martes, 1 de enero de 2013

IDOLATRÍA CRISTIANA


Lerma, Domingo, 23 de diciembre de 2012

IDOLATRÍA CRISTIANA

(Éxodo 20:3)  “No tendrás dioses ajenos delante de mí”.
(Deuteronomio 4:15-18) “15 Guardad, pues, mucho vuestras almas; pues ninguna figura visteis el día que Jehová habló con vosotros de en medio del fuego; 16 para que no os corrompáis y hagáis para vosotros escultura, imagen de figura alguna, efigie de varón o hembra, 17 figura de animal alguno que está en la tierra, figura de ave alguna alada que vuele por el aire, 18 figura de ningún animal que se arrastre sobre la tierra, figura de pez alguno que haya en el agua debajo de la tierra”.

Es fácil referirnos a la idolatría como una expresión que está lejos de nosotros y de nuestro sentir, ya que comúnmente la asimilamos a las costumbres que tienen arraigadas algunas religiones. Por ejemplo, vemos templos, capillas y algunas casas de muchos cristianos, la copia misma del paganismo antiguo, y las imágenes hechas por manos de hombres dan, sin lugar a dudas, la certeza de que son activos idolatras paganos y analizaremos solo dos que son las que más predominan.

Así, el dios Tonatiuh (náhuatl: dios sol) El pueblo mexicano lo consideró como el líder del cielo. Demandaba sacrificios humanos como tributo y si estos se le rehusaban, él se movería a través del cielo para ocultarse. Cada día exigía dos sacrificios humanos, el corazón de dos personas, para alimentarse después de sus batallas durante la noche. También fue conocido como el Quinto Sol, debido a que los mexicas creían que asumió el control cuando el Cuarto Sol fue expulsado del cielo.
                                      
Meztli, la figura femenina como en varias culturas era representada por la luna, la relación de los nombres no es nada extraño en las distintas culturas indígenas, además se le asociaba una mascota serpiente, la que en su estómago llevaba el agua del cielo, por lo que se sabe del amplio conocimiento de la cultura maya, ya era conocido el efecto gravitatorio de la luna y su influencia sobre las mareas en la tierra, Metzi tenía la facultad de dominar el agua sobre el planeta por medio de la serpiente, con la cual mandaba tormentas o inundaciones, su figura representaba también el amor materno.
El calendario maya era basado en las fases de la luna, su influencia era muy grande sobre la cultura, se le asociaba con la muerte por los efectos de los desastres asociados con el agua, pero su bondad era dada por ser la patrona de la preñez y se decía que invento el arte de tejer, su figura era representada siempre con una falda con huesos cruzados bordados, en representación de la muerte por sus castigos aplicados en los desastres naturales acuíferos.

Cuando uno va viajando, por ejemplo, cada vez que ven una templo católico o capilla, una simple estatua de algún santo para ellos, o una escultura de una cruz, se inclinan ante ellas, se persignan, y le rinden honores y respetos a estas imágenes, pasando por alto tantas y tantas advertencias de parte incluso de nuestro Dios (al cual dicen adorar) que dice textualmente “No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las servirás, porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso” (Deut. 5:8-9).

Históricamente, el signo de la cruz también fue visto como una representación de la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. A través de la fe en el Señor Jesucristo y Su muerte sustitutiva en la cruz, la salvación se extendió como un regalo de gracia a toda la humanidad. La Trinidad es la doctrina de la Divinidad: Un Dios trino.

Ambas doctrinas son fundamentales para ambos, católicos y protestantes, y no están fundamentadas en la Biblia, pues la palabra trinidad no existe en la biblia, mas sin embargo es muy defendida por ambos lo que podemos ver en la biblia con bastante sustento es que si existen en unidad de propósito y de pensamiento, ejemplo: (2 Corintios 13:14) “La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la  comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros.  Amén”.

(Isaías 1:3) “El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento”.
(Isaías 5:13) “Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed”.

(Oseas 4:6) Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos”.
(1 Corintios 8:7) “Pero no en todos hay este conocimiento; porque algunos, habituados hasta aquí a los ídolos, comen como sacrificado a ídolos, y su conciencia, siendo débil,  se contamina”.

¿SACAMOS LA IDOLATRÍA DE NUESTRO SER?

La Idolatría es algo tan frecuente en nuestras vidas que hasta en ocasiones ha pasado a ser parte de nuestra costumbre el “adorar”, pero no a Dios, lo extraño es que pasamos por alto estas ocasiones de forma inconsciente y no entendemos que estamos instalando en el lugar de nuestro corazón, que solo le corresponde a Dios, a una persona o a alguna cosa, o algún adorno como decoración, o trabajo, o estudio, etc., tan importante para nosotros que somos capaces de dejar todo de lado por estar felices con esto que llena plenamente nuestro ser (al parecer).

Aprendemos por la Palabra de Dios que esto no debe de ser así y hacemos con la ayuda del Espíritu Santo de Dios y su Palabra lo posible, para que Dios ocupe el primer lugar en nuestras vidas, entregándole todo nuestro ser cuerpo alma y espíritu porque Él quiere ocupar todo en todos y es el lugar que merece en nuestro interior, para que de esta única forma Jehová, y solo Él, pueda cambiar nuestras vidas, desde nuestro interior hacia afuera porque podemos deshacernos del objeto pero el ídolo sigue en nuestro corazón por seguirlo añorándolo, por ejemplo:

Hay tan bonito que se miraba;
Hay lo apreciaba porque me tría recuerdos bonitos;
Hay tenía un gran valor sentimental.

(Col 3:9-11) “9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, 10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, 11 donde no hay griego ni judío,  circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo,  y en todos”.

Como en una gran mayoría está cimentada en verdades a medias, damos por superada la idolatría entonces en nuestra cabeza lo razonamos y así lo entendemos que no hay idolatría, pero cuando por medio de la palabra estamos seguros que eso estaba mal, sin embargo, de la misma forma inconsciente, gestamos en nuestro interior algo tanto o más aberrante que la idolatría pagana o idolatría por lo superficial, le damos paso a algo que llamaremos “religiosidad o Idolatría Espiritual” y no entendemos aun cuando lo leemos porque tenemos el entendimiento embotado lleno de conceptos erróneos que quizás solo con medio o un versículo aislado a esto se le llama verdades a medias igual a mentira. La verdad bíblica siempre tiene contextos extensos, verdaderos, muy claros y fáciles de entender además la biblia se explica por sí misma.

No se necesita contratar a un Dr. En Teología para ver que Jehová Dios nos habla, esto no es así porque está fuera de contexto bíblico acerca de la humildad que Cristo vino a enseñarnos. (2 Corintios 3:14-17) “Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado. 15 Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. 16 Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará. 17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad”.

ENTENDER QUE NO SON NUESTROS MERITOS

Cuando El poder y la autoridad de Dios es entregada o mejor dicho, “prestada o delegada” (jamás regalada) a los ministros de Dios, debemos entender primero, que esto que recibimos, no es porque somos los mejores cristianos, los que oramos mas, hacemos buenas obras, que pasamos más tiempo en la iglesia, que leemos y leemos la Biblia, en fin, que nuestra capacidad y nuestra solicitud causó en Dios la pasión por entregarnos ese poder y autoridad, en otras palabras, Dios se dio cuenta que yo si “lo merezco” y debe entregarme de lo suyo.

Esta frase, oculta otro sentimiento más agresivo y letal para nuestro espíritu: “El Orgullo”.

Todo, lo que recibimos de parte de Dios, es por su INFINITA Y GRANDIOSA MISERICORDIA, la cual está delante de nuestros actos vergonzosos, dándonos siempre la oportunidad de arrepentirnos y de restaurar  nuestras vidas, por medio de la gracia de nuestro Señor Jesucristo.

Solo la Gracia de Jesucristo, es la que nos mantiene firmes delante de Jehová Dios, y por la gracia debemos dar de gracia lo que recibimos de gracia por parte de Dios.

EL ORGULLO DE SERVIR A DIOS

Hoy día a causa del espíritu del anticristo y de los violadores de la SANA DOCTRINA DE CRISTO, miles de “Hombres de Dios” cumplen con esta profecía que hace muchos años Jeremías le decía y sigue diciendo al pueblo de Dios “Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores” (Jeremías 6:13).

Hoy en día vemos por televisión o por los distintos medios de comunicación, como exaltan a los hombres que dicen servir a Dios, presentados con extensos currículum, doctores, teólogos, judíos mesiánicos que por esta causa tienen mayor revelación… ¡CUÁNTA BASURA! el mejor mensaje que los seres humanos hemos recibido, han provenido de simples pescadores, pastores de ovejas de Jesús y humildes hombres que rinden sus vidas a Dios.

Pero ESTOS SUPERMINISTROS se dejan querer y elevar a la cumbre, a los lugares altos, el lugar que les corresponde por su calidad de ESTRELLAS DE LA MÚSICA, o porque el templo es una MEGAIGLESIA, o por que su ministerio está en muchos países, tanta “unción” les ha dado la condición de estrellas “intocables” a tal punto que todo lo hacen bien, y que cada palabra que emiten es lo que dijo Dios, y por lo tanto es ley y se hace por que ellos (dios) lo dicen.

Precisamente, aquello ¿no es suplantar a Cristo?, o ¿tenemos las agallas de decir que todo lo que hago es porque Dios lo hace por medio de mi? ¿Dios me dijo que lo hiciera? Que soberbia. ¿Te has sentido alguna vez una especie de ser muy especial para Dios, un ser iluminado por su Palabra?

No dudo que en más de una ocasión, nos hemos sentido de esta forma, pero al final: ¡Cuan fuerte será la caída de todos aquellos que pretenden que por sus actos y buenas obras, por su condición de intocables o por tener medios económicos para levantar ministerios y hacer la “obra de Dios”! Dios de la noche a la mañana los derribará. Dios se encargara de bajar a todos los intocables, soberbios y arrogantes “hombres de Dios” que dicen ser como Él, pero nada indica que lo son, porque no se ven “las evidencias que Jesucristo dijo que por sus frutos los conocerán”.

CARACTERÍSTICAS DE UN HOMBRE DE DIOS

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” (Filipenses 2:5-11).

Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí. El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento. ¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás” (Isaías 1:2-4).

Conozco “hombres de Dios” arrogantes y soberbios, que hablan en nombre de Dios, inclusive, maldicen en el nombre de Dios, que envían al infierno a los pastores y a su membrecía por no obedecer lo que ellos están diciendo, conozco a otros que cual lobos rapaces, le sacan hasta el último peso de los bolsillos DEL PUEBLO  DE JESÚS diciendo que es para Dios, otros que viven en lujosas mansiones y que viajan en aviones privados, en autos de lujo, otros que usan cadenas y anillos de oro Y LA IGLESIA viviendo en carencias yugados y presos de sus imposiciones, (¿Qué sencillez y sobriedad demuestran con eso? ninguna).

Conozco a otros que hacen canciones para Dios se convierten ídolos de muchos cristianos  y se llenan los bolsillos de plata, a otros que se creen tan buenos y tan santos que deciden unirse con otras religiones porque ellos creen que Dios así lo quiere, a otros que manejan y manipulan psicológicamente y humanamente a la membrecía para que les obedezcan ciegamente.

Otros que son capaces de escribir muchos libros a la par con los sermones que entregan con el fin de lucrar con ellos, LUEGO DICEN QUE DIOS LOS INSPIRO A HACERLO… ¡HIPÓCRITAS¡ cometen el pecado de Giezi reciben dinero por lo que Dios les ha entregado olvidando que damos por gracia lo que por gracia hemos recibido, me da mucha pena ver como el pueblo de Jehová Dios se está hundiendo en una idolatría espiritual tan profunda y tan insólita.

(2 Reyes 5:25-27) “25 Y él entró, y se puso delante de su señor. Y Eliseo le dijo: ¿De dónde vienes, Giezi? Y él dijo: Tu siervo no ha ido a ninguna parte. 26 El entonces le dijo: ¿No estaba también allí mi corazón, cuando el hombre volvió de su carro a recibirte? ¿Es tiempo de tomar plata, y de tomar vestidos, olivares, viñas, ovejas,  bueyes, siervos y siervas? 27 Por tanto, la lepra de Naamán se te pegará a ti y a tu descendencia para siempre. Y salió de delante de él leproso, blanco como la nieve”.

  1. Donde están aquellos hombres que daban sus vidas por cumplir expresamente con lo que Jesús les pidió?
  2. Donde están los que se niegan a sí mismo por ayudar y servir a su hermano?
  3. Donde están los que adoran a Dios y solo a Él, en espíritu y en verdad?
  4. Donde están los que prefieren morir y que Cristo el Señor Crezca en sus vidas?
  5. Donde están los que dejan todo por servirle a Él?
  6. Donde están los que velan y guardan LA SANA DOCTRINA DE CRISTO?

Muchos de los “hombres de Dios” de hoy no se preocupan de esto, llenan sus vientres y sus cuentas bancarias mientras que su pueblo muere de hambre y de sed.
                                    


SIMPLES OBREROS

Cuando el que está por delante se siente tan importante y siente que todo lo hace bien, déjeme decirle algo, El Espíritu Santo dará testimonio de que es Dios quien está hablando y no nosotros, lo que usted y yo estamos haciendo no es nuestro, es de Dios, ¿entienden eso? Usted es el instrumento que Dios usa para moverse, un simple medio para glorificar al que usa al instrumento, somos simples portadores por gracia y misericordia, de la gloria de Dios, o eso es lo que queremos ser, y ser esclavo del Dios todo Poderoso es el orgullo mas grande y el titulo mas honroso que un creyente pueda aspirar jamás, pero para entenderlo bien, haga una prueba, si siente que es pueblo suyo el que Dios le entrego para administrar, preocúpese, pues no es suyo, es pueblo de Dios.
Si sientes que Dios te dio un NOMBRAMIENTO, preocúpese, Dios no te dio un NOMBRAMIENTO, el NOMBRAMIENTO es el de su hijo, nuestro Señor Jesucristo y nosotros somos sus obreros, es decir, trabajamos en el ministerio de Cristo bajo la supervisión y dirección absoluta del Espíritu Santo de Dios.

NO OLVIDE, SOLO SOMOS EL PÁMPANO y Él, Jesucristo el Señor es la vid, los frutos del pámpano  no son causa de sí mismo, si no solo de la vid. ¿Porqué predicar en un lugar más alto en la reunión? ¿Para que los demás te vean hacerlo? ¿Que no es mejor el oír bien la palabra, que ver al predicador? ¿Tienes un sillón para ti delante en el culto? Mejor siéntate donde están los demás, pues no eres mejor que ellos, ni mereces ningún trono adelante (nadie lo merece), si lo haces, estas recibiendo la gloria que le pertenece exclusivamente a Dios. ¿Te sientes bien cuando eres visto por todos? Por otra parte, somos obreros de la viña de Dios, no los dueños, así que, estés en el lugar que estés.

EL PUEBLO TIENE LO QUE QUIERE

El pueblo tiene lo que pide, alguien a quien adorar, a un hombre por delante que los expié de sus pecados y que le hable de Dios, el pueblo hace lo que el hombre que escogieron por delante de ellos les pida ya que es lo que les gusta, el pueblo no lee ni se instruye sino que se queda con lo que su “hombre de Dios” les dice, el pueblo respeta mucho al hombre que esta por delante por lo que no permite injurias ni calumnias aunque sean ciertas.

El pueblo solo oye la voz de su hombre de Dios y no la del pastor de las ovejas, el pueblo ciegamente sigue a quien les dirige, el pueblo le gusta todo lo que diga o haga porque es simpático y ¡tan bueno!, el pueblo tiene lo que merece, a alguien que les toque las fibras del corazón y con eso lloran y sienten que es de Dios.

Según 1era de Samuel, Dios era el Rey de Israel, y ellos lo cambiaron por uno que se pudiera ver, tocar y exaltar como a los demás reyes de la tierra y escogieron a Saúl, hoy en día, el pueblo va de iglesia en iglesia escogiendo a su Saúl preferido, y todos saben el lamentable final de este rey.

LOS QUE ESTÁN POR DELANTE SE SIENTEN DIOSES,
Y SU PUEBLO SE LOS HACE SABER, Y A AMBOS LES GUSTA ESO.

CONCLUSIÓN:
(Mateo 15:16) “Jesús dijo: ¿También vosotros sois aún sin entendimiento?”
(2Co 3:14) “Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado”.
(Lucas 24:45) “Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras”

Entonces, ¿hemos caído en esta idolatría espiritual? Claro que si, y será muy difícil arrancarla de la iglesia, pero no imposible, porque Dios está limpiando su casa, está sacando las vendas de nuestros ojos y de su cuerpo, como aquel Lázaro.
(Juan 11:9-15) “9 Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo; 10 pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él. 11 Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. 12 Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. 13 Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. 14 Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto; 15 y me alegro por vosotros, de no haber estado allí,  para que creáis;  mas vamos a él”.

La iglesia parece muerta, hedionda a mundo por sus costumbres, ahora ya en las congregaciones, y nadie daba un peso por ella, pero al 4to día revivió por el llamado del maestro, solo Él puede levantar a esta iglesia muerta, la iglesia de los apóstoles, la primitiva, aquella que sembró Jesús, y que este mundo y satanás se encargo de enterrar y olvidar, pero Jesús cumple lo que promete, la levantara y lo hará de la mano Solo de su Espíritu Santo.
QUE LA PAZ DE DIOS LLENE SUS VIDAS.



PREDICA en Lerma por:
Pr. Víctor R. Preciado Balderrama
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb
viclaly5757.blogspot.com
sanadoctrinavictor@gmail.com

Buen día les invito con mucho respeto ha visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado y que, con mucho amor he puesto algunos estudios que Dios me ha regalado en revelación, Efesios 3:8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo. Efesios 4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

Publicar un comentario