sábado, 21 de noviembre de 2015

EN LA SANA DOCTRINA DE CRISTO NOS CONFRONTA CON LA VERDAD QUE NOS VA A LIBERTAR

EN LA SANA DOCTRINA DE CRISTO
NOS CONFRONTA CON LA VERDAD QUE NOS VA A LIBERTAR

Siempre va a ser sorprendente para nosotros los Jóvenes cuando Jehová Dios nos hable porque nuestros pensamientos son muy distintos a los buenos consejos que nos está hablando en la Sana Doctrina de Cristo, para nuestro provecho, porque siempre que no le obedecemos seguramente que volveremos a Él, arrepentidos y pidiéndole perdón por desobedecerle lo que nos ha enseñado y pidiéndole una nueva oportunidad (Isaías 30:8-10) “8 Ve,  pues, ahora, y escribe esta visión en una tabla delante de ellos, y regístrala en un libro, para que quede hasta el día postrero, eternamente y para siempre. 9 Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley de Jehová; 10 que dicen a los videntes: No veáis; y a los profetas: No nos profeticéis lo recto,  decidnos cosas halagüeñas, profetizad mentiras; 11 dejad el camino, apartaos de la senda, quitad de nuestra presencia al Santo de Israel”.

Es muy sorprendente saber la verdad de donde viene que los aretes de muchos jóvenes que no conocen la verdad de Dios y que se dejan llevar por sus emociones que les ha sido sembrada en sus almas confundidas espíritus demoniacos que toman el control de sus vidas que tarde o temprano en sus vidas darán el fruto de este engaño (Éxodo 32:1-4) “1 Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte,  se acercaron entonces a Aarón, y le dijeron: Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido. 2 Y Aarón les dijo: Apartad los zarcillos de oro que están en las orejas de vuestras mujeres, de vuestros hijos y de vuestras hijas, y traédmelos. 3 Entonces todo el pueblo apartó los zarcillos de oro que tenían en sus orejas, y los trajeron a Aarón; 4 y él los tomó de las manos de ellos, y le dio forma con buril, e hizo de ello un becerro de fundición. Entonces dijeron: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto”.

El hombre que tiene la necesidad de verse bonitos, tiene que aprender que esto no es natural ni viene de Dios. No tiene nada de malo peinarse, afeitarse y bañarse; pero cuando el varón empieza a cultivar sentimientos “METROSEXUALES” (un término usado para los hombres que cuidan su apariencia física tanto como lo hacen las mujeres), es entonces cuando tiene que acordarse de que es un hombre y que como hombre, tiene que comportarse como tal.

Pero hablando de los aretes, vemos que los varones adultos no los usaban, sino sólo las mujeres y sus niños (obviamente puestos por ellas). Ya después, los que no adoraron al becerro de oro, dedicaron sus joyas a la edificación del tabernáculo. En (Éxodo 35:22) dice: “Vinieron así hombres como mujeres, todos los voluntarios de corazón, y trajeron cadenas y zarcillos, anillos y brazaletes y toda clase de joyas de oro; y todos presentaban ofrenda de oro a Jehová”.
Otros pasajes de las Escrituras que definen quiénes usaban los zarcillos o los pendientes, sólo mencionan a mujeres, cómo en (Génesis 24:47) “Entonces le pregunté, y dije: ¿De quién eres hija? Y ella respondió: Hija de Betuel hijo de Nacor,  que le dio a luz Milca. Entonces le puse un pendiente en su nariz, y brazaletes en sus brazos”, (Isaías 3:16-24) “16 Asimismo dice Jehová: Por cuanto las hijas de Sion se ensoberbecen, y andan con cuello erguido y con ojos desvergonzados; cuando andan van danzando, y haciendo son con los pies; 17 por tanto, el Señor raerá la cabeza de las hijas de Sion, y Jehová descubrirá sus vergüenzas. 18 Aquel día quitará el Señor el atavío del calzado, las redecillas, las lunetas, 19 los collares, los pendientes y los brazaletes, 20 las cofias, los atavíos de las piernas, los partidores del pelo, los pomitos de olor y los zarcillos, 21 los anillos, y los joyeles de las narices, 22 las ropas de gala, los mantoncillos, los velos, las bolsas, 23 los espejos, el lino fino,  las gasas y los tocados. 24 Y en lugar de los perfumes aromáticos vendrá hediondez;  y cuerda en lugar de cinturón, y cabeza rapada en lugar de la compostura del cabello;  en lugar de ropa de gala ceñimiento de cilicio, y quemadura en vez de hermosura”.

En el nuevo testamento dice en la Sana Doctrina de Cristo: (1Pedro 3:3,4) “3  Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, 4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios”. Si así se le exhorta a la mujer cristiana, con mucha más razón al varón cristiano no le queda andarse poniendo aretitos, y como ya vimos, ni andar con el cabello largo. (Cantares 1:10) “Hermosas son tus mejillas entre los pendientes, Tu cuello entre los collares”. Entonces, uno puede ver que así como el cabello largo es parte de la naturaleza de la mujer, de la misma manera el deseo de usar aretes y joyería, es despertado por la necesidad.

Así como las mamás enseñan a sus hijas a comportarse femeninamente, de la misma manera los papás tienen que instruirles a sus hijos a comportarse varonilmente. No es bueno, ni de broma, que dejen que sus varoncitos se vistan, se pongan accesorios o se pinten como niñas. En (Deuteronomio 22:5) dice: “No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace”. Y en (1Corintios 6:9,10) dice que los afeminados no heredarán el reino de Dios: “9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios”.

Muchísimos Jóvenes hoy en día siguen las tradiciones del mundo tatuándose sin importarles lo que Dios dice en su Palabra (Levíticos 19:28) “Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo Jehová”. En nuestro texto, Dios le dijo al profeta Isaías que el pueblo era rebelde. Ellos no querían oír “la ley de Jehová” (Isaías 30:9) “Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley de Jehová”. Ellos no querían ser confrontados con la verdad de Dios. Ellos querían que los profetas hablaran “cosas halagadoras” “palabras placenteras” y “mentiras” o “ilusiones”.

El pueblo en el día de Isaías quería oír “cosas halagadoras”. Por lo tanto Dios le dijo al profeta que escribiera Sus palabras “en un libro [o tabla], para que quede hasta el día postrero, eternamente y para siempre” (Isaías 30:8) “Ve, pues, ahora, y escribe esta visión en una tabla delante de ellos, y regístrala en un libro, para que quede hasta el día postrero, eternamente y para siempre”. Creo que “día postrero” en parte se refiere a nuestro tiempo. Esto nos recuerda de la profecía del apóstol Pablo, “que en los postreros días” (2 Timoteo 4:1-4) “1 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, 2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye,  reprende, exhorta con toda paciencia y DOCTRINA. 3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la SANA DOCTRINA, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”.

Ahora vivimos en ese “día postrero” (Isaías 30:8). Y ahora vemos a muchos pastores hablando palabras “halagadoras” y placenteras a su pueblo, ¡en vez de predicarles la ley y el Evangelio de la Sana Doctrina de Cristo como nuestros padres espirituales que sirvieron como apóstoles a Jesús, en el ministerio solían hacerlo!.

La predicación Bíblica verdadera convierte, despierta, y escudriña el corazón. No puedes hacer que la gente entre en la salvación con enseñarles. Se les tiene que predicar adentro de la salvación. Muchos pastores están tratando que la gente entre en la salvación con enseñarles, lo cual normalmente da el resultado de gente orando una oración para recibir a Cristo que en realidad no sabe por qué necesita a Cristo en primer lugar.
Pero muchas de la predicación hoy día no ayudan a salir del error porque son un tanto consentidoras diciendo verdades a medias. Los predicadores de antaño eran muy serios, no tenían miedo, y la gente sabía que ellos eran reales y serios. Es por eso que tuvieron avivamiento.
El propósito de la Sana Doctrina de Cristo, no es solo causar que los pecadores enmienden sus vidas, como se predicaba. ¡El propósito de la Sana Doctrina de Cristo,  es hacer que los pecadores sientan su incapacidad y su necesidad de Jesucristo y Su expiación de Sangre, sobre la Cruz!

Los únicos hombres “que pueden ser escuchados hoy y que pueden desafiar y convencer son los que son predicadores de la Sana Doctrina de Cristo. Creemos que la mayoría de los cristianos profesantes hoy no están endurecidos con el Evangelio, sino en vez son ignorantes del Evangelio.

Nuestro énfasis es proclamar las riquezas del Evangelio de la Sana Doctrina de Cristo a gente perdida para que puedan ser convertidos. Nicodemo seguramente estudiaba las Escrituras, oraba, vivía una vida religiosa y limpia, y les enseñaba a otros. Jesús hubiera sido aprobado por Jesús si no hubiera dicho específicamente que él necesitaba nacer de nuevo. Es necesario meditar en esa evaluación de Jesús para entender mejor lo que involucra.

¿Cómo podemos predicar evangelísticamente a los perdidos todos los Sábados a los Jóvenes por la tarde noche? Simplemente de la misma manera que Jesús lo hizo. Nuestros hermanos en la Sana Doctrina de Cristo hace grandes esfuerzos para traer a los perdidos a cada servicio. Tratamos con ellos muchas veces, hasta que ellos sienten el impacto en sus vidas de la depravación total, la gracia y la expiación de Jesús. Sólo cuando estén bajo la convicción de pecado verdaderamente vendrán a Jesús y serán limpiados de sus pecados por Su Sangre preciosa.
El objetivo de nuestra predicación no es sólo con el fin de que tengan convicción. ¡Queremos que ellos tengan convicción para que en realidad vengan a Jesús! Predicamos la convicción como un motivo para venir a Jesús. De esa manera, la cosa “grande” no es la convicción, sino Jesús Mismo. Mis sermones suelen mostrar a la gente Joven que son pecadores perdidos. ¡Pero, entonces, la mitad de mis sermones los apunta hacia Jesús, Su sufrimiento en Getsemaní y en la Cruz; Jesús, y Su expiación de Sangre; Jesús, y Su ascensión y oración por nosotros, a la diestra de Dios!
Por lo tanto, seguimos la antigua forma de la Sana Doctrina de Cristo que predicó la Verdad del Evangelio. Comenzamos con la convicción, en el Evangelio que Jesús es el único que ha bajado del cielo para el perdón de pecados.
La muerte de Jesús en la Cruz es el mensaje central de mis sermones, como lo fue con los apóstoles que estuvieron con Jesús. El pecado es malo, necesitas voltearte de él y seguir a Jesús y vivir la vida Cristiana. Nuestro mensaje es, El pecado es malo. ¡Estás esclavizado al pecado porque no lo puedes dejar, porque estás perdido! Debes dejar de tratar de salvarte por la obediencia.

Tienes que sentir que eres impotente y sin esperanza y confiar en Jesucristo solo. ¡Ningún acto de arrepentimiento te puede salvar! ¡Sólo el crucificado y resucitado Salvador Mismo puede salvarte! el hombre en depravación, el hombre que está “muerto en pecado” puede de alguna manera obedecer a Dios y guardar la Sana Doctrina de Cristo. (Efesios 2:1-3) “1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás”.
¡Perdónenme! ¡Pero estoy harto del PELAGIANISMO (Surgió como doctrina en el siglo 5, siendo condenado por la Iglesia Católica de forma definitiva el año 417. Negaba la existencia del pecado original, falta que habría afectado sólo a Adán, por tanto la humanidad nacía libre de culpa y una de las funciones del bautismo, limpiar ese supuesto pecado, quedaba así sin sentido. Además, defendía que la gracia no tenía ningún papel en la salvación, sólo era importante obrar bien siguiendo el ejemplo de Jesús) ¡Estoy harto de la “oración del pecador”! ¡Estoy harto de Bautistas que bautizan a niños pequeños que no son convertidos! ¡No son mejores que los Católicos Romanos medievales! ¡Muchas veces hasta son peor! ¡Al menos aquellos Católicos temían a Dios! ¡Pero también estoy harto de que muchos mezclan la ley y la gracia! ¡No! ¡No! ¡No! ¡Afuera con todas estas ideas del hombre no nos han hecho ningún bien y nunca lo harán!

Los Discípulos de Jesús dijeron: (Marcos 10:26,27) “26 Ellos se asombraban aún más, diciendo entre sí: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? 27 Entonces Jesús,  mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, más para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios”. ¡Nada que tú hagas, o aprendas, o pares de hacer te puede salvar! ¡Confía en Jesús Mismo! ¡Solo Jesús Mismo te puede salvar! Jesús sufrió en el Huerto de Getsemaní. Cuando Dios puso tu pecado en Jesús Él sudó grandes gotas de Sangre y casi murió allí en ese Huerto. Él clamó hacia Dios y fue librado para poder ir a la Cruz la mañana siguiente como tu sustituto. Él murió en tu lugar, para expiar por tus pecados. Él derramó Su Santa Sangre para limpiar tu pecado. Él resucitó de los muertos para darte vida en el nuevo nacimiento. ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! Solamente Jesús te puede salvar “a fin de que nadie se jacte en su presencia” (1Corintios 1:28,29) “28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29 a fin de que nadie se jacte en su presencia”. Jesús y solo Jesús “el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está Escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor (1Corintios 1:30,31) “30 Más por Él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 31 para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor”.
Es por eso que: (1 Corintios 2:2) “Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado”.
(1 Corintios 1:18) “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios”.

Lo único que te puede llevar al arrepentimiento es ¡la convicción de pecado que mueve al pecador a descansar en Jesús solamente, en una conversión de crisis! ¡Esta es la urgente necesidad de los jóvenes de hoy! ¡Fuera con lo que enseña el mundo! ¡Fuera con lo que enseña los amigos y sus formas de pensar! ¡Fuera con la mezcla de gracia y obras! ¡Oh, Dios, envíenos hombres que prediquen las Sana Doctrinas de la gracia, las Sanas Doctrinas de la Reformación, sin mezcla de la ley! ¡Salvación es solo en Jesús, en una conversión de crisis como la del apóstol Pablo, ¡Que este sea el gran tema de toda nuestra predicación y todos nuestros testimonios! ¡Que Jesús sea el centro de todo lo que decimos y todo lo que predicamos! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡DILO CONMIGO! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! (Colosenses 1:18) “y Él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, Él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia”.

¡Tenemos decenas de miles de jóvenes a quienes se les ha dado todo excepto Jesús Mismo! ¡Ven directo a Jesús! ¡No vengas a una oración o a un versículo Bíblico! ¡No solo creas una Sana Doctrina de Cristo! ¡Ven directamente al hombre Jesucristo! Él está a la diestra del Padre en el Cielo. ¡Ven directo a Él! ¡Confía en Jesucristo! Él limpiará tu pecado con Su preciosa Sangre. ¡Él te salvará del pecado por todo el tiempo, y todas las edades eternas!

En Jesús confío yo ¡En Jesús tan solo! Por favor ore que alguien Joven como tú confíe en Jesús esta noche. Amén.

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: IVAN OLIVO
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb 
viclaly5757.blogspot.com
https://plus.google.com/u/0/communities/105936701821113953310
viclaly.57.57@gmail.com    viclaly_57_57@yahoo.com

https://www.facebook.com/milibertadorviene
Publicar un comentario