lunes, 6 de mayo de 2013

LLAMADOS A SERVIR CON CORAZÓN HUMILDE




Lerma, Domingo, 28 de Abril de 2013

LLAMADOS A SERVIR CON CORAZÓN HUMILDE

(Zacarías 9:9) “Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna”.
(Mat 11:29,30) “29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”.
(San 1:9) “El hermano que es de humilde condición, gloríese en su exaltación”.

PERMANEZCA HUMILDE Y OBEDIENTE, porque la humildad genera obediencia (Humildad de corazón para con Dios) Es decir: “Yo voy a obedecer aún cuando no lo entienda, pero está escrito en su Palabra”. La obediencia demuestra un nivel alto de autoridad espiritual, donde Usted en vez de hacer lo que la realidad le empuja, hace lo que Dios dice que haga aún cuando sean cosas imposibles para el ser humano.

PORQUE EL QUE ES OBEDIENTE MANIFIESTA LA FE, el que hace lo que Dios dice le está creyendo a Dios. Abraham le creyó a Dios y le fue contado por justicia y no sólo tuvo un hijo sino que tuvo una gran descendencia; de esa descendencia nació nuestro Señor Jesucristo, y en esa descendencia están Ustedes Y yo mismo porque somos hijos de la fe. (Todos tenemos un estilo de vida de fe) (Rom 1:17) “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá”.

Cuando no puede obedecer a Dios es, porque debe eliminar lo que no le permite obedecerle; dice la Biblia que el ORGULLO, LA SOBERBIA Y LA ALTIVEZ son impedimentos para obedecer. Cuando no le obedece a Dios en algo es, porque “cree” que sabe más que Dios. Porque en la manera de actuar esta demostrando que “Ud. sabe hacerlo y Dios no”. 
Si Dios dice que lo hagamos de tal manera y nosotros lo hacemos de otra manera estamos diciendo: “que conocemos una manera que es mejor que la manera de Dios”. Eso se llama SOBERBIA y la Escritura dice que Dios resiste a los soberbios.  Por más que esté lleno de necesidad, de carencia y de dolores, cree que va a recibir algo de Dios y en realidad no lo va a recibir, porque Dios no se va a mover, cuando ve que en el CORAZÓN HAY SOBERBIA.  

En su vida se va a manifestar prosperidad social, profesional y financiera. Todo lo que haga lo va a hacer bajo la autoridad del Rey de reyes y con la gracia de Dios.  Permanecerá  confiado y creyendo. Todos estamos destinados por Dios para vivir, para creer y hablar lo mejor e impartir a otras personas lo mejor del Cielo sobre esta tierra.

Cuando cambiemos lo que decimos, lo que estamos haciendo es cambiarnos a nosotros mismos. Lo que más cuesta es hablar delante de otros algo que es de parte de Dios, para nosotros. Lo que más cuesta también es hablar las cosas que aún no están visibles en los resultados, pero las tiene que hablar delante de la gente.


TODOS TENEMOS QUE HABLAR, CREER Y ACTUAR. Si se queda cruzado de brazos las cosas no van a funcionar (esto es ser pasivo espiritualmente). 

El mundo no cambia por fuera, sino cambia desde adentro. Miren a la gente que se queja en México, lo que están haciendo es seguir destruyendo todo a su alrededor (con su confesión). Pero los verdaderos hijos de Jehová Dios que practican la Sana Doctrina de Cristo, los herederos del Padre, los que están caminando en autoridad espiritual en esta tierra, van a levantar confesiones de fe. (Creyendo en el corazón y  hablando con la boca).  Ya somos algunos millones de creyentes en este país, que no solo tenemos que pensar que podemos poner un presidente, podemos mover a toda la tierra con el poder de la fe. (Luc 17:6) “Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería”.

Usted puede podrir todos los yugos de maldición con la autoridad que Dios le ha dado, puede levantar la gloria de Dios en esta nación bendita, (Isa 10:27) “Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción”. Han intentado tantas veces arruinar a México y no han podido, es como que florece en el desierto.

¡Mientras estén en México hijos de Jehová Dios que le creen, en esta nación hay esperanza! Hay esperanza divina contra cualquier esperanza natural. Esta nación va a ser una fuente de bendición para las naciones del mundo.  Esta nación va a repartir hombres y mujeres que van a llenar la tierra de la gloria de Jehová Dios.
 
USTED ES UN BENDITO Y ESTÁ PARA REINAR EN VIDA. El desafío más importante para su vida es elevar su confesión. Dios es el que le ha dado todo lo bueno, para que con sabiduría lo siembre, lo multiplique, lo disfrute y lo comparta, y así pueda ser un canal de bendición. No se “acomode” nunca en una posición, porque siempre Dios tiene algo mejor. 

LOS QUE HABLAN MAL, los que confiesan fracaso, los que hablan derrota NO dicen lo que Dios dice (sino que dicen:… que creen que les va a ir mal). Todos tenemos que ir formando la imagen correcta en nuestra vida, permitamos que se vaya revelando la imagen de aquel que nos creó. Que Cristo se vaya revelando, para ser transformado e ir de gloria en gloria. Tiene que desarrollar la imagen interior de lo que Dios planifica para su vida eso es lo que a usted le va ayudar a alcanzar la victoria y el éxito, menguando para que Cristo crezca en nuestras vidas.

JESÚS DIJO: de la abundancia del corazón habla la boca, (Mat 12:34)   “¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca”.
Lo dijo para que nosotros hagamos abundar la Palabra en nuestro corazón y para que fluya a través de nuestra boca.
Esa Palabra que nosotros hablamos tiene poder creativo, tiene valor hasta la eternidad y tiene valor al oído de Dios, (Mat 18:18) “De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo”.


DICE LA BIBLIA: que los que fueron a inspeccionar la tierra, los doce espías, volvieron y hablaron (hablaron al oído de Dios).  No sólo se lo dijeron a la gente: … no se puede, y está complicado, sino que lo estaban haciendo al oído de Dios, y Dios estaba escuchando esa incredulidad. Esa incredulidad los llevo al fracaso a ellos y llevaron de fracaso al pueblo.

PERO DOS SE LEVANTARON EN FE DICIENDO: Si Dios está con nosotros venceremos a los gigantes... Tenemos que ser honestos de verdad con nosotros mismos para comparar si lo que esta creyendo es lo que Dios dice. Dios está con nosotros y en nosotros para vencer a los gigantes externos y los gigantes internos. Él dice que nosotros somos parte de la Iglesia gloriosa y triunfante de Jesucristo en la tierra, que marcha con poder y que contra nosotros, ni las puertas del infierno prevalecerán.

Debemos ser honestos, y ver si ¿Las puertas del infierno lo están “llevando”, para atrás, o lo están manipulando?; o si de verdad cuando camina las puertas del infierno retroceden ante Ud. y el diablo huye, porque esta firme en la Palabra, (Sant 4:7) “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”; Los demonios desaparecerán, porque tiene la autoridad espiritual que Dios le ha dado. Si vive esto tiene que confesar: yo lo voy alcanzar por la revelación de la Palabra, porque ese es mi legado y único destino.

Estamos en el camino de ir creciendo y avanzando, pero debemos evaluar cosas en las cuales no hemos podido prosperar, o en las que no hemos podido funcionar, para que nunca nos “acomodemos” a vivir la vida cristiana de esa manera. Tenemos que alcanzar el nivel de lo que Dios dice. Comparemos lo que Dios dice, con lo que nosotros vivimos. Y comencemos a  confesar que viviremos  lo que Jehová Dios dice en nuestra vida.
 
Dios nos ha marcado, para ser una bendición en todo lugar, esa marca distinguida, el diablo no se la puede borrar jamás. Su corazón y su boca fueron creados para andar en acuerdo. Piénselo: ¿Habla una cosa y cree otra? Si hay algo desconectado, lo tiene que conectar. Nosotros somos unos hijos de Jehová Dios en cualquier lugar donde estemos.  El diablo lo reconoce, que militamos para Cristo.

La ley de la confesión y el acuerdo trae el poder de Dios a escena.  Nosotros decimos lo que está Escrito en la Palabra, y lo que aprendemos de la Sana Doctrina de Cristo. No podemos mirar las cosas fuera de Jesucristo y otras dentro de Él. Jesús venció y esta victoria es su victoria.

La fe que vence al mundo se la ha dado, para que la desarrolle en su manera de pensar, en su manera de hablar, y en su estilo de vida, ahora tenemos la santísima fe de Jesús, (Jud 1:20.21) “20 Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, 21 conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna”.

Cuando está la ley de la confesión y del acuerdo el enemigo es impotente (sin poder alguno). Porque nosotros estamos de acuerdo con Dios a través de nuestro Señor Jesucristo, hablamos lo que habla Dios, y pensamos lo que piensa Dios.

La única forma que el enemigo puede hacer algo es engañándonos, pero nosotros no vamos a aceptar el engaño, porque tenemos la Sana Doctrina de Cristo y es la verdad en nuestra mente. 

Aunque el diablo diga: ¡…que está todo mal! no mire lo que está mal, si Ud. cree en lo que Dios ha dicho y se afirma a esa verdad; ve y habla de acuerdo a lo que Dios ha dicho.  Jehová Dios va a operar a través de su vida y va a respaldar su creencia. 

(Juan 1:19-23) “19 Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres?  20 Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo. 21 Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No. 22 Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? 23 Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías”.
La voz de Dios somos nosotros, que viene a mostrar el camino de Dios a la gente.  Lo importante es estar seguro de su VERDADERA IDENTIDAD como lo estuvo Juan, cuando le preguntaron: ¿Quién era? no dijo: …yo soy el hijo de Zacarías, sino que dijo lo que era él para Dios. El confesó lo que leyó en la Palabra y creyó lo que dijo el profeta Isaías de él. Si usted lee la Biblia va a sacar su verdadero ser.  Ud. no es lo que dice la gente, sino que es lo que Jehová Dios dice que somos. Fundamentó lo que era y lo que creía con la Palabra de Dios.

Confiese: Me estoy fundamentando en lo que soy, tengo y puedo en la Palabra de Dios. ¡Mi confesión está conectada a lo que está en mi  corazón!  
Jesús es su mejor ejemplo

(Lucas 4:16-22) “16 Vino a Nazareth, donde se había criado; y en el día de reposo  entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor. 20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. 21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. 22 Y todos daban buen testimonio de él, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José?”.

1- Jesús confeso quien Él era y sólo tomó la Palabra de Dios, creyó lo que decía y confesó lo que decía sobre él.  Los otros decían ¿Este nos es el hijo del carpintero? No le de tanta importancia a lo que dice la gente. Era realidad que era el “hijo del carpintero”, pero no tenía nada que ver con la verdad. Porque la verdad es que era el Hijo de Dios.  El estaba diciendo solamente algo que leyó en la Biblia. 

2- Jesús acostumbraba ir a recibir la Palabra de Dios. Crecía en estatura y en sabiduría (como cualquiera de nosotros) para con Dios y los hombres. El tomó la Palabra, creyó la Palabra y confesó todo lo que decía acerca de Él.  Esa misma unción está sobre nuestras vidas. La Palabra dice: que tiene la unción del Santo. 

Todo lo que está alrededor suyo va a cambiar porque es un hijo de Dios y tiene un poder sobrenatural dentro. La tierra se llenará del conocimiento de la gloria de Dios y nosotros somos los portadores de esa gloria.

3- Jesús dijo: mis ovejas oyen mi voz y me siguen.  Nosotros somos de los que siguen el estilo de vida de Jesús, pero tenemos que seguirlo a la manera de su Sana Doctrina. Lo que el Padre dice eso hago dijo Jesús, lo que el Padre quiere que hable eso hablo; nosotros estamos, para ser como Jesús en todas las formas. Por eso el apóstol Juan dice y nosotros lo declaramos que como Él es nosotros somos.

4- Jesús dijo: así como el Padre me envió a mi yo los envió a vosotros. Nosotros somos unos enviados de Jehová Dios. 

¿Dónde encuentra su verdadera identidad?

¿Dónde descubre lo que realmente es y para que  fue creado, para hacer en esta vida?
No “amontone” conceptos de la gente para formar su personalidad, sino va a ser lo que otros dijeron y opinaron.
Mejor amontone principios de la Palabra y  va a revelar el carácter de Cristo.  Ustedes y yo tenemos que llegar a ser lo que Dios dice, cada día debe hablar y hacer lo que Dios nos enseña en la Sana Doctrina de Cristo.   

Sólo la Palabra de Dios puede decirnos quienes somos y cual es nuestro propósito.  “Reyes y sacerdotes en esta tierra”, con esa revelación podrá reinar en todas las áreas de su vida. ¡Gloria Dios! 

PREDICA en Lerma por:
Pr. Víctor R. Preciado Balderrama
Buen día les invito con mucho respeto a visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado y que, con mucho amor he puesto algunos estudios que Dios me ha regalado en revelación, Efesios 3:8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo. Efesios 4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb
viclaly5757.blogspot.com
viclaly_57_57@hotmail.com
viclaly_57_57@yahoo.com
Publicar un comentario