miércoles, 28 de noviembre de 2012

PROPÓSITO Y PRINCIPIOS BASADAS EN LAS RELACIONES


PROPÓSITO Y PRINCIPIOS BASADAS EN LAS RELACIONES

(Mat.19:19) “Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
Principios que nos dirigen al propósito divino.
“Llevarse bien con otros” = Estar conectados.

Para ser efectivos, más exitosos en el ministerio de apoyo, desarrollando la visión debemos tener buenas relaciones con la gente.
1. Buenas relaciones con el pastor. Guía espiritual.
2. Buenas relaciones con otros servidores y colaboradores.
3. Buenas relaciones con los miembros de la iglesia.
4. Usted debe relacionarse bien con aquellos que están en autoridad sobre usted.
Pastor, apóstol, maestro, evangelista, profeta.
El factor clave de su éxito es la habilidad de someterse al que está en autoridad.
“Obedeced á vuestros pastores, y sujetaos á ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como aquellos que han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no gimiendo; porque esto no os es útil.” (Hebreos 13:17)

¿CÓMO NOS RELACIONAMOS Y PORQUÉ?
Sujeción con alegría, porque así nos es provechoso.
Tener una actitud de cooperar y ayudar con la visión.
Debe respetar y honrar apropiadamente a sus guías espirituales.
Antes de que alguien esté en una posición clave de servicio, observar si tiene sumisión.
Eje: Si el pastor comunica la visión que quede plasmada en la iglesia, y los servidores claves dicen “usted predique, yo hago lo mío. Yo no le digo a usted qué predicar” eso es una actitud de rebeldía.

Servidores de adoración y alabanza; En base al ministerio de la Palabra de fe que predicamos se debe alinear lo que se canta para la exaltación al nombre de Dios.
Conectados con la misma visión; Adorar por lo que Dios es.

Servidores que aconsejan; Hacerlo en la misma línea de lo que se enseña y predica. No manipulando, sino enseñando a que tomen decisiones de fe para vivir en victoria. Enseñando principios, para no ser dependientes.
Es un riesgo que personas que no demuestren sumisión estén sirviendo.
Pueden tener talento y habilidad, pero no una actitud correcta en la doctrina de Cristo. Si estos talentos y habilidades no los ponen a disposición de la visión, pueden causar más problemas que beneficios.
El respeto y la honra que usted le da al pastor que su cabeza es Cristo, a quien está en autoridad por Cristo, será ejemplo a seguir.

RELACIONARSE BIEN CON OTROS SERVIDORES Y COLABORADORES.
Hacerlo sólo con el apóstol no es suficiente. Debemos tener un sentido de equipo con los que trabajamos. En grupos de entrenamiento y servicio. “Así que, todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esta es la ley y los profetas.” (Mt. 7:12)

El Verdadero éxito es cuando todos funcionan en su potencial completa.
El ministerio nunca será la extensión del ego de alguien, sino una expresión del amor de Dios. Póngase la meta de ser un pacificador y no un generador de problemas.
“Si se puede hacer, cuanto está en vosotros, tened paz con todos los hombres.” (Rom. 12:18)

SAQUE AFUERA LO MEJOR DE OTROS.

Relacionarse bien con los miembros de la iglesia. Cultivar relaciones saludables, especialmente con los que están bajo su autoridad y supervisión.
Hay que manejar los temas sin levantar hostilidad. A algunas personas se les sube el TÍTULO A LA CABEZA. Eje: Roboam.

“Y ellos le hablaron, diciendo: Si te condujeres humanamente con este pueblo, y los agradares, y les hablares buenas palabras, ellos te servirán perpetuamente.” (2 Cró.10:7)

NO SIGUIÓ EL CONSEJO. ÉL TRATO MAL A LA GENTE. FALTA DE TACTO.

A la gente hay que tratarla con honra, respeto y sobre todo con amor. (1 Corintios 13)
Podemos crear un ambiente productivo en el que funcione con éxito el plan de Dios.
Alégrese por resolver situaciones conflictivas y dar buen fruto con su apoyo.



ESTUDIO en Lerma por él:
Pr. Víctor R. Preciado Balderrama




Les invito con mucho respeto a visitar el BLOGSPOT que Dios me ha regalado (Mat 10:8b) “…de gracia recibisteis, dad de gracia”. Y que, con mucho amor he puesto algunos estudios que Dios me ha revelado. (Efesios 3:8) “A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo”. (Efesios 4:29) “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes”.
http://viclaly5757.blogspot.com/?spref=fb
viclaly5757.blogspot.com

Publicar un comentario