miércoles, 1 de enero de 2014

GRACIAS A JEHOVÁ DIOS POR ALIMENTARNOS CON SU PALABRA

GRACIAS A JEHOVÁ DIOS POR ALIMENTARNOS CON SU PALABRA
(Mateo 4:4) “Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre,  sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.
(Lucas 17:11-19) “11 Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. 12 Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos 13 y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! 14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. 15 Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, 16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. 17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? 18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? 19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado”.

Tenemos un Dios grande y maravilloso, un Dios Bueno y Poderoso, que nos colma de favores y misericordias cada día, todos los días. (Salmos 103:10,11) “10 No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados. 11 Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen”. Un Dios, que no nos ha pagado conforme a nuestros pecados. Por tanto tenemos muchas grandes razones y muy poderosos motivos por los cuales estar y ser agradecidos con nuestro Buen Dios y Padre celestial.

¿QUÉ ES EL DAR GRACIAS?
El dar gracias es el volverse (entonces uno de ellos viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz V-15) o devolverse con expresiones o acciones hacia quien nos ha hecho un favor, o nos ha brindado ayuda o nos ha hecho bien; cuando alguien nos obsequia algo, nos dirigimos hacia él con una sonrisa o un abrazo o con palabras de agradecimiento y entre mas valioso es el obsequio, el favor o la ayuda que recibimos, más grande es nuestro agradecimiento para quien nos lo da.

Todo hijo de Dios debe de ser agradecido, debemos expresar con nuestros labios gratitud a Dios, debemos de bendecir su nombre y darle acciones de Gracias.
(Sal. 103:1) “Bendice, alma mía a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre”. El dar gracias no se hace simplemente o solamente con palabras, sino también con hechos y creo sinceramente que de eso carecen muchos hijos de Dios.

¿POR QUÉ DEBEMOS DE DAR GRACIAS A DIOS?

(2 Co 9:15) “¡Gracias a Dios por su don inefable!”
Si empezáramos a enumerar todas las razones por las cuales agradecer a Dios no tendría fin nuestra lista.

(Por la vida, la salud, el alimento, por su sacrificio, por rescatarnos del pecado, del diablo, de la muerte, por el don de ser llamados hijos suyos, por su Espíritu, su gracia, por su presencia, por su eterno amor, por su bondad, porque Él es Bueno, porque nos ha dado grandes y poderosos privilegios, nos ha hecho príncipes y sacerdotes, nos guarda de todo mal, nos ha dado la victoria nos ha hecho libres y más que vencedores, etc. etc. etc.)


(1 Co 15:57) “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”. (2 Co 2:14) “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento”.

(Ef. 5:20) “dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo”.
Sé que jamás por mucho o todo lo que hagamos podremos pagarle a Dios lo que Él hace por nosotros, ¡nunca podremos!, seremos eternamente deudores, pero si podemos ser agradecidos y estar agradecidos por la eternidad. (Juan 4:10) “Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva”.

III. ¿POR QUÉ MUCHAS VECES NO LE DAMOS GRACIAS A DIOS?
¿PORQUE NO SOMOS AGRADECIDOS?
Aprendamos a reconocer todas las obras de Dios en nuestras vidas, porque muchas veces esperamos cosas sorprendentes, milagros maravillosos y estamos tan a la espera de eso, que no nos damos cuenta que Dios ya está actuando tan naturalmente y de manera habitual que cometemos el error de asumir los hechos como lógicos o naturales y no le damos la gloria a Dios, no le damos gracias porque pensamos que paso por que tenía que pasar o porque era obvio o lógico que pasara y no nos damos cuenta del milagro extraordinario que Dios hizo para que sucediera.

(1Reyes 19:11,12) Dios no estaba en el Fuego, ni en el torbellino ni en el terremoto cuando le hablo a Elías en la cueva, Él estaba en el silbo apacible, de un viento suave. (Proverbios 3:6) "Reconócelo en todos tus caminos y el enderezara tus veredas"

Otra de las razones es porque somos olvidadizos, y nos olvidamos de lo que Dios hace (Sal.103:2) "Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios" ¿Pero qué pasa? se nos olvida y lejos de agradecer, lo que hacemos es murmurar. Dios le hablo a Israel y le dijo: (Dt 6:12) "Cuídate de no olvidarte de Jehová que te saco de la tierra Egipto, de casa de servidumbre".
Pensamos tanto en lo que no tenemos que no podemos ver lo maravilloso que Dios nos ha dado, pasamos el tiempo lamentándonos por cosas tan absurdas, porque el vecino tiene más o tiene lo que nosotros queremos, porque no salen las cosas como queremos y no somos felices, ni dejamos que otros lo sean, por nuestro murmurar, cosa muy desagradable para Dios.

(Romanos 1:21) "Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido" Aprendamos, amados, a no olvidar que sin Dios somos menos que nada, nada somos sin Él. No olvidemos que Él es quien provee todas las cosas, que por Él subsiste todo y todo es para Él.
Porque (Lam 3:22) "Por la misericordia de Jehová, no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias" Aprendamos a ser agradecidos en todo tiempo, por todo y en todo. La palabra dice en (1 Tes. 5:18) "Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús".



Otra razón por la que no le agradecemos a Dios es porque no le creemos, le creemos más al enemigo que a Dios mismo. (Hebreos 13:5,6) “5 Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; 6 de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre”.

Creámosle a Dios porque (Num 23:19) "Dios no es hombre para que mienta ni hijo de hombre para que se arrepienta Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? " si Él lo ha dicho así lo hará. Vivamos no por vista sino por fe.

IV. ¿CÓMO PODEMOS SER AGRADECIDOS O DAR GRACIAS A DIOS?
1. EXPRESIONES: abriendo nuestros labios, nuestra boca expresando palabras lindas, oraciones, alabanzas. Siempre el expresar gratitud a Dios se convierte en alabanza. (Heb 13:15) "Así que ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él, sacrificio de labios que confiesen su nombre".
Alabanza de corazón, en espíritu y en verdad, es lo que Dios desea, porque Él busca a tales adoradores, conviértete tú en uno de ellos. Abramos nuestros labios con toda libertad y expresémosle a nuestro Dios y Señor toda la gratitud de nuestro corazón. Porque Él lo está esperando de ti y de mí.

2. ACCIONES: acciones de gracias es hacer es actuar. Es dejar de hacer lo malo, es entregarle por completo a Dios todas las áreas de nuestra vida, es darle a Dios toda la gloria, todo el control de nuestro ser por entero, espíritu, alma y cuerpo. Acción de gracias es hacer la voluntad de Dios y no la nuestra. En (Romanos 12:1) dice "así que hermanos os ruego por la misericordia de Dios que presentes vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional".
No seamos como los nueve leprosos indiferentes y mal agradecidos Vivamos agradando y siendo agradecidos con Dios, todos los días, todo el día, en todo tiempo y en todo lugar.

CUATRO RAZONES POR QUE DAR GRACIAS A JEHOVÁ DIOS
Son miles las razones por la cual debemos darle gracias a Jehová Dios, pero por falta de espacio y tiempo, en esta tarde solo vamos a resaltar CUATRO solamente. En estos días se le hace difícil ser agradecido a mucha gente, la Iglesia debe ser una luz en el tema, y debe mostrar la importancia que es el estar agradecidos con Jehová Dios por toda Su misericordia.

Hablaremos sobre el tema de ser agradecidos y comenzaremos con el origen de nuestro agradecimiento, que es Jehová Dios, y que Para Siempre es Su Misericordia.
Trataremos los siguientes puntos:
  1. Agradecemos a Jehová Dios primeramente porqué Él es Dios.
  2. Debemos ser agradecidos porque nuestros pecados han sido perdonados.
  3. Debemos darle gracias por las cosas Eternas.
  4. Debemos dar gracias en vez de quejarnos.

Agradecemos a Dios primeramente porqué Él es Dios. Una adoración por QUIEN ES DIOS, y por lo que DIOS HACE. Veamos algunas cosas:


Uno de los Atributos Divinos de Dios es la Bondad, porque DIOS ES BUENO. Su bondad se muestra en la Creación, en Su Obra Redentora hacia el ser humano, en los planes eternos de Dios.
Otro de los Atributos divinos de Dios es la Misericordia, porque DIOS ES MISERICORDIOSO. Toda la Obra de Dios se resume en que ÉL ES MISERICORDIOSO.

La bondad de Dios es una fuente; nunca se seca. Así como la gracia es desde el comienzo del mundo (Salmo 25:6) “Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, Que son perpetuas”. También persiste hasta el fin del mundo, una generación tras otra.

DAD GRACIAS AL DIOS DE DIOSES.
Siendo que El DIOS JEHOVÁ es el único Dios, la GLORIA es Para Él nada más.
Y en medio de todos los falsos dioses en este mundo, nosotros servimos y adoramos al VERDADERO DIOS.

DAD GRACIAS A DIOS EL CREADOR DE TODAS LAS COSAS.
Alabar a Dios porque Él es el CREADOR de TODAS LAS COSAS. No importa lo que la ciencia diga sobre su teoría del origen y de la evolución, eso son solo teorías, pero nosotros sabemos muy bien que la propia creación cuenta la GLORIA de Dios.
(Salmo 19:1) “Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos”.

Debemos ser agradecidos porque nuestros pecados han sido perdonados (Romanos 5:5-11)  5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. 6 A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados. 7 Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. 8 Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Y ahora que hemos sido justificados por su sangre, ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios! 10 Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, habiendo sido reconciliados, seremos salvados por su vida! 11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, pues gracias a él ya hemos recibido la reconciliación”.

El AMOR es uno de los Atributos de Dios porque DIOS ES AMOR. (1Jn 4:8)  “El que no ama,  no ha conocido a Dios;  porque Dios es amor”. Si alguien dijera que Dios no puede ser amor por todas las injusticias que hay en el mundo, debemos recordarle el Texto que hemos leído ahora y es: (Rom.5:8) “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros”.

Lo más importante para todo Cristiano es recordar que Cristo perdonó nuestros pecados.
Eso es algo que debemos recordar todo el tiempo, y debemos testificarlo. Si usted no ha encontrado NADA para ser agradecido, debe comenzar a serlo por SU SALVACIÓN.




Debemos darle gracias a Dios por las cosas Eternas. (2 Corintios 4:16-18) “16 Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día.17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas”.

El ser humano tiene una falla, y es que casi siempre se compara con otros. El llamado éxito de algunos, parece ser como un llamado fracaso para el otro que lo está viendo.
Pero eso no debe ser así, porque todos somos diferentes, y el verdadero éxito es la OBEDIENCIA a Dios.

El Creyente en la Sana Doctrina de Cristo debe ver las cosas diferentes, porque aunque es algo bueno planear y tener bienes en esta tierra, eso no es el todo. Son las cosas Eternas por las que debemos luchar. La vida eterna no se adquiere con indiferencia hacia Dios; se adquiere por medio de la FE en JESUCRISTO la cual produce la OBEDIENCIA.

Un buen ejemplo es el de Moisés en (Hebreos 11:27) “Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible”. Esa era la experiencia que Moisés tuvo con Dios, y era que fue tan real la PRESENCIA de Dios, que era como si estuviera viendo al INVISIBLE.

¿Han pasado ustedes por pruebas que lo han hecho pensar en que si vale la pena seguir a Jesucristo? Piense que Moisés en medio de la adversidad, decidió poner su mirada completa en el Invisible. La característica sobresaliente de Moisés era la íntima relación que tenía con Dios.

AHORA, ¿CUÁL ES EL RESULTADO DE LOS NO AGRADECIDOS?

Muchos en vez de poner la mirada en las cosas Eternas, la han puesto en las temporales. JESUCRISTO dijo: (Mar 8:36) “Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?”.

Debemos dar gracias en vez de quejarnos. (Filipenses 4:6-7) “6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento,  guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

El agradecimiento del creyente hacia Jehová Dios por la Sana Doctrina de Cristo que en toda circunstancia que vivimos en este año, y salimos victoriosos, nos ha dado fortaleza y un equilibrio en todas las pruebas y además aún más fuertes en nuestra ESPERANZA y la FE en Jesucristo, y estamos seguros, que las PROMESAS de Jehová Dios son reales, y SON ETERNAS.

Predica, pastor: Víctor Ramón Preciado Balderrama.

Comentarios viclaly.57.57@gmail.com
Publicar un comentario