viernes, 20 de noviembre de 2015

LA ACEPTACIÓN DE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO COMO PARTE DEL EVANGELIO

LA ACEPTACIÓN DE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO COMO PARTE DEL EVANGELIO

(1 Tesalonicenses 2:13-20) “13 Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros,  la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes. 14 Porque vosotros, hermanos,  vinisteis a ser imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea;  pues habéis padecido de los de vuestra propia nación las mismas cosas que ellas padecieron de los judíos, 15 los cuales mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas, y a nosotros nos expulsaron; y no agradan a Dios, y se oponen a todos los hombres, 16 impidiéndonos hablar a los gentiles para que éstos se salven; así colman ellos siempre la medida de sus pecados, pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo.
17 Pero nosotros, hermanos, separados de vosotros por un poco de tiempo, de vista pero no de corazón, tanto más procuramos con mucho deseo ver vuestro rostro; 18 por lo cual quisimos ir a vosotros, yo Pablo ciertamente una y otra vez; pero Satanás nos estorbó. 19 Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida? 20 Vosotros sois nuestra gloria y gozo”.

LA ACEPTACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS PUEDE TRAERNOS SUFRIMIENTOS, PERO DEBEMOS CONFIAR EN LA GRACIA DE DIOS.
(1tesalonicenses 2:19) “Porque ¿Cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida?”.

LOS OBJETIVOS DE LA SANA DOCTRINA DE CRISTO EN ESTA PRDICACIÓN.
1. Que nos familiaricemos con la forma en que los cristianos tesalonicenses recibieron
    la Sana Doctrina de Cristo como Palabra de Dios.
2. Sentir gozo porque el Poder del Espíritu Santo respalda todo lo que está Escrito en
    la Palabra de Dios y puede hacer que los hombres lleguen a tener una relación más
    estrecha y personal con Dios, a pesar de las circunstancias.
3. Considerar las maneras de permitir que la Sana Doctrina de Cristo en la Palabra de
    Dios obre en nuestras vidas como cristianos, dándonos un buen equilibrio en todos
    los ámbitos de nuestras vidas.

INTRODUCCIÓN:
Son muchísimos los intentos que se han hecho a través de la historia por desacreditar la autenticidad de la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia, para despojarla de su autoridad y su poder. (Mar 1:27) “Y todos se asombraron, de tal manera que discutían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es esta, que con autoridad manda aun a los espíritus inmundos, y le obedecen?”.
(Juan 7:16,17) “16 Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió. 17 El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta”. Muchos han abusado de las Escrituras, las han adulterado, las han torcido y las han relegado al nivel de todos los demás escritos religiosos del mundo. Las conclusiones que se han lanzado al público son que no existe tal cosa como inspiración divina, que no hay en la Biblia autoridad ni poder y que no se puede aceptar la existencia de absolutos o de normas universales de conducta.

La gente ha dicho que la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia contiene un lenguaje noble, poesía muy bella y dichos muy sabios, pero no se cree que contenga un mensaje vivo y autoritativo de parte de Dios. Las religiones y denominaciones han separado al pueblo de Dios como si fueran países cada uno con sus propias leyes.

Seguimos sosteniendo que la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia es el cauce por el cual Jehová Dios se comunica con la humanidad. Dios se reveló a sí mismo a través del mensaje comunicado por los profetas (Hebreos 1:1) “1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas”; (2 Pedro 1:21) “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”; Dios ha hablado por medio de las Escrituras (2 Timoteo 3:15-17) “15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. 16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar,  para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”; y finalmente Dios se comunicó con los hombres por medio de su Hijo (Hebreos 1:2) “En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo”.

En (Juan 5:36-49) “36 Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado. 37 También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto, 38 ni tenéis su palabra morando en vosotros; porque a quien él envió, vosotros no creéis. 39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; 40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida”.

El poder de la Palabra de Dios (1 Tesalonicenses 2:13) “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes”.
Cuando los tesalonicenses escucharon la predicación del apóstol Pablo, sus oídos espirituales fueron abiertos y así pudieron saber que la Palabra de Dios daba testimonio de la realidad de nuestro Señor Jesucristo.

LA PALABRA RECIBIDA
Nosotros los que estudiamos la Sana Doctrina de Cristo, afirmamos que las Sagradas Escrituras deben ser recibidas como la Palabra autorizada de Dios. Negamos que las Escrituras reciban su autoridad de parte de la iglesia, la tradición o de cualquier otra fuente humana. Se ha observado que uno de los mayores campos de batalla entre los evangélicos del día de hoy es el que tiene que ver con la autoridad de las Sagradas Escrituras. ¿Por qué es que hay muchas personas que no quieren aceptar la autoridad de la Palabra de Dios?

La gente de hoy no está nada satisfecha con el mensaje que enseña la Biblia como la Palabra de Dios al hombre. Tampoco quieren los hombres de hoy aceptar las enseñanzas bíblicas como la norma infalible y autorizada de fe y conducta para la vida cristiana.
Por esto es que esta gente se esfuerza por interpretar la Biblia a su manera a fin de que sus enseñanzas se adapten a sus filosofías humanas y esto no debe de ser así porque la palabra de Dios no necesita intérpretes pues se interpreta por sí misma. Cuando el pueblo cristiano empieza a rechazar la autoridad de la Sana Doctrina de Cristo, en la  Palabra de Dios se le está abriendo un camino ancho a satanás para que introduzca en la iglesia las falsas doctrinas por medio de las cuales él engaña fácilmente a los hombres (Efesios 4:13-16) “13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor”.

La Sana doctrina de Cristo a través del apóstol Pablo se expresa de una manera muy especial a favor de la actitud de los creyentes de Tesalónica. Una de las cosas por las que se sentía profundamente conmovido era que ellos no lo habían escuchado a él simplemente; los tesalonicenses habían escuchado la palabra autorizada de Dios a través del mensaje que el Señor había inspirado en el corazón de Pablo. Cada vez que estamos delante de Dios oyendo su Palabra tenemos que actuar con una buena actitud y esforzándonos poniendo nuestro corazón en sometimiento para estar abiertos ante la Palabra Escrita.

LA PALABRA CREÍDA
En (1 Tesalonicenses 2:13) “Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”. La Sana Doctrina de Cristo a través del apóstol Pablo, es muy clara porque nos motiva a seguir creciendo y conociendo más y más de su Sana Enseñanza que nos lleva a la dirección correcta donde está el Varón Perfecto que es Jesucristo porque esa es la estatura donde debemos de llegar todos unidos en un cuerpo.

¿QUÉ RELACIÓN EXISTE ENTRE LA FE Y LA PALABRA DE DIOS?
Aquí vemos la interacción de la Palabra de Dios y la fe, porque dice la Escritura: (Romanos 10:17) "la fe viene por el oír, y el oír por la palabra de Dios". Entonces si oímos este mensaje. La fe está siendo estimulada en lo interno de sus corazones y entonces cada uno de Ustedes está aceptando la Palabra como realmente es, como la Poderosa Verdad que Dios revela a los hombres por medio de La Sana Doctrina de Cristo y su gracia salvadora.

Muchas personas aceptan la Biblia intelectualmente, pero se niegan a aceptarla espiritualmente. La Palabra de Dios actúa poderosamente sólo cuando se une a la fe en el corazón del oyente. ¿Cómo reciben ustedes la Palabra de Dios?
Para poder recibir la Palabra de Dios, dicha Palabra tiene primeramente que ser oída. El hombre puede aceptar o rechazar el mensaje de Dios solamente cuando éste le ha sido presentado, ya sea a través de la lectura bíblica, por medio de una predicación, a través de un testimonio, o por medio de un repaso mental de algún texto aprendido de memoria anteriormente. ¿Con qué frecuencia y regularidad exponemos nuestro corazón a la Palabra de Dios?
Esto basta para determinar cuál es la forma en que la recibimos cuando el mensaje nos es presentado. (Hechos 18:5) “Y cuando Silas y Timoteo vinieron de Macedonia, Pablo estaba entregado por entero a la predicación de la palabra,  testificando a los judíos que Jesús era el Cristo”. Es una experiencia común que cuando una persona descuida la lectura de la Palabra de Dios, su andar con el Señor también decae de manera notable. Esto lo notan los demás por medio de las actitudes y las acciones del creyente. Solamente cuando tratamos de mantener una estrecha relación con Dios por medio de su Palabra pueden manifestarse en nuestra vida la semejanza de Cristo y los valores de su gracia. (Rom 16:25-27) “25  Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, 26  pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe, 27 al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén”.

Los cristianos que reciben el mensaje de la Sana Doctrina de Cristo, en el evangelio como la Palabra de Dios. Dan lugar a que la Palabra obre en sus vidas de una manera práctica. Estos creyentes seguirán el ejemplo de la Palabra: (Salmos 119:11) "En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti."

LA OPOSICIÓN A LA SANA DOCTRINA DE CRISTO EN LA PALABRA DE DIOS
(1 Tesalonicenses 2:14-16) “14 Porque vosotros, hermanos, vinisteis a ser imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea; pues habéis padecido de los de vuestra propia nación las mismas cosas que ellas padecieron de los judíos, 15 los cuales mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas, y a nosotros nos expulsaron; y no agradan a Dios, y se oponen a todos los hombres, 16 impidiéndonos hablar a los gentiles para que éstos se salven; así colman ellos siempre la medida de sus pecados, pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo.”.

LA FE PROVOCA OPOSICIÓN
Los tesalonicenses experimentaron oposición tanto de parte de sus amigos como de sus familiares inmediatamente después de que aceptaron a Cristo. Sin embargo, la persecución no fue algo que les sucediera a ellos solamente. Pablo también era perseguido por los de su país. Jesús fue crucificado por su propio pueblo. Todo lo que estaban sufriendo los hermanos de Tesalónica era algo que ya otros habían experimentado. ¿Cuál es el resultado positivo de las persecuciones del cristiano? La Sana Doctrina de Cristo a través del apóstol Pablo, en su carta a los cristianos de Roma les dice que (Romanos 5:3-5) “la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado”.

Cuando un creyente nuevo se enfrenta a la oposición de sus enemigos, sus amigos, y quizá hasta sus seres queridos, la experiencia le puede ser muy dura. Es en esta forma y en este momento cuando él pasa por la primera prueba de su fe cristiana. Demos esperar tales experiencias de oposición cuando decidimos recibir a Cristo en el corazón. No obstante, pase lo que pase, debemos permanecer firmes en el Señor y en nuestra postura que hemos adoptado por Jesucristo, así como lo hicieron los creyentes de Tesalónica.

La persecución por la que pasaron los cristianos de Judea de parte de los judíos que se oponían a Jesucristo no fue un secreto para los demás creyentes. Esto era algo conocido por doquier. Por esa razón los creyentes de todo lugar, como los tesalonicenses, decidieron imitar a los valientes cristianos de Judea que se habían enfrentado a los ataques de sus conciudadanos. Su fe en Dios es algo que nosotros debemos imitar hoy. Nosotros estamos rodeados de gente que nos está observando día tras día. Ellos están al tanto de nuestras actitudes y de nuestra conducta. Nos observan en la casa, en el trabajo, en la calle, en todas partes. Les interesa darse cuenta de la forma en que vivimos y cómo nos enfrentamos a las circunstancias difíciles. Por eso es tan importante que en todo lo que hagamos o digamos manifestemos nuestra fe y mostremos a Cristo Jesús día tras día.

¿EN QUÉ CIRCUNSTANCIAS NECESITAMOS PONER EN PRÁCTICA LA PALABRA DE DIOS? ¿Han cerrado con violencia una puerta en un arrebato de ira? ¿A veces se ven ustedes tentados a gritarles a sus niños en la casa? ¿Han estado usted a punto de explotar por alguna cosa que ya no puede soportar? ¿Sienten usted a veces que a nadie le importa su vida y que nadie se preocupa por ustedes? ¿Se han sentido a veces como que es "una carga" para los suyos? ¿Se sienten aburridos e insatisfechos de la vida? ¿Han pensado que alguien se está aprovechando de ustedes, o que lo bueno que ustedes hacen no es considerado ni se le muestra aprecio por nada?

Todas estas circunstancias tienen algo en común. Son oportunidades para recibir con gozo la Sana Doctrina de Cristo, en la Palabra de Dios en nuestro corazón. Estos son momentos en que debemos poner en práctica lo que leemos en el salmo que dice: (Salmo 84:1) “Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca”.

En todo momento y en cualquier circunstancia de nuestra vida podemos oír y poner en práctica las enseñanzas de la Sana Doctrina de Cristo de la Palabra de nuestro Dios. Debemos ser siempre guiados por la santa Palabra de nuestro Dios que dice: (1 Tesalonicenses 1:6) "la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo".

LA OPOSICIÓN PRODUCE JUICIO
En dos versículos (1 Tesalonicenses 1:15,16) “15 los cuales mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas, y a nosotros nos expulsaron; y no agradan a Dios, y se oponen a todos los hombres, 16 impidiéndonos hablar a los gentiles para que éstos se salven; así colman ellos siempre la medida de sus pecados, pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo”. Habían perseguido a los cristianos; no trataban de agradar a Dios; eran unos obstinados opositores de todos los hombres; y manifestaban una actitud de prejuicio y exclusivismo en contra de los gentiles.

Siempre se ha buscado la manera de hacer callar la predicación de Jesucristo, por esto llevó a Jesús a la crucificación en el Calvario. También en nuestros tiempos ha habido algunos interesados y empeñados en destruir el mensaje de la Sana Doctrina de Cristo persiguiendo y asesinando a sus mensajeros.

La Iglesia ha caído muchas veces en el error de querer agradar a los hombres más que a Dios. A menudo lo que dicen los hombres recibe más atención e importancia que lo que dice Dios en su Palabra.
Si alguien dice que anda en la luz pero aborrece a sus hermanos o a sus semejantes, su testimonio es nulo (1 Juan 2:8-11) “8 Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra. 9 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. 10 El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. 11 Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han segado los ojos”.
Los privilegios de la vida cristiana no son exclusivos. No han sido conferidos para retenerlos egoístamente, sino para que sean compartidos con los que tienen necesidades. Jesucristo mismo estableció ejemplo de esto cuando dijo: (Marcos 10:45) "Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos".

¿CUÁL FUE EL RESULTADO DE LA CONDUCTA DE LOS JUDÍOS?
Ellos rechazaron a su Mesías y lo crucificaron diciendo: (Mateo 27:25) "Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos". Además habían rechazado el testimonio de los apóstoles y ahora estaban en contra de que se predicara el evangelio a los gentiles. Esta era ya la última gota, la cual había hecho que la copa rebosara.
La "ira hasta el extremo" que se dice en: (1Tes 2:16) “impidiéndonos hablar a los gentiles para que éstos se salven; así colman ellos siempre la medida de sus pecados, pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo”. Que se derramó sobre ellos es el juicio o castigo de parte de Dios, que es lo que siempre se entiende por "ira" en la Biblia. Ahora los judíos estaban ya para experimentar el juicio de Dios sobre sus cabezas y sobre las de sus hijos.

No debemos temer enfrentarnos a la oposición y la persecución de cualquier parte que venga. La desobediencia y el rechazo del evangelio, tarde o temprano les acarreará el juicio de Dios. Pero gracias a Dios que mientras los enemigos del evangelio están reservados para el juicio y el derramamiento de la ira de Dios los santos que esperan fielmente a su Hijo serán librados por Jesucristo de esta ira venidera (1 Tesalonicenses 1:13) “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros,  la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes”.

EL REGOCIJO PRESENTE Y FUTURO (1 Tesalonicenses 2:17-20) “17 Pero nosotros, hermanos, separados de vosotros por un poco de tiempo, de vista pero no de corazón, tanto más procuramos con mucho deseo ver vuestro rostro; 18 por lo cual quisimos ir a vosotros, yo Pablo ciertamente una y otra vez; pero satanás nos estorbó. 19 Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe?  ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida? 20 Vosotros sois nuestra gloria y gozo”. El dicho "ojos que no ven, corazón que no siente" no debemos de alojarlo en nuestros corazones porque somos un cuerpo que debemos estar unidos mucho más con los que lloran.

Y transmitir este amor con sus nuevos convertidos, porque esto es la Sana Doctrina de Cristo que nos amemos los uno a los otros, todo esto lo instituyó nuestro Señor Jesucristo. ¿Han recibido ustedes alguna vez noticias de que algún ser querido se encuentra pasando por momentos de gran dificultad? ¿Cómo se sintió al enterarse de ello? ¿No sentía deseos de dejar todo abandonado y correr para estar a su lado a fin de ayudar en algo?
La Sana Doctrina de Cristo dice claramente que es satanás es quien estorba. En efecto, esa es la obra del diablo, él se empeña en poner siempre obstáculos en la senda del cristiano. Muchas veces estas piedras de tropiezo que el diablo pone aparecen en los momentos en que hay más deseos de socorrer a los necesitados.
¿Cómo puedes saber y reconocer que Dios te está hablando a través de su Espíritu Santo? Jesús dijo en (Juan 10:27) "Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen". Tenemos que mantener nuestros oídos siempre sintonizados para oír la voz del buen Pastor. Además de ser sensible a la dirección del Espíritu Santo.

El diablo hará todo lo que esté a su alcance para separar a los cristianos de la comunión con Dios, y también de la comunión con los demás hermanos. (Judas 1:20,21) “20 Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, 21 conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna”.

MIRANDO HACIA EL FUTURO
Una de las expresiones más tristes de la Biblia es la que se refiere a Joram, rey de Judá (2 Crónicas 21:20) “Cuando comenzó a reinar era de treinta y dos años, y reinó en Jerusalén ocho años; y murió sin que lo desearan más. Y lo sepultaron en la ciudad de David, pero no en los sepulcros de los reyes”. ¡Qué manera tan trágica de vivir y morir! Joram murió sin que lo desearan más, y a su muerte no hubo muestras de dolor.

¿ESTAS SATISFECHO CON EL HECHO DE SER SALVO SOLAMENTE TU?
En este mundo y poder participar de la vida eterna en el futuro. No tenemos que estar satisfechos solamente con saber que somos salvos. Uno de los mayores gozos que se experimentarán en el encuentro con nuestro Señor Jesucristo, después del privilegio de ver al Señor, será poder ver a los que recibieron el mensaje del evangelio por medio de nosotros, y a quienes hayamos ayudado a vivir para el Señor. Todo cristiano, sin excepción alguna, puede hablarle de Cristo a alguien de alguna manera.

Si tú eres un cristiano que has recibido La Sana Doctrina de Cristo como real y Verdadera Palabra de Dios con gozo, en medio de circunstancias difíciles. Entonces pon en práctica esta palabra y conviértete en ejemplo de todos los cristianos de tu derredor. Este ejemplo sigue siendo de gran valor para todos los cristianos.
Si oímos La Sana Doctrina de Cristo, como Palabra de Dios procuremos recibirla con un corazón lleno de fe y obediencia para que este mensaje se traduzca en una vida de constante servicio a Dios para bien de los demás.

Predicador: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
https://plus.google.com/u/0/communities/105936701821113953310
viclaly.57.57@gmail.com    viclaly_57_57@yahoo.com

https://www.facebook.com/milibertadorviene
Publicar un comentario