lunes, 23 de noviembre de 2015

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO TE LLEVA PASO A PASO PARA HACER CAMBIOS VERDADEROS

LA SANA DOCTRINA DE CRISTO TE LLEVA
PASO A PASO PARA HACER CAMBIOS VERDADEROS
(2 Timoteo 3:16,17) “16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar,  para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. Para realizar cambios es clave que tomes la responsabilidad. No puedes culpar a otros. Si lo haces, nada funcionará. Nada ni nadie te ayudará. Estarás fuera de control, y no habrá ayuda ni cambio. (Santiago 1:22; Juan 1:14) “22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”.

Rendir cuenta no es un tema del que a la gente le gusta hablar. Valoramos mucho nuestra independencia y la libertad de hacer lo que queremos a nuestra manera. Después de todo, ¿a quiénes de nosotros nos gustaría que otros se metieran en nuestra vida privada? Sin embargo, responsabilizarnos por nuestras acciones es la única manera de proteger nuestra libertad. Una mala comprensión de la libertad conduce a la pérdida de los derechos y, al final, el resultado es la esclavitud. (Gálatas 5:1) “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Los cristianos han sido liberados del poder del pecado. Por tanto, pueden escoger obedecer a la voz del Espíritu Santo, en vez de ser esclavos del pecado.

¿Qué pasa cuando culpas a otros?: comienza un juego peligroso. Es la búsqueda para ver quién es el culpable. Esto No sirve. Lo que verdaderamente estás diciendo cuando culpas a tu mujer, a tu trabajo, al gobierno, a otros, es: Es que cuando culpas a otras personas, lo que estás reflejando es algo así: “Primero cambia tu y luego cambio yo”. Aunque no lo digas, esta es la verdad. En resumen, eres responsable de manejar tu vida. Y el manejo de tu vida comienza en tu alma.

Solamente la Palabra de Dios es la que llega a lo profundo del corazón. Solo la Palabra afecta tu alma con una llegada a fondo para el cambio. Tienes que empezar desde tu interior. Acepta tu responsabilidad por la manera en la que piensas. Así comienza el cambio. (Gen 6:5) “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal”. (1Cronicas 28:9) “Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás;  mas si lo dejares, Él te desechará para siempre”. (Proverbios 21:4) “Altivez de ojos, y orgullo de corazón, y pensamiento de impíos, son pecado”.

La vida cristiana es un proceso tan dinámico que si no vas avanzando, el mundo te hace retroceder. Una persona que no crece, retrocede. Esto hemos dicho y espero que esto te quede muy claro; yo no conozco cristianos que se estancan. Conozco cristianos o que avanzan o van para atrás, ninguno puede quedarse intacto y decir: "yo finalmente aquí si no tengo ningún problema, ya me he estancado, he llegado a este punto en mi vida cristiana..." eso es mentira! Tolerar el pecado en nuestras vidas es un uso indebido de nuestros privilegios, como nos lo advierte:
(Gálatas 5:13) “Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros”. La libertad en Cristo es un gran privilegio. Sin embargo, acarrea responsabilidad, ya que nuestras acciones, palabras y actitudes nos afectan, tanto a nosotros como a los demás.

Muchos pierden mucho tiempo de sus vidas, porqué no es sabio esperar para arrepentirse. Hay que volver a ganar el tiempo perdido, ya que esto no es magia de quedar en el mismo lugar porque quieras o no entenderlo tú caminaste en un camino equivocado y ahora te tienes que regresar y entre más tiempo pases pensándolo más caminas en sentido contrario. Tal vez alguien te estuvo hablando por años. Y aún no hiciste nada para cambiar. Por esto veo interesante lo que la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice al respecto: (Proverbios 12:15;14:12) “15  El camino del necio es derecho en su opinión; Mas el que obedece al consejo es sabio. 12Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte”. No hagas lo que te parezca, haz lo correcto. No tomes el camino que te parece, toma el correcto para llegar a ese destino.
Seguramente aquí mismo hay muchos que tuvieron alguna situación en la cual se arrepintieron por algo mal hecho. Pero también habrás notado que no es suficiente. Ahora hay que hacer las cosas de otra manera. El mundo está lleno de personas que se arrepienten pero nunca cambian.

Arrepentirse debe ser un cambio de mente. Un cambio de dirección. La Sana Doctrina de Cristo en la Palabra de Jehová Dios nos dice: (Gálatas 6:7-10) “7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. 9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. 10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe”.
No esperes hasta que sea demasiado tarde y seas engañado. Gracias a Dios por tener esta oportunidad de abrir los ojos, y comenzar a hacer cambios.

¡¡¡HERMANOS!!! Todos podemos CAMBIAR si desarrollamos la FE que puede producir resultados y esto es que le demos derecho legal al Espíritu Santo de que haga lo hermoso que Él sabe hacer en nuestras vidas ¡NO! en nuestras fuerzas sino con su Divino Poder. Y bueno si le preguntas a alguien que tú sabes que ha cambiado y que tiene estos frutos (Mat 3:8) “Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento”. Te dirá algo así: Lo primero que tienes que hacer es pedirle perdón a Jehová Dios y a Jesucristo y tomar esta bendición del perdón por la Sangre derramada en el Calvario; después es darle el derecho legal al Espíritu Santo en tu vida someter tu voluntad a la Voluntad de Dios y que te permita tener una disciplina en tu vida para alcanzar las metas. Por ejemplo cuando somos pequeños mamá o papá nos tenían que insistir en que teníamos que lavarnos los dientes. Algún día lo olvidábamos, otro no teníamos ganas. Pero hay algo que es real hoy, y es que al ser adultos, ni pensamos en hacerlo: simplemente lo hacemos. Sabemos que es por nuestra conveniencia, y se nos volvió un hábito diario. De esto se trata que el Espíritu Santo haga un hábito en ti: algo que hacemos sin pensar. Lo hacemos todos los días, y no fallamos. Pero no fue algo fácil y de un día para el otro, tomó un tiempo. FUE UN PROCESO y ahora la Sana Doctrina de Cristo con todo el Poder del Espíritu de Verdad te dará una formación paso a paso.

Funciona también en el caso inverso: no nos volvemos indisciplinados de golpe. Es de a paso  a paso. Una persona no aumenta de peso de un día para el otro, sino que al ser indisciplinado un poco un día, otro poco otro día, sin cuidar lo que come, en determinado momento encontrará que su peso ya no es el mismo. Y que no lo puede cambiar en un instante, y por esta razón la Sana Doctrina de Cristo dos da este consejo: (1 Tesalonicenses 5:12-19) “12 Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; 13 y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros. 14 También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos. 15 Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos. 16 Estad siempre gozosos. 17 Orad sin cesar.18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 19 No apaguéis al Espíritu”. Cuando pensamos en madurez cristiana siempre nos cuesta trabajo identificar como vamos en nuestra vida espiritual, ¿verdaderamente estamos avanzando o estamos retrocediendo?

Todos los elementos que podemos mencionar no son sino síntomas fuertes de que no estamos caminando hacia la madurez con firmeza y constancia. La Sana Doctrina de Cristo por medio del apóstol Pablo nos dice lo siguiente: (1Cor.3:1-3) “1 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, 3 porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?”. Sabemos entonces, que en lo que sea que nos disciplinemos, obtendremos un hábito. Y por supuesto existen hábitos buenos y malos. Será tiempo de corregir hábitos, y disciplinarse para alcanzar metas. Porque si en el año que comienza queremos ver cambios, hay algo que tenemos que saber: En todo lo que nos volvamos consistentes, veremos cambios. Y claro, nuevamente, funciona a la inversa: en lo que no soy consistente, en lo que comienzo y luego abandono, NUNCA veremos cambios.

Jesús le dijo en cierta ocasión a sus seguidores: (Juan 8:31,32) “31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. La palabra discípulo habla de uno que se disciplina en seguir. El principio es que podemos ser personas disciplinadas siempre que nos mantengamos en algo. Y si lo hacemos en la Palabra de Dios, sabemos que el éxito está asegurado. ¿Queremos alcanzar metas nuevas? Hay que disciplinarse. (Marcos 9:23) “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible”.

Muchas veces salimos perdiendo por no escuchar las advertencias, e ignorar la Sana Doctrina de Cristo que es la Palabra de Dios. Alguien que conozco era un excelente pastor fundamentado en la Enseñanza de la Sana Doctrina de Cristo. Pero alguien o tal vez el mismo se convenció de que la libertad en Cristo significaba poder hacer casi cualquier cosa que él quisiera. Yo le advertí varias veces que si seguía por ese camino resbalaría y su pastorado se vendría abajo. Pero no quiso escuchar, y como resultado perdió su ministerio. El primer rey de Israel, por ejemplo, que trató de justificar su desobediencia y cuando el profeta Samuel confrontó a Saúl por no haber obedecido las instrucciones de Dios, mintió, diciendo: (1 Samuel 15:13) “Vino, pues, Samuel a Saúl, y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Jehová;  yo he cumplido la palabra de Jehová”. Cuando Samuel sacó a la luz su evidente inconsistencia, Saúl presentó excusas. Al negarse a arrepentirse y hacerse responsable ante el profeta de Dios, perdió su trono y el reino (1 Samuel 15:23-26) “23 Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey. 24 Entonces Saúl dijo a Samuel: Yo he pecado; pues he quebrantado el mandamiento de Jehová y tus palabras, porque temí al pueblo y consentí a la voz de ellos. Perdona, pues, ahora mi pecado, 25 y vuelve conmigo para que adore a Jehová. 26 Y Samuel respondió a Saúl: No volveré contigo; porque desechaste la palabra de Jehová, y Jehová te ha desechado para que no seas rey sobre Israel”.

Especialmente la madurez cristiana viene a través de una entrega, de un compromiso, de una constante búsqueda de la voluntad perfecta de Dios para nuestra vida. (Filipenses 2:12-16) “12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia,  ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. 14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; 16 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado”. Por eso muchos pueden estar quizás llenos de años y sin embargo todavía no saben tomar decisiones, no conocen como la Palabra de Dios nos indica en ciertas áreas de la vida lo que debemos y lo que no debemos hacer. Madurar es el anhelo del corazón de Dios.

Aunque la responsabilidad cristiana en ocasiones implica confrontar el pecado, su objetivo principal es alentar y fortalecernos mutuamente en el andar cristiano. Saber que alguien se preocupa por nosotros, y se toma el tiempo para orar por nuestras luchas, pueden motivarnos a perseverar. Las tentaciones están al acecho en todas partes, prometiendo placeres, que al final llevan a la desdicha y al pesar. El rey David descubrió esta dolorosa verdad. Pecó con Betsabé después de abandonar sus responsabilidades y aislarse de colaboradores que podrían haberlo ayudado a mantenerse en el camino correcto (2 Smuel 11:2-5) “2 Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. 3 Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. 4 Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa. 5 Y concibió la mujer, y envió a hacerlo saber a David, diciendo: Estoy encinta”. Pero a pesar de que se arrepintió después de la reprensión de Natán, las consecuencias lo siguieron durante el resto de su vida (2 Samuel 12:1-14) leerlo.

Otro paso donde la Sana Doctrina de Cristo podremos identificar nuestra madurez espiritual en: (Hebr.6:1-6) “1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, 2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno. 3 Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite. 4 Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5 y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6 y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio”.

¿Cómo podemos conocer si vamos caminando o nos hemos detenido y vamos para atrás? Quiero hablar de 3 síntomas y de 3 soluciones que la Sana Doctrina de Cristo nos habla concretamente del asunto de la madurez cristiana y vamos a verlos a luz de Hebreos 5; Muchos cristianos creen que el anhelo del Corazón de Jehová Dios es nuestra felicidad, que seamos realmente felices y es por esto muchos nomas buscan el ser felices cueste lo que cueste y le pese a quien le pece. Si te han dicho esto, te han engañado. El anhelo primario del corazón de Dios no es nuestra felicidad, es nuestra madurez. Porque si así fuera, muchas de las circunstancias que hoy vivimos no apuntan hacia la felicidad, pero cuando podemos ver en la Sana Doctrina de Cristo como la Palabra de Jehová Dios nos llevan paso a paso para que seamos mejores y descubramos que el anhelo de Jehová Dios es que sigamos desarrollando nuestro carácter cristiano, que sigamos siendo mejores. La Palabra de nuestro Dios dice así: (Hebr.5:11-14) “11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír. 12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”.

1. SINTOMA: INCAPACIDAD EN EL ENTENDIMIENTO: Versículos 11,12 dicen: “os habéis hecho tardos para oír... habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche”. La riqueza de la Palabra de Dios jamás puede ser entendida por personas inmaduras. La Sana Doctrina de Cristo por medio del apóstol Pablo no habla de nuevos creyentes. Está hablando de tipo de cristiano que está oyendo la Palabra de Dios pero nunca lo aplica a su propia vida. No es que no entiendan una porción de la Biblia, es que constantemente no entienden nada.
SOLUCIÓN: PIDE PERDÓN A DIOS Y ARREPIÉNTETE. Tú no vas a poder seguir avanzando en tu vida cristiana si primeramente no reconoces que tienes síntomas de inmadurez espiritual. Si tú no reconoces que necesitas crecer en tu vida cristiana, muy poco harás, seguirás infantil en tus relaciones. Lo más importante es pedirle perdón a Dios. Dice la Palabra: (1Juan 1:9) “Si confesamos nuestros pecados,  Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”. Tienes que reconocer que solo a través de un esfuerzo diario y sostenido por aplicar la Palabra de Dios en tu vida vas a alcanzar la madurez espiritual.
Es la constante de un proceso. No se hace de un día para otro se hace paso a paso como la Sana Doctrina de Cristo nos va guiando tal como si tomaras un mapa para guiar tu camino porque Escrito está en: (Salmos 119:105) “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. Es el constante compromiso con Dios. No habrá mucho cambio si no antes eres sincero contigo en las cosas que Dios desea cambiar en ti. Regularmente llegamos al punto, la gente inmadura de reaccionar cuando hemos experimentado una perdida.

2. SÍNTOMA: LA INCAPACIDAD DE TRANSFERIR VIDA: Versículo 12 dice: "...tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios". No cabe duda que una de las imposibilidades más substanciales del inmaduro es su incapacidad para reproducirse. Sencillo, si tú no te reproduces, no eres maduro. Cuando los cristianos dejan de aprender, empiezan a morir. Esto es la realidad. ¿Y qué pasa si ponemos de director de un ministerio un cadáver? Hay muchos ministerios que no fluyen porque su servidor no vive, no crece, no sigue aprendiendo. Piensa que lo que aprendió en el pasado es suficiente. Los éxitos del pasado pueden ser piedras de tropiezo en el presente. Mira lo que dice la Sana Doctrina de Cristo en la Escritura: (Mt.9:16,17) “16 Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura. 17 Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente”.
SOLUCIÓN: Necesita haber un cambio constante. Tendrás que hacer cambios, no hay cambios que no duelan y no hay dolor en que no experimentes algún tipo de perdida. No es dedicación, no es "ahora pastor Víctor, después de este mensaje voy a echarle más ganas" No le eches ganas porque seguro vas al fracaso mejor esfuérzate donde Jehová Dios vaya contigo.

3. SÍNTOMA: INCAPACIDAD EN LA TOMA DE DECISIONES: Esto es quizás la cosa más seria en cuanto a la madurez cristiana. El versículo 12 dice: "...pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal". ¿Sabes que demuestras lo inmaduro que eres o lo maduro que eres por tus decisiones? Un ejemplo clásico de cristianos inmaduros es: Que nos encanta hablar mal de los hermanos y hasta del pastor y su esposa, ¿NO? Un síntoma de ser una persona inmadura es cuando tú compartes limitaciones, frustraciones y muchos pecados de tus hermanos. Esto nos muestra que eres inmaduro de máximo grado, ¿POR QUÉ? Porque tu estas diciendo que tú no sales adelante en la vida cristiana por el hermano, o la hermana que Jehová Dios te dio, y tu vida está limitada a sus reacciones, y como tu reacciones, será tu propia decisión. ¿Qué significa esto? Yo puedo ser ofendido, pero yo tengo la elección de ofenderme o no. Elecciones maduras contra las elecciones inmaduras, y quiero que tu veas los dos elementos, los dos extremos, donde estés, te va a hablar de madurez o de inmadurez en tu vida.
(1) Primero, una elección madura es cuando tu enseñas a los demás. Una elección inmadura es cuando solo eres enseñado. Si llevas varios años en tu congregación y siempre has recibido y recibido, no significa que seas maduro, porque no hay frutos.
(2) Segunda característica en decisión; desarrollo profundo del entendimiento. Otra, lucha con lo fundamental. Hay hermanos que ni siquiera se ha bautizado y se creen que son maduros. En la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice que el bautismo es uno de los rudimentos de las Doctrinas de Cristo. Puedes decir lo que quieras, es síntoma de inmadurez. Siguiente, una elección madura es la autoevaluación, una elección inmadura es la crítica. Una persona madura siempre va buscar la unidad, la persona inmadura va fomentar la desunión constantemente a lo ya establecido.
La persona madura anhela retos espirituales siempre viene los miércoles porque sabe que son estudios para madurar, quiere crecer en su fe y en su dependencia de Dios, la persona inmadura desea entretenimiento y reuniones de comida.

SOLUCIÓN: mantén tu pasión espiritual. Saben que nuestra capacidad de deleitarnos en las cosas más profundas de Jehová Dios es alimento sólido y está determinada para nuestro crecimiento espiritual. Con frecuencia queremos comer del banquete de Dios pero no sabemos cómo hacerlo. Es como los niños. Hay muchas cosas que no les gustan a los niños. Por una diferencia de madurez, por una diferencia de estilos de ver la vida. Hay muchos hermanos que así son, no mantienen la pasión espiritual por las cosas de Dios.
Siempre están conformándose con TLACOYOS, o con un atole con una guajolota que es un tamal en medio de un virote, están conformándose con comida chatarra, están conformándose con lo que venga la vida. Novelitas en lugar de profundizar la Escritura, un libro que sea como "light" que no me implique un gran esfuerzo personal y que no me dé mucho trabajo de leerlo también, un estudio bíblico que no dura ni dos semanas, para que me meto para 6 meses.

Estos no son sino evidencias de un fluir de inmadurez. En las Escrituras el creyente sabe que no es responsable por las acciones de los que le rodean. Pero el creyente maduro sabe que si es responsable como va a reaccionar él hacia las circunstancias. Esto es madurez. Inmaduro reaccionas por todo lo que sucede, maduro es cuando tú haces tú parte y sabes que no eres responsable por todo.
En resumen, eres responsable de manejar tu vida. Y EL MANEJO DE TU VIDA COMIENZA EN TU ALMA. Solamente la Palabra de Dios es la que llega a lo profundo del corazón. Solo la Palabra afecta al Espíritu con una llegada a fondo para el cambio. Tienes que empezar desde tu interior. Acepta tu responsabilidad por la manera en la que piensas. Así comienza el cambio.
OREMOS: Padre Santo tú conoces nuestros corazones, conoces nuestra vida y siempre existirá la posibilidad latente en una iglesia de tener gente que esta aquí pero no es de aquí, que es miembro de una iglesia pero no está inscrito en el libro de la vida, que va, participa, hasta dirige ministerios pero nunca tenían un encuentro personal contigo, es como un abortivo. Padre, para aquellas personas queremos orar que tu Espíritu Santo quebrante sus corazón, para que te busquen con sinceridad, con honestidad, que evalúen si el problema es este, y si es así, hazles entender que solo Cristo puede transformar la vida, y para aquellos que ya han nacido de nuevo o que ya hemos nacido de nuevo pero nos hemos estancado o hasta hemos retrocedido, aplicamos los antídotos. Perdónanos Señor. Nos arrepentimos de nuestra inmadurez espiritual, Padre, ayúdanos a nunca dejar de crecer y aprender y de seguir desarrollando nuevos ministerios y Señor en la toma de decisiones permítenos mantener la pasión espiritual de hacer las cosas como para ti, en el poder y en la manera tuya. Oramos para que nos bendigas y nos des tu gracia y tu misericordia para este proceso que terminará cuando volvamos al lugar celestial. En el nombre de Jesús oramos. Amen."
PREDICADOR DE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama; Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
https://www.bible.com/es/bible/149/jhn.6.rvr1960
https://www.facebook.com/milibertadorviene

Publicar un comentario