viernes, 20 de noviembre de 2015

LA VISIÓN DE DIOS, EN TU LLAMADO

LA VISIÓN DE DIOS, EN TU LLAMADO

(Jn.4:35-38) “35 ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. 36 Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega. 37 Porque en esto es verdadero el dicho: Uno es el que siembra, y otro es el que siega. 38 Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores”.

Introducción:
Nuestro enfoque debe de ser la cosecha por cada semilla que sembramos. Jesús le dijo a sus discípulos mirad que los campos están blancos. La meta de Dios es la cosecha y nota bien que no habrá sino que esta. La mies es mucha los obreros son pocos. (Lc.10:2)  “Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies”. El patrón y el proceso ya están establecidos.

Todo lo que el hombre sembrare esto también cosechará. (Gal 6:7)  “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará”. No vamos a sembrar en el reino ya la cosecha está. Vamos a sembrar en el mundo para traer la cosecha nuestra. Como? Tocando cada segmento en la sociedad. Si se puede ser útil a la sociedad en todos los ámbitos y crecer en Discipulado”.

(Juan 4:32-38) “32 El les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis. 33 Entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer? 34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra. 35 ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. 36 Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega. 37 Porque en esto es verdadero el dicho: Uno es el que siembra, y otro es el que siega. 38 Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores”.

¿Me explico, el principio espiritual, de lo que Jesús está diciendo?: Los súbditos del Reino se alimentan y se sostienen en ver cumplido con nuestra encomienda y en el hacer de la voluntad del Padre en la comisión del Reino. Como embajadores del Reino de los Cielos nuestro alimento y provisión diaria es llegar a la meta y cumplir con el propósito que el Padre nos envió hacer a través de Jesucristo.

Nota que la palabra como semilla y la cosecha como el mundo son administradas por los obreros del Reino.
La iglesia es la instrumentación de siega. V-35 "Después de sembrar el trigo, ustedes dicen: "Dentro de cuatro meses recogeremos la cosecha" (tiempo humano y natural).

Fíjense bien: toda esa gente que viene es como un campo de trigo que ya está listo para la cosecha (tiempo divino, espiritual).
DETERMINANDO COSAS IMPORTANTES PARA EL CRECIMIENTO.

1. Jesús dejó establecido que primero es hacer la voluntaddel Padre y en segundo lugar es que acabe su obra” (v.34).
Este deseo del Padre se hace realidad en nosotros cuando su voluntad es comida, bebida, primera prioridad en nosotros (v.32) (v.34) -Jesús estaba apasionado por obedecer lo que Jehová Dios le había enviado hacer, (V.34; Jn.5:17,30; 6:37-40).

Es necesario estar fuertemente aferrado de la mano de nuestro Señor Jesucristo para seguir obedeciéndolo y seguir adelante aun cuando los Miércoles de estudio veo gente dormitada, y los Domingos de la misma manera al comprender que semana tras semana predico a gente que no está dispuesta a cambiar, y esto tiende a debilitar pero entonces recuerdo la Palabra de Dios que escrito está:
(Isa 12:2) “He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es JAH Jehová, quien ha sido salvación para mí”; (Hab 2:1) “Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmaré el pie, y velaré para ver lo que se me dirá, y qué he de responder tocante a mi queja”;
(Jer 6:27) “Por fortaleza te he puesto en mi pueblo, por torre; conocerás, pues, y examinarás el camino de ellos”;
(Jer 16:19) “Oh Jehová, fortaleza mía y fuerza mía, y refugio mío en el tiempo de la aflicción, a ti vendrán naciones desde los extremos de la tierra, y dirán: Ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho”.

Jesús expresó que esto es un envío Divino de parte del mismo Dios todo Poderoso Jehová, que por lo tanto debe de tener la primera prioridad en nuestras vidas y la más importante (v.34).

Como envío de Jehová Dios tiene 2 características:
1.- Comienzo “envió”
2.- Conclusión, “que acabe su obra”.
El remanente pueblo de Dios no te deja las cosas a medio terminar o inconclusa.
El remanente pueblo de Dios:
1.-Comienza. 2.-Desarrolla. 3.-Concluye.
(Juan 17:4) (v.12) (v.17)
El remanente pueblo de Dios no abandona el lugar donde fue ubicada, no deja las relaciones, ni las redes, ni la cobertura.

JESÚS ENSEÑÓ QUE LA COSECHA ES HOY, AHORA, YA

(Jn.4:35) “¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega”.

Alzad: significa, ten visión y discernimiento del momento que vives.
Campos blancos, significa:
1.- cosecha lista para ser levantada.
2.- cosecha desperdiciada si no se levanta.

Jesús enseñó que los que se involucran en el trabajo del reino, obtendrá grandes ganancias. (Jn.4:36) “Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega”.
Gozo en la vida diaria, y que alegría produce esto en los que siembran y en los que recogen.

Estas cosas siempre se manifiestan en gente que se involucra en lo que cree.
1.- Provisión presente. (Mateo 6:33) “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.”
2.- Activos eternos.
3.- Gozo diario.

CON DIOS NUNCA SE PIERDE CON DIOS SIEMPRE SE GANA
Jesús también enseñó: “esto es trabajo de equipo” (Jn.4:37-38)37 Porque en esto es verdadero el dicho: Uno es el que siembra, y otro es el que siega. 38 Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores”.

Debemos desarrollar mentalidad de reino, y trabajar en equipo. Dejar las niñerías en nuestro carácter. (Heb 5:12,14) “12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”.
(Posee una mentalidad de equipo, convicción disciplinaria, previsión).

VISIÓN PARA LA GRAN COSECHA
(Jn.4:35) “35 ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega”.

JESÚS ES UN GRAN VISIONARIO.

Que vio antes y después de la cruz (Isaías 53:10-12) “10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. 11 Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos. 12  Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.”
Nadie atraviesa lo que Jesús pasó sin tener visión.

(Hebreos 11:1) “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” Visión es la habilidad divina para ver creer, confesar y trabajar por cosas que ni aun nadie las ve ni se imaginan

¿CUÁL ES NUESTRA VISIÓN?
  1. Predicar el evangelio del reino; compromiso, obediencia, buenas noticias.
  2. Edificar almas; objetivo y plan.
  3. Para Jesucristo; propósito definido.
  4. Formar discípulos; instrucción y formación.
  5. Para enviarlos a predicar; propósito multiplicador.
  6. A fin de transformar; la ciudad, nación, mundo, redención y fe.
  7. Con el mensaje del evangelio del reino; único remedio.

TENEMOS QUE ABRAZAR UNA VISIÓN DE DIOS
PARA PODER POSEER UNA MISIÓN PRODUCTIVA.
Tú acción está determinada por la visión que abraces. (Génesis 12:1-3) “1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

Ningún hombre de 75 años se mueve de su sitio establecido, si no tiene una visión, una palabra de Dios en su espíritu.
Solo las personas con visión y un plan dado por Dios puede decir... “todo lo he llenado con el evangelio de Cristo” Veamos algunos, Principios Claves para ser productivos para nuestro Rey Cristo Jesús.
(Romanos 15:17-24) “17 Tengo, pues, de qué gloriarme en Cristo Jesús en lo que a Dios se refiere. 18 Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, 19 con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo. 20 Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno, 21 sino, como está escrito: Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán; Y los que nunca han oído de él, entenderán. 22 Por esta causa me he visto impedido muchas veces de ir a vosotros. 23 Pero ahora, no teniendo más campo en estas regiones, y deseando desde hace muchos años ir a vosotros, 24 cuando vaya a España, iré a vosotros; porque espero veros al pasar, y ser encaminado allá por vosotros, una vez que haya gozado con vosotros.”

7 PRINCIPIOS PRÁCTICOS DE CRECIMIENTO

PRIMER PRINCIPIO, El Amor. El pastor que ama a Jesús, ama a la gente de Jesús, y trabajara esforzadamente para que su iglesia sea edificada en las enseñanzas de Jesús, atraves de la sana doctrina de Cristo. Pasión y entrega solo lo damos aquellas cosas y personas que amamos.
SEGUNDO PRINCIPIO, Visualización. Tiene que visualizar por fe el fructificar de la iglesia llevándolos con mucho amor hacia los prados verdes de Jesucristo, para que estén bien alimentadas y así crezcan saludables y puedan dar mucho fruto, para cuando el Pastor de los pastores venga por segunda vez. Hebreos: 11:1. ¿Que es fe? Fe es la plena certeza de que lo que esperamos ha de llegar. Es el convencimiento absoluto de que hemos de alcanzar lo que ni siquiera vislumbramos. Y en estudios anteriores aprendimos que fe es obedecer a Jesucristo en todo lo que nos manda.
Fe es visualizar algo invisible. No se ve con los ojos naturales, si no con los ojos espirituales, usted visualiza el resultado de un sueño por fe, como si ya hubiese ocurrido. LA FE Y LA VISUALIZACIÓN VIENEN JUNTAS, tienes que verlo para después poseerlo, es decir si no lo ves antes no hay fe, y sin fe es imposible agradar a Dios. (Heb 11:6) “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”.
TERCER PRINCIPIO, Establecer metas claras. Visualizar implica tener una meta clara y especifica, la fe que carece de obras y propósitos es vana y muerta. (Sant. 2:20) “¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?”; (Sant. 2:26) “Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta”.

El propósito de dar evidencia de que somos realmente el pueblo remanente de Dios, debe estar compuesto por un conjunto de metas muy claras por ejemplo: saber el nombre de las personas que queremos ganar, vecinos, amigos, compañeros de trabajo, o la universidad, todo esto con el principio de la oración del acuerdo, (Mat 18:19,20)  “19 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. 20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos”.

(Cosecha) Las metas deben expresarse en personas llevadas al arrepentimiento y la aceptación de Jesucristo como su único Señor y Salvador, así evaluar nuestro trabajo en el reino de nuestro Señor Jesucristo con exactitud darle el seguimiento para mantener un alto nivel de alimentación en los nuevos creyentes para que todo sea con efectividad nunca salirse de la sana doctrina de Cristo.

Dios no usa a personas que se estancan y se sienten satisfechos con lo que han hecho; esto es como hacer un pozo y esconder el talento que recibieron del Señor. El pastor exitoso tiene pasión por su gente, Dios usa a personas Activas Productivas y Positivas. (Mateo 25:14-30) “14 Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. 15 A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. 16 Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos 17 Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos. 18 Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor. 19 Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. 20 Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. 21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondréentra en el gozo de tu señor. 22 Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos. 23 Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré;  entra en el gozo de tu señor. 24 Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; 25 por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. 26 Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. 27 Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. 28 Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. 29 Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. 30 Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.”

Entonces toda persona que piensa que el estar alrededor de verdaderos cristianos con ese hecho va a ser salvo se equivoca totalmente, porque al final de los tiempos vendrá Jesucristo acompañado de ángeles que nadie podrá engañar y quitarán todo lo que no produjo ningún fruto y junto con aquellos que se dicen pero que no son.
(Mat 13:41,42) “41 Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, 42 y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes”.

CUARTO PRINCIPIO, ORAR Y VISUALIZAR: La oración es vital, debemos orar creyendo que lo que vemos esta hecho, (Mat. 21:22) “22 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”. No podemos orar a ciegas, al aire, debemos orar por lo que ya visualizamos en nuestro espíritu, para la hermosa obra de Dios a través de Jesucristo, atendiendo nuestro llamado a servir en su grey por medio de obedecerle en todo lo que Cristo nos está mandando en su Doctrina única y verdadera.
Esto es fundamental, para que algo nuevo sea creado, así como una madre concibe su hijo, como una gallina incuba sus huevos y como el Espíritu Santo incubo la tierra cuando estaba desordenada y vacía, el cristiano debe por medio de la oración soñar y visualizar el resultado de su meta como si ya hubiese ocurrido.
A pesar de que nuestro intelecto lo niegue, debemos contemplar la Edificación en las enseñanzas de Cristo en nuestra comunidad con los ojos de la fe. Para soñar con un grupo en formación en la Sana Doctrina de Cristo, tenemos que orar y pedir ayuda al Espíritu Santo porque el nos ayudara a concebir un sueño. (Hechos: 2:17) “Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños”.
QUINTO PRINCIPIO, LA CONFESIÓN DE LA PALABRA DE FE. El sueño y la visión se conciben con el corazón, pero deben ser confesados con la boca. El resultado de la obra del Espíritu Santo se cumple a través de la confesión de tu boca, en Cristo lo que tu confiesas eso es. (Rom 10:8-10) “Mas  ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”.
Con nuestras palabras podemos dar vida o muerte a la iglesia que está en crecimiento. (Pv.18:21) “La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos”.

Tu, como parte de la iglesia en Cristo Jesús serás el resultado de lo que tu confieses, si confiesas lo negativo, eso será lo que tendrás, pero si confiesas con el Espíritu Santo, tendrás resultados positivos y de ser edificados correctamente con la doctrina de Cristo. (Mt.8:5-13).
SEXTO PRINCIPIO, DELE LUGAR AL ESPÍRITU SANTO en la reunión y ministre con la autoridad del Padre.
SÉPTIMO PRINCIPIO, ASEGURE UN AMBIENTE DE ALABANZA Y ADORACIÓN en la congregación, la alabanza y la adoración son armas de guerra que le limpiaran su lugar, de intromisión del enemigo y podrá ministrar con la libertad del Espíritu.

REQUISITOS PARA LA MADURES DE LA IGLESIA.
1. Se necesitan hombres y mujeres que amen a Dios y a su obra, con pasión por las gentes. Dios no obra si no tiene esta clase de personas, gentes que tenga un corazón para el.
Dios usa a personas con una vida positiva, es decir una vida en el Espíritu Santo; la vida del Espíritu piensa en el éxito en todo lo que hace, su pensamiento de madures y discipular con la Doctrina de Cristo lo domina, las circunstancias no lo detienen en sus metas y su propósito.
Si alimentas tus pensamientos con los grandes pensamientos de Dios lograras tus objetivos.  Porque la gente que piensa como Dios se lo propone para lograr su objetivo, lo define claramente que para la salvación de las almas es necesario de verdad dar frutos dignos de arrepentimiento y desarrollar el fruto del Espíritu Santo en su propia vida y lo logra.

DECLARACIÓN: Jamás llegaras más alto de lo que tus pensamientos indiquen. Tu pensamiento más dominante determinara el rumbo de tu ministerio. Los que piensan en grande tienen resultados grandes. Los que piensan en pequeño tienen resultados pequeños.
“No seamos Naturales al impartir la edificación de las Vidas en la Iglesia”
“Dios va a llegar a nuestras congregaciones cuando seamos perseverantes”
Para alcanzar una gran cosecha necesitamos la verdadera fe cimentada en la obediencia.

MENTALIDAD DE REINO

"...Cuando Jesús dijo: Buscad primeramente el reino de Dios y todo lo demás os será añadido. No quiso decir que el reino era como una pastilla mágica que solventaría tus necesidades inmediatamente, sino que “El Reino” debía ser la prioridad número uno para cada una de las personas en el cuerpo de Cristo.

(Lucas 1: 26-45, 56). EN ADELANTE COMPRENDIMOS QUE:
1. Cuando usted responde al plan de Dios de predicar y enseñar la doctrina de Cristo. Dios le traerá a su casa los bienes que Usted necesite.
2. Debemos hacer a un lado las falsas enseñanzas y visiones por la visión que Dios tiene para nosotros en la Sana Doctrina de Cristo.
3. A través de los pensamientos puedes ver el futuro, pero con las palabras lo declaras si en verdad lo crees.
4. Los pensamientos de María no eran malos, eran buenos, pero Dios quería llevarle de lo Bueno a lo Mejor.
5. En (1Co.6:12) “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.” Cosas “Licitas” es de provecho es benéfico, apropiado, adecuado y deseable.
6. Aunque puedes hacer cualquier cosa en la vida, lo único que debe controlarte son aquellas que te llevan hacia el objetivo de agradar a Dios. Y allí es donde deben llevarte todas tus salidas, a lugar correcto, al final de tu meta.
7. Hay que salir de lo bueno a lo mejor, para poder llegar a donde Dios nos ha llamado. “la excelencia”
8. La razón de que algunas personas te odien cuando tú vas en busca de la visión de Dios es porque tu estas exponiendo su falta de visión de ellos.
9. Mentalidad de REINO es DIFUNDIR tus conocimientos de la Sana Doctrina de Cristo con toda persona que tu tengas oportunidad, júntate con gente que tenga la misma visión que tu.
10. En el REINO de Jesucristo que es la Iglesia, tu espíritu se aviva.
11. Perseverancia es soportar bajo presión. Perseverancia, concepto diccionario: Mantenerse constantemente en el seguimiento de lo comenzado. Firmeza y constancia en la ejecución de los propósitos. Duración permanente y continua de una cosa. La atención a la gente, tiene que ser constante o continua, perseverar no importa las circunstancias.
12. Cuando la vida sacude a los hermanos de fe ellos no abandonan, sino que hacen algo constructivo para los demás. Es mostrar algo distinto en el lugar donde estés, sí, así es la visión de Dios que nos amemos los unos a los otros con amor fraternal.
13. Si Dios no quisiera que tú pelees ya te hubiese dado la Corona prometida.
14. Los hermanos del Remanente de Dios da resistencia busca continuamente reafirmar algo sobre su destino y no se desvalorizan hasta rendirse.
15. Con Dios nunca se pierde, con Dios siempre se gana; ESO ES UNA SEÑAL QUE REAFIRMA NUESTRO DESTINO. Es vivir día a día motivado en el Reino, soltar la semilla y mantener el objetivo, sin vagar en direcciones diferentes. Es un mismo espíritu de fe, y producir llenura del espíritu en los que están contigo, para así desarrollar la mentalidad de Reino.
16. La obediencia significa aprender a ver las fortalezas de otro y a hacer tus áreas débiles fuertes, pues la obediencia hacia la visión de Dios no es un asunto privado si no enseñado en la Sana Doctrina de Cristo.
17. Es cruzar la tormenta Juntos y lograr la meta. (Mar 4:35-37) “Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado. 36 Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas. 37 Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba”.
18. Todo proceso de reconstrucción o restauración entre el pueblo de Dios, lo inicia Dios y se mueve a través del Espíritu Santo en su Reino. Que estableció Jesucristo como su Iglesia la cual es su Cuerpo.
ESTUDIO en Lerma por él:
Pr. Víctor R. Preciado Balderrama
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb
viclaly5757.blogspot.com

Les invito con mucho respeto a visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado.

(Mat 10:8b) “…de gracia recibisteis, dad de gracia”.
Publicar un comentario