jueves, 29 de noviembre de 2012

VALOR PARA JOVENES, DECISIÓN


VALOR PARA JOVENES, DECISIÓN
La vida está llena de decisiones, decisiones de todo tipo, desde que nos despertamos, hasta la hora de dormir por la noche. Decidimos desde la ropa que nos pondremos, los alimentos que comeremos y los horarios que tomaremos para cada cosa en el día. Somos nosotros lo que simplemente decidimos cada cosa que hacemos por buena o mala que sea.

Dios nos doto a todos con la capacidad de decidir por nosotros mismos cada cosa, lastimosamente la mayoría de veces decidimos mal, dejados llevar por lo que nos parece a simple vista mejor o más cómodo.

Hay momentos en la vida en donde sentimos que por más que queremos no podemos dejar de hacer aquello que tanto dolor nos causa. Pensamos que somos incapaces de dejar de hacer eso que tanta vergüenza nos trae, creemos que casi es imposible dejar de hacer, sentir o pensar en eso que lo único que trae es tristeza a nuestra vida y frustración.

Los últimos días Dios ha estado hablando a mi corazón, diciéndome y haciéndome sentir que hay cosas en nuestra vida que se pueden resolver con tan sola una DECISIÓN.

Y es que a veces pasamos semanas, meses y hasta años, orando para que Dios pueda ayudarnos en determinada área, cuando en realidad la respuesta está al alcance de una DECISIÓN.

A veces queremos que Dios sea quien a la fuerza quite de nosotros lo que no nos gusta o que a la fuerza mejore las áreas que nos avergüenzan de nuestra vida, cuando en realidad con una solida DECISIÓN podríamos ser capaces de lograr mejores resultados.

Hay algo de lo que tenemos que estar claros, y es el hecho que LA AYUDA DE DIOS SIEMPRE ESTARA DE NUESTRO LADO, a veces lo único que falta es QUE TE DECIDAS a dejar de hacer eso o QUE TE DECIDAS a ser completamente fiel a Dios.

Hay un hombre que nos da ejemplo de esto, un hombre que la Biblia cita y hace énfasis en esa decisión que tomo, este es Daniel, la Biblia dice: “Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse” Daniel 1:8.

La Biblia hace énfasis en que Daniel “PROPUSO EN SU CORAZÓN” no contaminarse, es decir: DECIDIO. El mismo versículo en la versión Traducción en Lenguaje Actual dice: “Daniel decidió no comer ni beber lo mismo que el rey, porque para él eso era un pecado. Por eso le pidió a Aspenaz que no los obligara a pecar ni a él ni a sus amigos, comiendo esos alimentos”.

¿Te das cuenta como una DECISIÓN firme puede traer grandes resultados?, a veces nuestra victoria esta a la distancia de UNA DECISIÓN FIRME.

Cuando hablo de una DECISIÓN no hablo de esas que estamos acostumbrados a tomar y que no respetamos, esas como por ejemplo: “Hoy comenzare a orar mas” y simplemente no lo haces, ó “A partir de este día leeré mas la Biblia” y tampoco lo llevas a cabo.

Hablo de tomar decisiones FIRMES, de estar convencido de que Dios está contigo y que al tomar la decisión que tomaras Dios te ayudara dándote fortaleza y como consecuencia veras como iras saliendo de ese hoyo en el que muchas veces has caído.

A veces pedimos tanto la intervención de Dios en nuestros problemas, cuando en realidad Dios ya te ha dicho que está contigo, que lo único que necesitas es tener el valor de tomar la decisión que ya te dijo y te repitió a través de muchos medios que tienes que tomar y que no lo has hecho porque simplemente no has querido o tienes miedo al que pasara.

Cuando Dios te está impulsando constantemente a que tomes una decisión, por muy difícil que parezcan los resultados de esta: ¡TOMALA!, porque si es Él quien te está insistiendo es porque Él estará contigo en todo ese proceso, solo ¡Ten valor!

Si eres sincero contigo mismo, reconocerás que hay muchas cosas en tu vida que podrían cambiar si tan solo tomaras la DECISIÓN FIRME de hacerlo, entonces ¿Qué estas esperando?, ¿Por qué estas sufriendo con lo mismo, cuando si tan solo fueras capaz de tomar la decisión de decir: ¡YA NO MÁS! y comenzar a ser fiel a Dios comenzarías a ver mejores resultados?

Tú sabes de lo que te hablo, hay cosas que no se van a solucionar solo con oraciones o con congregarte en todas las reuniones que puedas. Hay cosas que no se solucionaran con cien lloradas que hagas delante de Dios o con que te tires al piso de rodillas suplicando ayuda. La ayuda de Dios está en tu vida, Dios mismo prometió estar contigo cada día de tu vida, por lo tanto no puedes dudar en ningún momento que Dios esta de tu lado, lo único que Dios necesita para seguirte ayudando es que DECIDAS comenzar a ser fiel a Él y cuando el momento de la prueba venga Él te ayudara a decir NO a eso que tanto dolor, frustración y llanto te ha causado.

Hoy es un día para que grabes en tu mente que hay cosas en tu vida que solo necesitan que TE DECIDAS para comenzar a ver resultados extraordinarios de los cuales hasta hoy te habías estado privando por el simple hecho de que no habías DECIDIDO CON FIRMEZA lo que querías hacer.

¡Ten valor!, no hay área en tu vida que te pueda vencer, no hay habito oculto que no se pueda dejar de practicar, no hay atadura que Dios no pueda liberar, la pregunta es: ¿Quieres ser libre?, entonces DECIDE con firmeza comenzar a dejar de hacer eso que lo único que causa en ti es desilusión delante de Dios.

Estoy seguro que tú muy bien sabes que el día que tomes la decisión firme de dejar de hacer eso, ese día Dios comenzara a darte una fortaleza increíble que te ayudara a soportar todo lo que puedas sentir, y es que Dios premia la valentía de querer ser fiel a Él, Dios vera con buenos ojos tu intención y el esfuerzo que harás por mantener la decisión de serle fiel, entonces como resultado tu vida comenzara a ser diferente y Dios comenzara hacer muchas cosas más en ti.

¡Decídete y comienza a ser fiel a Dios, cueste lo que cueste!
“Pues Dios trabaja en ustedes y les da el deseo y el poder para que hagan lo que a él le agrada”.Filipenses 2:13 (Nueva Traducción Viviente)

DECISIONES APRESURADAS
La vida diaria está llena de decisiones de toda clase, desde las que consideramos no tan importantes, hasta las que consideramos de suma importancia. La pregunta es: ¿Qué clase de decisiones estas tomando?, ¿Correctas?, ¿Incorrectas? Y si las decisiones que tomas no eran las adecuadas, dichas decisiones por casualidad ¿No fueron apresuradas?

Todos tomamos decisiones diariamente, desde decisiones sencillas como: ¿Qué vestuario me pondré hoy?, hasta decisiones importantes que determinaran nuestro presente y futuro.

Pueda que hoy estés a punto de tomar una decisión que influirá mucho en tu manera de vivir, quizá te sientas un poco presionado o con temor, ya que la decisión a tomar es muy delicada.

¿Qué hacer para tomar una buena decisión?
Primero: Relájate y descansa en Dios. Ahora que ya conoces de Dios y lo has hecho Señor de tu vida, tienes que aprender a depender de Él. Tienes que comprender que ahora Él juega una parte muy importante en tu toma de decisiones. Descansar en Dios es ese sentimiento de paz que me lleva a comprender que mi vida está en sus manos. Es aquella tranquilidad que aparece a pesar de que la situación es muy difícil, pero mi confianza en que Dios actuara me hará estar tranquilo frente a cualquier situación que se presente. Antes de tomar una buena decisión tienes que relajarte, descansar, pero sobre todo confiar en que Dios te guiara a tomar la mejor decisión.

Segundo: Reflexiona bien en los resultados que puedas obtener. Luego que estés relajado y confiando en Dios, piensa bien sobre la decisión que vas a tomar, reflexiona sobre el hecho de que si esa decisión es respaldada por la Palabra de Dios o si va en contra de lo que Dios dice en su Palabra (“Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino”. Salmos 119:105 RV1960). Medita en los resultados que esa decisión puede traer. Piensa en todos los “pro” y los “contra”. Jamás tomes una decisión cuando este enojado, ni cuando las emociones estén a flor de piel, porque dichas decisiones casi nunca resultan bien. La mejor forma de tomar decisiones es cuando la cabeza este fría, cuando no haya emociones de por medio y cuando se ha reflexionado muy bien sobre lo que se va a hacer.

Tercero: No te apresures, tomate el tiempo necesario. Obviamente hay decisiones que tendremos que tomar rápidamente, quizá en minutos, pero las grandes decisiones casi siempre las podemos tomar con más tiempo. Si algo te ayudara a tomar una buena decisión es haberla meditado por un tiempo antes de tomarla. A veces no hay prisa, pero por apresurados a veces las cosas no salen como hubiéramos querido.

Cuarto: Confía en Dios porque Él hará. Si tú desde el principio descansaste en Dios y confiaste en que Él te ayudaría, pero sobre todo hiciste las cosas bien, conforme a su Palabra y justamente, entonces simplemente confía en que Dios obrara a tu favor, si así fuese su voluntad.

Algunas decisiones también necesitaran apoyo de algunos consejeros la Biblia nos lo dice: “Así que, no vayas a la guerra sin consejo sabio; la victoria depende de que tengas muchos consejeros” Proverbios 24:6 (Nueva Traducción Viviente). Y también en este otro pasaje: “Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan” Proverbios 15:22 (Nueva Versión Internacional).

La Biblia nos invita a confiar plenamente en Dios para que las cosas no vayan bien: “Pon tu vida en sus manos, confía plenamente en él, y él actuará en tu favor” Salmos 37:5 (Traducción en lenguaje actual).

Lo mejor de todo es que Dios mismo nos ha dado una promesa en la cual debemos de confiar: “El Señor dice: «Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti” Salmos 32:8 (Nueva Versión Internacional).

No te apresures a tomar decisiones de las cuales luego te arrepientas, es mejor tomar decisiones que vayan orientadas y respaldadas por Dios, porque dichas decisiones traerán buenos resultados.

Si en estos días tienes que tomar una decisiones, recuerda no hacerlo mientras te sientas enojado o molesto, no tomes decisiones orientadas por las emociones del momento, sino que relájate y descansa en Dios, reflexiona muy bien sobre lo que harás, no te apresures y tomate el tiempo necesario, pero sobre todo CONFIA en Dios para que dicha decisión sea la correcta y traiga a tu vida gozo en lugar de tristeza.

¡Las Mejores decisiones que podemos tomar, son aquellas en las cuales dejamos que Dios nos guie!

ESTUDIO en Lerma por él:
Pr. Víctor R. Preciado Balderrama

Les invito con mucho respeto a visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado (Mat 10:8b) “…de gracia recibisteis, dad de gracia”. Y que, con mucho amor he puesto algunos estudios que Dios me ha revelado. (Efesios 3:8) “A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo”. (Efesios 4:29) “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes”.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb
viclaly5757.blogspot.com
Publicar un comentario