martes, 27 de mayo de 2014

JEHOVÁ DIOS NOS ENSEÑA PENSAMIENTOS DE PAZ, Y NO DE MAL

JEHOVÁ DIOS NOS ENSEÑA PENSAMIENTOS DE PAZ, Y NO DE MAL
(Jeremías 29:11-14) “11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. 12 Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; 13 y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. 14 Y seré hallado por vosotros, dice Jehová, y haré volver vuestra cautividad, y os reuniré de todas las naciones y de todos los lugares adonde os arrojé, dice Jehová; y os haré volver al lugar de donde os hice llevar”.

En la Sana Doctrina de Cristo dice en la Biblia: (Filipenses 2:12-16) “12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. 14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; 16 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado”.
El hombre se ocupa de su propia salvación, pero solo lo hace conforme Dios lo produce en él y lo mueve a hacerlo. Mantén esos dos textos en mente. Entonces verás que no hay conflicto en la Biblia. Nuestro texto dice: (Jeremías 29:13) “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.
Pero también dice en la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia: (Romanos 3:11) “No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios”.

¿Cuál es la enseñanza de la Sana Doctrina de Cristo que es la verdad?
La lógica del hombre dice que ambos no pueden ser verdad. Pero bajo la luz de la Palabra Escrita en Filipenses vemos que realmente ambos son verdad. En realidad no hay paradoja aquí. En realidad no hay conflicto. Y esto es comprobado vez tras vez cuando hacemos evangelismo y aconsejamos a personas. Ninguna persona perdida busca a Dios por sí sola.
Jamás he conocido a nadie afuera de la iglesia que busque a Dios. ¡Ni uno! ¡Pero cuando Dios comienza a traer a gente, buscan a Jesús de todo corazón y sí lo hallan a Él! He aquí tres pensamientos acerca de buscar y hallar a Jesús, que son pertinentes a nuestro texto: (Jeremías 29:13) “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

A LOS QUE DIOS ESTÁ TRAYENDO SON LOS QUE
BUSCARÁN A JESUCRISTO Y LO HALLARÁN.
(Filipenses 2:13) “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad”.
En la apostasía de hoy es común que la gente diga que cualquier persona puede ser salva en cualquier momento. Todo lo que la persona perdida tiene que hacer es decir las palabras de una “oración de pecador” y son salvos. Todo lo que tienen que hacer es “venir al frente” o decir esa oración, o los dos. Así la salvación es un evento puramente humano. Si este fuera el caso entonces, Dios no se necesita para nada. Esto en realidad es una repetición de la herejía antigua del Pelagio. Para esos herejes Pelagianos, el hombre se salva a sí mismo por una respuesta física al Evangelio y en la actualidad todavía muchos piensan que la salvación no se pierde.

No se necesita de mucha visión espiritual para ver que esto es completamente falso. ¡Que Dios abra tus ojos a esta falsa enseñanza del "decisionismo" moderno que es el poder negativo de la excepción!
El Joven Rico se apartó de Jesús y se fue de regreso a su vida egoísta de pecado. Jesús le dijo a Sus Discípulos cuan “difícil” es para tal gente “entrar en el reino de Dios”. Los Discípulos dijeron: “¿Quién, pues, podrá ser salvo?” Jesús dijo: “Para los hombres es imposible” (Marcos 10:24-27) “24 Los discípulos se asombraron de sus palabras;  pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas! 25 Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. 26 Ellos se asombraban aun más, diciendo entre sí: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? 27 Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios”.

(1) Es “difícil” “entrar en el reino de Dios.”
(2) “¿Quién, pues, podrá ser salvo?”
(3) “Para los hombres es imposible”.

Entonces Jesús dijo: (Romanos 3:11) “No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios”. Luego piensa en nuestro texto: (Jeremías 29:13) “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.
Estoy tratando de lograr que te muevas de cualquier herejía que ha llenado a nuestras iglesias de gente perdida por decenas de miles. Mirando los versículos en Marcos 10, y Romanos 3:11, y Jeremías 29:13, llegamos a esta gran verdad la gente perdida no puede [buscar] y no buscará a Jesucristo para buscar la salvación a menos que Dios los despierte y los traiga al Salvador.

(1)       (Marcos 10:26) “¿Quién, pues, podrá ser salvo?”.
     (2)   (Marcos 10:27) “Para los hombres es imposible”.
     (3)   (Filipenses 2:13) “Porque Dios es el que en vosotros produce así el
              Querer como el hacer, por su buena voluntad”.

Alguien puede decir: Se refiere solamente a aquellos que piensan que no tienen que salir a traer a los perdidos, porque Dios los traerá “sin tu ayuda o la mía”. Si pueden comprender que existen dos fes, una que fe salva y una fe que te lleva a la perdición y estas son la fe natural y la fe Santísima de Jesús. ¿Te das cuenta de que tu fe es un Don de Dios? Tú debes de mirar a tu fe como un milagro. Es la habilidad que Dios nos da a los hombres y mujeres perdidos para confiar y obedecer a nuestro Salvador y Señor Jesucristo.

Solamente aquellos a quienes se les ha dado este milagro y este don de Fe, hallarán a Jesús y serán salvos. Todos los demás serán dejados a sí mismos, y no hallarán a Jesús. Cuando Dios dice: (Jeremías 29:13) “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”. Dios le está hablando solamente a aquellos a quienes Él les da la Fe que salva. Dios no le está hablando a nadie más cuando Dios dice: “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.



Esa promesa es solamente para aquellos a quienes se les ha dado el don de la Fe. Ellos, y solo ellos, son a quienes se les ha dado esta promesa. Todos los demás andarán tropezando por un tiempo y, tarde o temprano, dejarán la iglesia o en el mejor de los casos, solamente asistirán ocasionalmente, como miembros “nominales”, no salvos.
Aquellos en quienes Dios está trabajando son los que buscarán y hallarán a Jesús. Y ellos son los únicos que verdaderamente lo buscarán y verdaderamente lo hallarán a Jehová Dios. (Juan 6:43-46) “43 Jesús respondió y les dijo: No murmuréis entre vosotros. 44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero. 45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que,  todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí. 46 No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios;  éste ha visto al Padre”.

Cuando alguien viene a Jesús, siempre es por la Gracia de Jehová Dios solamente. ¡Sublime Gracia que nos salvó, a un vil ser como yo! Fui ciego y bastante ciego, mas hoy miro, perdido pero Jehová Dios me halló.

AQUELLOS QUIEN JEHOVÁ DIOS NO ESTÁ TRAYENDO NO HALLARÁN A JESÚS.
(Jeremías 29:13) “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.
Esta promesa dice: “Me buscaréis y me hallaréis”. ¿A quién se refiere? Como dije esta tarde, “Me…buscaréis” se refiere solamente a aquellos que “lo buscan a Jehová Dios de todo su corazón”. ¿Quiénes, pues, son aquellos que no tienen parte en esta promesa? Ellos son aquellos que no lo “buscan de todo su corazón”. Aquellos que piensan que pueden continuar en algún pecado que aman no hallarán a Jesucristo. Jesús dijo: (Juan 3:19) “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas”.

Los que aman más “las tinieblas que la luz” no vendrán a Jesús. Presumir de la misericordia de Dios es la razón por la que muchos se envuelven en las prendas de seguridad carnal, y alejan de sí el día malo. Que Dios te libre de este mal tan grande!
Entonces, también, aquellos que se rinden en desesperación no hallarán a Jesús. Ven, pobre alma, el Señor te recibirá, quienquiera que seas. Si con todo tu corazón tú das consentimiento de una vez a confiar en el Señor Jesús, Jehová Dios te recibirá. Sí, Jehová Dios te mostrará cómo confiar, y Jehová Dios te dará fe. Tú hallarás la misericordia que nuestro texto declara. Si buscas Jehová Dios de todo tu corazón.

Entonces, también, los que miran el mal ejemplo de los falsos cristianos no hallarán a Jesús. Me temo que algunas personas han sido detenidas de buscar de todo su corazón por la conducta de los cristianos de apariencia. Déjenme advertirles de nunca tomar el ejemplo de los que profesan ser sus seguidores, porque algunos son un mal ejemplo sin valor alguno. Y que sean tan malos como quieran, ¿qué a ti? Tú tienes tu propia alma en que pensar, y tienes que buscar a Jehová Dios con más fervor. Si tu corazón está tibio y por lo tanto nunca arde con expresiones cálidas y amorosas entonces ¡No sigas su mal ejemplo!
Los que piensan que pueden continuar en algún pecado atroz no hallarán a Jehová Dios que los traiga con su Hijo Jesucristo. Los que se rinden en desesperación no hallarán a Jehová Dios. Aquellos que siguen el ejemplo de cristianos falsos no hallarán a Dios.

¿QUIÉN, PUES, HALLARÁ A JEHOVÁ DIOS?
Otra vez, tengo que citar nuestro texto: (Jeremías 29:13) “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.
¡Tú tienes que buscar a Jehová Dios de todo vuestro corazón! ¡A menudo nos sorprende cuán rápido algunas personas nuevas buscan a Jehová Dios para que los conduzca a Jesucristo y lo hallan! Pero aquellos que están a medio corazón pueden permanecer perdidos por largo tiempo.
Tiene que estar todo el corazón en tu búsqueda, porque lo que buscas es algo de todo corazón. Oye como oran los verdaderos cristianos. ¿Oran con el corazón a medias? No, porque uno dice: (Salmo 119:10) “Con todo mi corazón te he buscado;  No me dejes desviarme de tus mandamientos”. Los cristianos de la Sana Doctrina de Cristo oran luchando como Jacob, (Génesis 32:26) “Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices”. La oración es el aliento vital de un verdadero cristiano en la Sana Doctrina, y este tipo de cristianos no pueden orar sin poner todo el corazón, entonces está claro que para tener vida espiritual, tenemos que dar todo nuestro corazón en lo que hacemos para Dios.

Tenemos que entender que: ¡No vamos a ningún lado así como estamos! ¡Incluso he oído a niños y a personas muy tímidas, oran con santo abandono cuando fueron realmente convertidos! ¡He oído niños orar con tal vigor que trajo muchas lágrimas a mis ojos! La razón por la que no se oye a los niños más pequeños orar de esa manera es porque muy pocos niños son verdaderamente convertidos en estos días de apostasía. La falta de tal oración ferviente es que ahora no hay quien enseñe a orar y adorar a los niños. ¡Eso es realmente horrible y realmente contrario a lo que Dios establece en su Palabra! Si más de nuestros niños fueran realmente convertidos los oiríamos orar con el vigor de nuestro Señor Jesucristo.

USTEDES ME PUEDEN DECIR: ¡Pero, pastor Víctor, ellos son tan jóvenes, y están niños todavía! ¡Los niños y los jóvenes no pueden orar con tanto vigor! ¿Están bromeando? Escúchales cuando están jugando afuera. ¿Tienes alguna dificultad al hablar en voz alta ahí? ¡Ninguna! ¡De ninguna clase! Rompen los tímpanos de alguien cuando están jugando. ¿Por qué? Porque esos juegos son muy importantes para ellos! ¡Pero las oraciones no lo son tan importantes para los niños y ni para los Jóvenes! ¡Pero van a orar hasta sudar cuando Jehová Dios les esté trayendo hacia Jesús! ¡He escuchado mucha oración fuerte con llanto en tiempos de avivamiento verdadero! Pero no solo tomes mi palabra acerca de eso. ¡Lee acerca de ello en el libro de los Hechos! En Oración: (Hechos 4:24) “Y ellos,  habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron: Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay”.

Ellos "alzaron" sus voces. ¡Esto se refiere a fuerte oración con entusiasmo y Gozo! (Hechos 4:31) “Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló;  y todos fueron llenos del Espíritu Santo,  y hablaban con denuedo la palabra de Dios”. ¡Esa es la clase de atrevimiento en oración y testimonio que veremos de esta congregación cuando seamos verdaderamente convertidos! En el libro de los Hechos, “alzaron unánimes la voz a Dios”. ¡Si alguien hiciera eso en muchas de nuestras iglesias, haría que los miembros carnales se pusieran los dedos en sus oídos! Las personas carnales así, sólo sacan los dedos de sus oídos y gritan con entusiasmo en un partido de fútbol.

¡Esas son las cosas con las que están entusiasmados! Pero un verdadero cristiano nacido de nuevo se deleitará en la oración fuerte, y en la predicación vigorosa como lo han hecho en las iglesias primitivas. ¡Que Dios se apiade de nuestras iglesias sin vida, de segunda categoría en todo nuestro país! ¡Estamos muy por debajo del nivel de las iglesias de las iglesias en el libro de los Hechos!
¡Que Dios prenda a los niños y a los jóvenes en fuego y hallarán a Jehová Dios para que verdaderamente tengan un encuentro con Jesucristo! ¡Aquellos que se arrastran, y no cantan ni oran con entusiasmo, serán vomitados de la boca del Señor cuando Él venga en juicio! Cristo dijo: (Apocalipsis 3:16) “Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”.
¡Tú no serás salvo a menos que tengas mucho entusiasmo acerca de hallar a Dios! ¡Solamente cuando busques a Dios a través de Jesucristo de todo vuestro corazón serás salvo! (Jeremías 29:13) “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

¡Entusiasmo! ¡Entusiasmo! ¡Entusiasmo! ¡En Primer lugar tenemos que despertar con gran “entusiasmo” porque tenemos que orar y cantar y testificar y predica a todo pulmón! ¡Quisiera que tuviéramos más hermanos en la Sana Doctrina de Cristo aquí en nuestra iglesia, hoy en estos últimos días!
¡No me extraña que muchos no encuentren a Jehová Dios y ni encuentren a Jesús! ¡Porque vienen a la congregación como una cristiano muerto y así esperan hallar a Jehová Dios y a Jesucristo! ¡Todos tenemos que buscar a Jehová Dios y a Jesucristo de todo corazón y lanzarnos sobre Él.  Entonces volverás a casa desde la congregación gritando “¡Aleluya! ¡Estoy salvo!” Afuera con toda religiosidad moderna muerta, y seca! ¡Afuera con ella de la faz de la tierra! (Jeremías 29:13) “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

Si en la oración se mueve la emoción, entonces; ¿Estás buscando un sentimiento? ¡Jamás conseguirás uno con la manera fría, muerta que vas a la oración! ¡A lo mejor podrás conseguir un sentimiento santo si lloras y clamas en voz alta! ¡Eso es lo que necesitas! ¡Fuerte búsqueda! ¡Fuerte oración! ¡Fuertes lagrimas! ¡Fuerte gritar! ¡Fuerte regocijar! (Jeremías 29:13) “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.
¡Si alguien va del modo que les he dicho que vayan, con fuerte llanto y oración, esa persona bien podría ser salva esta tarde! Clamen como Jacob, (Génesis 32:26) “No te dejaré, si no me bendices”.
Si deseamos que Jesús perdone nuestros pecados, y nos limpie con Su Sangre, ballamos con Jesucristo para que por medio de Él estemos delante de nuestro Dios, para pedirle por nuestra salvación. 
Predica expositiva por: Pastor Víctor Ramón Preciado Balderrama
Hola hermanos les saludo con mucho amor en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con un solo propósito de que sean edificados sus vidas y sus ministerios, me gozo el saludarles y el que Dios me dé la oportunidad de servirles si me lo permiten, y con todo respeto a su doctrina o denominación, mi único interés es que corra la Sana Doctrina de Cristo, estoy ofreciendo: MATERIALES BÍBLICOS GRATIS (en formato Word).   viclaly.57.57@gmail.com  viclaly_57_57@yahoo.com
https://plus.google.com/u/0/communities/105936701821113953310



Publicar un comentario