé que muchos están guardando. Hay cicatrices en tu cuerpo y heridas en tu alma por las groserías que te marcaron.
El espíritu Santo está interesado en recordarte lo que dolió, pero si te digo, lo que con dolor entra con dolor sale.

GOLPES A LOS HIJOS.
Recuerda solamente como te golpeaban, tus gritos se oían a la mitad de la cuadra, tu mente se llenaba de maldiciones, hacia tus padres, no era un golpe de corrección, eran golpes de desquite. Desquitaban su coraje en Ti. Hasta te orinabas del dolor, ¿Con que te pegaban?, con el cable de la plancha, con la hebilla, un fuete, la reata, la manguera, ¿Por qué te pegaban? Por jugar, tu gritabas eras sólo un niño, por algunos accidentes (se te cayo algo). Porque hablas te algo, que según ellos no tenías que haber dicho.

Recuerdas lo que dijiste mujer, me voy a casar y nadie me va volver a pegar, u oh decepción los golpes siguieron en tu matrimonio. Y tu varón jurabas que en tu casa no iba a haber golpes. Pero sólo fue un buen propósito, golpeas a tus hijos por casi nada y tu mujer; se llena de miedo cuando te irritas, temiendo lo peor, porque no entiendes razones.

GOLPES, PADRE, MADRE E HIJA.
Ya no querías estar ahí como no te podías defender, y te fuiste con el primero que te lo propuso, sólo para empeorar más las cosas y traer a tus hijos a sufrir lo que tú no pudiste soportar, pero que sigues viviendo.
Recuerdas el caos del viernes o sábado por la noche, recuerdas los golpes de tu padre a tu madre, cuando llegaba borracho y te sentías impotente por no poder defenderla; y más aun lo que te pasó cuando te atreviste a reclamar. Si con un golpe te mandaron lejos, ese abuso te marco, desde que eras niño y no te deja avanzar en tu vida. El recuerdo está ahí.
Cosas que odiabas hoy las haces, con tus hijos, esposa. Tú que te dices y crees muy religioso y vas  a las reuniones, servicios, o culto, que apenas vas saliendo y ya vas peleando. Y muchas de esas peleas terminan en ofensas muy graves.
Ahí está el recuerdo y también ahí está el dolor, pero necesitas confesarlo aunque te duela, con dolor entró con dolor saldrá.
Dios quiere sacar toda la pus de tu corazón, que lastima y duele, pero que sanará hoy.
Tal vez deseaste un juguete que nunca llegó y veías a otros niños con él, y renegabas por ser pobre y hasta deseaste robártelo, con tal de tenerlo.
Tal vez tuviste un padrastro o una madrastra y los dulces y el pan mejor eran para los legítimos y a ti, te lo escondían. Y ESO TE MARCO.
Vivías en la misma casa, pero no tenías los mismos derechos que tus hermanos,  pero si más obligaciones que los demás.
Deseabas unos zapatos nuevos, o un vestido y siempre tuviste que conformarte con lo que te regalaban tus primos, amigos o hermanos mayores, ya todo gastado. Siempre escuchaste no hay. Pero te tengo buenas noticias, Dios quiere sanarte hoy. Pero necesitas sacar esa basura hoy.
Quizás te corrieron de tu casa y tuviste que vivir de arrimada o arrimado con tus primos o tíos y ellos te maltrataron. Los que te abrieron su casa también levantaron sus manos contra ti, sus mejores insultos, si es que puedo decir que son mejores, eran para ti. O quizá hasta te violaron. Si escuchaste bien te violaron. Te expiaban cuando te bañabas o cambiabas.

ABUSO SEXUAL.
A nadie se lo habías dicho, estaba en lo más secreto, pero si quieres sanar, necesitas también abrir ese lugar secreto de tu alma. Lo tenías tan celosamente guardado. Pensabas que nadie te iba a creer, o por pena no lo dijiste.
Quien te hizo perder la inocencia, quién despertó en ti sentimientos antes de tiempo. Quien te violo, quien te manoseo, o a ti varón, porque eso no es exclusivo de las niñas. ¿Fue tu propio papá, abuelo, amigos de la familia, un tío, o hermano?
Esta experiencia te llena de vergüenza, aunque tú sólo hayas sido una víctima.

POR FAVOR TODOS CIERREN SUS OJOS.

El Espíritu Santo no interfiere si tú no lo invitas. Pero si lo haces él quiere hacerlo también contigo. Es tiempo que saques toda esa basura. Mira este corazón (se lo muestras) quizás así está el tuyo, pero el Señor Jesús quiere sanarlo entrégaselo y el te lo va a regresar completamente sano.
Hoy te recordó muchas cosas y te seguirá recordando, pero es necesario que las saques. Tu lloraste y eso demostró que te duele, no estamos aquí para juzgarte, sino para ayudarte, nosotros estuvimos sentados también para recibir sanidad. Recíbela hoy.

Luk 4:18  Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;

2Co 3:17  Porque el Señor es el Espíritu;  y donde está el Espíritu del Señor,  allí hay libertad.

Gal 2:4  y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas,  que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús,  para reducirnos a esclavitud,

Gal 5:1  Estad,  pues,  firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres,  y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.



Publicar un comentario