viernes, 20 de noviembre de 2015

PERMANECIENDO EN LA SANA DOCTRINA ¡¡¡PERMANESCAN EN LA DOCTRINA DE CRISTO!!!

PERMANECIENDO EN LA SANA DOCTRINA
¡¡¡PERMANESCAN EN LA DOCTRINA DE CRISTO!!!

2Jn 1:4-11 “4 Mucho me regocijé porque he hallado a algunos de tus hijos andando en la verdad, conforme al mandamiento que recibimos del Padre. 5 Y ahora te ruego,  señora, no como escribiéndote un nuevo mandamiento, sino el que hemos tenido desde el principio, que nos amemos unos a otros. 6 Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio. 7 Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo. 8 Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. 9 Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. 10 Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! 11 Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.”

La importancia de permanecer en la doctrina de Cristo es tan grande, que de esto dependerá nuestra Salvación. Muchas razones puedo explicar el porqué ciertas personas se extravían de la doctrina de Cristo, pero lo mas lo importante es que nosotros NOS MANTENGAMOS FIELES A ELLA.

V.9 “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése si tiene al Padre y al hijo.”
Estas palabras expresan claramente que cualquiera que no persevera en la doctrina de Cristo es porque no tiene a Dios.

Jn 3:19-20 “Y esta es la condenación; que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz. Porque sus obras eran malas.” v.20 “Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.”

Todos sabemos que la luz, a la que el Señor Jesucristo se refiere es él, pues él es luz, y la luz todo lo descubre y pues los malos no les gusta ser descubiertos por lo tanto no aman la luz, ni la verdad, ni al Señor.

Jn 14:21 “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.”
Lucas 6:46  “¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?”

Esta claro que le demostramos nuestro amor al Señor, cuando guardamos sus mandamientos.

2Jn 1:10, 11 “Si alguno viene a vosotros y no tiene esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni  digáis ¡Bienvenido!” v.11 “Porque el que le dice ¡bienvenido! participa de sus malas obras.”
Esto quiere decir, que si nosotros no hacemos las malas obras, pero si nos juntamos, con aquellos que las hacen, nos hacemos cómplices de sus malas obras. Esto también implica, que si sabemos de personas que pecan intencionalmente y no les decimos nada, nos hacemos cómplices de sus actos! y esto en toda orden de cosas! También recuerdo lo que dicen las escritura en:

Gálatas 1:8,9 “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente de que os hemos anunciado, sea anatema.” 9 “Como antes hemos dicho,  también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema”.

No les parece esto lo suficientemente claro, como para no entenderlo!?, Está claro de que no hay “otro evangelio” ¿Como es que han surgido tantas nuevas doctrinas entonces? ¿Y de donde han salido?
Para poder discernir claramente si alguien nos está hablando por la sana doctrina de Cristo, tenemos que conocerla y para esto, debemos escudriñarla, de esta manera le demostramos a Dios nuestro interés por conocerlo y a la vez, no nos dejamos engañar tan fácil mente.

Ro 16:17-18 “Mas os ruego, hermanos que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.” v. 18 “Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras, y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos.”

El Señor nos muestra por su palabra como reconocer los que son de Dios, de los que no lo son, cualquiera pues que nos hable de otra cosa que no concuerde con las escrituras, pues este entonces no procede de Dios.

Ti 1:14-16 “No atendiendo a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad.” v.15 “Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas.” v.16 “Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.”

Es muy importante prestar una atención particular a estos versículos, porque nos describen claramente el carácter, el comportamiento de estas personas sin escrúpulos que se hacen llamar “hijos de Dios” pero no vemos los frutos que deben venir acompañados de todo buen árbol.

2T 4:3-4 “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias conscupiscensias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.”

2P 2:1-3 “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.” v.2 “Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,” v.3 “Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”

Yo sé que al leer estos versículos, hay muchos nombres que se nos pasan por la cabeza, podríamos nombrar un número sin fin de personas que responden claramente a esta descripción, pero no es necesario, solo es necesario conocer la verdad para poder desenmascarar a los falsos, a los lobos rapaces, a los mercaderes de la fe, a los que nos avergüenzan a todos nosotros los verdaderos cristianos, que lo único que queremos es dar a conocer la verdad de Cristo, la palabra fiel y verdadera, la única que cambia, transforma, renueva, porque es viva y eficaz.
Es tanta la corrupción que hay, la confusión, para los conformistas que no les gusta leer, que Dios nos manda a cuidarnos aún de nosotros mismos.

1Co 3:18-20 “Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio.” v.19 “Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: Él prende a los sabios en la astucia de ellos.” v.20 “Y otra vez: El Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos.”

Esta es la misma denuncia que Jesús les hace a los fariseos y escribas que se "sentaron sobre la cátedra de Moisés" es decir que no solamente partieron de una base bíblica, sino que hay una ironía en la frase, que denota que hicieron alarde, digamos, de su "posición doctrinal".

¿Ahora la doctrina-ambiente de los fariseos y escribas, era un poco diferente a su declaración de fe no le parece?

NO LES GUSTABA VIVIR LA BIBLIA SINO SOLO ENSEÑARLA
Mat 23:4 Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; mas ni aun con su dedo las quieren mover.

SU OBJETIVO ERA DARSE INFULAS SANTIFICADAS DELANTE DE LOS DEMAS
Mat 23:5 Antes, todas sus obras hacen para ser mirados de los hombres; porque ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos;

AMABAN TENER EL PRIMADO EN TODO
Mat 23:6 Y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas;

AMABAN SER HOMBRES DE RENOMBRE
Mat 23:7 Y las salutaciones en las plazas, y ser llamados de los hombres Rabbí, Rabbí.

LA DOCTRINA ES PARA EXAMINAR NUESTRA VIDA Y SACAR CONCLUSIONES DE LAS COSAS QUE HEMOS DE TRANSFORMAR PARA JESÚS.

Marcos 1:24 “diciendo: ¡Ah! ¿Qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios.”

1:25 “Pero Jesús le reprendió, diciendo: ¡Cállate, y sal de él!” 1:26 “Y el espíritu inmundo, sacudiéndole con violencia, y clamando a gran voz, salió de él.” 1:27 “Y todos se asombraron, de tal manera que discutían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es esta, que con autoridad manda aun a los espíritus inmundos, y le obedecen?
HAY QUE ENAMORARSE DE LA DOCTRINA. Cristo vino a nosotros con un cuerpo completo, no era un espíritu invisible, sino que era un cuerpo bien vestido.
En este pasaje Marcos 1, nos dice que los demonios conocían y sabían bien quien era Jesús.
Los demonios conocían bien la doctrina del Hijo de Dios pero los religiosos desconocían esto.
A veces el Señor quería introducir su doctrina pero topaba con una gran incredulidad.
La leche para un cristiano equivale a enseñanza justa para no perderse, pero la carne es el alimento que nos da cuerpo y nos hace madurar.

Lucas 18:18…21 18:18 “Un hombre principal le preguntó, diciendo: Maestro bueno,  ¿qué haré para heredar la vida eterna?” 18:19 “Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo Dios.” 18:20 “Los mandamientos sabes: No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre.”18:21 “El dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud.”

La verdadera doctrina es la que te liga a Cristo y te libera de los mandamientos de los hombres. Lo que nos une como hermanos es la verdadera doctrina de Cristo.
La base de un Pastor levantado y puesto por Dios es la sana doctrina. Solo el que tiene corazón de Pastor conforme al corazón de Jesús entiende lo importante que es transmitir la verdadera doctrina.
La verdadera doctrina da órdenes y se ve el resultado, como sucedió en la barca de Pedro “dijo Jesús…echa la red a la derecha y la sacaron con gran abundancia de peces para poder repartir”.

EN RESUMEN, COMO DIJO EL SEÑOR: DICEN Y NO HACEN.
De la misma manera muchas iglesias sanas en doctrina en un pasado han entrado a este siglo 21 con una doctrina-ambiente corrompida por el hombre.
Su declaración doctrinal en papel no ha cambiado, pero su práctica muchas veces atenta contra su misma creencia por comisión u omisión.
Los fariseos con una "sana doctrina" en sus manos conformaron una de las sectas mas dañinas de los tiempos de Jesús.

NO ES DE EXTRAÑARNOS QUE LA HISTORIA SE REPITA HOY
La única verdad se encuentra en la palabra, ya sabemos claramente que se han levantado muchos falsos profetas, falsos Cristos y falsos maestros, que haremos entonces? ¿Nos quedaremos muy tranquilos como si nada estuviera pasando? o predicaremos el evangelio santo y puro, como ya muchos verdaderos siervos de Dios lo están haciendo para mostrar que los verdaderos cristianos no estamos durmiendo, sino velando, hablando la verdad, sacando a luz lo oculto, exhortando a las personas a buscar de Dios y a vivir en santidad, pero dando también nosotros el ejemplo, porque de esto se agrada el Señor. Que seamos pues no solo oidores de su palabra, pero hacedores de ella.


Y esto sí que es un reto, muchos pueden conocer la palabra del Señor, pero muy ¡pocos son los que la hacen! y esa es justamente la diferencia entre los muchos que son llamados y pocos los escogidos, entre los que entran por el camino ancho y espacioso y los que entran por el camino angosto, entre los que dicen Señor, Señor pero no hay obediencia en ellos y los que realmente entraran al reino de los cielos!
Publicar un comentario