sábado, 21 de noviembre de 2015

¿Enseña la Sana Doctrina de Cristo qué esperemos en Dios en el Noviazgo?

¿Enseña la Sana Doctrina de Cristo qué esperemos en Dios en el Noviazgo?

(Sal 37:5) “Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará”.
A veces el confundir términos nos puede llevar a desilusiones, he sido testigo cómo muchos solteros de edad avanzada se quejan de que Dios nunca les respondió, dicen que esperaron en Él y los años avanzaron y nunca obtuvieron una respuesta de Dios en el ámbito amoroso. (Sal 34:7-9) “7  El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende. 8 Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él. 9 Temed a Jehová, vosotros sus santos, pues nada falta a los que le temen”.

La Sana Doctrina de Cristo está llena de conceptos que salieron de la boca de Jehová Dios, entonces es muy importante entenderlos con claridad: ¿Qué concepto tienes de esperar en Dios?, ¿De qué forma lo has hecho?, ¿Por qué echarle la culpa a Jehová Dios de tu actual estado de soltería?
A través de esta predicación para jóvenes quiero humildemente mostrarles el concepto de esperar en Dios que realmente tendrías que hacer práctico en tu vida para no caer en desilusiones cuando los años pasen.

¿QUÉ ES ESPERAR EN DIOS EN EL NOVIAZGO PARA LA MUCHA GENTE?
Para muchos el concepto de esperar en Dios es solamente orar y orar y orar, esperando a que Dios un día conteste sus oraciones y le envíe al príncipe de sus sueños o a esa princesa soñada. La mayoría no hacen absolutamente NADA más que orar y orar y seguir orando. De allí que vienen las malas interpretaciones y quejas después de varios años de (1 Tesalonicenses 5:17) “orar sin cesar” y que aun sigan solteros.

Creo que a las malas enseñanzas, manipulando la Verdad Escrita por las religiones que traen otras doctrinas que se han alejado de la Sana Doctrina de Cristo, para establecer doctrinas de hombres y que la mayoría enseña solo una parte de todo esto o que nunca explican lo que realmente significaba: ESPERAR EN DIOS en el ámbito del noviazgo.
Quiero aclararles algo muy importante que me tomó tiempo entender pero que ahora te lo puedo enseñar y es el esperar en Dios, y en el Tiempo de Dios, en el ámbito amoroso y a través de la Sana Doctrina de Cristo, entiendo perfectamente que no se trata de ninguna otra cosa, es solo lo que dice el texto, orar a Dios, Jehová Dios nos está hablando de esperar una respuesta, pero también habla de CONOCER PERSONAS.
Aquí se encuentra un punto que la mayoría de nosotros olvida del proceso de esperar. (Mar 12:30-33) “30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. 31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. 32 Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; 33 y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios”.

Cómo vas a lograr amar a alguien si hay muchos que creen que Dios les enviara a la puerta de su casa al hombre de sus vidas o a la mujer de sus sueños. No salen de sus casas y se dedican nada más a orar, creen y tienen fe pero les falta añadir virtud.

(2 Pedro 1:3-9) “3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, 4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; 5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego,  habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados”. Si bien es cierto Dios es capaz de hacer hasta lo imposible, creo que algunos de nosotros exageramos en cuando al ámbito amoroso, ya que difícilmente Dios te llevara hasta el lugar donde pasas encerrado a ese hombre o mujer que tanto anhelas.

Muchos se quejan con Dios y se enojan con la vida porque pasan los años y “esperan en Dios” y nunca llega la persona que esperan. ¿Qué es lo que realmente tiene que significar esperar en Dios en el noviazgo? Vamos a entender correctamente cuando uno espera en Dios basado en su Palabra de la Sana Doctrina de Cristo que nos enseña ocho importantes conceptos para el noviazgo y los vamos a ver en este momento así que dile al que está a un lado tuyo escucha y oye, porque Dios te va a hablar, ahora el que esta a un lado voltea y dile al que te dijo también a ti te va a hablar Dios.

  1.  Fe: Existen dos fes la natural y la santísima fe de Jesús; la que me interesa explicar es la fe de Jesús pues con la fe natural garantizado que siempre te vas a equivocar en todas tus decisiones, en cambio la santísima fe de Jesús es muy diferente porque el que te va guiar en todo es el Espíritu Santo, bueno este es el concepto, fe es: Confiar en la palabra de Dios y no en lo que dicen tus sentidos. ¡La fe va en contra de las expectativas y condiciones naturales! ¡La fe se edifica con el estudio fiel de la Palabra de Dios! Los principales elementos en la fe en su relación con el Dios invisible, en distinción a la fe en el hombre, quedan especialmente expuestos con la utilización del nombre de Jesucristo
(a) Tener una firme convicción, que produce un pleno reconocimiento de la revelación de la única Verdad de Dios (2Ti 2:11,12) “11 del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles. 12 Por lo cual asimismo padezco esto;  pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día”.
(b) Una rendición personal con Jesucristo (Juan 1:12) “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”.
(c) Una conducta inspirada por esta rendición (2Co 5:6-8) “6 Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor 7 (porque por fe andamos, no por vista); 8 pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor”.
Según el contexto, uno u otro de estos elementos se destaca más. Todo ello está en contraste con la creencia en su puro ejercicio natural, que consiste en una opinión mantenida de buena fe sin referencia necesaria a su prueba. El objeto de la fe de Abraham no era la promesa de Dios; ello fue la ocasión de su ejercicio. Su fe reposaba en el mismo Dios.



  1. Virtud: La virtud es poner en acción la fe en Jesús; los cristianos somos pueblo de Dios con el objetivo de anunciar las virtudes de Jesucristo que os llamó de las tinieblas a su luz admirable (1 Pedro 2:9) “Mas vosotros sois linaje escogido,  real sacerdocio,  nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”. Gracias a la virtud, los jóvenes realizan la acción buena que ha elegido no con amargura o como quien tiene que soportar una pesada carga, contradiciendo una y otra vez sus efectos para no volverse atrás, sino con alegría y con verdadero interés, porque todas sus energías intelectuales y afectivas cooperan a la realización del bien. La acción virtuosa se realiza con gozo, que no implica necesariamente placer sensible, y está muy lejos de la autocomplacencia. Las virtudes, al adaptar y asimilar las facultades humanas, los actos buenos, la persona con le conducta virtuosa, de modo que ésta se convierte en algo natural que causa el gozo y le satisfacción de estar conociendo a mas jóvenes.
  2. Conocimiento: Es fortalecer a los creyentes Jóvenes en la Sana Doctrina de Cristo, y en la santísima fe de Cristo, y dar elevados puntos de vista acerca del Amor de Jehová Dios y de la dignidad y excelencia de Jesucristo, fortaleciendo sus mentes contra el escándalo de las religiones. Muestra también que fueron salvados por gracia, y que por miserables que hayan sido una vez, ahora tienen iguales privilegios, pues venimos a ser un pueblo de Jehová Dios, venciendo por medio de la sangre de Jesucristo, que antes no éramos pueblo. (Isa 5:13) “Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed”. Los anima a continuar en nuestro llamado para ser un remanente de Jesucristo como verdaderos cristiánanos y les estimula a que anden de manera fiel a su confesión, realizando fielmente los deberes generales y comunes de la iglesia en Cristo Jesús, y los deberes especiales de las relaciones individuales con otros Jóvenes.
  3. Dominio Propio: Es un matiz de gris, no es blanco, no es negro; esto es algo que debo hacer y para ello utilizo el buen juicio, algo que tengo que decir, hacer o no hacer. Es para formar en el joven, un buen juicio de lo que está bien o de lo que se está saliendo de las manos por las caricias que ya no están correctas porque nos están llevando a una incitación que te pueden llevar a buscar tener sexo fuera de matrimonio y esto es pecado contra Dios. Tu mente es dada a ocuparse; si no  la empleas en hacer el bien, estarás haciendo el mal.  El Señor Jesucristo está contigo mientras tú estés con Él en obediencia. Mantén tu camino en la Sana Doctrina de Cristo y sostente hasta el final. Nunca debes rendirte ni cansarte en tu  trabajo en el Reino de Jesucristo.
  4. Paciencia: La Sana Doctrina de Cristo, nos llevará de la mano por medio de varios personajes bíblicos para enseñarnos paciencia que es una actitud que lleva a algunos jóvenes a poder soportar cualquier contratiempo o dificultad; es para que el joven paciente vaya haciéndose fuerte poco a poco, mientras que el fuerte debe ser siempre paciente. Por medio de la paciencia te ayudará en la espera y confianza de que verdaderamente Dios te va a poner la persona ideal para ti alguien que te conviene, que te valore y no nomas quiera entretenerse contigo, esto es perseverancia en la esperanza. La paciencia es un rasgo de personalidad madura. Es la virtud de quienes saben sufrir y tolerar las contrariedades y adversidades con fortaleza y sin lamentarse.



Esto hace que los jóvenes que tienen paciencia sepan esperar con calma a que las cosas sucedan, ya que piensan que a las cosas que no dependen estrictamente de uno hay que darles tiempo. En el sentido espiritual, significa que no debemos desesperarnos ni dejarnos llevar por el pánico, ni tampoco permitir que nuestras lenguas se quejen en tiempos de dolor, preocupación o ansiedad.
  1. Piedad: Es La virtud de un cristiano en su vida diaria, formada a través de la Sana Doctrina de Cristo, PIEDAD SE REFIERE A LA COMPASIÓN, la clemencia o la lastima o condolencia que se tiene hacia algo o alguien. Un elemento común en la mayoría de las concepciones de la piedad es la humildad. Sentimiento de pena o dolor que se tiene hacia quienes sufren. Compasión, misericordia. Virtud que inspira, por el amor a Dios, devoción a las cosas santas, y por el amor al prójimo, actos de abnegación y compasión. (1Tim. 6:3-7) “3 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo,  y a la doctrina que es conforme a la piedad, 4 está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, 5 disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales 6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar”.
  2. Afecto Fraternal: El amor fraternal no se basa en la afinidad de gustos, personalidad o costumbres similares, sino que tiene su origen en algo que es de procedencia divina, el amor, porque Dios es Amor, (Rom12:10) "Amaos los unos a los otros con AMOR FRATERNAL". La amistad o compañerismo no es el amor de la Biblia. Amistad es el nexo que une a las personas que poseen una personalidad similar con gustos afines. De allí nace el dicho popular: "Dime con quién andas y te diré quién eres". El amor fraternal es el vínculo que une espiritualmente a creyentes que profesan una misma fe.
(Efesios4:1-6) "andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos". El amor fraternal no se expresa como la amistad que los inconversos tienen, por muy buena y sana que ella sea. No está basada sobre cosas sin importancia como el hecho de visitarse recíprocamente y compartir de los placeres que esta vida les pueda ofrecer.
  1. Amor: Vale la pena reconocer algunos principios Bíblicos, en la Sana Doctrina de Cristo que basados en esta base de lo que esta Escrito, nos ayuda a vencer al mundo, con el Amor de Dios. El amor es la provisión de Dios para vencer al mundo, él lo usó y lo usa, para que humanidad no fuera objeto de la condenación eterna. Uno de los versículos más conocidos de La Biblia, lo constituye, (Juan 3:16) “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito,  para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”, señalando de esta manera, la máxima provisión del Señor para la humanidad, que incluyó, a los afligidos, despreciados y hasta sus adversarios (Lucas 23:34) “Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes”.


Vamos juntos a analizar a través de la Sana Doctrina de Cristo, como vencer al mundo, con el Amor de Dios (Isaías 54:1-5).
     1. FORTALECERSE EN MEDIO DE LAS DIFICULTADES. (Isa 54:1) “Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová”. En las actuales circunstancias, de muchos jóvenes son los muchos problemas que agobian a la juventud por ejemplo: incomprensión, flojera, hambre, miseria, marginalidad, dolor,  soledad, drogas, por citar algunas; pero si revisamos en cualquiera de las épocas pasadas de la humanidad, encontramos que en mayor o menor grado, han sido los mismos de siempre. La Sana Doctrina de Cristo, en la Biblia dice que Dios abate el árbol más alto y levanta el árbol pequeño. Si tu hoy jóvenes hombres y mujeres, te has sentido despreciado(a), humillado(a), dejado por injusticias, que te han conducido en medio de dificultades, no temas porque si eres honrado, fiel, perseverante y además tienes un corazón perdonador. Hoy Dios te está levantando como al mismo Jesucristo, para convertirte en el hombre o la mujer victorioso o victoriosa, que Jehová Dios concibió en su diseño formándote a ti muy especial.
     2. PENSAR Y ACTUAR EN GRANDE. (Isa 54:2,3) “2 Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. 3 Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas”. En muchas ocasiones nos conformamos con lo que tenemos, esa no es la actitud correcta de una persona que desea enfrentar exitosamente al mundo con el amor de Dios, Bíblicamente hablando, la aplicación de esta enseñanza te está ordenando: ensancha tu mente, ensancha tu corazón, ensancha tus sueños. Hoy quiero hacerte reflexionar: ¿Cuál es tu tierra prometida? ¿Cuál es tu Canaan? Tu familia, tu pareja, tu trabajo, tu ministerio, tus finanzas, pues esfuérzate y se valiente, ensancha tu sueño, prepárate y trabaja, que Dios te guiara por medio del Espíritu Santo, escucha la voz de Dios, obedece en todo cuanto te mande y obtendrás esa promesa divina.
     3. ERRADICAR LOS MIEDOS DEL PASADO. (Isa 54:4) “No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada, sino que te olvidarás de la vergüenza de tu juventud, y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria”. El miedo provocado por situaciones y acontecimientos pasados, no dejan actuar libremente a un hombre, provoca angustia. Pensamos, generalmente, que el tiempo lo borra todo, le asignamos la responsabilidad de nuestros actos al tiempo y no queremos entender que los verdaderamente responsables somos nosotros. Quiero que entiendan, jóvenes, que las situaciones oscuras del pasado, no esclarecidas ante Dios, van a producir permanentemente, en la juventud, angustia y temor, sin embargo, llegará el día del encuentro inminente y si no están preparados y adoptan las estrategias que Dios te ofrece, seguramente quedarán en muy mala situación. En este momento, yo te llamo a enfrentar esas situaciones pasadas no resueltas, solo tienes que enfrentarlas delante de Dios y de las personas involucradas y de esta forma sanar la tierra de tu corazón, para caminar con la frente muy en alto, enfrentando con verdadero éxito y junto al amor de Dios, en el mundo de hoy.
     4. INTIMAR CON DIOS. (Isa 54:5) “Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado”. En este versículo, es el mismo que Jesús hace a la iglesia y también, el que te realiza a ti y a mí.


Dios reclama una mayor comunión con Él, quiere que intimemos en un nivel de mayor profundidad, pues Él nos conoce, conoce hasta lo más profundo de nuestros corazones, allí donde nadie más, ni nosotros mismos, hemos explorado. Ya basta de caminar en la confianza de nuestras capacidades, de lo que el mundo nos ha dado, aislados de su presencia, vagando en la esterilidad espiritual de la ignorancia de su poder.
Aquí es donde el Señor, quiere encontrarse con nosotros, aun cuando estamos dotados de razonamientos lógicos, que nos hagan dudar de su poder, de su persona y de su Palabra, aun cuando dispongas de una gran preparación técnica, aun cuando tu estatus económico te impidan ver la posibilidad de acercarte a Dios en alguna oportunidad, Dios ya conoce tu corazón, y hoy quiere tenderte su mano, para brindarte su amor y entregártelo como la mejor arma para enfrentar con éxito al mundo.
En este momento te invito a que tengas una, mayor intimida con el Señor, orando, estudiando y meditando las Sagradas Escrituras y viviendo una vida de amor, alimentándote con el pan de vida de su presencia y saciando tu sed con el agua viva de su Palabra que es una espada de dos filos y esta arma se llama AMOR y te permitirá:
  1. Ser fuerte antes las situaciones adversas.
  2. Pensar y actuar en grande.
  3. Sacar de tu vida los temores pasados.
  4. Intimar permanentemente con Dios.

Entonces, esperar en Dios en el noviazgo tendría que ser: Dejar en las manos de Dios nuestras decisiones para nos precipitarnos, seria entregarle a Él nuestro sentimientos y permitirle que Él nos guie en el momento indicado a tomar la decisión más correcta.
Ahora bien, la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice en (Jeremías 17:9) “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?”. ¿Por qué dejar en las manos de Dios nuestras decisiones en este ámbito?, porque la mayoría de veces tomamos decisiones orientados por nuestras emociones cambiantes, que como resultado nos llevan al fracaso amoroso y como consecuencia nuestro corazón queda herido y en muchas ocasiones al encontrarnos heridos en nuestro corazón por una relación que no tuvo buen fin, tendemos a alejarnos de Dios y olvidarnos que mas allá de los sentimientos amorosos hay un Dios que se interesa por nosotros y a quien le debemos nuestra vida.

Ahora, ¿Por qué permitir que Dios nos guie en el noviazgo?, porque su guía es PERFECTA, porque siempre que lo tomamos en cuenta en nuestras decisiones y nos dejamos guiar por Dios nos va bien. La Sana Doctrina de Cristo en la Biblia dice: (Salmos 139:23,24) “23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; 24 Y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno”. Si decimos que el esperar en Dios tiene que ver con dejar en las manos de Dios y permitirle que Dios nos guie en el ámbito amoroso, no quiere decir que Dios nos obligara o que él llevara a ese hombre o mujer hasta la puerta de nuestra casa.

Por otra parte: Orar es la primera parte y allí va incluido el esperar en Dios, cuando oro le pido a Dios que me dirija, que guarde mi corazón y que me de sabiduría para SABER DECIDIR. Dije para saber: DICIDIR. Cuando hablo de decidir me refiero a que los que tomaremos la decisión final somos nosotros, pero para tomar una decisión sobre con quien voy a entablar una relación de noviazgo para que esa relación me lleve a un futuro


matrimonio, debo de tener prospectos, es decir, por lo menos una persona que me guste y en quien yo vea las cualidades que necesito en ella o para las chicas, en él. También para esto se necesita CONOCER PERSONAS y ENTABLAR AMISTADES.
Tener una vida social en tu Iglesia más allá del Internet o los mensajes de texto de los celulares. La mayoría de jóvenes que tienen más años, no salen de sus casas, no son muy sociables o tienen diferentes complejos que no les permite ser amigables o entrar en algún círculo de amigos para conocer personas. Conozco jóvenes que no se creen lo suficientemente buenos o interesantes como para entrar en un círculo de amistad, personas que van a las Iglesias y salen sin haber entablado una sola conversación con alguien. Personas tímidas que no se atreven ni a saludar a alguien por el temor quizá al rechazo, todo eso lo que hace es levantar una muralla grandísima para que algún día puedas encontrar una persona que se interese en ti.

¿Cómo pues entablaras una relación de noviazgo, si no puedes ni saludar a las personas por timidez o temor?, es casi imposible que puedas conocer a alguien si tu eres una persona que le da hasta pena saludar. El problema es que luego nos quejamos que Dios no contesta, pero tienes que entender algo: DIOS NO TE VA A OBLIGAR A NADA. Cada uno de nosotros somos responsables de que las cosas sucedan, en el sentido de que para entablar una relación de noviazgo tienes que conocer a por lo menos una persona que te llame la atención y en quien te intereses.
Dios no te obligara a hacerlo, ni mucho menos te llevara de la oreja hacia esa persona. Somos nosotros quienes tenemos que dar el paso de entablar amistades, recuerden que todo comienza desde una amistad. No conozco noviazgo que haya comenzado sin antes haberse conocido o ser amigos. Por lo general todo noviazgo comienza después de una linda amistad, la pregunta sería: ¿Cuántas amistades tienes?

A veces queremos dejarle todo el trabajo a Dios y al pasar el tiempo y no ver resultados, termínanos echándole la culpa a Él. Personalmente pienso que la mejor forma de encontrar a una persona que realmente te ame es congregándote, participando en tu Iglesia, sirviendo en diferentes Ministerios, siendo parte activa de tú Iglesia, de esta forma vas a conocer a muchas personas que van a pensar y sentir lo mismo que tú acerca de Dios.

Yo pienso que no es que Dios no te haya contestado, sino que quizá no has hecho tú parte, quizá has conoció personas y ninguna de ellas ha llenado tus requisitos, pero la pregunta sería: ¿Dónde las has estado buscando?, a veces pasa que también somos demasiados exagerados con las características que queremos de la persona con la que queremos entablar una relación de noviazgo, ponemos cada cosa extraña y al no cumplir esas características simplemente las eliminamos de nuestra “lista”. Hay jóvenes súper exageradas, piden demasiada perfección y la realidad es que ninguno somos perfectos. A veces el amor puede hacer que se borre cualquier defecto minúsculo que tengamos, es más, parte de amarnos es aceptarnos con nuestros defectos y aprender a respetarnos unos a otros.

¿ESTÁS ORANDO?, PERO TAMBIÉN ¿ESTAS CONOCIENDO PERSONAS?
Que ores está perfecto, no hay mejor forma al tomar buenas decisiones que buscando de Dios. Haber comprendamos todo esto en un sencillo y claro ejemplo: ¿Oras a Dios,  Conoces personas, te interesa alguien de los que conoces, le consultas a Dios por esa persona y esperas a que Él te conteste, luego si Dios pone en tu corazón que esa

persona es entablas una relación con esa persona? Obviamente como es de Dios las cosas se irán dando, al final ese noviazgo en donde tomaste en cuenta a Dios terminara en un hermoso matrimonio.

Tres consejos respaldados con la Sana Doctrina de Cristo en la Palabra de Dios  mientras esperan son:
Primero: (Mateo 6:33) “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.
Segundo: (Salmos 37:4) “Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón”.
Tercero: (Salmos 37:5) “Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará”.

Dios no se olvida de nadie. A veces podemos llegar a pensar que Dios se ha olvidado de nosotros al no ver que esa persona llegue a nuestra vida, pero la realidad es que Dios no se ha olvidado de nosotros. Quizá Él en algún momento de tu vida ha querido poner a alguien en tu vida, y tus mismas inseguridades o tu temor al fracaso te han hecho evitar toda relación de amistad con personas que a lo mejor estaban interesados o interesadas en ti. (Rut 3:10) “Y él dijo: Bendita seas tú de Jehová, hija mía; has hecho mejor tu postrera bondad que la primera, no yendo en busca de los jóvenes, sean pobres o ricos”. Y es que Booz estaba alabando la decisión de Rut de preferirlo aun con una edad en donde él no se consideraba joven, en lugar de ir y buscar a alguien que realmente fuera más joven que él.

Este es un ejemplo de que la edad no tiene nada que ver en el hecho de que en su tiempo Dios pondrá una persona que te escogerá, no por lo hermoso que seas, ni por la edad que tengas, ni por los bienes que poseas, sino porque Dios la enviara a tu vida para que te ame tal y como eres y para que viva contigo el resto de tu vida.
No te sigas menospreciando, no sigas siendo totalmente negativo, no creas que ya no hay nada más para ti, Dios es capaz de hacer cosas que ni imaginamos, solo basta con que no cierres tu corazón, con que no seas exageradamente selectivo y que no esperes que esa persona llegue hasta la puerta de tu casa, ve y entabla amistades, ve y conoce personas que amen a Dios y veras como en algún momento, en el tiempo indicado estarás gozando del amor que siempre quisiste tener a tu lado, esa persona que te amara no como imaginaste, sino más de lo que pensaste que alguien te amaría.
¡Dios obrara en tú vida, solamente acciona y confía en Él!

Predica por: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo.
Por favor si les interesan estos materiales escríbanme pidiéndomelos a cualquiera de los siguientes correos, y con mucho gusto y en el amor a Cristo se los enviaré inmediatamente sin cuestionar nada y que el Espíritu Santo los dirija y los lleve por buen camino, solo les pido en este mismo amor NO LO VENDAN: lo recibes de gracia dalo de gracia.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
https://plus.google.com/u/0/communities/105936701821113953310
viclaly_57_57@yahoo.com


Publicar un comentario