jueves, 26 de noviembre de 2015

JESUCRISTO ENSEÑANDONOS LA PAZ DE DIOS

JESUCRISTO ENSEÑANDONOS LA PAZ DE DIOS
(Filipenses 4:4,6-7) “4 Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!. 6 Por nada estéis angustiados, sino sea conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

ANÁLISIS: Regocijaos, Señor, Paz, angustia, peticiones, Dios, sobrepasar, entendimiento, guardará, pensamientos, corazones, Cristo, Jesús.
ENFOQUE: ¿Un descanso perfecto en la tribulación? paz mas allá de la razón? el secreto de la verdadera felicidad es cuando JESUCRISTO NOS ENSEÑA LA PAZ DE DIOS.

La Biblia nos habla de diversos tipos de paz:
LA PAZ CON DIOS (Romanos 5:1) “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”.

Paz con nosotros mismo o con nuestras conciencias.
Paz con los que nos odian (1Tesalonisenses 5:13) “y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros”.

Paz con y entre los hombres.
Paz entre los santos (Hechos 12:14) “la cual, cuando reconoció la voz de Pedro, de gozo no abrió la puerta, sino que corriendo adentro, dio la nueva de que Pedro estaba a la puerta”. Paz como cesación de guerra. Paz como lo opuesto a la inquietud de la mente.

No es mi propósito hablar de este tipo de Paz; sino de la paz que provee descanso perfecto y gozo que nada puede perturbar o molestar. Multitud de vidas turbadas por las circunstancias de la vida buscan el reposo de las aguas serenas en su alma, como el sediento que busca agua en un desierto, así las almas buscan ansiosamente esa tranquilidad. La ansiedad (que muchos le dicen: ESTRÉS) puede ser por la comida, por la bebida, por la ropa, por el día de mañana, por la vida, por los problemas diarios, por cómo responderá las demandas, en fin por muchas cosas. Hoy el Señor tiene una respuesta para ti:

PROPOSICIÓN: Tú debes de disfrutar la promesa de descanso, que va más allá de toda razón, esta paz nos guarda de la inseguridad y las alarmas incesantes de este mundo.

I. JEHOVÁ DIOS ES EL PADRE Y ES EL DIOS DE PAZ

Desde la creación Dios siempre ha manifestado su paz (Edén). En el edén Dios mantenía una relación de paz con el hombre. Esta relación producía paz:
1) Produce reposos inefables. Dios se le manifestó a Gedeón y le dijo: (Jueces 6:23) “Pero Jehová le dijo: Paz a ti; no tengas temor, no morirás”. Cuando lo invadía el temor ante los madianitas, Dios se aparece para traerle paz y esperanza.


2) Como un favor divino fluye para beneficio de los que le aman.
(Números 6:26) “Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz”.
(Job 22:21) “Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz; Y por ello te vendrá bien”. Que mejor amigo que con Dios.

3) Incluye bendiciones satisfactorias, para el tiempo de la tribulación. (Salmos 119:165) “Mucha paz tienen los que aman tu ley, Y no hay para ellos tropiezo”. La medicina contra la inquietud no es la flojera, ni la apatía, el antídoto contra la ansiedad es el abrir efusivamente el corazón a Jehová Dios y su Hijo Jesucristo. (1Pedro5:7) “Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”. No informamos a Dios de nuestra necesidad, sino de la conciencia que tenemos de nuestra necesidad, pues para recibir es menester confesar nuestra suplica.

A Dios que escucha con piedad. (Isaías 59:1,2) “1He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; 2 pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír”.
Es una plegaria humilde y ferviente al amor para pedir alguna cosa cuya necesidad se siente vivamente. La oración sin acción de gracia es como un pájaro sin alas. (Filipenses 4:6) “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego,  con acción de gracias”.
(2Corintios 2:9-11) “9 Porque también para este fin os escribí, para tener la prueba de si vosotros sois obedientes en todo. 10 Y al que vosotros perdonáis, yo también; porque también yo lo que he perdonado, si algo he perdonado, por vosotros lo he hecho en presencia de Cristo, 11 para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones”.

II. PAZ MAS HALLA DE TODO ENTENDIMIENTO.
Esta paz tiene su asiento en el trono de Dios, ella desciende de su trono que inunda nuestros corazones y lo llena de gozo. Esta paz supera todos los esfuerzos, cálculos y preocupaciones que el entendimiento pueda imaginar e intentar poner en práctica para poner paz, el corazón y el propio pensamiento. Por naturaleza el hombre esta tan completamente incapacitado para penetrar en esta maravillosa paz, como un ciego para apreciar la belleza de una puesta de sol (1Corintios 2:14) “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”.

1) La Paz que se ensancha y se profundiza como un río poderoso Cada vez más. (Isaías 66:12) “Porque así dice Jehová: He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río, y la gloria de las naciones como torrente que se desborda; y mamaréis, y en los brazos seréis traídos, y sobre las rodillas seréis mimados”. (Isaías 48:18) “¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar”.
2) La paz como un reposo perfecto que nada puede perturbar - su paz esta en sus alturas (Job 25:2) “El señorío y el temor están con él; El hace paz en sus alturas”.  (Isaías 26:3) “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado”. (Isaías 57:2) Entrará en la paz; descansarán en sus lechos todo los que acudan delante de Dios.

3) Paz como un fluir en el alma apacible y delicado Elías desconsolado y triste se fue por el desierto huyendo de Jezabel cansado físicamente y espiritual, (1Reyes 19:4) “y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó bajo un enebro y deseando morirse; dijo: Basta ya, ¡Oh Jehová!, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padre. 5 Y echándose debajo del enebro se quedó dormido; he aquí luego un ángel le toco, y dijo: levántate y Levántate, come”. Esto lo hizo el ángel por segunda vez. Elías fortalecido se fue a una cueva donde Jehová se le apareció (1Reyes 19:12)(viento, terremoto, fuego, silbó apacible)

III. RESULTADO: NOS GUARDA (CORAZÓN Y MENTE)
 COMO CENTINELA DEL PELIGRO.
1) Donde las hostilidades de Satanás nos amenazan a diario “y la paz de Dios gobierne en nuestro corazones. Esta paz nos guarda de todo aquello que llega en el entorno hostil.
2) Donde el corazón lo asaltan tempestades en medio de la mar. (Jesús calma la tempestad, chusma perturbadora de la preocupación nos quiere invadir. - Esto es el afán de esta vida (El remedio para el afán: confiar en el cuidado del padre Mateo 6:25-34)

IV. EN EL SENO DE JESÚS PERFECTA CALMA HALLARAS

1) Cuando te sientas oprimido por mil preocupaciones.
2) Cuando pasen por el valle de sombra de muerte (Salmos 23:1) “Jehová es mi
     pastor; nada me faltará”.
3) Cuando los sentimientos te pueden alterar tu estado de seguridad.

La paz es la sonrisa de Dios reflejada en el alma del creyente.
Es la calma del corazón después de la tormenta de los problemas.
Es la firme convicción de que: (Romanos 8:32) “el no escatimo a su propio hijo, sino que lo entregó por todos nosotros como no nos dará con el todas las cosas”.

La paz en el presente contexto es el don divino que resulta de la gozosa presencia de Jehová Dios y de nuestro Rey Jesucristo, de la bondad mostrada para con el prójimo y de la oración hecha con confianza al altísimo.

Las circunstancias solas no determinan la condición del corazón y de la mente. El cristiano puede gozarse interiormente cuando exteriormente todo es oscuro y sombrío, se goza en Jesucristo, esto es porque estamos unidos con Cristo, fruto de cuyo espíritu es el gozo (Gálatas 5:22,23) “22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza;  contra tales cosas no hay ley”.

CONCLUSIÓN:
La paz de Dios, es paz en el tenebroso mundo del pecado que nos acosa constantemente de día y por la noche. Las primeras palabras que Jesús dirigió a sus discípulos después de la victoria; (Juan 20:19) “Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros”.

Aun por un solo hombre como lo hizo con Tomás puede hacerlo por nosotros. Cristo es nuestra paz en la tribulación (Salmos 29:11) “Jehová dará poder a su pueblo; Jehová bendecirá a su pueblo con paz”.
Es nuestra paz para hacer frente a nuestras necesidades cotidianas (Juan 14:17) “el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce;  pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros”. (Juan 16:33) “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz: en el mundo tendréis apretura; mas confiad, yo he vencido al mundo”.

La paz es la nodriza de la abundancia (Salmos 147:14) “El da en tu territorio la paz; Te hará saciar con lo mejor del trigo”.
No todos los que tienen paz con Dios tienen la paz interior. Todos tienen el derecho de tomarla pero no todos gozan de su posesión. El Diablo dispone de mucha astucia para quitarles a los creyentes esta paz interior y lo logra cuando hace dudar de su firmeza en la gracia y crea duda interior, como n nos puede robar el perdón procura quitarnos la paz.

La paz fluye de la pureza del corazón por lo tanto debemos

Caminar humildemente con Dios (Gálatas 6:16) “Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios”.
Cuidarnos de la caída de la fe.
No enredarnos en el pecado.
Debemos arreglar nuestras cuentas diariamente.
Al terminar el día debemos hacer un inventario entre Dios y nuestra propia alma (Salmos 77:6) “Me acordaba de mis cánticos de noche; Meditaba en mi corazón, Y mi espíritu inquiría”. (Examinar cuidadosamente una cosa)

La posición de la paz de Dios nos permite creer que todo lo que “es dice está bien aun cuando nos parezca mal. En todo tiempo, y a cualquier hora alegres o tristes Si confiamos en el, en perfecta paz podemos cantar; esta es la vida que vale la pena vivir.

PREDICA en Lerma por: PASTOR Víctor R. Preciado Balderrama
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo, estoy ofreciendo:
MATERIALES BÍBLICOS GRATIS
Todo es completamente gratis, como escritor de estos materiales te voy a dar los originales para que tú le pongas el nombre de tu Iglesia o tu ministerio o le hagas las modificaciones que a ti te parezcan convenientes. Mi interés es que me des la oportunidad de servirles pues me queda muy claro que mi llamado no es de ser titular sino el de servir y que la Sana Doctrina de Cristo corra como un río poderoso arroyando toda basura de ignorancia.

Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia.
viclaly_57_57@yahoo.com
También les invito con mucho respeto a todas sus creencias a visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado y que, con mucho amor he puesto algunos estudios que Dios me ha regalado en revelación, Efesios 3:8.
viclaly5757.blogspot.com


Publicar un comentario